¿A qué edad se puede esterilizar una gata?

Una de las dudas más comunes entre los dueños gatunos es a qué edad se puede esterilizar una gata ya que sabemos que esta es una de las decisiones más responsable que pueden tomar pero es necesario saber con exactitud el momento en el que el cuerpo de nuestra gata está preparado para esta operación sin que le cause daños.

a que edad se puede esterilizar una gata

¿A qué edad se puede esterilizar una gata?

Cuando decidimos adoptar una gatita lo mejor que podemos hacer es pensar en esterilizarla, esta es sin duda la mejor decisión que podemos tomar para el bienestar y salud de nuestra gatita así como también para la comodidad de todos los integrantes del hogar ya que el comportamiento de esta mejora notablemente. Una de las cosas que más nos despiertan dudas es la edad que debe tener nuestra gatita para esterilizarla.

Esterilizar a nuestra gata siempre es más complicado que si fuera un macho ya que sus ciclos reproductivos son diferentes, su celo es bastante frecuente y realmente son las que más sufren si no se hace a tiempo ya que amamantar a sus gatitos a la larga puede derivar en cáncer de mamas u otras enfermedades.

Lo ideal sería que lo hiciéramos antes del primer celo y no esperar que tenga su primera camada como lo aconsejan muchas personas.

¿A qué edad esterilizo a mi gato macho?

No tenemos una edad específica para esterilizar un gato, lo ideal sería hacerlo cuanto antes ya que aunque estos no tienen la complicación de quedar en estado como las gatas igual están expuestos a todas las enfermedades que se transmiten por esta vía. Lo ideal sería esterilizarlos antes de los 6 meses de edad para evitar el rociado de orina que hacen marcando su territorio.

Además no se irán de casa buscando pareja por lo que evitarás accidentes y peleas con otros gatos, permitiendo que se vuelvan más cariñosos con los dueños.

Si el gato ya es adulto pero tienes la necesidad de castrarlo para frenar su comportamiento lo ideal sería acudir a un veterinario y que este indique las pautas a seguir para que no sea algo traumático para nuestra mascota.

a que edad se puede esterilizar una gata

¿Esterilizarlas antes o después del primer celo?

La esterilización de las gatas es una operación delicada ya que requiere de anestesia, corte de piel, extirpación de los ovarios y en ocasiones del útero para luego proceder a suturar, aunque en ocasiones solo hacen la ligadura para impedir que accedan los óvulos al cuerpo e impedir así la fecundación pero esta última ya no se realiza ya que no evita que la gata tenga los síntomas del celo sino únicamente que esta salga preñada.

Pero es importante tener en cuenta que lo que queremos evitar es que tenga los síntomas del celo por lo que debemos hacerlo antes que lleguen a la pubertad, cosa que ocurre entre el mes 5 y 6 pero si no lo logramos tendremos que esperar que pase este primer celo pero manteniendo a la gata encerrada todo el tiempo para evitar que quede embarazada durante este, será un poco molesto ya que maullará fuertemente y con mucha frecuencia.

La pubertad en las gatas

La pubertad en las gatas ocurre entre los 6 y 9 meses aproximadamente sin embargo, esto está delimitado a varios factores que condicionan el adelanto o atraso de la llegada de la pubertad, como por ejemplo la raza de la gata ya que todas estas tienen características diferentes, ya que por lo general las de pelo largo podría tardar alrededor de un año mientras que las siamesas ya con 5 meses se encuentran en plena pubertad.

Otro factor es la presencia de machos ya que si esta gata convive regularmente con gatos suele verse estimulada y su celo se adelantara, pero en cambio si viven con gatas activas pueden retrasar su celo para evitar conflictos en el hogar. Las gatas que nacen en otoño o invierno suelen ser más precoces que las nacidas en otras épocas del año.

Ciclo estral de una gata

El ciclo estral de una gata puede ser ovulatorio o anovulatorio, el primero es el más común, que es aquel que viene con el cambio de comportamiento de la gata, estas se muestran inquietas y excitadas, maúllan con frecuencia mientras que el anovulatorio solo incluye la fase folicular, es decir, la maduración de los óvulos pero sin presentar cambios. Durante un mismo ciclo estral la gata puede ir del periodo anovulatorio al ovulatorio.

En algunas ocasiones se presenta la ovulación inducida, que ocurre cuando la gata recibe estimulación directamente sobre su cérvix. Durante el ciclo anovulatorio no se presenta la fecundación en cambio si se encuentra en la etapa ovulatoria una cópula realizada exitosamente dará sin duda paso a la fecundación.

La duración del ciclo estral de una gata va desde los 6 a los 8 días, se pueden producir varias veces en el año pero por lo general ocurre en los meses de más luz.

Etapas en las que se puede esterilizar una gata

Cuando tenemos una gata en nuestro hogar esta nos llena de alegría pero debemos tener en cuenta que también presenta una gran responsabilidad. Si hemos decidido de un principio esterilizarla lo mejor es hacerlo cuando estas aún están bastante chicas, así evitamos que venga al mundo una camada de gatitos no deseados y nos evitamos pasar por toda la etapa incómoda del celo. Lo ideal sería esperar que estén cerca del celo pero sin alcanzarlo, su peso debería rondar entre los 2 o 3 kilogramos.

Pero podemos entender que quizás haya llegado el celo sin que pudiéramos esterilizarla por esto hay que esperar que finalice y castrarla inmediatamente, siempre con la orientación de nuestro veterinario.

Hemos escuchado muchas veces que se debe esperar a que ellas hayan sido madres por lo menos una vez porque si no podría causarle daño al igual que aquellos que dicen que debe ser adulta, todos estos son mitos y realmente la esterilización depende de la decisión del dueño, del veterinario y de las condiciones de la gata.

Esterilizarla cuando ya es adulta

Muchas personas deciden esterilizar a su gata cuando ya esta es adulta ya que opinan que asi esta logra desarrollarse por completo por lo que no la castran hasta que haya finalizado su primer celo alrededor de los 8 o 9 meses. Esta es una de las decisiones más comunes y realmente está apoyada principalmente en mitos pero ya está aceptada por la mayoría de las personas.

Muchos expertos la aceptan ya que al eliminar los ovarios o en el caso de los machos, los testículos se detiene de golpe la producción de hormonas sexuales y estas de una manera u otra favorecen en el crecimiento del felino, la desventaja de esta decisión es que si vive con otros gatos o tiene libre acceso a la calle puede quedar embarazada y es un riesgo que no todos están dispuestos a correr.

Nunca es tarde para esterilizar a un gato por lo que si lo adoptaste ya mayorcito o nunca te lo habías planteado hasta hoy lo puedes hacer sin problema, acude al veterinario y este te dará todas las pautas a seguir para realizarlo de manera correcta y responsable.

Esterilizarla hacia el mes cinco

Normalmente la edad más popular para esterilizar a una gata es cuando estas tienen 5 meses ya que se dice que a esta edad ya su cuerpo se ha desarrollado casi en su totalidad porque su celo está muy cerca y su cuerpo ya está preparado para esto.

Esto es muy beneficioso ya que evitarás las conductas desagradables antes que comiencen a ocurrir asegurando una convivencia agradable en el hogar.

Si tienes planes de esterilizar a tu gata tienes que planificarlo con anticipación para que el médico realice los exámenes correspondientes y nos pueda colocar una cita antes del primer celo de nuestra hermosa mascota.

Esterilizarla mientras es muy joven

En algunos países existe la costumbre de esterilizar a las gatitas cuando están muy pequeños, obviamente con algunos criterios ya que estos deberían haber cumplido ya los dos meses para que puedan soportar la anestesia y deben tener un peso adecuado para su raza y edad. Esta operación no se realiza en todos los países pero es totalmente legal.

El miedo que se presenta es el pequeño cuerpo de la gatita ya que se requiere que el médico sea experimentado para lograr que la incisión sea perfecta, pero la ventaja es que se recuperan rápidamente de la intervención, pero existen médicos que insisten en que esta operación a tan temprana edad trae consecuencias sobre el desarrollo normal de la mascota.

Esterilizar a una gata en celo

Muchas personas han pensado en esterilizar una gata en celo, generalmente ocurre porque no hicieron los trámites a tiempo y el celo de la gata llegó sin ser esterilizadas entonces el plan sería interrumpirlo pero esta intervención, aunque posible, no es recomendable ya que al estar todas las hormonas en funcionamiento suele ser mucho más riesgoso que una operación normal.

Lo recomendable es esperar hasta que el celo haya cesado para realizarle la operación y si queremos que nuestra gata no quede en estado deberíamos evitar que salga a la calle durante este tiempo y alejarla por completo de los gatos macho.

Ventajas de la esterilización de gatas

Esterilizar a nuestra gata es la practica mas responsable y que más ventajas posee ya que los riesgos son mínimos y nos traerá mucha tranquilidad a casa, en primer lugar, evitaremos por completo la conducta sexual en lo que se incluyen las vocalizaciones, escapes, en el caso de los machos marcar con orina todas las zonas de la casa y demás conductas molestas.

Además esta gata ya no copulara y esto evitará por completo el contagio de enfermedades infecciosas que se pueden transmitir mediante los mordiscos en la monta, y en el caso de los machos las heridas que le proporcionan los otros cuando se disputan por una pareja. Las hembras reducirán el riesgo de desarrollar tumores mamarios y enfermedades en el útero.

¿Las pastillas son buena idea?

En realidad, no son buena idea, aunque existen y son usadas en algunos casos no es el mejor de los métodos. Se trata de pastillas o inyecciones en algunos casos que lo que hacen es inhibir la aparición del celo, pero de “ese celo” es decir, el que estaba por aparecer en ese momento por lo cual necesitará de este tratamiento cada cierto tiempo pero lamentablemente estos químicos tienen efectos secundarios muy graves para la gatita.

Muchas personas lo usan para inhibir la aparición del celo y así poder pasar a la esterilización quirúrgica de inmediato, sin embargo, todo esto deberá consultarse con el médico y que sea él, junto al dueño quienes tomen la decisión más acertada.

Costo de la esterilización

Para realizar la esterilización de nuestra gata lo más recomendable es que visites varios centros para elegir el más adaptado a tu presupuesto ya que se pueden conseguir precios muy dispares si es en clínica privada o en campaña de esterilización.

Sin embargo, debes tener presente que si no cuentas con los fondos necesarios siempre habrán sociedades protectoras que te puedan dar una mano en esta situación.

Postoperatorio y recuperación

Luego de la operación es necesario que la gata guarde reposo y se mantenga en un sitio limpio ya que tendrá una herida que podría infectarse y unos puntos de sutura que si no se cuidan adecuadamente podrían ceder y volver a abrirse la herida. Lo ideal sería colocarle un cono para evitar que se lama la herida.

También debemos estar a su lado, mantenernos atentos a cualquier cambio para notificarlo al médico y darle comida especial mientras se recupera. Es necesario volver al médico pasados unos 7 días para una evaluación y para retirar los puntos de sutura.

Si te ha interesado este artículo te recomendamos leer:

Categorías Gatos

Deja un comentario