Conoce todo sobre el Bulldog Francés y sus características

El presente trabajo está dirigido a exponer todo lo relacionado con una raza particular de perros conocida como Bulldog francés, originaria de Francia, pero criada inicialmente en Inglaterra. Se incluyen diversos aspectos muy importantes, para su conocimiento global.

BULLDOG FRANCES

Bulldog Francés

Esta especial raza de perros conocida como Bulldog francés, evidentemente es originaria de Francia, pero originalmente como se ha indicado fueron criados en Inglaterra para luego continuar la actividad en Francia, debido al desplazamiento obligado en los sucesos de la Revolución Francesa. A pesar de la actividad inicial de Inglaterra. Fueron Francia y los Estados Unidos los países protagonistas en el desarrollo de esta raza canina. Existe una variedad muy común conocida como Bulldog francés blanco.

Historia de esta raza de perro

El Bulldog francés es una raza de perros con una constitución física, musculosa, con mandíbulas dotadas de gran fortaleza, su cabeza resalta por su gran tamaño y su hocico es relativamente corto. Estas características lo identifican como un tipo de perro “moloso”, pero en este caso de talla pequeña.

Se considera como un pariente muy cercano al Bulldog inglés, desciende de los molosos provenientes de Epiro en Greca y así mismo del imperio romano.  Es importante, tener en cuenta la colaboración que se tiene que tener con este animal y es lo que se acostumbra a considerar como Bulldog francés y sus cuidados con la intención de mantenerlo lo más saludable posible.

Se ha generalizado la idea de que esta raza de Bulldog francés es el resultado del cruce entre otras especies como la de los toy bulldogs que llegaron de Gran Bretaña y agregando, además, el impacto de razas de perros locales, sin embargo, se considera también que son descendientes de los dogos franceses, así como de otro ejemplar de mayor peso como el Bulldog inglés.

Resultado de imagen para bulldog frances

En una oportunidad hubo una combinación de sucesivos cruces donde los criadores populares de París lograron la  aparición del Bulldog francés en adopción y luego con los hechos en el siglo XIX, en busca de una raza de perros ágil y atlética y tener a la mano excelentes perros guardianes, para beneficio de sus comunidades, surgió un tipo particular de animal, en un principio fue seleccionado con participación popular y sus amos más corrientes fueron los carniceros, y cocheros.

Pero al transcurrir el tiempo lograron aparecer, en la alta sociedad, así como en el ambiente artístico. Sus condiciones particulares de su aspecto físico, causaron admiración y curiosidad y era común el deseo de muchos tener a la mano un perro Bulldog francés, ya que representaba una situación de cierto prestigio y exclusividad.

Aspectos generales

Esta mascota como se ha establecido, generalmente es de talla pequeña, su pelo es muy corto, entre otros detalles poseen una mandíbula muy fuerte, su nariz chata y orejas erectas la cola es relativamente pequeña, y es un animal con mucha capacidad física, sus orejas en todo momento aparecen erguidas, y su aspecto infunde cierto respeto solo al mirarlo.

Algunos sostienen que sus orejas lo identifican con un murciélago, ya que su pabellón auricular se puede visualizar fácilmente viendo de frente al animal, otro detalle importante de esta raza es la gran fortaleza que tiene en su cabeza, con unas dimensiones bastante amplias y reflejan una figura casi cuadrada.

Por otro lado, la contracción que tiene en sus maxilares es muy característica además su piel está formada por una extensión de pliegues con una presentación de simetría impresionante.

Resultado de imagen para bulldog frances

Sus buenas condiciones físicas requieren por lo menos un peso de 8 kg, pero en todo caso que nunca pase de 11 kg más, todo ello por la coordinación proporcional que tiene su cuerpo y que se relaciona en función a su peso. Es decir, su relativo poco tamaño, requiere indudablemente de un peso modesto.

Configuración de la raza

Las proporciones de su pequeño cuerpo, pero robusto, requieren de un esqueleto fuerte y capaz de sostener una musculatura apreciable, donde se destaca su condición de solidez, y cuerpo compacto, todo ello relacionando un equilibrio general en todas sus dimensiones en relación a su peso.

Su hocico muestra una gran amplitud y profundidad, como detalle particular tanto sus labios como su nariz, resaltan con un color negro impresionante, por otro lado, sus ojos generalmente de color oscuro, y combinan con otros sectores del cuerpo de esa raza Bulldog francés, su cuello curvo y sin papada es bastante corto en comparación a su configuración general.

Sus patas se mantienen muy separadas, pero con mucha fortaleza y musculosas y además muy cortas, el dorso en la espalda presenta una zona muscular abundante, sus pechos amplios con tendencia redonda cubren las costillas algo y su vientre es poco pronunciado.

Sus patas traseras son de mayor longitud que las delanteras, elevando así su riñón. Sus colores predominantes asemejan al marrón, y con manchas recordando a los tigres, una gran mayoría son de total color blanco y algunos con manchas moderadas.

Detalles particulares
Esta raza de perro resulta muy adecuada en viviendas o apartamentos pequeños, pero es necesario que el animal se ejercite por lo menos unos 40 minutos por días, sin embargo, no se adapta adecuadamente a largas caminatas, ni tampoco muchas carreras, su mejor uso es caminando al lado de sus dueños y durante el trayecto le gusta juguetear, pero con mucha atención a resguardar a su acompañante.

Comportamiento general

Se trata de un perro muy sociable, juguetón y a veces cómico y además ofrece mucho afecto a los humanos. Le encanta jugar con los niños y comparte con mascotas de otras especies, muestra con frecuencia su afecto y cariño, sobre todo con los niños a quienes adora proteger.

En muy pocas oportunidades al Bulldog francés, se les escucha ladrar, y al hacerlo seguramente es para llamar la atención o advirtiendo algún peligro inminente, su gran característica es la de un perro guardián de personas y hogar y siempre está pendiente de cualquier irregularidad.

Su ascendencia de perro de presa, lo convierte en muy testarudo, por lo que es conveniente educarlo con conciencia y criterio, se recomienda que compartan con perros de sexo distinto al de ellos, la complejidad de su parto al nacer crea cierto inconveniente por el tamaño voluminoso de su cráneo y de alguna manera complica la maniobra al nacer.

Resultado de imagen para bulldog frances

Cuidados mínimos

Se adapta fácilmente a los espacios tranquilos y poco bulliciosos, como se ha dicho es ideal para compartir en un apartamento o casa pequeña, y su capacidad le permite adaptarse al frío, ya que las altas temperaturas le afectan notablemente. Su comida debe ser seleccionada con los cuidados respectivos ya que presentan alergias a diversos tipos de alimentos.

Requieren del consumo continuo de agua, para entre cosas evitar el calor. El sobrepeso es un enemigo en potencia, que le perjudica notablemente y sus articulaciones en ese caso presentan múltiples dificultades y el prejuicio es notable, sus paseos diarios son imprescindibles al igual que en el caso de otras razas de perros.

Problemas de salud

Esta raza de perro, tiene por fortuna emitir muchos ronquidos cuando duerme, aspecto que no debe presentar preocupación alguna, pero en caso de que ese ruido sea muy exagerado posiblemente el animal presenta problemas respiratorios, y ese malestar representa cierto peligro, por lo que es necesario llevarlo ante la presencia de un veterinario para su análisis respectivo.

Resultado de imagen para bulldog frances

El exceso de peso lo perjudica notablemente sobre todo por su pequeño tamaño, y esta situación como la descrita en cuanto a su respiración representa un riesgo oculto que debe ser atendido adecuadamente para evitar males mayores. Se agregan además posibles afecciones relacionadas con problemas cardíacos y dolencias en su columna, estas dificultades señaladas tienen cierto grado de complejidad para ser detectadas.

Es por ello que sus propietarios deben permanecer atentos a cualquier situación que se relacione con esos temas descritos. Las malformaciones cancerígenas están en la posibilidad de presentarse en esta raza de perros, así como muchas alergias en toda su piel.

Dolencias particulares
El perro Bulldog francés puede sufrir de enfermedades como Síndrome de Cushing de característica hormonal, generalmente al suministrar un exceso de medicamentos conocido como corticosteroides, que se alojan en la sangre, esto puede generar tumores, en las glándulas adrenales, cerca de los riñones, también en la hipófisis del cerebro.

Enfermedades específicas

Existen un conjunto de enfermedades, debidas a protozoos del género Leishmania, que afectan notablemente a esta raza de perros, donde pueden aparecer úlceras cutáneas, con difícil grado de cicatrización y también inflamaciones tanto en el hígado como en el bazo. Su transmisión es generalmente por picaduras de mosquito.

Alteraciones anatómicas

En muchos casos aparecen estas razas, el llamado Síndrome braquicefálico (SBC) cuyas alteraciones generan obstrucciones de las vías respiratorias, y se producen efectos tales como, paladar blando y alargado, también en sus ventanas nasales y lo referente a los sáculos laríngeos.

Resultado de imagen para bulldog frances

El Bulldog francés es un ejemplo típico de esta anomalía, y la solución definitiva para este malestar es la atención quirúrgica para extraer el tejido nasal que afecta al organismo.

Enfermedad grave

Esta raza de perro puede sufrir de Leptospirosis, una grave enfermedad que afecta sus órganos internos y con la posibilidad de contaminar a los seres humanos que estén en contacto permanente con la mascota. Su origen es una bacteria que se introduce en las mucosas internas y proviene de los roedores. Se considera de carácter grave.

Alergias comunes
Resulta común en estos perros la dermatitis y afecciones de carácter alimentario, con cierta intolerancia por ello es necesario que se realicen las pruebas respectivas a esta raza de perro Bulldog francés, cualquier reacción en la piel, en el hocico, o en los labios de color rojo es motivo de alerta que se comprobará con el veterinario.

Otra enfermedad común

Es común en estos animales una malformación congénita, y quizás  de origen hereditario, cuyo nombre es hemivértebras, cuando el desarrollo del embrión es incompleto o inadecuado debido a cualquier tipo de trastorno y osificación se produce esta anomalía.

Afecta primordialmente la zona vertebral torácica en la columna, y los síntomas son diversos y se manifiestan con mucho dolor comunes, mayormente en animales jóvenes, a partir generalmente de los 3 o 4 meses de edad y se presenta una debilidad de los miembros posteriores, es típico la manifestación de los dolores agudos y también ubicados en la zona de la espalda cerca de la hemivértebra.

Resultado de imagen para bulldog frances

Además, se pueden presentar síntomas de parálisis en esas extremidades posteriores donde se atrofian los músculos y se genera un descontrol de la vejiga, inclusive con el gravísimo problema de dañar notablemente a los intestinos. Para un estudio profundo y preciso es necesaria la aplicación de rayos X, sobre todo en la columna vertebral todo ello debe venir acompañado de un detallado tratamiento donde se trata de lograr una descompresión en esa zona vertebral.

Y todo ello debe ser acompañado, de una radiografía detallada tomada a temprana edad del animal y luego seguir un proceso médico donde se debe seguir al pie de la letra todas las indicaciones recibidas del especialista.

Nutrición

El proceso de asimilación y desasimilación de estos animales, conocido como metabolismo se produce de una manera brusca, por lo que la energía quemada se efectúa de una manera o un ritmo acelerado, por lo que su pequeño estomago no tiene la capacidad adecuada para recibir las cantidades de alimentos necesarias para su nutrición, es por ello que el Bulldog francés se ve obligado a comer poco, pero en forma frecuente.

Su configuración física está diseñada de manera tal que se requieren algunas proteínas y nutrientes claves, pero en cantidades modestas para que puedan ser captadas fácilmente con la pequeña boca de estos animales, es un proceso de adaptación obligada que la naturaleza de estos perros exige constantemente. La masticación que el animal efectúa influye positivamente en el deseo de alimentación que se requiere.

BULLDOG FRANCÉS

Aseo necesario

Para esta raza de perro Bulldog francés, es necesario un procedimiento diario de aseo, que atienda regularmente sus grandes orejas, así como las diversas arrugas en su cara, todo esto debido a la necesidad de evitar cualquier complicación o infección que traiga consecuencias adversas y que además perjudican notablemente la salud del animal.

Sin embargo, en cuanto a su piel la situación se presenta con más facilidad ya que su pelo corto y brillante se encuentra muy ceñido a su cuerpo y con una atención mínima, con la aplicación de un cepillado semanal es posible cumplir con el aseo del Bulldog francés en una forma adecuada.

Asuntos específicos

Esta raza de perro Bulldog francés tiene una característica predominante, de una configuración braquicefalia, que de alguna manera afecta notablemente las condiciones respiratorias y por ello existe la poca capacidad de efectuar ejercicios, y mientras más se ejercite mayor será su problema respiratorio.

Cómo se ha indicado es común encontrar especies de esta raza de color blanco en su mayoría, y presentan generalmente problemas en su piel, por lo que cualquier irritación que se observe es necesario cuanto antes acudir a la visita del veterinario.

El sobrepeso que tiende a presentarse en la raza de Bulldog francés, es un hecho común, así como la acumulación exagerada de los gases naturales, pero felizmente ambos pueden ser reducidos con la aplicación de una alimentación adecuada, vale la pena citar algunas marcas comerciales que contribuyen con el bienestar del animal en ese sentido, entre ellas se puede indicar los alimentos Royal Canin French Bulldog Junior y French Bulldog Adult.

Cuidados del Bulldog Francés

Todo ello para que sean ingeridos tanto por adultos como por cachorros y además tiene la particularidad de que son diseñados de una manera tal que su forma se adapta fácilmente a la corta mandíbula de estos animales.

No te vayas sin antes visitar los siguientes enlaces recomendados, para obtener más información interesante sobre los perros:

Categorías Perros

Deja un comentario