¿Cómo calmar el celo de una gata?: ¿Qué hacer?

Al igual que sucede en el proceso reproductivo de todas las especies del maravilloso y misteriosos mundo animal, las mascotas también llevan a cabo este ciclo, llamado celo, en este caso se trata del celo gatuno. Dicho proceso resulta difícil de manejar, ante lo cual sus angustiados dueños se preguntan ¿Cómo calmar el celo de una gata?; para dar respuesta, en este post se despliega un conjunto de opciones para calmar el celo de una gata.

¿Cómo calmar el celo de una gata?

¿Cómo calmar el celo de una gata?, consejos y remedios

El proceso natural reproductivo en gatos, al igual que en el resto de los animales se conoce como celo. De tal modo que si el dueño de una gata no desea tener en casa una numerosa camada de gatitos, es oportuno leer este post, a fin de gestionar de la mejor manera sobre ¿Cómo calmar el celo de una gata?

Lo primero que se debe manejar cuando se tiene una pequeña felina en el hogar, es saber reconocer el inicio del celo gatuno, pues de allí parte el tema sobre qué hacer o ¿Cómo calmar el celo de una gata?. En este sentido, cuando comienza la época de reproducción  la gata se torna mucho más vocal; nerviosa y buscará más contacto y cariño de lo normal con sus dueños.

Otras se tumban y ruedan por el suelo frotándose el vientre; mientras que algunas gatunas marcan con sus colas sostenidas a un lado, indicando que están preparadas para la cópula. De igual forma sus dueños deben saber que este proceso tiene lugar en la época primaveral y veraniega.

En esta época del año, las gatas muestran de forma intensa su apetito sexual por medio de aullidos nocturnos; se frota frenéticamente por cualquier superficie; se muestra irascible y adopta posturas que invitan a la cópula. Si está encerrada en casa, no faltan los numerosos candidatos que acuden a la invitación.

Distinto de la mayoría de los mamíferos  perras, las gatas no manchan, de tal modo que esto no será un indicativo del celo; no obstante, de ser nuevo con una gatuna en casa y se presume que pronto llegará su primer celo y saber ¿Cómo calmar el celo de una gata?, palpar por la zona baja respaldo, en caso de estar en celo, esta apartará la cola para facilitar el trabajo al macho.

Una opción es esterilizar a la minina, en caso de no querer sacar cría a la gata. Pero en caso de querer dejar que esta se aparee ocasionalmente, existen varios métodos naturales para calmar una gata en celo, los cuales se estarán abordando a lo largo de este post.

Características del celo

El proceso natural del celo, se le conoce también como estro, el cual corresponde al período fértil del animal y que tiene lugar cuando el animal llega a su madurez sexual. Generalmente, este proceso ocurre entre el 1er. y 5to. año, aunque existen algunos casos donde la gata alcanza con apenas 4 meses. No obstante, a esa edad no resulta prudente dejar que se aparee, ya que el organismo de la gata no está maduro todavía.

La temporada del celo gatuno tiene lugar entre los meses del verano, donde abunda la luz solar, ya que se requiere de unas 12 horas de luz solar diarias, variando la fecha según el país donde habite la gata. Este proceso tiene lugar 3 veces al año, y se prolonga por varios días, también de acuerdo al país y al clima, unos 5 días hasta 2 semanas; luego de lo cual la gata pierde interés y los machos se alejarán de ella.

Síntomas del celo en las gatas

Ya se adelantó que el celo en las gatas puede resultar agobiante, pues estas maúllan, se revuelcan, etc., por lo que es importante además de saber ¿Cómo calmar el celo de una gata?, sus signos, siendo los más comunes:

  • Reclaman más atención y cariño de lo normal: el celo vuelve a las gatas más sensibles, dando mayor muestras de cariño.
  • Comportamiento agitado: se comporta más inquieta, resultando difícil  llamar su atención. Distinto de las canes, raras veces tienen descarga vaginal o hinchazón de la vulva, aunque pueden darse casos raros en los que segreguen alguna mucosidad.
  • Adoptan una postura particular: insisten en inclinar el cuerpo, erigen y mueven la cola, dejando expuestos los genitales. En especial cuando se tiene confinada dentro de la casa; emiten maullidos penetrantes y chillidos llamando a los machos.
  • Se revuelca y dan vueltas: si no puede salir al exterior, insistirá de cualquier manera de escapar, hasta busca persuadir a los dueños para que la dejen salir y recibir a sus numerosos pretendientes.
  • Aumentan los ronroneos: suele frotar la cabeza y cuello contra cualquier superficie, sobre todo suaves, para llamar la atención.
  • Lame los genitales más de lo habitual: mientras no esté en celo lo hace como parte de su limpieza; pero si lo está, pretende dejar su olor; orina los rincones y lo hace levantada, con la cola erguida y vibratoria.

Cómo ayudar y tranquilizar a una gatita en celo, ¿Qué hago?

Más allá de ¿Cómo calmar el celo de una gata?, se debe saber que para evitar definitivamente el celo de la gata, es esterilizarla, no obstante, seguidamente algunas sugerencias para que sus cuidadores y el propio animal superen estos días más sosegados:

  • Más atención: propiciar a la gata más caricias, apapachos y mimos para calmarla; además se puede aprovechar el momento y cepillar el pelo.
  • Juegos: si está entretenida podrá olvidarse por ratos del celo, sintiéndose cansada; inventar para ello juegos activos que demanden esfuerzo físicos, como correr, perseguir y saltar.
  • Cerrar puertas y ventanas: sobre todo de aquellas habitaciones donde la gata pasa mayor tiempo, para evitar intrusos macho. No dejarla salir, ya que seguramente cuando vuelva estará preñada.
  • No dejarse convencer: en caso de ser novato, sorprenderá lo que es capaz de hacer una gata en celo para que la dejen salir de casa.
  • Evitar a toda costa el contacto con machos: está buscará todos los medios para contactarlos.
  • Consulta al veterinario el mejor momento y el método más adecuado para esterilizarla: este método es preferible, antes de administrar anticonceptivos orales o inyectados, ya que los estudios han demostrado el incremento de que la gata desarrolle mastitis o sufra de cáncer.
  • La creencia de que es necesario dejarles tener por lo menos una camada para evitar enfermedades es un mito: pues todo riesgo producto de un útero inactivo, se descarta con la esterilización. Si no hubo forma de evitar que la gata se embarace, buscar hogares para los mininos, jamás abandonarlos en la calle. Acto seguido, se dejan algunas sugerencias sobre ¿Cómo calmar el celo de una gata?, muchas de ellas valoradas como  obligatorias, pero otras son opcionales:

Aislamiento en una habitación segura

Desde el instante que las gatas entran en celo, los machos lo captan en el aire; por tanto conviene mantenerla encerrada en una habitación segura y cómoda, con su caja de arena, unas colchas, agua fresca y comida; además de objetos donde esta pueda descargar su ansiedad, raspando; lo ideal es que los machos no puedan entrar ni ella salir.

Proporciona a tu gata una cama caliente

Como una dama que sufre de dolores menstruales y siente alivio con compresas calientes, igual la minina puede sufrir de molestos calambres; para aliviar sus molestias, ofrece superficies cálidas; como una bolsa de agua caliente; en caso de contar con cama ortopédica para mascotas, o hasta una manta eléctrica que le proporcione un rico calor calmante.

Distrae a tu gata con juegos

Ofrecer distracción para que pase su soledad y ansiedad es ideal, una opción son los accesorios gatunos interactivos, como un plumón colgante, que llame su atención y la distraiga. Puede ser también un rascador, con efecto calmante.

Asistencia veterinaria en forma de inducción de la ovulación

En los gatunos, la ovulación puede ser perfectamente inducida mediante estimulación mecánica a la vagina durante la cópula. Este proceso puede ser inducido de manera parecida por medio de un procedimiento médico. Esta práctica no para el ciclo de celo, pero retrasa el próximo.

Remedio a base de hierbas

Hoy día están a disposición algunos métodos calmantes con hierbas; pese a que hay una sola receta que funcione para todos los gatos. Incluso, eventualmente, la gata no apruebe ninguna hierba, por ello se deben hacer distintas pruebas con distintos productos, una vez se obtenga el adecuado para ella dejarla disfrutar y calmarse.

Una forma es frotar una bolsita con las hierbas aceptadas por la gatuna, por toda su piel o colocarlas en forma de ambientador.

Limpia la casa

Ya se dijo que las gatas en celo suelen orinar los rincones, rocían su orina por toda la casa; de tal manera que para alejar a los machos de casa, se debe limpiar para eliminar los aromas que estos buscan; además asear la caja de arena.

Usa un difusor de feromonas en casa

Hoy día están disponibles en las tiendas especializadas las feromonas animales, estos vienen en difusores, normalmente lo usan los veterinarios con el propósito de inducir un estado de calma en sus pacientes. Según los estudios este método tiene efecto en los gatos en unas 2 semanas; quizá no funcione en este celo, pero seguro que el otro si lo hará.

Esteriliza a tu gata

Una forma definitiva de evitar el celo en la gata tenga es la esterilización, pues se le extraen los ovarios, evitando con ello el ciclo del celo; impide el embarazo y minimiza el riesgo cáncer y otras enfermedades.

Conclusión

Es importante recordar que la mejor forma sobre ¿Cómo calmar el celo de una gata?, es la paciencia; pues como quedó claro, este es un proceso natural. Como propietario responsable, se conveniente optar por la esterilización de la gata. Pues, dejar que tenga gatitos en cada celo, sin duda, no es la opción más sabia. Si te gustó este tema, quizá te interese también:

Como calmar el celo de mi gata
Categorías Gatos

Deja un comentario