El Puma Concolor: Nombre Científico, Hábitat, Hábitos Alimenticios y más.

En el siguiente contenido te enseñaremos todo lo necesario acerca de uno de los felinos más grandes y característicos del continente Americano, un magnífico cazador, de mirada intimidante y reflejos rápidos capaz de hacer cualquier cosa por defender a sus crías, nos referimos a: El Puma Concolor.

El puma concolor

Descripción

El nombre común del puma andino y por el que suele ser más conocido es «León de Montaña», se trata de un gran felino de la subfamilia «Felinae» nativo de las Américas, es el mamífero terrestre salvaje de mayor extensión a lo largo del hemisferio occidental. Al ser una especie tan adaptable, el hábitat del puma abarca la mayoría de las regiones del continente.

Es el segundo felino más grande de América, solo detrás del Jaguar. Solitario por naturaleza, el nombre científico del puma es precisamente «Puma Concolor» y está considerado como un animal nocturno y crepuscular, aunque pueden ser vistos también de día. A su vez el puma se encuentra más relacionado con los felinos pequeños como los gatos domésticos (subfamilia Felinae), que a otras especies de la subfamilia Pantherinae.

Los Pumas son depredadores, que emboscan y persiguen a una gran variedad de presas. Su fuente de alimento principal son los ungulados, principalmente venados y ciervos, pero también ganado. Asimismo caza pequeñas especies como roedores e incluso insectos.

El puma concolor, nombre científico del puma andino, es un animal territorial y vive en bajas densidades de población. La distribución de su territorio depende del terreno, la vegetación y la abundancia de presas. En grandes territorios no siempre es el mayor depredador, teniendo que competir por presas contra jaguares, lobos grises, osos negros y osos grizzly.

El puma concolor

Como la mayoría de los felinos, solo las madres y sus crías viven en grupos, los encuentros entre ejemplares adultos suelen ser muy raros. Aunque en algunas ocasiones los pumas pueden llegar a compartir presas entre ellos y organizarse en pequeñas comunidades definidas dentro de los territorios de un macho dominante.

Los pumas son solitarios, y la mayor parte del tiempo suelen evitar a las personas. Los ataques a los humanos son muy raros, aunque recientemente en Norteamérica se han ido incrementando debido a que las personas han ido entrando en sus territorios.

La caza intensiva después de la colonización europea en América junto con el desarrollo continuo de vidas humanas han provocado una caída de las poblaciones de pumas en la mayor parte de su área de distribución histórica. En particular, el puma norteamericano fue exterminado en el este de América del Norte a principios del siglo XX.

¿Cuál es el nombre científico del Puma?
El nombre científico del puma andino es «Puma Concolor». Este felino recibe una inmensa cantidad de nombres debido a su extensa distribución a lo largo del continente, en este sentido también se considera como nombre común del puma: León Americano, León de montaña, Cougar, León Bayo o simplemente Puma; A su vez siendo acreditado de un nombre diferente por cada etnia indígena que contactó con este animal.

 Puma

Taxonomía del Puma

Como todo ser vivo, este animal cuenta con su propia clasificación como miembro del reino animal, donde ha sido ubicado en los estándares correspondientes según sus características de acuerdo a la siguiente taxonomía del Puma Concolor:

  • Reino: Animalia
  • Filo: Chordata
  • Clase: Mammalia
  • Orden: Carnivora
  • Suborden: Feliformia
  • Familia: Felidae
  • Subfamilia: Felinae
  • Género: Puma
  • Especie: P. concolor

Subespecies

A finales de los 80’s, se habían clasificado 32 subespecies correspondientes al nombre científico del puma concolor; Posteriormente, un estudio de ADN determinaría que la mayoría de estas subespecies eran demasiado similares entre ellas como para se catalogadas de forma distinta, disminuyendo así la cantidad de subespecies a seis, de las cuales cinco son completamente originarias de América Latina. Cada una de ellas serán explicadas con detalle a continuación:

Puma del este de América del Sur

Conocido como: Puma Concolor Anthonyi. Estos ejemplares se pueden encontrar en el sur de Venezuela, este de Brasil, Uruguay, este de Paraguay, y noreste de la Argentina. Esta subespecie incluye en su sinonimia a las subespecies: acrocodia, borbensis, capricornensis, concolor , greeni, y nigra.

 puma

Puma del Norte de América del Sur

Conocido como: Puma Concolor Concolor. Estos ejemplares se pueden encontrar en La Guayana Francesa (Colombia, norte de Venezuela, oeste de Brasil, Ecuador, Perú, norte de Bolivia). Esta subespecie incluye en su sinonimia a las subespecies: bangsi, incarum, osgoodi, soasoaranna, soderstromii, sucuacuara, y wavula.

Puma Argentino

Conocido como: Puma Concolor Cabrerae. Estos ejemplares se pueden encontrar en Bolivia, oeste de Paraguay, y noroeste y centro de la Argentina. Esta subespecie incluye en su sinonimia a las subespecies: hudsoni  y puma.

Puma Concolor Costaricensis

Conocido como: Puma centroamericano. Estos ejemplares se pueden encontrar en Nicaragua, Costa Rica y Panamá. Esta subespecie incluye en su sinonimia: Felis bangsi costaricensis y Felis concolor costaricensis.​

Puma Concolor Couguar

Conocido como: Puma de América del Norte. Estos ejemplares se pueden encontrar desde América del Norte hasta el norte de Nicaragua. Esta subespecie incluye en su sinonimia a las subespecies: arundivaga, aztecus, browni, californica, coryi, floridana, hippolestes, improcera, kaibabensis, mayensis, missoulensis, olympus, oregonensis , schorgeri, stanleyana, vancouverensis, y youngi.

El puma concolor

Puma Sudamericano Austral o del Sur

Conocido como: Puma Concolor Puma Estos ejemplares se pueden encontrar en Chile, y centro-oeste y sur de la Argentina. Esta subespecie incluye en su sinonimia a las subespecies: araucanus, concolor, patagonica, pearsoni, y puma.

Características

Los pumas son miembros esbeltos y ágiles de la subfamilia «Felidae».  Constituyen el cuarto felino más gran grande del mundo, antes que él solo están el Tigre, el León y el jaguar. Un ejemplar adulto puede llegar a medir entre 60 y 90 cm de pie (medidos desde la planta de la zarpa hasta los hombros).

Los machos, en promedio, pueden medir al rededor de los 2.4 metros, y las hembras un promedio de 2.05 metros, con rangos entre 1.50 hasta 2.75 metros (todas estas longitudes, medidas desde la nariz hasta la punta de la cola de los ejemplares).

Respecto a sus pesos, los machos suelen estar en un rango de entre 53 y 100 kg, con un promedio de 62 kg. Mientras que las hembras dentro del rango de los 29 y 64 kg, con un promedio de 42 kg.

El puma concolor

La cabeza de estos felinos es redonda con orejas erectas y redondeadas, poseen dos fuertes y puntiagudos dientes caninos en los extremos, que utilizan para matar, comer y mover a sus presas, su larga cola que suele medir al rededor de 90 cm y termina en una punta negra, es de suma utilidad para el equilibrio de este felino, la cola le permite tanto correr como escalar y saltar sin perder el balance.

Sus potentes patas delanteras, cuello y mandíbulas le sirven para atrapar y sujetar grandes presas. Poseen cinco garras retráctiles en sus patas delanteras (una en sus espolones) y cuatro en sus patas traseras. Las patas delanteras son más grandes y sus garras son adaptaciones para agarrar sus presas.

Poseen grandes zarpas y proporcionalmente las patas traseras más largas entre los felinos. Estas características físicas le conceden una gran capacidad para escalar, saltar y hacer cortos intervalos a gran velocidad. La velocidad máxima del puma varía en el rango de 60 y 80 km/h (siendo el animal más rápido de Norte América), pero estos están mejor adaptados para cortos y potentes intervalos que para correr largas distancias. Aunque no están muy relacionados con el agua, los pumas pueden nadar.

A pesar de su tamaño, estos no suelen se clasificados comúnmente como un «Gran felino», debido a que no pueden rugir, los pumas son a menudo silenciosos, con comunicación mínima a través de vocalizaciones, fuera de la relación madre-hijo, donde si se comunican mediante sonidos. De igual manera los pumas pueden gruñir, ronronear, maullar y chirriar por lo que suelen asociarse más con felinos pequeños como los gatos domésticos. En el siguiente video se pueden escuchar estos sonidos:

Sonidos de un Puma Salvaje

La coloración de los pumas es uniforme (de ahí el nombre científico del puma «Concolor» en latín) pero pueden existir variaciones entre individuos e incluso entre cachorros de la misma camada. El pelaje es típicamente de color crema o arena, pero en ocasiones tienen un color gris plateado o rojizo, con zonas más claras en la parte inferior del cuerpo, incluidas las mandíbulas, el mentón y la garganta.

Los bebés puma son manchados y nacen con ojos azules y anillos en sus colas; los más jóvenes son pálidos, y las manchas oscuras permanecen en sus flancos, al llegar a su etapa adulta pierden por completo las manchas. A pesar de las anécdotas de lo contrario, el color negro (melanismo) nunca se ha documentado en pumas.

El puma concolor

Hábitat

El puma es el animal salvaje con mayor extensión en el continente Americano, su rango tiene una expansión de 110 grados de latitud, con ejemplares desde el norte de Yukon, Canadá, hasta el sur de la cordillera de los andes, incluyendo la Patagonia, Argentina y Chile. Su distribución a lo largo del continente se debe a su capacidad de adaptarse a casi cualquier tipo de hábitat.

Estos pueden ser encontrados en cualquier tipo de bosques, así como en valles y desiertos montañosos. Los pumas prefieren regiones con maleza densa, pero pueden vivir en zonas con poca vegetación. Entre las preferencias de hábitat del puma se encuentran sitios montañosos como cañones, escarpes y peñas.

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y los Recursos Naturales (UICN), confirma la existencia de pumas en todos los países del continente americano, aunque se tiene mucha más información de los ejemplares de Norte América que los del resto del continente. A continuación mostraremos una lista de algunos de los países donde el Puma es un animal característico de sus faunas y a su vez nombraremos cuáles subespecies se encuentran en ellos:

El puma concolor

El Puma Concolor en Estados Unidos y Canadá

Conocidos como «Cougar» en estos países se encuentra la subespecie de Puma Concolor más grande de todas y a su vez la única que no es originaria de América Latina, siendo esta el Puma Concolor Couguar, conocido también como Puma de América del Norte este animal se expande por todo el territorio occidental de estos países, siendo uno de los animales más representativos del área.

El Puma Concolor en México

Conocidos en México con una gran variedad de nombres debido a que cada civilización indígena le otorgaba una denominación diferente; Al igual que en el resto del continente, estos felinos están distribuidos por este país.

La exacta distribución del puma concolor en México es desconocida para el momento, sin embargo se conoce de la existencia de los mismos. En México existen ejemplares de la subespecie Puma Concolor Couguar, siendo este el tipo de subespecie más común de América del Norte.

El puma concolor

El Puma Concolor en Argentina

Argentina es uno de los países que más subespecies de Puma Concolor posee, incluso existiendo una conocida como «Puma Argentino» (Puma Concolor Cabrerae), así como también el Puma concolor puma (ubicado al sur de la región), y el Puma concolor anthonyi (ubicado al norte de la región).

El Puma Concolor en Chile

El Puma también conocido en esta región como: «León Chileno» o «Pangui», es el felino más grande de este país con una gran reputación de ser depredador del ganado, a pesar de la larga extensión de este felino por Chile, son pocos los encuentros de los chilenos con estos animales. De las subespecies de Puma Concolor encontradas en Chile tenemos al Puma Concolor Puma.

El Puma Concolor en Bolivia

También conocido en esta región como: «Puma» o  «León Andino». Bolivia posee la mayor aglomeración de pumas del mundo, teniendo hasta 8 pumas por km2, esto conlleva a que los pumas suelan tener mayor interacción con el ganado, por lo que muchas veces terminan siendo cazados por los humanos. De las subespecies de Puma Concolor encontradas en Bolivia tenemos a el Puma Concolor Concolor.

El puma concolor

El Puma Concolor en Venezuela

Conocidos comúnmente como: «Pumas», » soboraba» o «chitdoibaboraba» (estos últimos provenientes de nombres aborígenes). En Venezuela se pueden encontrar en las regiones como: depresión del lago de Maracaibo, Los Andes, Los Llanos en el sistema de colinas Lara-Falcón, Guayana y Cordillera de la Costa. Siendo estos el segundo felino más grande del país después del jaguar. De las subespecies de Puma Concolor encontradas en Venezuela tenemos a el Puma Concolor Anthonyi.

Hábitos Alimenticios

Como depredadores natos, los hábitos del puma incluyen comerse a todo aquel animal que puedan cazar, desde insectos hasta grandes ungulados (de hasta 500 kg). Al igual que otros felinos, es un animal «carnívoro exclusivo», por lo que se alimenta solo de carne para sobrevivir. El tamaño de la presa, varía con el tamaño del puma.

La dieta de los pumas varía mucho dependiendo la zona en la que estos se encuentren, así como los tipos de presas que existan u otros depredadores con los que tenga que competir por el alimento.

Entre las presas más comunes tenemos grandes mamíferos como: vacas, gran variedad de ciervos, cabras montañesas, caballos salvajes, coyotes, caribues, antilocapras; Así como también mamíferos de menor tamaño tales como: ovejas,  Cabra, cerdos, capibaras, zarigüeyas, mapaches, serpientes, lagartijas, aves e incluso pequeños roedores.

 

Cacería

Aunque es capaz de correr a gran velocidad, los pumas son típicos emboscadores. Esperan a su presa escondidos entre arbustos, maleza, rocas o árboles y cuando la presa está cerca la emboscan con una potente mordida en el cuello, capaz de derribar a grandes mamíferos y matarlos al instante.

Los pumas cazan con un estimado de una vez cada 2 semanas, este período se acorta a una vez cada 3 días mientras las hembras tienen que alimentar a sus crías, una vez terminado de comer el puma esconde a su presa, y regresan a comerla durante algunos días más tarde. Los pumas no suelen ser animales carroñeros, y raramente comen de un animal que ellos  no han matado, pero se han registrado casos en los que se ven obligados a hacerlo.

Rol dentro del Ecosistema

Aparte de los humanos, ninguna especie tiene como presa a los pumas adultos, aunque algunos animales como los lobos grises o los coyotes pueden llegar a cazarlos mientras son cachorros, pero una vez que el puma alcanza su madurez su único problema dentro del ecosistema, es la luchar contra otros depredadores por la obtención de presas.

Un estudio realizado en Norteamérica demostró que de los tres grandes depredadores, el gran oso grizzly es el que domina al momento de cazar, pero de igual forma no interviene lo suficiente como para perjudicar la dieta del puma o de los lobos grises.

Puma, Oso y Lobo midiendo sus fuerzas

El Lobo Gris y el Puma, son rivales directos a la hora de cazar, sobretodo en invierno (debido a que la cantidad de presas se reduce). Los lobos pueden robar las presas de los Pumas e incluso en ocasiones matar a estos felinos. Existe un reporte que describe a una gran manada, de entre 7 a 11 lobos, matando un puma hembra y a sus cachorros.

Por el contrario, las lobas solitarias son una presa vulnerable y se han reportado ataques frecuentes de pumas hacia ellas. Los lobos afectan de mayor manera la dinámica de la población puma, debido a la pelea por dominar el territorio y las presas, llegando a  interrumpir el comportamiento del felino.

En el Sur del continente las condiciones cambian, el puma y el jaguar comparten territorio. Los jaguares tienden a tomar presas mucho más grandes, debido a su tamaño superior, mientras que lo pumas deben cazar presas de menor tamaño, haciendo así que los pumas sean mas pequeños y a su vez reduciendo sus posibilidades de competencia por presas de mayor tamaño. De los dos felinos, el puma parece ser el más apto para cazar una mayor variedad de especies y presas más pequeñas.

 

Como pasa con cualquier depredador al tope de su cadena alimenticia, los pumas tienen un impacto directo en las especies de sus presas. La depredación por pumas ha sido vinculada con los cambios en las diversas especies de la región.

Ejemplo
Gracias a un estudio realizado en British Columbia, se pudo observar que la población de Ciervo Mulo, al ser una de las presas preferidas del puma, estaba disminuyendo, mientras que la población de una especie menos cazada por los pumas como lo son el Ciervo de Cola Blanca, se encontraba en crecimiento.

Reproducción del Puma

Las hembras alcanzan la madurez sexual entre el año y medio y los tres años de edad. Normalmente tienen una camada cada 2 o 3 años en promedio, durante su vida fértil. Las hembras entran en celo en un período de entre 8 a 23 días que es cuando ocurre la reproducción del puma, mientras que el período de gestación es de aproximadamente 91 días. Algunas de las hembras son monógamas, pero usualmente so una especie polígama.

El puma concolor

Solo las hembras se encargan de la crianza. Las Pumas son feroces a la hora de proteger a sus cachorros, y se les ha observado peleando con animales mucho más grandes que ellas, como el oso grizzly, para defenderlos. Las camadas suelen ser de entre uno y seis cachorros (normalmente dos).

Cuevas y otros sitios similares, son utilizados para proteger la camada por la madre. Los cachorros nacen ciegos, y son completamente dependientes de la madre al principio, hasta que dejan de amamantar alrededor de los 3 meses de edad. A medida que van creciendo empiezan a salir con su madre, primero viéndola cazar y después de los 6 meses empezando a cazar pequeñas presas por sí solos.

La tasa de supervivencia de los cachorros es de un poco más de uno por camada. Los pumas viven con su madre durante aproximadamente 2 años, hasta que pueden valerse completamente por sí solos.

Crías de Pumas en estado salvaje

Los adultos jóvenes dejan a su madre, para establecerse en su propio territorio, alrededor de los dos años de edad, a veces antes, los machos suelen irse antes. Un estudio mostró que existe una mayor tasa de mortalidad en aquellos pumas que se alejan mucho más del área de la madre, ocasionalmente por conflictos con otros pumas.

Otro estudio realizado en Nuevo México mostró que los machos se dispersan mucho más lejos de su madre que las hembras, siendo más propensos a buscar zonas en las que no habiten otros pumas y siendo probablemente más responsables de flujos genéticos entre especies de distintos hábitats.

Promedio de vida del Puma Concolor
El promedio de vida del Puma Concolor en estado salvaje se encuentra entre los 8 y los 13 años, mientras que en cautiverio los pumas pueden llegar a vivir por encima de los 20 años. Las principales causas de muerte de los pumas, debido a que no poseen depredador natural, suelen ser por algún tipo de discapacidad o enfermedad, peleas territoriales con otros pumas, peleas con otras especies en la lucha por presas, por inanición, accidentes, y caza por parte de humanos.

Estado de Conservación

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (En inglés IUCN) enlista al puma concolor como una especie en estado de «Preocupación Menor«. Se estima que la población total de pumas se encuentra en un poco menos de 50.000 ejemplares (según cifras de la UICN) con una tendencia de conservación descendente. A nivel estatal de Estados Unidos las estadísticas son muy optimistas, lo que quiere decir que las poblaciones de pumas han ido incrementado, desde su caída por la colonización europea en América.

El puma concolor

El Puma Concolor está regulado bajo el Apéndice 1 de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (En Inglés CITES), proclamando ilegal el comercio internacional de este espécimen o sus partes. Los Pumas están protegidos a través de la mayor parte del continente Americano. En 1996, la caza de Pumas fue prohibida en Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Guayana Francesa, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Surinam, Venezuela, y Uruguay.

El Puma Concolor aún no tiene protección legal en Ecuador, El Salvador y Guayana. La caza regulada de este felino sigue siendo común en Estados Unidos y Canadá (exceptuando Yukon) esta práctica está permitida en cada estado de Estados Unidos desde Rocallosas hasta el Océano Pacífico, con excepción de California. Texas es el único de los Estados Unidos con una reconocible cantidad de estos ejemplares, en el cual no existe ningún tipo de protección a estos.

Ataques a Humanos

Debido a la constante expansión de la población humana, los territorios de los pumas se ven abordados por áreas en las que residen humanos incrementando así la posibilidad de ataques. De igual manera los ataques a humanos no forman parte de los hábitos del puma, de hecho son muy raros, debido a que el reconocimiento de presas es un conocimiento aprendido por los pumas y no suelen ver a los humanos como una de ellas.

El puma concolor

En un estudio de 10 Años realizado en Nuevo México acerca de pumas salvajes que no estuvieran habituados a los humanos, estos animales no mostraron un comportamiento amenazante para los investigadores que se acercaron bastante a ellos (una distancia media de 18 metros) exceptuando en el 6% de los casos; 14 de 16 de estos, se debían a hembras con cachorros.

Ataques a personas, ganado o incluso a mascotas, pueden ocurrir cuando un puma no está habituado a los humanos, o por otra parte, que se encuentre en un estado grave de inanición. Los ataques suelen ocurrir a finales de la primavera y verano, cuando los Pumas más jóvenes dejan a sus madres y comienzan la búsqueda de su nuevo territorio.

Entre 1890 y 1990, en Norteamérica hubo 53 casos reportados de ataques a humanos, resultando 48 en heridas no fatales y 10 en muertes humanas. Para 2004, la cuenta habría aumentado a 88 ataques y 20 muertes. Como muchos depredadores, un puma puede llegar a atacar si es acorralado, si el humano empieza a correr,  por instinto, estimulará al puma a cazarlo o si la persona se «hace el muerto» el puma lo verá como una presa fácil y atacará de igual forma.

Amenazar al animal a través de un contacto visual exagerado, fuertes gritos, y cualquier tipo de acción que haga parecer al humano más grande y amenazante, puede hacer que el animal se retire y no ataque. Golpearlo con palos o rocas, o incluso con las manos, es una forma bastante efectiva de evitar que el ataque del puma continúe, en caso de ya estar siendo atacado.

Ataque de Puma
Categorías Felinos

Deja un comentario