¿Cómo saber si mi perro tiene sarna? Tratamiento

¿Cómo saber si mi perro tiene sarna?, es una pregunta que se hacen los dueños de perros, cuándo observan en su perro una pequeña calva y rascarse con frecuencia. Para saber la respuesta te invitamos a seguir leyendo, reconocer los tipos de sarna, síntomas y su tratamiento.

COMO SABER SI MI PERRO TIENE SARNA.

Cómo saber si mi perro tiene sarna y cómo se cura

Los perros suelen ser portadores de ácaros en pequeñas cantidades, estos son mantenidos a raya por el sistema inmunitario de cada perro. Cuando la población de ácaros aumenta y el sistema inmunológico del perro es insuficiente, se produce la enfermedad inflamatoria conocida como sarna. Dependiendo del tipo de ácaro que la produjera la sarna será contagiosa o no al hombre y otros perros.

Cómo saber si mi perro tiene sarna o alergia, esto puedes notarlo si empiezas observar ciertas lesiones cutáneas, pérdida de pelo, olor rancio, picor, manchas rojas y falta de apetito, es posible que tenga sarna. Esta enfermedad es común en los perros y sus síntomas son muy molestos, llegando ocasionar heridas en la piel, insuficiencia en su sistema inmunitario y a veces enfermedades genéticas.

Si la población de ácaros parásitos que viven en los pelos de tu perro y en su piel, se descontrola y aumenta, por deficiencia en el sistema inmune del perro, sea porque es un perro cachorro o uno muy viejo. Los ácaros atacan la piel producen la enfermedad llamada sarna.  Si vemos los ácaros al microscopio, observaremos unos organismos parecidos a pequeñas arañas con ocho patas.

La sarna que sufra tu perro puede ser localizada (Demodéctica) o generalizada (Demodéctica). La sarna localizada es producida por un ácaro, que por lo general anida en la mayoría de los perros, pero en cantidades pequeñas. Sin embargo, si tu mascota tiene un problema inmunológico sea por mala nutrición, es cachorro o ya está viejo, estos ácaros empiezan aumentar en cantidad y provocar la enfermedad.

COMO SABER SI MI PERRO TIENE SARNA.

Por lo usual este tipo de sarna ocurre en perros jóvenes de menos de 1 año de edad. El ácaro que provoca este tipo de sarna es el Demodex canis. Te darás cuenta que tu pequeña mascota se  está enfermando, si observas que el pelo alrededor de los ojos y el hocico empieza a disminuir en cantidad.

Si lo empiezas a revisar notaras que el pelo de sus patas se les ha caído, así como en el lomo y alrededor de las pezuñas, además de la pérdida de pelos la piel de esta zona se tornará rojiza. Por ser ácaros parásitos, estos viven entre la piel y el pelo del perro, cumpliendo su ciclo de vida y alimentándose de la piel y pelo de tu mascota, dándole la apariencia de viejito. Este tipo de sarna no es contagiosa para los humanos.

Un perro puede tener sarna generalizada o Demodéctica si notas, que tiene unas cinco más zonas con pérdidas de pelo, estas zonas calvas se pueden observar en su cabeza y otras grandes ´reas de su cuerpo y patas sin pelos. La sarna generalizada, producidos gran cantidad de ácaros en los folículos de sus pelos puede causar llagas y de tanto rascarse, el perro los rompen y se forman costras.

Al igual que la sarna localizada, esta sarna Demodéctica no es contagiosa para el ser humano. Con la atención oportuna de un médico veterinario podrá sanar a un perro adulto, en tanto que los perros pequeños en su primer año de edad llega verse afectado por sarna generalizada es factible entre un 30% y un 50% que su propio sistema inmunológico se restaure y la haga desaparecer. También le puede interesar el siguiente tema ¿Por qué se le cae el pelo a mi perro?

Cómo curar la sarna

Lograr precisar los síntomas de un perro con sarna

Existen unos síntomas que son comunes para todos los tipos de sarna que sufra el perro, pues los síntomas varían dependiendo del tipo de sarna, podrás empezar a ver el perro con una sensación de pesadumbre, como todo enfermo y, de paso se la pasa rascando o frotando por las paredes y suelo, a morder sus parte afectada para aliviar la picazón. Además de estos síntomas aparecerán los más comunes:

  • El perro sentirá irritación y comezones en la zona afectada. Esta enfermedad se caracteriza por producir comezón en el área afectada por lo que el perro, se rasca compulsivamente. Los ácaros que producen sarna se localiza por lo general en las zonas grasosas del cuerpo. Por suele rascarse en estas zonas pues la sarna se localiza o se inicia en el lomo, la barriga o tras las orejas
  • Presentará dermatitis o hinchazón de la piel
  • Se tornara de color rojo la zona afectada
  • El perro pierde el hambre y deja de comer. Debido al excesivo nerviosismo su temperamento se torna molesto, taciturno y pierde el apetito. Todos estos síntomas son indicadores de que sufre de sarna.
  • Empieza a adelgazar por pérdida de peso
  • Se le empieza a caer el pelo y se observan zonas calvas en diferentes partes de su cuerpo, cabeza y extremidades. El perro empieza a perder pelos, observado varias zonas calvas en su cuerpo, al principio son puntuales pero al avanzar la enfermedad estas zonas calvas se extiende a todo el cuerpo.
  • La piel se con escamas o reseca
  • Su piel desprende un olor a rancio. Cuando la sarna está avanzada el olor del perro cambia a un olor desagradable y rancio.
  • Se empiezan a formar heridas en la piel
  • Se empezarán a formar costras y la piel se engrosa cuando la sarna está avanzada

Al identificar algunos de estos síntomas es conveniente ir a consulta al médico veterinario  para saber si el perro tiene sarna o alergia o saber si el perro tiene sarna o tiña. En caso de ser sarna que le haga el tratamiento adecuado para lograr detener el avance de la enfermedad. El tratamiento veterinario variará para el tipo de sarna.

Características de los diferentes tipos de sarna

Ya conoces los síntomas como puedes identificar si tu perro tiene sarna o alergia o distinguir si tu perro tiene sarna o tiña, en qué periodo de su ciclo de vida es factible que llegue a tener, si la sarna se cura sola o tienes que llevar a tu mascota al médico veterinario y, asimismo cuando la sarna puede ser contagiosa o no. A continuación se describe con detalle los distintos tipos de sarna que comúnmente puedes encontrar.

Puede tratarse de sarna Sarcóptica o sarna común

Las sarnas localizada o Demodéctica y generalizada o demodéctica, no son contagiosas para el ser humano ni para otros animales. En cambio existe la sarna sarcóptica o sarna canina, si es muy contagiosa para otros animales e incluso el ser humano. Si los ácaros contagian a los humanos, estos sobreviven por poco tiempo.

Esto sucede porque los ácaros que causan este tipo de sarna sarcóptica o canina, son selectivos para los canes, y al aumentar su población en los perros afectados, prolifera rápido ocasionando llagas, heridas y costras por todo el cuerpo y cabeza de los perros. En su etapa inicial los síntomas de sarna sarcóptica se observan en las orejas y codos. Es bueno llevar a tu perro al médico veterinario para que sea tratado.

Tipos de sana en perros

Esta sarna común la origina el ácaro Sarcoptes scabiei, este ácaro no vive en el perro, llega por contagio al estar cerca de un perro contaminado con este ácaro.

Cuando el perro se contagia con el ácaro Sarcoptes scabiei, el mismo se mete dentro de la piel del animal, la hembra se mete bajo la piel del perro y comienza a comer la piel y construir unas galerías para nidificar y poner sus huevos. Mientras está construyendo su nido para los huevos también defecan y causan la dolorosa  enfermedad.

Puede que sea sarna roja o Demodécica

El ácaro Demodex canis  responsable de este tipo de sarna, tiene forma tubular y su función es meterse bajo la piel por medio del folículo piloso.

Cuando penetra a través del folículo y empieza a reproducirse debajo del mismo, para quitarle su lugar y por esto se empieza a caer el pelo del perro. Mientras ocurre esta invasión de ácaros a través de los folículos pilosos la piel se torna rojiza y en el perro se empiezan a ver manchas rojas.

Este tipo de sarna se transmite en el parto, cuando nace el cachorro los ácaros pasan de la madre al cachorro. Al empezar a crecer el perrito y su sistema inmunológico empieza a tener fuerza, los ácaros empiezan a reproducirse en el cachorro y causarle sarna, este tipo de sarna puede ser localizada o generalizada. Este tipo de sarna no es contagiosa.

La sarna localizada. Se observa en principio en la cabeza del perro, sobre todo en las orejas y cara el pelo alrededor de los ojos y hocico se empieza a caer. Además empiezas a notar que en el lomo, sus patas y alrededor de las pezuñas también pierden pelo e inflaman por la presencia de estos ácaros.

Sarna generalizada, ocurre cuando examinas a tu perro verás más de cinco zonas afectadas sin pelo, sobre todo en las patas. Tu perro empieza a desprender un olor desagradable porque suele estar asociada a infecciones bacterianas, este tipo de sarna generalizada es la más resistente, por esto al momento se observar en tu perro alguna pérdida de pelo y que se esté rascando con frecuencia llévalo al veterinario.

Sarna por Pneumonyssoides caninum

Este tipo de sarna se localiza principalmente en las fosas nasales y la produce el ácaro Pneumonyssoides caninum, esta sarna es molesta para el perro que la sufre, no llegando a ser grave. El perro comienza a estornudar como si sufriera de alergia, empieza a sangrar por las fosas nasales y producir más mucosas. Este tipo de sarna es contagiosa entre los perros siempre y cuando sus fosas nasales entren en contacto.

Cómo distinguir entre estos tipos de sarnas

Cuando tu perro sufre de sarna demodéctica, al principio pareciera que estuviera con buena salud,  es posible que el perro no sienta comezón y no se rasque, pero si se observa la pérdida de su pelo, heridas pequeñas y su piel empieza a colorearse de rojo. Al generalizarse la sarna es cuando el perro empieza a rascarse con frecuencia, llegar a tener mucho dolor en sus intestinos y caída en abundancia de su pelo.

Cuando tu perro sufre de sarna roja desde su aparición el perro siente un fuerte ardor, ocasionando que el perro para aliviarse se muerda asimismo o llegar a rasguñarse, por lo que se cause heridas. Esta incomodidad le puede causar insomnio, pérdida de apetito y pierde con rapidez su salud. Este tipo de sarna tiene que ser tratada por un médico veterinario con rapidez para no generar que la falta de salud de tu perro se agrave.

Prevención de la sarna

A parte de los medicamentos para curar los tipos de sarna en los perros, sin embargo, mejor es prevenir su aparición, pues su cura es muy lenta. Se puede prevenir cuidando de la higiene del perro, estar cuidando de la higiene de su entorno, cuidar su alimentación, tratar que no se acerque a perros infectados con sarnas. A continuación, se detalla estos cuidados preventivos. Te invito a conocer más sobre diferentes tópicos relacionados aquí Enfermedades de los perros

La higiene de tu perro. Esta es una práctica preventiva tanto para tu mascota como para toda la casa, porque es un efecto psicológico ver a tu perro en buen estado de limpieza para acariciarle. Además de bañarlo de acuerdo a la frecuencia indicada por su médico veterinario, es recomendable usar un champú adecuado y lo cepillas a diario para masajear su piel, además de su cuidar su pelo.

Mantener limpio sus objetos y alrededores de donde suele estar, mantener limpio los juguetes que tenga, cama, cobertor, ropa para perro, bolso de traslado. También mantener limpio su plato o cuenco de comida y el del agua, y también cambiar el agua con cierta frecuencia.

Evitar entrar en contacto con otros perros en que se sospeche o tenga sarna. Si por el contrario es el perro de la casa, también lograr aislarlo y evitar que nuestra mascota sea el que entre en contacto con otros perros.

Llevar a tu perro al médico veterinario para realizarle exámenes de rutina, para que le coloque las vacunas y realizar las desparasitaciones.

El tratamiento para sanar a un perro con sarna, se recomienda que se haga completo. Esto porque un perro que siga un tratamiento y se observa que se ha mejorado de sus síntomas, no lo retires si el veterinario lo autorice, porque puede ocurrir que aparezca con mayor fuerza.

Tiene que estar pendiente de la comida de su mascota, proporcionarle una dieta balanceada para mantener el sistema inmunológico más sano y así ayudar a prevenir la aparición de este tipo de enfermedad.

En caso de que el perro de la casa esté sufriendo de sarna o se sospeche, es recomendable mantener sus objetos limpios y separados los objetos de su uso diario, de otros animales que también vivan en la casa, para evitar contagio.

Aplicar tratamiento contra la sarna

Si crees que tu perro tiene sarna, lo que tienes que hacer es llevarlo al veterinario y, hacer los exámenes que él indique para confirmar o descartar la posibilidad de tener sarna. En caso que el diagnóstico sea que el perro tenga sarna, se tiene que procurar identificar el tipo de ácaro. Para aplicar el tratamiento más adecuado para el tipo de sarna.

De acuerdo al tipo de sarna, raza del perro y edad el veterinario recomendará un tratamiento contra la sarna a base de: lactonas macrocíclicas que son acaricidas para darle al perro vía oral, inyectable o pomadas. Estos pueden ser la ivermectina, moxidectina o la milbemicina. Además le mandaran a darle antibióticos.

Para controlar la comezón que le genera picazón, es posible que el veterinario le envié suministrar oclacitinib, trata de no suministrarle corticosteroides porque puede debilitar su sistema inmune y enfermarse más. También le enviarán gel y champú medicados para ayudarle a eliminar los restos de pelos y piel dañada. Si este tema le pareció interesante y desea aprender más, le dejamos el siguiente enlace a continuación Caspa en perros
Categorías Perros

Deja un comentario