Conoce todo sobre las Aves Migratorias

Las migraciones en los animales es un fenómeno que consiste en su desplazamiento de un lugar a otro por diversas razones, ya sea por cambios climáticos, por su reproducción o por la amenaza de otras especies, en el siguiente artículo trataremos todo sobre las Aves Migratorias.

AVES MIGRATORIAS

¿Qué se conoce como Migración de las Aves?

El evento que denominamos como Migración de las Aves no es más que el desplazamiento que realizan muchas especies recorriendo grandes distancias de un lugar a otro. Cada año las aves migratorias siguen el mismo comportamiento, viajan de norte a sur, otras de este a oeste, las rutas que siguen son diferentes para cada tipo de especie que viaja.

Los motivos que las llevan a las aves a migrar son diversos, se pueden observar migraciones totales de especies desde el hemisferio norte hacia el hemisferio sur y viceversa. El invierno puede resultar intenso en el territorio donde se reproducen por lo que deben trasladarse a lugares donde la obtención del alimento sea más fácil para sobrevivir.

Hasta ahora, se conocen alrededor de diez mil especies diferentes de aves, de las cuales se calcula que mil ochocientas han sido clasificadas como aves migratorias, clasificadas  principalmente por su necesidad de trasladarse antes de que ocurran variaciones del clima debido a las diversas estaciones.

La migración de las aves se caracteriza por duración del desplazamiento que puede durar meses como por ejemplo en el caso de algunas aves rapaces que duran hasta dos meses en su migración. Las aves migratorias poseen una extraordinaria capacidad para realizar vuelos de larga distancia, pueden realizar viajes desde el círculo polar hasta el sur del continente de África.

El desplazamiento que las aves migratorias son capaces de hacer, amerita de ciertas capacidades y características para poder resistir, en muchos casos grandes distancias que para cualquier otro animal sería imposible de hacer, entre las cuales mencionamos.

Las aves migratorias poseen un cuerpo muy resistente para realizar viajes de miles de kilómetros de distancia. Tienen un excelente sentido de orientación, lo que resulta extraordinario debido a lo complicado de las utas que siguen. Son capaces de adaptarse a los cambios climáticos de un lugar a otro.

Así mismo, es importante destacar el sistema inmune que tienen, ya que suelen estar expuestas a organismos y parásitos que podrían transmitirles cualquier tipo de enfermedad. De igual manera se destaca que en una misma especie, no toda la población es migratoria, hay aves que no migran.

¿Por qué las Aves Migran?

La migración de las aves es un desplazamiento voluntario, se repite cada año en la misma época y es un viaje que consta de ida y regreso. Existen diferentes causas que determinan la necesidad de las aves para buscar un nuevo hábitat, los cambios climáticos son unos de los principales motivos que obligan a las aves a desplazarse del lugar donde viven, el invierno y las nevadas, no permiten las mejores condiciones de vida. Algunas de estas causas serían las siguientes:

Condiciones climatológicas

Los permanentes cambios del clima en una región están considerados como una de las principales causas de migración, lo que provoca que las aves tengan que desplazarse de un lugar a otro en búsqueda de un mejor clima.

Escasez de alimentos

Un motivo para que exista escasez de alimentos es el clima, en el clima frío o helado, las aguas donde beben las aves se congela o puede nevar en las zonas donde buscan su alimento, lo que provoca que las aves no puedan acceder a la comida que necesitan.

AVES MIGRATORIAS

Cambios en la duración del día

Como las aves no pueden determinar la duración de los días, emigran a otras zonas. La primordial ventaja como consecuencia del desplazamiento de las aves migratorias está considerada como energética, debido a que la duración más larga de los días durante el verano proporciona mayor oportunidad a las aves que se encuentran en proceso de reproducción para alimentar a sus crías.

Por otra parte, la duración de las horas del día permite que las aves diurnas desarrollen nidos más grandes que las especies no migratorias, cuando los días se van haciendo más cortos las aves migratorias van regresando a las regiones cálidas donde la cantidad de alimentos varía muy poco en relación a la estación.

Así como los desplazamientos de las aves migratorias presentan ventajas, también tienen presencia riesgos relacionados con el elevado estrés que sufren las aves, el coso energético y otros riesgos que implican el proceso de migración. Las concentraciones que realizan las aves migrantes en los lugares de parada transitoria, los hacen sensibles al ataque de parásitos y organismos capaces de transmitir enfermedades a las aves.

Migraciones de larga distancia

Son las migraciones que realizan las aves desde el norte hasta los trópicos cuando cambian las temperaturas de acuerdo al clima, principalmente las aves que realizan estas migraciones de larga distancia son las golondrinas y algunas aves rapaces.

Así mismo, algunos tipos de aves migratorias, como patos, gansos y cisnes cuya reproducción se realiza en el norte, también realizan las migraciones de larga distancia, pero tendrán que viaja al sur cuando las aguas se congelan en las zonas árticas de cría.

La mayoría de las especies de patos se quedan en el hemisferio norte, pero en países con climas más templados, pero los gansos de pico corto, migran desde Islandia a Gran Bretaña y países vecinos. Las rutas migratorias tradicionales son aprendidas por las aves jóvenes durante la primera migración que realizan con sus padres.

Para algunas especies de aves acuáticas, es necesario que a lo largo de la ruta migratoria, puedan contar con alimentos en las paradas que realicen para abastecerse durante cada tramo de viaje.

Las aves pertenecientes a la especie de Limosa Lapponica, poseen el récord de vuelo sin parada más largo de un ave migratoria, vuelan desde Alaska hasta Nueva Zelanda, antes de emprender la migración el 55% de su peso corporal está constituido por grasa acumulada para tener energía durante el viaje.

Migraciones de corta distancia

Las aves migratorias de corta distancia son aquellas especies que realizan desplazamientos a distancias cortas, que pueden desde elevaciones altas a elevaciones más bajas de una región montañosa. Estos desplazamientos son realizados debido a que sufren  problemas climáticos, realizan pequeños viajes para trasladarse a zonas cercanas donde consigan mejor alimentación e igualmente resulte más sencilla la reproducción.

El ejemplo más representativo de éstas migraciones de corta distancia las realizan los pinzones vulgares o los mirlos. Aquellas aves que se reproducen en montañas y páramos, solamente se mueven para escapar de las tierras frías. Por otra parte, en los trópicos no hay variación en la duración de las horas de luz en todo el año y siempre las aves tendrán alimentos.

Tipos de Aves Migratorias

La migración de las aves constituye un fenómeno determinado de cada especie de ave, sujeto a sus necesidades climáticas, alimenticias y/o reproductivas. No todas las aves sienten la necesidad de migrar ya que muchas de ellas pueden permanecer en los lugares naturales donde habitan, siempre que se adapten a las condiciones para poder sobrevivir durante todo el año, además de poder contar con la alimentación y las condiciones para su reproducción. A continuación algunos nombres de aves migratorias más conocidas:

La Grulla Común

Es un ave migratoria que viaja entre Eurasia y África, posee un gran tamaño además de patas y cuello largo, puede medir hasta 130 centímetros de altura y 240 centímetros con las alas abiertas. La mayor parte del cuerpo así como su plumaje son de color gris, los colores de la cabeza pueden ser de diferentes tonos, rojo, blanco y negro.

Los ejemplares machos y hembras de ésta especie solo se diferencian cuando son jóvenes, ya que las puntas de las plumas son de color ocre, el cambio del plumaje lo realizan dos veces al año, tiempo durante el cual no tienen la capacidad para volar.

La Golondrina

Representa el ave migratoria más extendida en el mundo, se encuentran en Europa, Asia, América y África. En el invierno se desplazan Hemisferio Sur y en primavera se localizan en Sudamérica, África y Oceanía.

Tienen una longitud de 19 centímetros de longitud que incluyen 7 centímetros de las plumas de la cola. Con sus alas extendidas, miden 35 centímetros y su peso no supera los 25 gramos. La parte superior del cuerpo es de color azul oscuro con un brillo metálico, en la frente, la barbilla y la garganta las plumas son rojizas. La garganta y el pecho presenta una franja de plumas de color azul oscuro.

Los machos y las hembras, se diferencian por las plumas de la cola que en las hembras resultan más cortas. El tamaño de las patas les permite posarse de manera horizontal, lo que les facilita tomar el vuelo desde el suelo.

La Becasina

Es un ave que forma parte de las aves migratorias de invierno y de verano, tienen un plumaje de color entre negro y gris con motas amarillas con unas líneas en forma de V de color blanco. Poseen un pico largo y flexible de color amarillo verdoso que le ayuda a perforar y aspirar para buscar su alimento como insectos, lombrices y material vegetal, sus patas son cortas de color gris verdoso.

Pesa entre 115 y 120 gramos y mide entre 25 y 29 centímetro de largo. En invierno pierden reservas de grasa, en el verano se pueden ver en zonas costeras y en cerros pequeños. En el invierno migran hacia el norte sobrevolando las islas Malvinas.

Emite sonidos para alejar a los intrusos y depredadores, se alimentan de moluscos e invertebrados, poseen además una larga lengua para tragar desde el suelo los gusanos pequeños. La hembra de esta especie pone 2 o 3 huevos moteados de color canela y marrón, su incubación dura 21 días de incubación y los huevos con cuidados por igual tanto por el macho como por la hembra.

El Charrán Ártico

Es una especie de ave marina,  realiza un viaje migratorio de ida y vuelta desde las  zonas de cría en el norte hasta los océanos cercanos a la Antártida donde pasa el invierno, por lo que vuela durante ocho meses al año, considerando éste viaje como la migración más larga del mundo.

Charrán Ártico

Tienen un tamaño mediano entre 33 y 36 centímetros de largo, el en los adultos de ésta especie es gris en las partes superiores, con cuello y capuchón de color negro y mejillas de color blanco. De color rojo oscuro son el pico, las patas y los dedos palmeados.

Viven por más de 20 años, alimentándose de peces y de invertebrados marinos, de ésta especie existe una población estimada de un millón de parejas reproductoras. El peso de estas aves puede ser de 86 a 127 gramos. El charrán ártico tiene un plumaje en verano donde predomina el color gris y blanco, con las mejillas y garganta blancas, las patas son cortas y los dedos de las patas palmeadas de color rojo.

Así mismo, el pico es recto y de color rojo, tan largo como la cabeza, el cuello y el capuchón son de color negro hasta la parte baja de los ojos. La cola de color blanco es bifurcada, con plumas largas con el borde de color gris. Los ejemplares de esta especie, macho y hembra son físicamente similares.

La Pardela Sombría

Es una especie de ave que se encuentra distribuida por los océanos Atlántico y Pacífico, además del Índico meridional. Llega a volar en su migración hasta 910 km por día. Posee un tamaño mediano, con alas alargadas y puntiagudas, presenta colores generalmente oscuros con partes de color gris plateado en las partes inferiores de las alas.

Las patas de éstas aves se pueden observar detrás de la cola cuando vuelan. Los ejemplares machos y hembras no tienen diferencias notorias. Las hembras ponen un solo huevo, realizando la incubación ambos sexos con una duración de 52 a 56 días.

Los padres alimentarán las crías en la noche, la cría abandonará el nido 97 días después de haber nacido. Para buscar alimento esta especie se sumerge unos centímetros debajo del agua y nadando con las alas para atrapar el alimento que flota o que se encuentra apenas por debajo de ella mientras descansa sobre el agua, que por lo general se trata de peces, camarones y otros crustáceos.

El Playero Rojizo

Esta ave migratoria es de patas cortas, con pico recto y corto, tiene una franja de color blanco en las alas que se destaca cuando vuelan. Estas aves presentan una parte movible al final de la columna vertebral, de la cual salen las plumas de la cola de color gris claro. Las aves adultas tienen la parte inferior de color ladrillo, presentando las jóvenes un color gris.

Las patas de esta especie son de color negro durante la época de reproducción, pero en otros momentos son de color verde grisáceo. El pico es de color negro, y el iris de los ojos presenta el color marrón. Mide de 23 y 25 cm aproximadamente y pesa aproximadamente 135 gramos.

Se reproduce en la región polar de América del Norte y migra hasta Argentina en el invierno Ártico, realizando varias paradas para alimentarse. Se alimenta de pequeños invertebrados, moluscos y crustáceos. Construye sus nidos en el suelo con forma de copa y lo acondiciona con hojas secas y líquenes, la hembra generalmente pone 4 huevos de color verdoso con puntos oscuros.

La Agachadiza Real

Estas aves están consideradas como las aves más rápidas del mundo, pueden realizar un vuelo sobre toda Europa, desde Suecia hasta África, en dos días sin descansar, alcanzando una velocidad de aproximadamente 97 kilómetros por hora, antes de realizar sus vuelos duplican su peso corporal, y todo ese peso es perdido durante el vuelo, cuando llegan finalmente a África están delgadas y agotadas.

Para el año 2011, se realizó un estudio que demostró a través de las marcación con geolocalizadores, que esta ave era capaz de recorrer más de 6.000 kilómetros en 48 horas, a una velocidad media de casi 100 km/h. Se reproduce en zonas pantanosas abiertas, después del periodo de reproducción se puede localizar en bordes de lagos, campos inundados, etc.

Su principal fuente de alimentación son las lombrices, además de moluscos, insectos y semillas de plantas acuáticas. Construye sus nidos en zonas donde la vegetación sea espesa, en el suelo, donde la hembra coloca aproximadamente cuatro huevos.

Estas aves migratorias localizan su área de reproducción desde las montañas de Escandinavia hasta el este de Polonia y desde los Países Bálticos hasta el oeste de Siberia. En Europa se localiza una población de alrededor de 100.000 parejas reproductoras, pero éste número cada año va disminuyendo.

El Ánsar Indio

Es un ave migratoria típica de las zonas montañosas, tiene una longitud de 71 a 76 centímetros, con un peso de 2 a 3 kilogramos, su cuerpo es de color gris claro con manchas negras y blancas en su cabeza y cuello. Ubica su nido en la tierra entre  la vegetación y en algunas oportunidades en los árboles, la hembra coloca de 4 a 6 huevos, incubados de 27 a 30 días, las crías están listas para volar cuándo tienen casi dos meses. Su alimentación se basa en plantas, granos y raíces.

Son aves originarias de Asia, reproduciéndose principalmente en Mongolia, China y el Tíbet, habitualmente se puede observar en parques zoológicos. Durante sus rutas migratorias, está considerada como el ave que vuela a una mayor altitud, ya que debe atravesar la cordillera del Himalaya entre Mongolia y la India.

Se considera que algunas de estas aves han llegado a volar a más de 7.000 metros de altitud, alcanzando esta altitud moviendo sus alas en todo momento.

La Cigüeña Blanca

Es una ave migratoria de gran tamaño que presenta un característico plumaje blanco y con plumas de vuelo de color negro, el pico es largo y presenta una tonalidad rojiza cuando el ave es adulta, en los ejemplares jóvenes el ojo es menos intenso y en las crías son de color negro, sus patas son de color rojo anaranjado en las adultas y rosadas en las jóvenes. Cuando ejecutan sus vuelos adoptan una postura característica, con el cuello y las patas estiradas.

Posee una característica particular en cuanto a la emisión de ciertas vocalizaciones que expresan alarma cuando siente la presencia de individuos extraños cerca de sus nidos. España, es el país que cuenta con la mayor cantidad de ejemplares de ésta especie, se calculan en alrededor de más de 60.000 cigüeñas. Los ejemplares machos y hembras son iguales en cuanto a forma, coloración y tamaño.

Las crías al cumplir 1 mes ya pueden mover sus alas, a los dos meses ya practican el vuelo y a los 3 meses ya son totalmente independientes. Los padres colocaran en los picos de las crías la comida, hasta que sean capaces de picotear el alimento sólido. Los dos padres participan de la incubación de los huevos, realizan turnos para que los huevos nunca se enfríen, éste periodo tiene una duración de 30 días.

La cigüeña blanca

Los huevos de la Cigüeña blanca son de color blanco un poco más grandes que los huevos de una gallina. Generalmente la hembra deposita en el nido, alrededor de 4 huevos, pudiendo llegar hasta 7 huevos. Todos los años la misma pareja de cigüeña, regresa a su nido, va colocando nuevas ramas hasta llegar a conformar nidos de hasta 2 metros de diámetro.

Visión histórica de la Migración de las Aves

El estudio y la observación de la migración de las aves se realiza desde hace aproximadamente 3000 años, siendo mencionadas por los poetas griegos Hesíodo, Homero, Heródoto, Aristóteles y otros. En la Biblia también se menciona las migraciones de las aves en el Libro de Job, así como en los escritos del profeta Jeremías.

El filósofo Aristóteles menciona que las grullas viajan de las estepas a los pantanos de las cabeceras del Nilo y que las golondrinas, además de otras aves pasaban el invierno en un estado de letargo. Estas consideraciones estuvieron vigentes hasta el año de 1878, cuando Elliott Coues, ornitólogo, realizó una investigación con la presentación de 182 trabajos que se referían a la hibernación de las golondrinas.

Sólo hasta comienzos del siglo XIX fue que se consideró que la causa de la desaparición de las aves en el invierno era la migración, motivada a los climas fríos del norte.

Para los profetas del Antiguo Testamento la migración de aves representaban los caminos de Dios, ya que las aves volaban a través de los cielos del Sinaí y el Mar Rojo, desde el norte de Europa hacia África. En las islas del Mediterráneo, se consideraba que la migración de las aves era el mejor momento para el inicio de las siembras.

Movimientos de Irrupción y dispersión de las Aves Migratorias

Los movimientos de Irrupciones de las aves migratorias son los que realizan de manera imprevisible e irregular, debido a la ocurrencia de condiciones ambientales desfavorables, como olas de frío, lluvias torrenciales, sequías prolongadas, etc. Cuando se presenta la escasez de alimento en aquellos lugares donde las aves migratorias regularmente viven en el invierno, se desplazan hacia el sur, siendo el número de aves y las distancias totalmente diferentes en cada año.

En cuanto a la dispersión de las aves migratorias, ésta se refiere al desplazamiento que realizan en cualquier dirección, principalmente cuando las aves jóvenes se independizan de sus padres, alejándose del lugar de reproducción para desarrollar sus propios territorios.

Anatomía de las Aves Migratorias

La anatomía de las aves así como su comportamiento son factores determinantes en el proceso migratorio, además de la capacidad que poseen para modificar algunos aspectos de su organismo y hábitos que favorecen la realización del recorrido que estas aves deben hacer. Es difícil determinar las distancias que recorren las aves que migran, algunas especies de aves terrestres recorren aproximadamente 2.500 Km, y las aves playeras pueden recorrer  4 000 Km, por lo que se estima que vuelan sin parar alrededor de 3 o 4 días.

Estos largos recorridos de las aves requieren de energía y agua que deben ser almacenados en el cuerpo del ave, a pesar de que algunas especies realizan paradas para abastecerse, todo esto conlleva a las aves a realizar cambios en su metabolismo y comportamiento. Las rutinas alimenticias deben cambiar antes de la realización de los desplazamientos, por otra parte las aves sufren de hiperfagia, se alimentan en exceso para que se eleven sus reservas de grasa, la grasa es almacenada en la espalda, cuello y bajo las alas.

Otra modificación anatómica que sufren algunas especies que no se alimentan durante el desplazamiento,  es la reducción del tamaño de su intestino antes de migrar. Así mismo, se puede notar que las  aves  migratorias  tienen  las  alas  más largas y puntiagudas que las especies que no migran, los músculos pectorales tienden a ser más largos y con mucha fibra de vasos sanguíneos que transportan oxígeno y nutrientes, lo que hace que los músculos pectorales sean más eficientes.

En las aves migratorias que vuelan a grandes alturas para soportar los bajos niveles de oxígeno poseen una alta  concentración  de  glóbulos  rojos, lo que hace que el transporte  de oxígeno se realice más rápido y además presentan dos tipos de hemoglobina diferentes para transportar  y  liberar el oxígeno.

Para el mejor aprovechamiento de las condiciones del clima algunas especies de aves  migratorias cambian sus conductas de vuelo, las aves rapaces son generalmente solitarias pero cuando migran se agrupan para realizar los desplazamiento, volando de día a fin de aprovechar las corrientes de aire para el planeamiento sin mayor esfuerzo y gastando las mínimas energías.

Las especies de aves migratorias hábitos diurnos pero que realizan sus migraciones en las noches lo hacen debido a que en la oscuridad disminuyen el riesgo que corren con los depredadores, además de que por las altas temperaturas durante el día, de noche la deshidratación es menor y por el día se alimentan.

¿Cuándo realizan la Migración las Aves?

El cambio en la duración del día produce en las aves migratorias un estímulo en sus funciones biológicas, siendo uno de ellos los cambios de hormonales que presentan. Las aves poseen dos mecanismos que determinan las funciones que realizan su organismo de manera diaria y anual. Las funciones diarias se rigen por los ciclos de luz solar y temperaturas y los ciclos anuales actúan en el sistema hormonal determinando cuando muda el plumaje, migrar y reproducirse.

De igual manera, los tiempos de partida y llegada de las poblaciones migratorias solamente varían unos cuantos días de un año a otro, la duración de los días y los cambios ambientales como las lluvias y los vientos, determinan los fisiológicos que sufren las aves.

En las aves migratorias todos estos cambios, tanto los ambientales como los fisiológicos, generan un estado de hiperactividad que los investigadores de este fenómeno han denominado inquietud migratoria, reflejándose en la intranquilidad que presentan las aves y los pocos periodos de sueño que tienen en las noches.

Así mismo, las especies migratorias comienzan a comer en exceso y a acumular grasa en sus músculos pectorales, el dorso, las axilas y el abdomen, lo que se convierte en el combustible para realizar sus largos viajes, a pesar de que muchas veces en las rutas migratorias se cruzan grandes extensiones de agua, las aves no se detienen a comer hasta que lleguen a su destino, teniendo como resultado la pérdida a veces de casi la mitad de su peso durante el viaje.

En las especies en que se da la poliginia, en donde un macho puede aparearse con más de una hembra, y un dimorfismo sexual que se refiere a las diferencias en las fisonomía de ambos sexos, generalmente los machos vuelvan más pronto que las hembras a los sitios de reproducción, recibiendo esta conducta el nombre de protandria que define que la madurez del macho se realiza antes que la madurez de la hembra.

En conclusión, la duración y la dirección de los movimientos de las aves migratorias están determinados por la disponibilidad de alimento que consiguen en los diferentes ecosistemas por los que pasan. Se estima que casi la mitad de las aves del mundo, viajan entre el verano y el invierno, cruzando continentes y océanos.

La gran mayoría de aves migratorias realizan sus desplazamientos por su instinto, fisiológicamente están preparadas para hacerlo cuando les llega el momento, por lo que se considera que cuando se combinan las condiciones que ocurren (baja de temperaturas, disminución de las horas de luz, etc.) las aves migratorias reaccionan y en su organismo comienza un cambio hormonal, por lo que mudan las plumas, comen más y comienza el deseo de cambiar de hábitat.

Estudios han determinado que las aves migratorias comen hasta un 40 por ciento más antes de comenzar la migración, actividad que algunas hacen por el día y otras especias la realizan por la noche. Los desplazamientos migratorios generalmente son realizados en las horas donde no hay sol y la dirección que toman es instintiva.

Se dice que las aves migratorias pueden sentir los campos magnéticos y usarlos como sistema de navegación, pero lo que no se ha podido determinar es como lo hacen, pareciera que las aves tuvieran radares en los tejidos nasales asociados con neuronas en su cerebro, de cualquier manera, la dirección que toman es algo que tienen genéticamente grabado, no siendo algunas veces tan preciso.

Por lo general, las aves migratorias tienen varios tipos de migración y ha sucedido que se han confundido de ruta y no han sabido cómo seguir y en ocasiones las aves más jóvenes se han perdido, resultando que no siempre su orientación resulta perfecta.

El medio ambiente es un factor determinante para las rutas de migración, aunque las aves migratorias viajan con una tormenta, solo lo harán si el clima no es demasiado frío o si hace mucho viento, si las condiciones climáticas no se lo permiten, descansan por la noche hasta el día siguiente. Igualmente, si no tienen el peso suficiente para continuar el viaje, pararán para comer y descansar hasta conseguir su peso ideal.

¿Hacia dónde se orientan las Aves?

Las aves migratorias para saber la dirección en la que deben volar para llegar a su destino utilizan básicamente tres guías, el campo magnético, las estrellas y el sol, de igual forma les sirve de mucha ayuda los sentidos del olfato, el oído y la vista. Así mismo, se cree que las aves migrantes de largas distancias se dispersan cuando son jóvenes, llegando a sitios de cría o a lugares favoritos para la invernación.

Durante el desplazamiento, las aves migratorias se tienen que enfrentar a diversos peligros que implican la travesía como los cambios atmosféricos impredecibles, huracanes o tormentas, que los pueden alejar de su ruta y provocar muertes masivas.

La orientación que siguen las aves migratorias dependerá de su ruta y de la hora en la cual realizan sus desplazamientos, algunas exclusivamente viajan de día, como las aves de presa y las golondrinas, otras realizan sus viajes exclusivamente de noche, como los cuscús, los chipes y otras paserinas y hay también especies que de igual manera viajan de día o de noche como los patos y las aves de playa.

Las aves migratorias utilizan diversos formas como guía para orientarse, una de ellas es utilizar las formas reconocibles del terreno, como por ejemplo: las montañas, los ríos, las praderas y los valles, las aves migratorias realizan sus primeros desplazamientos acompañadas por aves adultas que ya conocen el camino. Igualmente se cree que las aves son capaces de reconocer cúmulos de nubes cuando vuelan sobre los océanos.

Existe una teoría propuesta hace muchos años, basada en investigaciones que determinan las aves migratorias pueden detectar cambios en el campo magnético de la Tierra,  esta teoría determinó que al colocar imanes en la cabeza de palomas mensajeras éstas se desorientan, lo cual explica cómo algunas aves encuentran su ruta en cielos muy cerrados y bajo extremas condiciones atmosféricas.

Otros factores que determinan la orientación de las aves migratorias los constituyen las estrellas y el Sol, para muchas representan las guías más importantes en sus viajes, siendo la posición del sol en relación a sus lugares de partida lo más indicado para seguir la dirección correcta, así mismo, las aves que migran de noche utilizan las estrellas.

Otros mecanismos utilizados como guía de orientación están representados por algunos olores y los cambios en la presión atmosférica, que algunas aves son capaces de detectar. De igual forma, estudios de las aves migratorias han determinado que las rutas migratorias tienen cierto componente innato o genético, ya que aves jóvenes de varias especies pueden realizar solos su primer vuelo por la ruta de la especie.

¿Qué se denomina como Vagabundeo de las Aves Migratorias?

El término Vagabundeo es utilizado para denominar el fenómeno que ocurre cuando aves jóvenes en su migración pierden el rumbo que podría suceder al sobrepasarse de su lugar de destino, apareciendo fuera de su área de distribución, es decir, vuelen más al norte que el área de cría habitual quedando como vagabundas por varios kilómetros fuera de su ruta, a éste fenómeno se le denomina migración revertida.

De igual forma se debe señalar que la migración de las aves se realiza principalmente por causas estacionales, no tiene ninguna relación con determinados desplazamientos violentos y fortuitos que realizan algunas especies, que también reciben la denominación de vagabundeo.

Como ya se ha mencionado las migraciones son desplazamientos motivados principalmente por los cambios climatológicos, son predeterminados y tienen un punto de salida y un destino preciso, que las aves migratorias han realizado a través de muchos años de evolución.

Preparación de las Aves para la Migración

Las aves migratorias cuentan con diversas estrategias para la migración que estarán relacionadas o dependen de factores como las características propias de cada especie, las rutas migratorias y las condiciones ambientales. Podemos observar que existen especies de aves migratorias en las que todos sus individuos se desplazan, en otras sólo algunas lo hacen, igualmente encontramos las denominadas aves de paso, que permanecen poco tiempo en la misma región, o con aves extraviadas.

Sus desplazamientos pueden ser realizados en varias etapas, deteniéndose o sin realizar ninguna parada. Es importante destacar que las aves comparten una razón determinante para la migración, antes de iniciar los desplazamientos acumulan reservas energéticas en su organismo en forma de grasas y azúcares, para que les permita el desplazamiento durante mucho tiempo sin necesidad de detenerse para ingerir alimentos.

Las aves pequeñas pueden duplicar su peso antes de iniciar los desplazamientos. Es posible enseñar a las aves una ruta de migración, se realizaron pruebas con ejemplares de gansos en donde se utilizaron aviones superligeros en Estados Unidos para enseñar rutas migratorias seguras.

Cambios en la Migración de las Aves

Como ya hemos dicho, en la realización de la migración de las aves es determinante la presencia de ciertos algunos factores, siendo los más determinantes el clima y los alimentos, pocas especies de aves soportan los inviernos de Canadá o los del norte de Eurasia. El Mirlo Euroasiático migra en Escandinavia, pero no los que viven al sur de Europa.

En las aves donde predomina la alimentación con insectos la migración la realizan a largas distancias, por lo que tendrán que viajar al sur para pasar el invierno.

Expertos en el estudio de las aves migratorias indican que las aves paseriformes, que constituyen más de la mitad de las especies de aves del mundo, migran largas distancias y su origen es sudamericano y africano, van al norte a reproducirse y las especies del norte van al sur a invernar.

Los desvíos que pueden realizar las aves en sus rutas pueden aumentar la distancia de vuelo en un 20%, por lo que se consideran como aves que se adaptan para el recorrido, se llenan con suficiente alimento para alcanzar grandes distancias pero su vuelo será deficiente.

¿Cómo afecta el Cambio climático a las Aves Migratorias?

Los desplazamientos que cada año realizan las aves en todo el mundo, tienen como objetivo primordial asegurar su supervivencia, viajan a determinados lugares del mundo para reproducirse y para pasar los inviernos, así como para asegurar su alimentación que por los cambios estacionales generan escasez.

Cambio climático a las aves migratorias

Con motivo del cambio climático y los cambios que éste genera afectan de forma indirecta los patrones y las rutas de viaje de las aves migratorias, teniendo como consecuencia que varias especies deban acortar los espacios de su migración y el tiempo que utilizan en sus desplazamientos. En el caso de las golondrinas de España.

Se observa que su regreso de África se ha adelantado dos semanas, motivado en parte por el aumento en la temperatura del clima a nivel mundial, según los estudios y seguimientos del comportamiento de las aves migratorias que realizan la Sociedad Española de Ornitología. Como consecuencia del aumento en las temperaturas, las flores y las plantas florecen antes, de igual forma, los insectos aceleran su desarrollo.

Por lo tanto las aves tienen que también adaptarse para llegar antes a los lugares donde tomarán los alimentos, y también deben ajustarse al periodo de reproducción. Algunas especies no consiguen adaptarse a estos cambios por lo que se están generando problemas de conservación. Con motivo de la afectación que produce el cambio climático, las aves migratorias para lograr su adaptación tendrán que volar más rápido, adelantar su llegada o volar menos distancia, lo que generará que se deba acortar el periodo de migración.

La cigüeña blanca de Europa, es una de las especies que ha acortado su migración, en verano, mediados de junio, viajaban al norte del Sahara y regresaban en febrero, ahora regresan en noviembre. No se puede determinar con exactitud cuáles serán las consecuencias que tendrá el cambio climático sobre las aves migratorias, el clima definitivamente afectará su hábitat natural, la disponibilidad de alimento y su condición de salud.

Un estudio internacional considera que de 570 especies estudiadas, un 24% estaría afectada en forma negativa por el calentamiento global, un 13% podría reaccionar en forma positiva y sólo un 14% no tendría ninguna afectación, pero el estudio, desconoce cómo se afectaría el 49% restante de las especies a los cambios climáticos a nivel mundial.

En los patrones de desplazamiento de las aves migratorias, se presenta un fenómeno natural  que se refiere al lugar donde las parejas de aves ubican su nido, éste consiste en el hecho de que cuanto más al norte se ubica el nido, menos peligro corren y mayor número de crías tienen probabilidad de sobrevivir, esto explica por qué las aves migran volando miles de kilómetros al llegar el verano.

Pero, los resultados del cambio climático, concluyen que casi el 60% de los nidos de las regiones templadas y el 70% de los del Ártico son atacados por los depredadores.

Efectos ecológicos de las Migraciones en las Aves

La migración de las aves no solamente realiza el viaje de las aves, adicionalmente traslada a otras especies de organismos que viven en las aves, como garrapatas y piojos,​ los que a su vez trasladas microorganismos que podrían causar enfermedades humanas.

Un ejemplo de migración de enfermedades a través del desplazamiento de las aves lo podemos observar en la expansión de la de gripe aviar, algunos virus que se encuentran en las aves no poseen efectos letales, además de esto las aves pueden participar en el traslado de organismos a las plantas y al agua.

Las aves migratorias relacionan a las personas, conectan los diversos ecosistemas y naciones, representan la paz y la unión de todas las naciones del planeta, sus viajes pueden inspirar y motivar a cualquier persona en el mundo, a pesar de que sus rutas y ecosistema se encuentran amenazados por el cambio climático.

Técnicas de estudio en la Migraciones de las Aves

La colocación de anillas metálicas a las aves migratorias, está considerada como el método más eficaz, el más económico y el más utilizado para el estudio de la migración de las aves. Mediante éste método se han podido conocer muchos aspectos sobre la biología y la migración en diversas especies de aves.

A pesar de que últimamente los científicos que se encargan del estudio de las aves migratorias han comenzado a utilizar otras técnicas para el seguimiento del comportamiento de las especies que migran, estas tecnologías están en continuo desarrollo, pero consideran que estas herramientas deben acompañarse de las tradicionales anillas metálicas porque resulta una marca que distingue cada ejemplar en toda su vida, y por ejemplo, los dispositivos electrónicos poseen una duración determinada por las baterías.

La utilización de dispositivos electrónicos en aves pequeñas presentan el inconveniente del poco peso corporal que presentan estas aves. Para el caso de estas aves los dispositivos deben ser pequeños, livianos, con baterías que garanticen su duración y capaces de almacenar información o de enviarla de algún modo a otro lugar para que se pueda disponer de ella.

Otras técnicas que se utilizan para el estudio de la migración de las aves, son: el marcado con color, el uso de radar, el seguimiento satelital, el análisis de isótopos estables de Hidrógeno, así mismo, se utiliza un micrófono apuntando hacia arriba que registra los avisos de contacto nocturnas que realizan las bandadas que sobrevuelan, siendo luego analizadas para medir tiempo, frecuencia y tipo de especie.

Existe, además de los dispositivos y técnicas ya descritas para el estudio de la migración de las aves, un dispositivo conocido como embudo de Emlen, que consiste en la utilización de una jaula circular cubierta arriba por vidrio o una pantalla de alambre, de forma tal de que desde dentro de la jaula se pueda observar el cielo, para observar el comportamiento de las aves dentro de este dispositivo, por lo que se estudian la distribución de las marcas que el ave deja en las paredes de la jaula.

Conservación de las Aves Migratorias

En los desplazamientos que realizan las aves migratorias generalmente cruzan las fronteras de diferentes países, debido a esto las medidas de conservación requieren de la intervención a través de tratados internacionales que protejan estas especies migratorias, entre los más importantes tratados que se han firmado en este sentido, podemos mencionar:  el Migratory Bird Treaty Act de 1918 de los Estados Unidos, convenido firmado entre los países de Canadá, México, Japón y Rusia  y el Acuerdo Africano-Euroasiático de Aves Acuáticas Migratorias. ​

Una de las especies que ya se ha extinguido, debido a la alta concentración de aves durante el proceso de migración, es la conocida como la paloma viajera, esta banda migratoria ocupaba un espacio de 1,6 km de ancho y 500 km de largo y contenía hasta mil millones de aves.

Paso de ser en Norteamérica el ave más abundante a ser una especie extinguida. Era cazada para aprovechar su grasa, plumas y carne. Los cazadores vendían su carne para alimentar esclavos y para alimento de animales. En 1896 se sacrificaron 250.000 ejemplares en un solo día, que eran el total de adultos en esa zona, las crías y nidos quedaron abandonados.

Una de las causas de mortalidad en las rutas migratorias es la caza indiscriminada por los humanos, un ejemplo de esta problemática lo podemos observar en las poblaciones de Grulla Siberiana, que comenzó a disminuir en el número de ejemplares debido a la caza en las rutas de tránsito, específicamente en Afganistán y Asia Central.

En China, la especie se encuentra en peligro crítico de extinción, en el lugar de invernada se mantiene el 95% de la población amenazada por los cambios hidrológicos de la Presa de las Tres Gargantas, estimándose que la población es de unos 2.000 ejemplares. En la India invernan en el pasado, disminuyendo paulatinamente a través de tiempo hasta no aparecer más allí.

Conservación de aves

En la conservación de las aves migratorias, las líneas de transmisión eléctrica, los molinos de viento y las plataformas petrolíferas de alta mar han afectado los desplazamientos de las aves. De igual manera, el cambio en la utilización de la tierra para cultivos ha constituido la mayor amenaza debido a la destrucción del hábitat de las aves, que constituían los lugares de parada transitoria de las aves.

El Día Mundial de la Aves Migratorias se celebra el 12 de mayo, en su celebración los 60 países que lo celebran, llaman a unir esfuerzos para ofrecer un mundo que permita el desplazamiento seguro a las aves migratorias que habitan el planeta, que recorren cada año miles de kilómetros entre sus lugares de reproducción y sus refugios para pasar el invierno.

Se considera que de todas las aves que habitan en el planeta, 1 de cada 5 es un ave migratoria, el 40% se encuentran en disminución de su especie y 1 de cada 8 se encuentra en grave peligro de extinción a nivel mundial. Por otra parte, las aves migratorias se encuentran muy afectadas a causa del envenenamiento producido por la ingesta de plomo tóxico.

El empeño por la conservación de las aves migratorias, tanto a nivel mundial como regional, están dirigidas principalmente por la Convención sobre la Conservación de las Especies Migratorias de Animales Silvestres, cuyo organismo está vigente desde 1983, siendo el único organismo especializado en la conservación de las especies migratorias.

Sus hábitats y sus rutas de migración, éste organismo establece obligaciones para todos los Estados miembros de la Convención para promover y crear acuerdos en beneficio de la preservación de las especies migratorias en peligro de extinción.

Así mismo, el Acuerdo sobre la Conservación de las Aves Acuáticas Migratorias de África y Eurasia, es un tratado intergubernamental dedicado especialmente a la conservación de aves acuáticas migratorias, éste acuerdo tiene como objetivo la preservación de 254 especies de aves que dependen de zonas planas de tierra cuya superficie se cubre regularmente de agua, en donde desarrollan parte de su ciclo anual, tales como pelícanos, ibis, patos, cisnes, ánsares, grullas, entre otras.

En este acuerdo participan 119 países, de Europa, Asia, Canadá, Medio Este, África, con el fin de ejecutar acciones coordinadas y concertadas del sistema de migraciones de aves acuáticas, los planes de acción a ejecutar comprenden la planificación de conservación de especies y hábitats, estudio y monitoreo de las conductas migratorias.

Para continuar aprendiendo sobre estos tópicos, lee los siguientes artículos sobre temas de su interés:

Categorías Aves

Deja un comentario