Gato Andino: Características, hábitat, hábitos alimenticios y más

Leopardus jacobita es un pequeño felino silvestre nativo de los Andes altos que ha sido clasificado «En Peligro» por la UICN porque se cree que existen menos de 2.500 individuos en la naturaleza. A continuación toda la información del gato andino.

gato andino

Características del Gato Andino

Los gatos andinos son pequeños y tienen una longitud corporal entre 58 y 64 cm, una longitud de cola entre 41 y 48 cm y pesan aproximadamente 4 kg.

Son gatos robustos y de de color gris a marrón con rayas verticales en la parte superior de la espalda, manchas en los costados y bandas alrededor de la cola y las piernas. (ver artículo: Tejón)

El gato montes andino tiene un pelaje ceniciento, cabeza, orejas y cara gris. Las áreas alrededor de los labios y las mejillas son blancas; dos líneas marrones oscuras corren desde las esquinas de los ojos a través de las mejillas. Hay algunas manchas negras en las patas delanteras, manchas de color marrón amarillento en los flancos y dos oscuros y angostos anillos en las extremidades posteriores.

Gato-Andino-1

La cola larga y tupida tiene de 6 a 9 anillos, que son de color marrón oscuro a negro. Las marcas de los juveniles son más oscuras y más pequeñas que las de los adultos. Los cráneos de especímenes adultos varían en longitud de 100.4 a 114.8 mm y son más grandes que el gato de la pampa y el gato doméstico.

El gato de las montañas tiene una nariz, labios negros y orejas redondeadas. En la parte posterior y en la cola, el pelo mide de 40 a 45 mm de largo. Sus huellas redondeadas son de 4 cm de largo y 3.5 cm de ancho, sus almohadillas están cubiertas de pelo, esto hace que la forma como se desplaza el gato andino sea difícil de detectar. (ver artículo: Zorro colorado)

Las características del gato andino en los adultos varían de 57.7 a 85 cm en longitud de cabeza y cuerpo, con una cola larga de 41.3 a 48.5 cm. La altura del hombro es de aproximadamente 36 cm y el peso es de hasta 5.5 kilogramos.

Descripción del Gato Andino

El gato andino tiene el mismo tamaño que un gato doméstico muy grande. Es gris, o el pelaje plateado está manchado y rayado con marcas marrones, rojizas y negras. Tiene una cola muy larga, cuya longitud es aproximadamente el 65% de su longitud de cabeza a cuerpo.

El felino andino y el gato de las pampas se ven similares. Esto hace que sea difícil identificar qué gato se observa y hace problemáticas las estimaciones correctas de las poblaciones.

Esto puede ser especialmente difícil cuando se trata de obtener información correcta de las observaciones de individuos que han visto a uno de estos gatos pero que no están conscientes de buscar características del gato andino específicas para distinguir entre los dos.

Gato de las Pampas

Nombre científico

El nombre científico del gato de los Andes es Leopardus jacobita. La palabra jacobita, es en honor a Jacobita Mantagazza y no debe relacionarse a jacobitus como se ve a veces en la literatura. Este es uno de los dos únicos felinos para los que no se ha descrito ninguna subespecie de forma clásica. (ver artículo: Zorro Gris)

La taxonomía del gato montes andino se encuentra actualmente en revisión por el Grupo de especialistas en gatos de SSC de la UICN. Reconocido anteriormente como perteneciente a un género monotípico Oreailurus. El gato andino está incluido en el género Leopardus, el cual incluye a la mayoría de los felinos neotropicales pequeños, y la especiación dentro de este ha sido relativamente reciente en comparación con otros linajes felinos.

Si bien hay un fuerte apoyo para la inclusión del gato andino en este género basado en el análisis genético, qué tan estrechamente se relaciona con el gato de pampa (L. colocolo) sigue sin estar claro. La clasificación del gato andino como Oreailurus se basó en muy pocos especímenes, con diferencia de tamaño relativa en las cámaras auditivas del cráneo, pero este rasgo también se encuentra en otras especies de felinos.

 gato andino

Hábitat del gato andino

Los lugares donde vive el gato andino suelen ser terrenos rocosos y empinados, en áreas áridas y escasamente vegetadas de los Andes altos sobre el límite del bosque, y en hábitats de matorrales y estepas en las estribaciones andinas del centro de Argentina y la región ecológica esteparia patagónica. (ver artículo: El Dromedario)

En general, las condiciones climáticas en el hábitat del gato andino son extremas, con temperaturas muy bajas, grandes variaciones térmicas diarias y bajas precipitaciones que determinan la presencia de plantas adaptadas tales como pastos, plantas de amortiguamiento y arbustos bajos con hojas pequeñas o resinosas.

La presencia de humedales alto andinos conocidos como «bofedales» y «vegas» es característica en los Andes altos y es un recurso importante para la vida silvestre y los animales domésticos.

La distribución del gato andino es similar al rango histórico de la chinchilla de cola corta (Chinchilla chinchilla) y el rango actual de la montaña vizcacha (Lagidium spp.) que son sus principales presas.

Gato-Andino-3

De acuerdo con los resultados de los estudios de dieta en Argentina, Bolivia y Chile, y comparado con el de otros carnívoros andinos, el gato andino ocupa un nicho más estrecho con una amplia superposición a la dieta del gato pampa.

Se cree que el gato andino es una especie solitaria, pero puede verse en parejas o con gatitos durante la época de apareamiento y después del nacimiento, respectivamente.

La temporada de apareamiento, según la población local en Bolivia, es entre julio y agosto; sin embargo, es posible que este período sea mucho más largo, ya que se han observado pequeños cachorros en octubre y de abril a septiembre. Dos gatitos fueron vistos por Villalba, y lo que parece ser un solo cachorro.

El gato andino tiene una distribución desigual debido a una especialización para hábitats rocosos naturalmente fragmentados y la mayoría de los registros de presencia provienen delos Andes centrales por encima de los 3.600 metros en Argentina, Bolivia, Chile y Perú.

Gato-Andino-4

Sin embargo, también se ha encontrado en elevaciones más bajas en los Andes meridionales de Argentina a 1.800 metros  y registros más recientes del gato andino en Argentina y Chile extienden su distribución al sur y fuera de los Andes, hacia los hábitats de estepa y matorrales patagónicos en Argentina, a elevaciones de hasta 650 metros, y a 2.200 metros en Chile, en la Región de Atacama.

Los hábitats donde vive el gato andino están fragmentados por valles profundos y sus presas preferidas, las viscachas de montaña (Lagidium), ocurren en colonias irregulares. A través de este rango, el nivel de diversidad genética es muy bajo.

Si bien la presa principal del gato de la montaña andina es probablemente la vizcacha de montaña, también es probable que las chinchillas de montaña hayan sido previamente presas importantes del gato de las montañas antes de que sus poblaciones se redujeran drásticamente debido a la caza del comercio de pieles.

Gato andino regresa a su hábitat natural

Hábitos alimenticios

Los gatos andinos son depredadores especializados de chinchillas y viscachas de montaña. Sin embargo, estos gatos pueden comer reptiles, aves y otros pequeños mamíferos, como conejos y tuco tucos. Es un animal carnívoro, por consiguiente lo que come el gato andino son vertebrados terrestres, crías de mamíferos, huevos de aves y  reptiles.

Seis especies diferentes de carnívoros viven en la Cordillera de los Andes. Tres de estas especies son gatos, el gato andino, el gato de la pampa y el puma. El puma es un gran depredador, mientras que el gato de los Andes y el pampeano son depredadores de tamaño mediano. Estos dos depredadores de tamaño mediano son muy parecidos. Ambos cazan dentro del mismo territorio.

Cazan la misma presa, la viscacha de montaña (Lagidium viscacia). La vizcacha representa el 93.9% de la alimentación del gato andino, mientras que el gato Pampas depende del 74.8% de su consumo de biomasa. Es evidente entonces que ambos gatos dependen de una presa específica para cubrir una gran parte de sus necesidades dietéticas.

Gato-Andino-5

En algunas áreas, la viscacha de montaña representará el 53% de las presas de los felinos andinos. Esto se debe a que las demás presas son significativamente más pequeñas, tanto que aunque el gato andino también las pueda cazar y consumir, las viscachas de montaña son muchos más grandes, y por consiguiente constituye más sustancia para la alimentación del gato andino.

Ambas especies de gatos mencionadas también cazan con frecuencia durante los mismos períodos. Información del gato andino  muestra coincidencias con el gato pampeano por su costumbre de salir a cazar en las noches sin luna; la segunda mayoría de los avistamientos de estos gatos fueron durante las lunas llenas.

Como el gato pampeano se alimenta de la misma presa que come el gato andino, se dificulta encontrar comida, esencialmente creando una competencia que consiste en encontrar la presa antes que la especie.

 gato andino

Reproducción

No se ha documentado ninguna información sobre el sistema de apareamiento de gatos andinos. En este sentido, es muy limitada la información que se maneja sobre la reproducción del gato andino debido al reducido número de observaciones que se ha conseguido de ellos en la naturaleza.

Sus parientes cercanos, los gatos de pampa (Leopardus colocolo), se reproducen de abril a julio. El tamaño de la camada de las pampas oscila entre 1 y 3 gatitos y alcanzan la madurez sexual a los dos años de edad. Esta forma reproductiva puede ser similar a la de los gatos andinos debido a su relación cercana.

Se ha podido conocer que la reproducción del gato andino sucede probablemente una vez al año, aunque la temporada de reproducción permanece desconocida, se sabe que es un animal sexual y vivíparo.

Gato-Andino-9

Tampoco existe información disponible sobre el cuidado parental en gatos andinos. Sin embargo, al igual que la mayoría de los felinos, la hembra  probablemente proporciona todos los cuidados parentales, proporcionando cuidados a los cachorros hasta que alcanzan la edad de la independencia. La mayoría de las especies de gatos también enseñan a sus crías a cazar durante un período antes de dispersarse fuera de su rango natal.

Se cree que los ejemplares machos (los padres) no participan en la crianza de los cachorros, que los gatos andinos recién nacidos son muy limitados en sus habilidades visuales y auditivas, las cuales se desarrollan con el crecimiento.

La madre muy probablemente prepara el lugar para recibir a sus crías durante el nacimiento y permanecen allí para su protección y amamantamiento hasta que tienen edad suficiente para salir y entrenarse en sus habilidades de caza.

 gato andino

Extinción

El hábitat del gato andino se extiende por cuatro países diferentes de América del Sur. Cada país ha desarrollado leyes individuales para proteger a este gato salvaje, creando áreas protegidas donde la caza está prohibida. Los biólogos están tratando de determinar si alguna de estas áreas protegidas alberga poblaciones significativas de gatos andinos.

Antes de 1998, la única evidencia de la existencia de este gato eran dos fotografías. Fue entonces cuando Jim Sanderson emprendió su búsqueda para encontrar al gato de la montaña andino. Sanderson avistó y fotografió uno en Chile en 1998, cerca de la frontera norte de Chile con Perú.

En 2004, se unió a un equipo de investigación boliviano y colaboró ​​con la ubicación de un gato andino en Bolivia. En abril de 2005, este gato fue encontrado muerto, tal vez después de haber caído en la trampa de un cazador furtivo.

Sanderson todavía está involucrado con el gato andino, junto con Constanza Napolitano, Lilian Villalba y Eliseo Delgado y otros integrantes de la Alianza Católica Andina, han creado la Alianza para la Conservación de Pequeños Gatos que ha forjado acuerdos de conservación con Fundación Biodiversitas, una organización chilena sin fines de lucro, y CONAF, la agencia gubernamental responsable de la gestión de parques nacionales y bosques de producción.

Gato Andino en Peligro de Extinción

CONAF acordó permitir al SCCA renovar un edificio para el Centro de Conservación y Monitoreo de los felinos andinos que ya funciona en San Pedro de Atacama en Chile.

Villalba de la Alianza de los felinos andinos llevó a cabo un importante programa de investigación, que incluyó estudios de radio telemetría, de 2001 a 2006 en la región de Khastor, en el sur de Bolivia. Los esfuerzos de conservación también están siendo realizados por la Federación de Conservación Felina para preservar esta especie.

Se estima que el gato de la montaña andina tiene solo 2.500 individuos reproductores maduros, con una tendencia a la baja debido a la pérdida de la base de presas y la persecución. Endémico de los Andes de gran altitud, el gato de la montaña andina es una buena especie emblemática para la conservación de esta vasta y vulnerable ecorregión. Sin embargo, se sabe poco sobre el gato andino, por lo que la recopilación de datos es un requisito previo para la conservación.

El objetivo de este proyecto es expandir el trabajo con las partes interesadas locales para comenzar una amplia educación comunitaria y capacitar a los lugareños en el monitoreo de gatos. Los biólogos de campo de Argentina y los pobladores locales están siendo entrenados e involucrados en el seguimiento de los gatos y el monitoreo de su entorno.

Gato Andino

Un elemento fundamental del proyecto es una exploración más profunda del conflicto entre humanos y gatos, que el equipo intenta comprender y abordar, y la entrega de datos de alta calidad sobre los requisitos ecológicos y la densidad de población de los gatos andinos para informar un Plan de conservación de gatos andinos.

De igual forma vemos cómo se desplaza el gato andino a través de estos cuatro países de Sudamérica. El estado del gato andino ha pasado de «Vulnerable» a «En Peligro» en 2002 en la Lista Roja de la UICN, lo que indica que el gato está siendo empujado hacia la extinción.

El mayor obstáculo en la conservación del gato es la propagación de su hábitat en cuatro países. Para superar este problema, los biólogos de diferentes países están tratando de colaborar para salvar a la especie.

El segundo gran problema es la escasez de fondos. Para la conservación de felinos silvestres más pequeños como la montaña andina, los presupuestos para gatos están disponibles en miles, mientras que en el caso de sus primos más grandes se están dedicando millones de dólares para salvarlos.

Gato-Andino-11

Imágenes

En esta sección se presentan imágenes que harán que usted se familiarice con esta maravillosa criatura, que se encuentra ubicado en la mayor parte de América del Sur, cuyas principales localidades son Perú, Bolivia y Argentina hasta la Patagonia, este Gato Andino muestra todas sus cualidades en cada una de las imágenes que detallaremos a continuación para el disfrute de todos.

Gato-Andino-7

Gato-Andino-8

gato andino

En Argentina

Los gatos de las montañas andinas se encuentran solo en las elevaciones de los Andes. Los registros en Argentina indican que viven a elevaciones desde los 1.800 metros (5.900 pies) en los Andes del sur hasta más de 4.000 metros (13.000 pies) en Chile, Bolivia y el centro de Perú. Este terreno es árido, escasamente vegetado, rocoso y empinado. La población en el Monumento Natural Salar de Surire se estimó en cinco individuos en un área de 250 km2 (97 millas cuadradas).

Los resultados de una encuesta en la provincia de Jujuy, en el noroeste de Argentina, indican una densidad de 7 a 12 individuos por cada 100 km2 (39 millas cuadradas) a una altura de unos 4.200 metros (13.800 pies).

En Argentina, el gato andino está protegido por la Ley Nacional 22421 de conservación de vida silvestre y su Decreto Estatutario y también por Resolución del Secretario de Agricultura se prohíbe la caza y/o el comercio de esta especie.

Gato-Andino-12

En Bolivia

El Altiplano, o meseta de gran altitud, es un lugar especial. Se extiende desde el norte de Argentina hasta el centro de Perú, es la segunda llanura más alta del mundo (después del Tíbet), con un promedio de más de 12.000 pies, atravesando a La Paz, la ciudad capital de Bolivia.

Pero para encontrar a los gatos es necesario salir de la ciudad y llegar a lugares más elevados. Hacia el suroeste, donde Bolivia limita con Chile y Perú, específicamente en Ciudad de Piedra a una altitud «cómoda» de 4.000 metros o un poco más de 13.000 pies.

El Altiplano es una región, no un hábitat, por lo que cuando se viaja a través de ella es posible encontrar diferentes comunidades de plantas y tipos de formaciones rocosas. Al principio están las praderas de Puna que ruedan suavemente a medida que se alcanza altitud.

Aunque hermoso, hay que seguir adelante ya que los gatos andinos no se encuentran principalmente en estas comunidades de pastos. El suelo se hizo más duro y los pastos menos frecuentes.

Gato-Andino-13

Aún así, se toma un desvío en el camino de tierra principal para avanzar lentamente por este hermoso valle del río y llegar al verdadero hábitat del gato andino en este país. El gato prefiere las zonas rocosas empinadas en las que vive su presa favorita, la viscacha meridional (Lagidium viscacia).

La realidad, es que esta planicie es diseccionada continuamente por cañones de diferentes tamaños y abrirse camino a través de ellos no es una tarea fácil, especialmente cuando la entrada y salida de los cañones es difícil de encontrar. Las vistas en ellos, sin embargo, son especialmente impresionantes.

Este no es un lugar fácil para vivir, y de alguna manera, el Gato Andino probablemente ha podido resistir porque no muchas personas optan por establecerse en este entorno hostil. 

En Bolivia, junto con otras especies silvestres de fauna y flora, el gato andino está protegido por el Decreto Supremo, promulgado en 1990, que establece una prohibición general e indefinida de la caza, captura, almacenamiento y/o acondicionamiento de animales silvestres y sus derivados productos.

 gato andino

En Chile

Nombrado como una especie rara, debido al pequeño espacio demográfico que ocupa y su espécimen limitado, el gato andino chileno es uno de los felinos menos conocidos a escala internacional.

De tamaño medio y aspecto robusto, el pelaje del gato andino chileno es de un color gris con parches de color marrón-amarillo en su cuello y en ambos lados de la espalda. En quechua, este animal es conocido como «Chinchay» y «Titi» en aymara. Se puede encontrar en las regiones del norte de Chile.

En Chile, todas las especies de felinos están completamente protegidas desde 1972 por ley. La caza ilegal de felinos en Chile se penaliza con multas de hasta 6.000 dólares estadounidenses y / o prisión de hasta 3 años.

Gato Andino en Chile

El Perú

La caza de los lugareños que consideran que el gato montes peruano es un depredador de su ganado ha sido reportado con frecuencia. Son asesinados por comida y medicinas tradicionales en el centro de Perú.

Los perros de los pastores también los matan. Mientras que los gatos están completamente protegidos a nivel nacional, la aplicación de la ley es muy difícil. Se han observado especímenes muertos de gatos en el campo y para la venta en mercados especiales.

Para superar esto, se están realizando esfuerzos para mitigar el conflicto entre el hombre y el animal educando a la comunidad y aplicando las leyes que ya existen. Los lugareños están siendo educados para cambiar su percepción hacia la especie.

En este país, el gato montes peruano es considerado una especie amenazada y su caza, comercio y posesión (animales vivos, muertos o sus partes) está prohibido por ley desde 1999.

Gato Montes Peruano

Diferencias y similitudes con el Gato de las Pampas

Aunque el gato de las pampas se ve bastante diferente en otras partes de su rango, en los Andes altos se ve bastante similar al gato andino. La similitud entre las dos especies es tal que los lugareños e incluso los científicos encuentran difícil distinguirlos. Esto causa confusión al identificar a estos felinos y hace que las estimaciones correctas de las poblaciones sean problemáticas.

Esto se vuelve aún más difícil cuando se intenta obtener información correcta de los avistamientos, donde los individuos suelen asegurar que han visto a uno de estos gatos pero no están preparados para detectar en ellos características identificables que sirvan para diferenciar entre los dos, para ello será útil conocer la información que se detalla a continuación:

  • Cola: la cola del gato andino tiene dos tercios de la longitud del cuerpo. Es gruesa y roma con 6 a 9 anillos anchos. En el gato pampas es aproximadamente la mitad de la longitud del cuerpo, delgada y cónica con 9 anillos estrechos.
  • Anillos de cola: en los gatos andinos, el ancho máximo es de 60 mm, mientras que en las pampas es de 20 mm.
  • Rasgos faciales: los gatos andinos tienen líneas características en los lados de los ojos y las puntas de las orejas son redondeadas. Si hay líneas en los gatos de las pampas, son marrones y menos dramáticas. La mayoría de los miembros de esta especie tienen orejas de punta triangular.
  • Nariz: los gatos andinos tienen la nariz muy oscura o negra, mientras que los gatos de las pampas tienen narices de color claro y generalmente rosadas.
  • Color general: los gatos andinos generalmente tienen un color gris plateado, mientras que los gatos de las pampas son de color crema, rojo, óxido y negro.
  • Patrón de abrigo: los gatos andinos tienen un patrón consistente, mientras que los gatos de las pampas tienen tres patrones diferentes con diferentes variaciones.
  • Color de los oídos: los gatos andinos tienen una coloración uniforme del color base, mientras que los gatos de las pampas tienen orejas de colores estampados.
  • Patas delanteras: en los gatos andinos los anillos no están completos y las rayas parecen manchas, mientras que en las pampas hay dos o más anillos negros bien definidos y completos.

gato andino

¿Es difícil ver a un Gato Andino?
Los gatos andinos rara vez han sido observados en la naturaleza por científicos. Sin embargo, el número de registros de distribución reciente ha aumentado mucho debido al arduo trabajo realizado por Andean Cat Alliance, un grupo de investigadores especializados formado en 1999. No se conocen gatos andinos en cautiverio y pocos especímenes de museo.
Categorías Felinos

Deja un comentario