Guanaco: Que es, significado, características y mas

El guanaco (Lama guanicoe) es un camélido nativo de Sudamérica. Su nombre proviene de la palabra quechua sudamericana «huanaco» (deletreo moderno wanaku). Los guanacos jóvenes se llaman «chulengos«. A continuación toda la información acerca de esta criatura tan particular.

¿Qué es un Guanaco?

Para que puedas tener una imagen más clara de cómo es un guanaco te invitamos a imaginar un camello, quitarle una joroba (o dos), finalmente, reducir su tamaño y colocarlo en Sudamérica, viviendo tan al sur como en Tierra del Fuego. El resultado: Un guanaco.

Los guanacos están relacionados con los camellos, al igual que las vicuñas, llamas y alpacas, pero viven en Sudamérica, mientras que los camellos se encuentran en África y Asia. Los guanacos y las vicuñas son animales salvajes, pero las llamas y las alpacas han sido domesticadas, como los perros y los gatos, y probablemente fueron criadas a partir de guanacos. (ver artículo: El Camello).

Tal y como podrás apreciar en las imágenes de guanaco contenidas en este artículo, son animales delgados con lomos marrones pálidos, partes inferiores blancas, colas cortas, cabezas grandes, cuellos muy largos y orejas grandes y puntiagudas.

Viven en grupos de hasta diez hembras, sus crías y un macho adulto dominante. Los machos solteros forman sus propios rebaños, que pueden incluir hasta 50 o más animales.

Cuando una guanaco hembra da a luz, su recién nacido, conocido como «chulengo«, puede caminar inmediatamente. Así, los Chulengos pueden seguir el ritmo de la manada de inmediato.

Los guanacos viven en tierras altas en los Andes, hasta 3.962 metros (13.000 pies) sobre el nivel del mar, así como en las mesetas, llanuras y costas más bajas de Perú, Chile y Argentina. Los guanacos una vez fueron cazados por su gruesa y cálida lana. Ahora prosperan en áreas protegidas por la ley.

Descripción del Guanaco

Significado

Ahora que ya sabes cómo es un guanaco es momento de hablar de su significado. En realidad, este camélido sudamericano bien evolucionado todavía no tiene un nombre institucionalizado, con la excepción del nombre lógico «Lama glama guanicoe«.

En Argentina, Bolivia y Chile recibe algunos nombres habituales y bien conocidos, sin embargo todos coinciden en que este mamut que puede llegar a medir 1,75 metros de altura, pesar hasta 220 libras es llamado «Luan» en su estado normal y sólo recibe el nombre de «Guanaco» cuando acaba de ser domesticado como criatura de tiro y carga.

Este segundo nombre proviene de la voz quechua «Wanaku«, identificada con la muerte y el botín. Una de las cualidades fundamentales de esta criatura es que se protege contra sus agresores lanzando enormes salivazos en la cara.

En el siglo XIX, algunos esqueletos de luanos y guanacos terminaron siendo componentes centrales de la obra transformadora de Charles Darwin, mientras que él tomó ejemplos naturales y paleontológicos en su viaje de investigación general a bordo del Beagle.

Historia del Guanaco

Para algunos individuos, esta criatura sudamericana es el único y genuino punto de partida de la corriente principal de apodo acreditado a la población salvadoreña. Lo que no se aclara es la forma en que este término pudo ir por el continente hacia el sur hasta lo que fuera entonces el Reino de Guatemala (Colonia española), donde pareció ser utilizado a mediados del siglo XVI.

Es posible que Gómez de Alvarado y Contreras (conquistador y explorador español) haya mantenido alguna correspondencia con sus hermanos en la ciudad Santiago de los Caballeros de Guatemala, sin embargo hasta la fecha no hay documentación que lo demuestre, así como tampoco hay ningún registro que demuestre que las familias Pipil (nobles), persuasivamente llevadas por los Alvarado y Contreras a Quito en 1534, vieran a guanacos y regresar a San Salvador para comunicarlo.

Las palabras, por ejemplo, gwa, gwana, wañga, kañga, ñgangi, ñka, ñgwali, ñgur, ñgwa, nkan, gañ,hañga, gañga y otras son básicas en diferentes dialectos, comenzando en el Congo, un área africana desde la cual un gran número de esclavos fueron capturados y llevados hacia las Antillas por traficantes portugueses, ingleses y españoles.

Estos términos aluden a los animales alados, concretamente al pavo o «gallo de las Indias», ya que en la actualidad se introduce adicionalmente en dialectos europeos, por ejemplo, catalán o francés.

Este posible lugar de nacimiento africano se mezcla en la costa caribeña de Guatemala y Honduras con otro término comparable en los ocho años iniciales de cercanía española y africana en el Reino de Guatemala. A decir verdad, un guía atraído en 1597 por el taller del grabador flamenco Theodor de Bry obviamente demuestra el término «Guanaxos» aludiendo a la ensenada de Honduras, donde desemboca el río Dulce.

En 1760, un guía francés, dibujado por Nicolás Bellin, demuestra tanto más inequívocamente la presencia del Golfo de Hibueras o Guanacos. ¿Por qué se registra eso en los dos mapas?, La división proviene de la isla Guanaja, cerca de Utila. Sus ocupantes indígenas fueron los guanajos, nombre que en el siglo XIX fue alistado con X y no con J.

En la capital del Reino de Guatemala, desde el siglo XVI, cualquier persona concebida fuera de la capital ha sido vista como un guanaco. No importaba en qué otro dominio fuera concebido, si el individuo no era un local de Santiago de los Caballeros de Guatemala o de la Nueva Guatemala de la Asunción era un guanaco.

En este sentido lo recoge el ensayista Miguel Ángel Asturias en su novela «El señor presidente«, cuando su personaje Fedina Rivas saca a relucir que «son cosas de algún guanaco salado y atrevido, de los individuos que van a la ciudad con las trampas de la montaña«.

En este sentido, tiene el guanaco significado de individuo áspero, rústico, tosco, sin prepararse adicionalmente y sin tener numerosas expresiones terribles, lo que lo hace inconsistente con el ser urbano y sus tradiciones iluminadas y culturales.

Hace un año, un guatemalteco dispersó un contenido que, sin fomentar el razonamiento básico, fue viralizado en las comunidades informales. En su obra escrita, este escritor llamó la atención sobre el hecho de que la palabra guanaco había sido atribuida a las tropas salvadoreñas que estaban luchando contra los retrasos del Dr. William Walker en Nicaragua, en las cercanías de 1856 y 1857.

Más aún, llamó la atención sobre el hecho de que este «prominente gentil» se le dio, contrariamente a los Chapines, Catrachos, Nicas y Ticos a los que se les permitía alternar tropas de lo que quedaba de las fuerzas armadas centroamericanas. El guanaco se hizo realidad gracias a la sencillez con la que los salvadoreños se dispusieron a descansar bajo los árboles de guanacaste, donde ellos también visitaron y hablaron en hermosa hermandad.

Lamentablemente, el residente guatemalteco no le dio una fuente solitaria de ayuda narrativa a su historia, la cual se generalizó por la ayuda prevaleciente en el sentimentalismo del cual se estaba inundando. Otra adaptación del término, además de las ya descritas, lo llevan a la anticuada Fenicia y sus marineros, algunos de los cuales habrían sido las guanas, bien conocidas por su fortaleza e intrepidez a cambio de batallas y viajes por mar.

Los familiares de estas guanas habrían ido con Cristóbal Colón a la isla de Guanahaní (que habría tomado su nombre de los vencidos y no de los guajiros que ocuparon el Caribe a finales del siglo XV y mediados del XV), desde donde se habrían trasladado a varias partes de América debido a las investigaciones de éxito, habrían sido marineros en el puerto peruano de El Callao y habrían regresado a España en los barcos que llevaban las riquezas continentales en medio de las tempestades marinas y la gran cantidad de amenazas de los Océanos y del Sur.

Todo lo que se requiere para esta nueva hipótesis es una prueba narrativa sólida y adecuada que la ayude y la haga confiable. En la segunda década del siglo XXI, la incertidumbre sobre el punto de partida de este término discutible continúa.

 guanaco

A algunos salvadoreños les gusta, pero a otros no, sobretodo cuando lo relacionan con el sólido clamor del «Poema de amor» de Roque Dalton, a pesar de que también hay individuos que lo recuerdan eficazmente de ese verso de una canción de Fiebre Amarilla: «Yo soy guanaco, sí, señor,/guanaco soy de corazón…«. (Ver artículo: Boerboel).

En este momento, ninguna de las especulaciones esbozadas es para el guanaco significado concluyente, sin embargo en la actualidad el guanaco y sus palabras conectadas conforman un destacamento entre los componentes más reconocidos y claros de la cultura salvadoreña dentro y fuera de la nación. Por esta razón básica, es censurable que todavía no se haya hecho ninguna investigación auténtica, antropológica y etimológica para encontrar su causa y su progreso.

¿Qué significa Guanaco en Argentina?
Además del significado que existe para la mayoría de los países acerca de qué es un guanaco, que involucra a un mamífero herbívoro parecido a la llama, existe un uso particular sobre lo que significa Guanaco en Argentina, donde el término es utilizado para referirse a una persona que se aprovecha, para mal, de otra que se encuentra distraída. Este uso parece hacer referencia a la costumbre oportunista del guanaco animal de escupir de manera inesperada o «a traición». 

guanaco

Características del Guanaco

El guanaco se encuentra entre 1 y 1,2 metros de altura (3 pies 3 pulgadas y 3 pies 11 pulgadas) en el hombro, y pesa de 90 a 140 kg (200 a 310 libras). Su color varía muy poco (a diferencia de la llama doméstica), desde el marrón claro a la canela oscura y del matiz al blanco por debajo.

Los guanacos tienen caras grises y orejas pequeñas y rectas. Son una de las especies de mamíferos silvestres más grandes de Sudamérica, junto con el manatí, el delfín del río Amazonas, el tapir y el jaguar.

Otra de las características del guanaco es que tiene piel gruesa en el cuello, rasgo que también se encuentra en su contraparte doméstica, la llama y en sus parientes, la vicuña silvestre y la alpaca domesticada. Esto protege su cuello de ataques de depredadores. Los bolivianos usan la piel del cuello de estos animales para hacer zapatos, aplanando y golpeando la piel de las suelas.

Curiosidad
Los guanacos se encuentran a menudo a grandes alturas, hasta 4.000 metros sobre el nivel del mar, excepto en la Patagonia, donde la latitud sur significa que el hielo cubre la vegetación a estas alturas. Para que los guanacos sobrevivan en los bajos niveles de oxígeno que se encuentran en estas altitudes, su sangre es rica en glóbulos rojos. Una cucharadita de sangre de guanaco contiene cerca de 68 mil millones de glóbulos rojos, lo que se traduce en cuatro veces más que un humano.
Características del Guanaco

Hábitat y ecología

El Guanaco es un ungulado silvestre que se encuentra desde el nivel del mar hasta más de 5.000 metros de altura. A nivel continental y nacional, el clima ha impulsado principalmente la distribución de las áreas donde vive el guanaco.

En este sentido, se encuentra para el guanaco hábitat que se caracteriza por climas altamente estacionales, inviernos secos o cubiertos de nieve, temperaturas frías incluyendo bajo cero, vientos de intensidad moderada a alta y baja precipitación, combinada con alta evapotranspiración crean condiciones áridas que en general resultan en baja productividad de la planta.

En la subregión de la Patagonia se ubican cuatro de los diez ambientes principales donde vive el guanaco descritos para América del Sur:

  • Matorrales desérticos y xerófilos.
  • Matorrales montanos.
  • Matorrales y sabanas.
  • Bosques templados.

Desde el punto de vista fitogeográfico, se ha descrito para el guanaco hábitat propio de las provincias de Monte y Patagonia, que incluyen matorrales áridos y semiáridos, y pastizales que abarcan alrededor de 1.000.000 km². A menor escala, la presencia o ausencia de esta especie puede explicarse por la altitud, la vegetación, la topografía y la presencia de ganado.

guanaco

Tanto las poblaciones migratorias como las sedentarias existen a lo largo de la cordillera de Guanaco. La migración es impulsada principalmente por la oferta de forraje en invierno y la profundidad de la nieve, tal como se observa en la población andina y en algunas poblaciones patagónicas antes y después de la temporada reproductiva.

Un rango mínimo anual de hábitat reportado para la especie es de 2 a 9 km² en animales sedentarios, mientras que en poblaciones migratorias pueden alcanzar hasta 900 km² en los Andes y alrededor de 40 km² en Tierra del Fuego durante el invierno.

El principal depredador natural del guanaco es el puma (Puma concolor) y secundariamente el zorro andino (Lycalopex culpaeus). Su distribución se solapa marginalmente con otros ungulados nativos como el Huemul (Hippocamelus bisulcus) en la Patagonia, el Taruka (Hippocamelus anticensis) en las montañas de los Andes centrales, y la Vicuña (Vicugna vicugna) en algunas partes del altiplano.

guanaco

Los guanacos adultos pesan entre 80 y 120 kg y su sistema reproductivo se basa en la poliginia de defensa de los recursos, es decir, un macho adulto defiende un territorio donde ocurre el nacimiento y el apareamiento y un grupo de hembras y sus crías (chulengos) se alimentan libremente de la intrusión de otros machos.

El Grupo Familiar es la unidad social básica que ocupa un Territorio de Alimentación defendido por el varón adulto residente. Otras unidades encontradas durante la temporada reproductiva, incluyen machos solitarios que defienden un territorio sin hembras, y grupos masculinos no territoriales compuestos por machos de varias edades. En las poblaciones migratorias fuera de la temporada reproductiva, se pueden observar grandes Grupos Mixtos compuestos de ambos sexos de todas las edades.

La vigilancia y la búsqueda de alimento representan casi el 90% del tiempo diario para los guanacos machos y hembras en grupos familiares, donde los animales se benefician de vivir en grupos a medida que el tiempo de búsqueda individual aumenta con el tamaño del grupo, así como la vigilancia colectiva contra los depredadores.

 guanaco

La territorialidad aparentemente limita la densidad de población, alcanzando una menor densidad de equilibrio cuando se contrasta con los modelos basados en la ingesta individual de forraje. Los datos empíricos de campo también han mostrado que el tamaño del Grupo Familiar está positivamente correlacionado con la producción de forraje dentro de los Territorios de Alimentación.

Los guanacos son herbívoros generalistas de selectividad intermedia, es decir, sus dietas incluyen grandes proporciones de pastos y arbustos. Las ovejas domésticas fueron el principal ungulado introducido a lo largo de la cordillera de Guanaco, alcanzando los 22 millones en 50 años después de su introducción en la Patagonia Argentina a fines del siglo XIX.

Los guanacos y las ovejas se superponen en gran medida en sus preferencias forrajeras hasta en un 80% en algunas áreas. Aunque ambas especies pueden incluir unas 100 especies de plantas en sus dietas, sólo 17 especies representan el 80% de las dietas, y en la Patagonia dos especies de pastos representan el 40% tanto para la dieta de guanacos como para la de ovejas.

 guanaco

Otros ungulados introducidos que se encuentran en el hábitat del guanaco son las cabras, el ganado, los burros y los caballos, pero pocos estudios han evaluado que su dieta se superpone con la del guanaco.

Un estudio preliminar en el Chaco boliviano mostró que el guanaco es un alimentador generalista, respondiendo a la disponibilidad estacional de frutas, flores y hojas, incluyendo una variedad de cactus. En esa misma región, los guanacos compiten principalmente por el forraje y los recursos espaciales con el ganado y los caballos.

La competencia con el ganado, la caza y la modificación del hábitat a menudo ha resultado en que los guanacos ocupen tierras marginales de baja calidad en términos de cobertura vegetal y la disponibilidad de especies vegetales preferidas causadas por ovejas que monopolizan las áreas más productivas. Se ha encontrado en Chile cría de guanaco y Equus asinus.

Alimentación del Guanaco
La alimentación del Guanaco es totalmente herbívora y por lo tanto come principalmente pastos y arbustos, pero también líquenes, plantas suculentas y cactus cuando otros alimentos son escasos.
Guanacos en la Patagonia

Cría del Guanaco

En los últimos años se ha realizado en la Patagonia un interesante proyecto relacionado con la explotación del guanaco. En este artículo les contamos cuáles son las características de estos animales, la extraordinaria finura de su pelaje y la forma en que es posible lograr la producción sin afectar la delicada ecología de la región. (Ver artículo: Bodeguero Andaluz).

Sobre la especie

El guanaco es una especie del grupo de los camélidos que habitan en el extremo sur del continente, totalizando anteriormente más de 7 millones de ejemplares distribuidos por toda América del Sur. Hoy existen aproximadamente 600.000 cabezas, el 95% de las cuales se encuentran en la Patagonia.

En este hábitat reducido y devastado por la introducción de especies exóticas como el ganado ovino, la disminución de pastos adecuados y la introducción de enfermedades antes desconocidas, el guanaco se ha convertido hoy en día en una de las alternativas más prometedoras para la economía de la región.

 guanaco

Eran animales casi sagrados para los aborígenes de la zona. Consiguieron de ellos comida y refugio. A menudo la distribución de las antiguas tribus tehuelches, onas y yamanas estaba directamente relacionada con los sitios de distribución de los guanacos. Y esta convivencia se regía por leyes no escritas pero siempre respetadas: no matar a las hembras y a sus crías, sacrificando sólo un pequeño número de machos adultos por temporada.

La llegada del «hombre blanco», el cercado de los campos y su explotación extensiva por especies como las ovejas, rompieron ese delicado equilibrio y el resultado fue una dramática disminución del número de guanacos, que cayó peligrosamente a niveles críticos a principios del siglo XX.

Los guanacos están relacionados con la llama, la vicuña y la alpaca, y al igual que estos animales son muy apreciados por su pelaje. Es similar a la lana, corta, fina, de color marrón claro, con matices. No hay diferencias importantes entre machos y hembras entre 1,20 m. y 1,70 m. de altura.

Una característica importante es la forma de sus cascos, que descansan sobre almohadillas elásticas. Esto les ayuda a alcanzar altas velocidades en la carrera y les da la habilidad de navegar en terrenos ásperos, mientras que previene el daño al suelo porque no levantan la capa superficial que lo protege de la erosión.

Fibra de guanaco

La fibra de guanaco es particularmente apreciada por su tacto suave y cálido y se encuentra en telas de lujo. La lana blanda del guanaco es la segunda más valorada después de la de la vicuña. Las pieles, especialmente de los terneros, se utilizan a veces como sustituto de las pieles de zorro rojo, porque la textura es difícil de diferenciar.

Al igual que su descendiente doméstico, la llama, el guanaco es de doble capa con pelos de guarda gruesos y un subpelo suave, cuyos pelos tienen unos 16-18 µ de diámetro y son comparables a los de la mejor cachemira.

Proyecto «Guenguel»

Un grupo de indígenas patagónicos que durante años se dedicaron a la ganadería ovina, decidieron enfrentar las condiciones adversas de un mercado internacional con precios cada vez más bajos para su materia prima, la lana. Aceptaron el desafío del cambio y así nació el «Proyecto Guenguel» que se basa en la idea de explotar la producción alternativa del guanaco.

Proyecto Guenguel

Extinción

Una grave preocupación a nivel nacional es que es probable que los guanacos se extingan en tres de los cinco países donde fueron encontrados históricamente y actualmente clasificados como En Peligro: Paraguay, Bolivia y Perú.

Por esta razón es importante enfatizar que el futuro manejo del guanaco no sólo aborda el problema de la caza furtiva, sino que también se enfoca en la implementación de medidas orientadas a la protección y conservación de las poblaciones deprimidas, así como, simultáneamente, expandir la utilización sostenida de las poblaciones recuperadas y abundantes para beneficio de los residentes y propietarios locales.

Por consiguiente, se necesita una clasificación más precisa del guanaco, tal como una Evaluación Regional, para reflejar la heterogeneidad real de las poblaciones a través de su distribución multinacional.

 guanaco

Guanaco vs Llama

Las comparaciones Guanaco vs Llama son muy comunes, dadas las similitudes entre ambas especies. En realidad, el Guanaco es la versión más pequeña de la Llama, y comparte las mismas características de pelo externo grueso y un subpelo suave.

Con un peso de 90 kg (200 libras), es más grande que la vicuña. Tiene una coloración distintiva, con un lomo marrón, un vientre blanco y una cara gris. Las llamas, por otro lado, vienen en una mayor variedad de colores.

Si se observan con atención imágenes de Guanaco será posible apreciar que también tiene orejas pequeñas y rectas. Al igual que la vicuña, el guanaco también está protegido, pero como su pelaje superior es grueso, siempre ha sido menos deseado, y por lo tanto no ha experimentado la misma lucha de la población.

Diferencias entre Vicuña, Alpaca, Llama y Guanaco

Guanaco en Chile

Es posible encontrar en Chile cría de guanaco en los Andes, desde las regiones de Arica y Parinacota hasta las regiones de Aisen y Magallanes, incluyendo la gran isla de Tierra del Fuego.

También hay pequeñas poblaciones que habitan las cordilleras costeras y andinas en las regiones de Arica y Parinacota y Atacama. La subespecie L. g. cacsilensis está presente en el norte, L. g. huanacus vive en la zona central, mientras que L. g. guanicoe vive en la zona sur.

En Chile, la caza está permitida sólo en Tierra del Fuego, donde reside la única población no clasificada como en peligro en el país. Entre 2007 y 2012, 13.200 guanacos fueron cazados legalmente en Tierra del Fuego.

Guanaco en Bolivia

En Bolivia, el guanaco se ha registrado generalmente en los distritos altoandinos y de la Puna (en las divisiones de Potosí y Chuquisaca) y en los campos del Chaco (Tarija y Santa Cruz). El más reciente relato de la condición de protección de la fauna en Bolivia muestra que el guanaco de la zona altoandina y de la Puna sería exterminado en estado salvaje. (Ver artículo: Bloodhound).

Esta evaluación se basó en la falta de observaciones de la especie en el campo por parte de los investigadores durante los últimos 18 años. Alzérreca (1982) registró la especie en la región de Mochara (en el límite entre los departamentos de Potosí y Chuquisaca) y Pinaya (1990) al oeste de la Cordillera de Sama (en el departamento de Tarija). Esta información fue corroborada durante un taller de especialistas realizado en 2001.

Últimamente, las principales percepciones directas del guanaco silvestre en Bolivia se han hecho en el territorio del Chaco, al sureste de la división de Santa Cruz en la frontera con Paraguay, donde posee la subespecie Lama guanicoe voglii, y sobre la cual existen reportes. Este informe espera registrar la perseverancia de las poblaciones de guanacos en los territorios de alta montaña de Bolivia.

Guanaco blanco

En el video que se ofrece a continuación se puede apreciar un ejemplar de Guanaco blanco.

Guanaco Blanco

Deja un comentario