Acné felino: ¿cuál es su tratamiento y síntomas?

Si tenemos un gato como mascota nuestro trabajo es cuidarlo y darle mucho amor, debemos mantener un higiene adecuada y proporcionarle alimentos correctos para que se desarrolle de manera adecuada, teniendo en cuenta que pueden desarrollar problemas como el acné felino el cual puede llegar a ser muy peligroso si no se detecta a tiempo.

Acné felino

Acné felino

El acné felino es uno de los problemas más comunes en los gatos aunque porque son tan leves pueden pasar desapercibido sin siquiera requerir tratamiento pero algunos son tan llamativos que necesitan atención médica inmediata. La zona más común de acné es la barbilla por la cuestión del marcaje ya que suelen frotarla sobre muchas superficies, sin embargo, en cualquier otra zona de su piel puede darse.

Existen unas razas más propensas que otras a desarrollar este problema sin embargo, todos tienen riesgos de pasar por esto independientemente de su raza, edad o sexo.

Es importante que si notamos que comienzan a aparecer puntos negros o espinillas en la piel de nuestro gato nos pongamos alerta y si en unos días no mejora pidamos la ayuda de un dermatólogo veterinario para que nos indique cuales son los pasos a seguir.

¿Cómo se forma?

En la piel del gato existen las glándulas sudoríparas y las sebáceas, estas últimas son las que produce el aceite o sebo, que sirve para lubricar los pelos del gato y para mantener su piel hidratada. Estas se encuentran en la barbilla, los párpados, los labios, el escroto y el dorso de la cola. Estas glándulas tienen una relación directa con el marcaje del gato ya que estas son las zonas que restriegan normalmente.

En ocasiones podemos observar que el gato deja manchas como de grasa por los lugares que intenta marcar, pero el problema llega cuando estas glándulas comienzan a producir más sebo del necesario porque las glándulas se tapan y comienza a producirse el acné, primero se comienza a formar una capa generalmente amarillenta que más adelante se convertirá en puntos negros o espinillas.

Acné felino

Causas

Principalmente el acné felino esta causado por la actividad excesiva de las glándulas de su piel, esto puede ocurrir por un problema en la queratinización de su piel que hace que las glándulas no actúen de forma correcta.

Sin embargo debemos tener en cuenta que esto puede estar directamente relacionado con la actividad hormonal que puede actuar de forma incorrecta debido a muchas causas, una de estas es el estrés. También puede deberse a problemas más serios como un sistema inmunológico comprometido lo que puede causar un sinfín de complicaciones o alguna infección importante que aún no ha sido tratada.

En gatos que tienen una higiene deficiente también se puede observar el acné o que se haya frotado contra objetos asperos o en mal estado. Es por esto que hay que prestar atención a cualquier cambio físico en el gato y estar alerta a ver si se presentan otras complicaciones.

Síntomas

Generalmente este es un problema que determinamos a simple vista por los cambios a nivel físico del gato, puede notarse con puntos negros, algunas pepitas, espinillas con punta de pus o solamente la zona de la barbilla que comienza a tomar un color diferente, que erróneamente confundimos con suciedad pero cuando comenzamos a limpiarla notamos que es difícil de eliminar. En ocasiones también podemos notar que sus mejillas y barbillas están muy enrojecidas o inflamadas.

Notaremos que nuestro gato intentara frotarse más esa zona sobre superficies que antes no lo hacía y comienza a rascarse de forma constante. Este debería ser el primer signo de alarma.

Si no se trata a tiempo o se debe a enfermedades más graves podemos notar que el gato mancha demasiado de sebo las superficies, pierde el apetito, se muestra más arisco e incluso puede comenzar a perder peso.

Tratamiento del acné felino

Cuando notamos que nuestro gato presenta un problema de acné debemos acudir de inmediato al veterinario, aunque en ocasiones este problema se cura por sí solo, lo ideal sería que un experto evalúe el alcance del problema y si necesita tratamiento o no. De requerir será un tratamiento sencillo con el fin de eliminar el exceso de sebo, puede ser con un jabón desinfectante, el cual curará al gato si el caso es leve.

En caso de problemas más graves requiere de la administración de antibióticos orales, muchos veterinarios optan por recetar tratamientos tópicos pero esto no es lo más práctico ya que los gatos se lamen constantemente. El medicamento más común es el corticoide y el peróxido de benzoico.

Mantener a raya el acné felino requiere de un rasurado constante y una higiene especial. Si la causa del acné corresponde a determinadas infecciones es probable que el tratamiento solo lo desaparezca por unos días para volver a comenzar hasta que la infección este totalmente curada.

¿Es grave el acné felino?

Cuando nos enteramos que nuestro gato esta padeciendo un caso de acné felino, es normal que nos preocupemos, que lleguemos a tener miedo pero recordemos que para informarnos y tranquilizarnos están los veterinarios, por esto ante cualquier sospecha debemos acudir a estos de inmediato porque no suelen ser graves mientras se traten a tiempo.

En primer lugar, lo importante es determinar la causa ya que puede deberse a una infección bastante grave o a una patología importante que jamás mejorará si no se trata a tiempo. Pero es importante que sepamos que si este acné es grave los poros pueden infectarse creando una foliculitis o la formación de espinillas con pus lo que requeriría de un tratamiento más extensivo con la aplicación de antibióticos.

En fin, no es una enfermedad alarmante y peligrosa si se trata a tiempo ya que no suele causar mayores problemas, como la mayoría de las enfermedades la gravedad consiste en el tiempo que duren para diagnosticar e iniciar el tratamiento. También debemos tener muchos cuidados con los remedios caseros para el acné felino, ya que no siempre suelen ser efectivos.

¿Por qué los gatos tienen acné?

No podemos establecer una causa específica sobre por qué los gatos tienen este problema, tampoco existe una edad o raza que los haga más propensos, simplemente se da obedeciendo a una serie de factores los cuales pueden deberse a problemas en las glándulas, alergias, irritación por roce o algún tipo de infección. Sabemos que como parte del marcaje los gatos suelen frotarse sobre superficies que en ocasiones pueden estar sucias y generar infecciones.

El acné felino también lo puede provocar la alergia a un alimento o sustancia específica o alguna infección importante en cualquier parte del cuerpo, incluso si esta es viral.

Una doctora experta en este tema ha determinado que incluso el estrés y la debilidad ocasionada por el padecimiento de alguna enfermedad o el uso de ciertos medicamentos pueden causar acné felino.

Prevención del acné felino

Aunque no existe una causa exacta que provoque este problema existen ciertos métodos para reducir los factores de riesgo y en gatos que ya lo padecen evitar la reaparición tan constante.

En primer lugar, debemos de cuidar mucho de la higiene, manteniendo limpio no solo el área donde duerme el gato sino todo el ambiente en el que se desenvuelva porque estos se rozan con todo.

También debemos cambiar los contenedores de comida de plástico por un material como el vidrio o el metal y limpiarlos diariamente, botando los restos de bebida o de comida y lavando bien.

Los platos debemos colocárselos un poco elevados del nivel del suelo para que la barbilla no entre en contacto directo y esta debe limpiarse luego de cada comida ya que es el área más afectada. Podemos optar por darles alimentos que no ensucien tanto, como el pienso seco.

Si el gato ya ha padecido este problema, una manera de controlarlo sería mantener corto el pelo de la zona que ha sido afectada y vigilar a conciencia su alimentación, notando si algún alimento le da alergia para eliminarlo por completo de su dieta y si lo notamos muy débil por alguna enfermedad o el uso de algún medicamento debemos comenzar a incluir vitaminas en su dieta siempre con la supervisión de un veterinario.

Problemas con los persas

En la raza persa ocurre un problema muy común que se le conoce como “cara sucia”, este ha sido confundido en ocasiones con el acné felino por la zona que afecta pero no tiene nada que ver, esto en realidad es una dermatitis facial idiopática que es muy común en estos gatos pero lamentablemente se convierte en un problema muy difícil de tratar ya que lo causa el constante lagrimeo de sus ojos y frenar esto es muy difícil.

Se le denomina cara sucia porque se muestra como una mancha negra dura que abarca desde los ojos hasta la barbilla, parece que se le hubiera derramado algún material encima.

Esta es una enfermedad delicada que debe tratarse a tiempo y tener mucho cuidado de no tratarlo como si fuera acné felino ya que podríamos agravar la situación, el veterinario es el único que puede establecer un tratamiento a seguir para controlar esta condición.

Si te ha interesado este articulo deberías echar un vistazo a:

Categorías Gatos

Deja un comentario