Demonio de Tasmania: Características, hábitat, y mas

El diablo de Tasmania o también conocido como Sarcophilus harrisii es una especie de marsupial (dasiuromorfo), correspondiente a la familia Dasyuridae. Actualmente se encuentra en estado silvestre específicamente en la Isla de Tasmania, de donde deriva su nombre, esto al sur de Australia. En el siguiente artículo conoceremos todo sobre el demonio de Tasmania.

Demonio de Tasmania

Descripción

El nombre científico del demonio de Tasmania es Sarcophilus harrisii, aunque también se ha ganado fama como el diablo de Tasmania por la ferocidad que le caracteriza al comer y los chillidos agudos que emite. Se trata de un marsupial que se caracteriza por ser carnívoro, es de un  mayor tamaño en la actualidad, tras la evolución que se generó luego de la extinción del lobo marsupial.

Su tamaño es aproximadamente el de un perro pequeño, su  cuerpo es robusto y algo musculoso, en cuanto a su piel está cubierta de pelo de color negro. Se identifica por el desagradable olor que posee, y por su grito el cual es muy fuerte e incluso muy inquietante, así como también por la ferocidad que demuestra cuando se alimenta.
Descripción del Demonio de Tasmania

Taxonomía

Como todo ser viviente que haya sido estudiado por la ciencia, el Demonio de Tasmania tiene su propia clasificación otorgada de acuerdo a las características que presenta y viene dada por la siguiente información:

  • Reino: Animalia
  • Filo: Chordata
  • Clase: Mammalia
  • Subclase: Marsupialia
  • Orden: Dasyuromorphia
  • Familia: Dasyuridae
  • Género: Sarcophilus
  • Especie: S. harrisii

Demonio de Tasmania

Características del Demonio de Tasmania

Esta especie tiende a superar en tamaño a cualquier otro marsupial que sea carnívoro, porque posee hasta treinta centímetros de altura aproximadamente llegando solo hasta los hombros, a esto habría que sumarle lo que mide y llega a pesar su cabeza.

Tal y como se puede ver en las imágenes del demonio de Tasmania contenidas en este artículo, el pelaje que lo rodea es negro y muy terso, en ocasiones se encuentran ciertas manchas de color blanco en su parte costal.

Entre  las características del demonio de Tasmania más destacadas se encuentra su boca, ya que tiene una fuerte mandíbula con unos grandes y muy afilados dientes, esta puede abrirse alrededor de unos 75 a 80 grados. Otro aspecto único en este animal son  los chillidos que emite, los cuales  son como una serie de pequeños aullidos que le ha hecho ganarse el nombre de «demonio» o «diablo» con el cual hoy lo conocemos. (ver artículo: Lobo)

Esperanza de vida
El promedio de vida para el demonio de Tasmania es de cinco años y muy poco probable, casi imposible, que supere esta edad. Se conoce de un caso sobre un ejemplar que duró hasta siete años y que se le llamó Coolah, cuando nació en el zoológico, en el Estado de Ohio específicamente.

Peligro de extinción

Sarcophilus harrisii, nombre científico del demonio de Tasmania, se encuentra amenazado, y se localiza en la en la lista de los animales que están en peligro de extinción, a este animal en la actualidad se le encuentra en una sola isla de Australia, a diferencia de antes cuando se le podía ver en otros lugares.

En la actualidad hay ciertas circunstancias que son muy significativas acerca de este animal, según una serie de investigaciones se ha determinado que el demonio de Tasmania puede causar una enfermedad que es parecida al cáncer y la cual provoca tumores, esta se trasmite por mordeduras. Este importante hallazgo a generado que la población entre en pánico, ya que no quieren contagiarse.

Hábitat

Como es de suponerse, se ha definido para el demonio de tasmania hábitat único que se encuentra precisamente en la Isla de Tasmania, la cual se localiza al sur de Australia.

Documental: El Demonio de Tasmania

En la  actualidad no existe ninguna evidencia de que exista otro lugar donde habita el demonio de Tasmania, sin embargo los estudios han manifestado que en la antigüedad este marsupial logró ocupar una gran parte del país oceánico, de allí se deriva que esta exótica criatura posiblemente ha estado en muchos más sitios de los que imaginamos.

También se sabe que existe para el demonio de tasmania hábitat que le ha permitido distribuirse por la mayor parte de los bosques de Tasmania, aunque hay algunos donde no se le ha visto, tales como aquellos que están totalmente deforestados. Sin embargo, este se destaca por su fácil adaptación.

En los lugares donde habita el demonio de Tasmania se ha podido observar que este animal tiende a ser muy solitario y que le encanta cazar justo en la noche o cuando oscurece.

 Demonio de Tasmania

Reproducción

El demonio de Tasmania practica la poligamia, lo que quiere decir que se aparea con varias parejas a excepción de una sola y llega a la madurez sexual aproximadamente a los dos años de vida. La reproducción del demonio de tasmania ocurre por lo general en marzo y está precedida por una competencia entre los machos para conseguir una hembra para aparearse.

Después del encuentro sexual, los demonios de Tasmania macho y hembra se separan y no vuelven a relacionarse pero si la hembra no consigue un embarazo exitoso o se pierde la cría puede volver a entrar en celo y aparearse de nuevo antes del mes de julio.

La gestación que tiene lugar después de una efectiva reproducción del demonio de Tasmania dura 21 días y las crías nacen en abril. Las camadas de esta especie suelen ser muy grandes, alcanzando de 20 a 30 crías que se arrastran a la bolsa materna y se alimentan de leche a través de 4 pezones.

Después de 5 meses los demonios de Tasmania bebés salen del marsupio para ubicarse en un lugar acondicionado en la vegetación del que podrán salir un mes después de ser destetados para comenzar a complementar su dieta con otros alimentos.  (ver artículo: Gatos y Embarazo)

 Demonio de Tasmania

Alimentación

La alimentación del demonio de Tasmania está desarrollada de un 80% de carne, ya que este es un animal carnívoro, por tal razón  es evidente que esto sea así. En forma general, se sabe que suele ser perezoso, este animal se caracteriza por comer toda la carroña o toda clase de bichos muertos que encuentre en las zonas donde habita.

Se sabe además sobre el demonio de Tasmania que es un buen cazador nocturno y esta actividad no representa ningún problema para él, ya que tiende a ser muy ágil para atrapar a sus presas y devorarlas de forma singular. Entre las presas más comunes que forman parte de la alimentación del demonio de Tasmania es posible mencionar alas siguientes:

  • Serpientes
  • Aves
  • Ranas
  • Canguros
  • Ovejas
Demonio de Tasmania defiende su alimento

Deja un comentario