Mastín Tibetano: historia, características, carácter y más

El Mastín Tibetano o Dogo del Tíbet, como también se le conoce, es una raza de perro muy antigua y un poco extravagante, la cual no era muy común que residiera en hogares familiares, debido a las características que posee este antiguo canino y lo costoso que suele ser. Aún así se le considera como un perro muy leal y protector con sus seres queridos, pese a tener una apariencia grande, la cual se podría asemejar a la de un oso o león.

Historia y origen

El Mastín Tibetano adquirió dicho nombre por su región de origen, el Tíbet, ubicado en China. El Dogo del Tíbet es el precursor de todos los de raza Mastín, considerándose además uno de los mamíferos más antiguos, como el Lobo, tomando en cuenta que existen registros de que el filósofo Aristóteles escribió sobre el Mastín Tibetano alrededor de los años 300 a.C. Aún así, muchos afirman que datan del año 8.000 a.C. Incluso, se dice que el Dogo del Tíbet era utilizado en muchas oportunidades como un perro de guerra por los Asirios, quienes los usaban para atacar e infundir temor en los prisioneros que tenían.

También se dice que el personaje histórico Marco Polo hizo un escrito en el que mencionó de forma especial y llamativa a este can, luego de conocerlo en su viaje a Asia en 1271, destacando la fuerza de su ladrido, similar a la de un león. Este perro desde hace mucho tiempo atrás era protagonista de muchas historias y leyendas que se escuchaban en el Oriente, ya que en esas tierras es donde solía encontrarse esta increíble raza de perro.

No fue hasta el siglo XIX que estos canes llegaron a Occidente, cuando se dice que en el zoológico de Berlín exhibían un espécimen de gran envergadura, la cual atraía a muchas personas, quienes no acostumbraban a observar a menudo esa clase de perros, la cual se considera una de las más imponentes del mundo perruno. A partir de ese entonces, gracias a la gran cantidad de espectadores que fueron a ver a ese majestuoso ejemplar, los dueños del zoológico decidieron comenzar a exhibir una mayor cantidad de ejemplares con el pasar de los años.

En la antigüedad, esta raza solamente solía verse en el continente asiático. No obstante, con el transcurrir del tiempo, unas pocas personas de mucho poder monetario fueron llevando al Mastín Tibetano a tierras más lejanas, donde no se acostumbra ver este can tan majestuoso. Existen algunos que aseguran que este espécimen estuvo presente en las importantes épocas de los egipcios.

Por si fuese poco, también se dice que el guerrero y conquistador mongol, Genghis Khan, poseía cerca de treinta mil Dogos del Tíbet, gracias a que estos eran considerados feroces e incorruptibles, por lo que Khan decidió utilizarlos como aliados en las numerosas batallas que libró.

Además, es considerado uno de los canes más trabajadores, ya que han sido utilizados como perros guardianes por los monjes y nómadas de los monasterios tibetanos. Fueron tomados en cuenta por dichos personajes, gracias a su gran fidelidad y lo feroz que pueden ser con los extraños de malas intenciones. Y por si fuese poco, también ejerció labores como pastor de rebaños en territorios montañosos, trabajos muy parecidos a los de la raza Presa Canario.

Y aunque no hay nadie que pueda asegurarlo con hechos, muchos dicen que, por la similitud entre su largo pelo y su gran tamaño, el Mastín Tibetano es producto de un cruce entre un león y un perro. Además, a eso se le atribuyen dos de sus características más llamativas, la belleza y nobleza, las cuales convierten a este can en uno de los más codiciados por la población humana.

Características

El Mastín Tibetano es considerado muy extravagante y poco común por su apariencia y lo costoso que puede ser mantener a un canino de esta raza. En muchas ocasiones es utilizado como un perfecto espécimen para los concursos de belleza de perros, donde no suele hacer acto de presencia esta raza, pero cuando lo hace, siempre reluce por lo majestuoso que se considera.

Su imponente ladrido es visto como único y hermoso. Muchos expertos en perros aseguran que esa es, sin lugar a duda, una de las características más resaltantes del Dogo del Tíbet, más allá de su hermosa apariencia (ver artículo: Dogo de Burdeos).

Les mostraremos un vídeo en el que se puede apreciar lo grandes e imponentes que lucen estos perros, en relación al tamaño de un canino promedio y a un ser humano. Además, se podrá ver la fuerza que poseen y lo fuerte e impactante que se escucha su ladrido.

Apariencia

La mayoría de los canes de esta raza son pesados y grandes por la gran cantidad de pelo que poseen. Suelen ser muy robustos y musculosos e infunden mucho respeto, gracias a su porte elegante, el cual es común en esta raza, ya que todos se caracterizan por tener un cuerpo muy alargado y ancho, similar al de un oso. Sin embargo, tienen un semblante amigable, el cual hace honor a su comportamiento, debido a lo cariñosos y obedientes que son. Son hermosos e imponentes, como el Dogo Argentino.

Colores

Las tonalidades son muy variadas en relación a otros perros que se consideran extravagantes. Es muy común ver Dogos del Tíbet con pelaje dorado, aunque también lo son los de colores negros y marrones.

Aún así, hay otros en azul, rojo y gris. Pero una de las características que distinguen a muchos Mastines Tibetanos es que poseen una especies de estrellas de color blanco en su pecho.

Peso

Una vez que alcanzan la madurez, los machos normalmente pesan entre 40 y 65 kg. No obstante, existen algunos que han llegado a los 90 kg. Por su parte, las hembras comúnmente rondan entre los 30 y 55 kg. Obviamente su peso dependerá de la alimentación, pero aún así son considerados perros pesados que ingieren una gran cantidad de alimento (ver artículo: Stanford).

Estatura

Pese a no ser la raza de caninos más alta, el Mastín Tibetano es considerado gigante entre la mayoría de los perros. Puede llegar a medir hasta un metro de alto. La estatura mínima de los machos es de 66 cm, mientras que la de las hembras es de 60 cm. En general, se puede decir que estos perros están entre los ejemplares más altos del mundo perruno.

Cabeza

Su cráneo es muy fuerte y macizo. Sus rasgos están bastante definidos. Una vez que este perro llega a ser adulto, es normal que comience a tener arrugas en su cabeza, aunque no son muy marcadas. Puede decirse que todo lo relacionado a su cabeza es un poco ancha, pero no se considera extraño.

Su hocico es un poco largo y cuadrado, mientras que su nariz es pigmentada y ancha, nada parecida a la del Pointer. Sus ojos son ovalados y la mayoría de los Dogos del Tíbet los tienen de color marrón claro. En cuanto a sus orejas, son de tamaño promedio y tienen cierta forma triangular, las cuales cuelgan desde la parte superior del cráneo, y al igual que muchos otros perros, las levanta cuando está alerta.

Cuerpo

Muchos conocedores afirman que su cuerpo es más largo que alto. Esta raza acostumbra a tener un torso musculoso y muy fuerte. Su espalda es recta y puede soportar cierta cantidad de peso.  Por su parte, el pecho es bastante pronunciado y un poco arqueado, el cual se considera un poco grande para este perro que está catalogado como uno de los gigantes más bellos del mundo perruno.

Patas

Sus cuatro patas son verdaderamente grandes y fuertes. Llegan a desarrollar bastante musculo y poseen gran cantidad de pelo entre los pies y muchas de las patas delanteras cuentan con manchas blancas o marrones que se extienden hasta los codos.

Cola

Su cola está bien cubierta de pelos, en relación a otras áreas de su cuerpo, y es un poco larga. Cuando está caída, llega casi a la mitad de las patas traseras. Se encuentra un poco enroscada y casi siempre está caída hacia la izquierda o derecha de la parte trasera de su espalda.

Pelaje y Piel

El pelaje es muy probablemente uno de los atributos más bellos y elegantes que posee el Mastín Tibetano, por lo que es de suma importancia mantenerlos bien cuidados, al igual que ocurre con el Boyero de Berna, quien tiene muchas características similares a las del Dogo del Tíbet. Su pelaje se caracteriza por ser liso de doble capa, siendo el interno de forma densa y bastante lanoso, mientras que el exterior es grueso, un poco áspero, y no tan largo como el de la capa interna.

Su pelo se extiende hacia gran parte del cuello, ofreciendo la sensación de una melena. En ningún momento su pelaje pasa a ser ondulado o rizado. Los machos normalmente poseen mayor cantidad de pelo que las hembras, como es costumbre en muchas razas de perros.

Acá se mostrará un vídeo que resume las características más relevantes e interesantes que rodean al Mastín Tibetano, sumado a eso, se exponen algunas recomendaciones para los dueños del Dogo del Tíbet. Además de señalar también hechos históricos acerca del origen y de cómo se fue expandiendo esta majestuosa raza canina.

Cachorros

Las crías del Mastín Tibetano crecen de forma lenta en comparación con otras razas de perros. La mayoría de los machos suelen llegar a la madurez a los seis años, mientras que las hembras lo hacen tan solo a los dos años. Los cachorros en ocasiones se consideran grandes para su edad, tomando en cuenta que antes de cumplir un año, muchos de ellos ya miden cerca de 60 centímetros, existiendo casos que han llegado a superar el metro de altura.

Carácter

El Dogo del Tíbet es considerado un perro muy inteligente, por lo que es capaz de tomar sus propias decisiones desde muy pequeño, debido a como fueron criados en la antigüedad, cuando los monjes y nómadas dejaban a estos canes a cargo de ciertas labores, las cuales fueron perfeccionando con el pasar del tiempo. Es por ello que se dice que este espécimen es muy poco dependiente de sus dueños, aunque no se descarta que su desarrollo vaya de la mano de la formación que tenga en su hogar.

Durante los primeros años, se forma el carácter, tal y como sucede con la mayoría de los animales, por lo que es muy importante que sus dueños comiencen a educarlos desde cachorros. Es considerada una raza muy tranquila, pero también feroz cuando se molesta, lo cual no ocurre en muchas oportunidades, siempre y cuando esté bien educado. Estos perros suelen ser muy sociales y cariñosos con los niños. Por otra parte, es poco común que sea agresivo con otros caninos que sean igual de tranquilos que el Mastín Tibetano.

Precursor

Gracias a su origen, muchos conocedores aseguran que el Dogo del Tíbet es la raza de perro de donde provienen todos los otros canes de montaña. Incluso, los expertos canófilos Martin y Youatt, Siber, Strebel, Megnin, Bylandt y Beckmann han estudiado a fondo a este increíble y majestuosos espécimen, el cual llamó su atención por las funciones que ejercía en el pasado y todo lo que puede llegar a hacer en el presente.

Y además de creerse que es el primero de la raza de Mastín, también hay teorías que dicen que este can dio origen a la mayoría de las razas de Molosos europeos, gracias a que en la época de los romanos, el Mastín Tibetano se extendió hasta el Mediterráneo, siendo un gran precursor de los pastores y de otros de gran renombre como el Terranova y San Bernardo.

Además, los indicios que existen acerca de este perro, invitan a creer que son una de las razas con más antigüedad en el mundo canino, tomando en cuenta que son vistos como legendarios, gracias a la cantidad de semejanzas que tienen con otros especímenes.

¿Es agresivo el Mastín Tibetano?

No se considera una raza agresiva de naturaleza, al contrario de otros perros. Sin embargo, tomando en cuenta su origen y gran envergadura, el Dogo del Tíbet puede ser, sin quererlo, muy brusco o torpe en ocasiones. No hay muchos registros acerca de esta raza siendo feroz sin razón alguna, pero puede serlo si se ve atacado o si el momento lo necesita.

En el vídeo que se muestra acá, se podrá ver lo grande, intimidante y dominante que puede llegar a ser un perro de esta raza cuando se encuentra molesto. Gracias a su tamaño, la fuerza que posee es poco comparable con la de otros canes, es por eso que este Mastín en particular es uno de los más temidos cuando se enfada.

https://www.youtube.com/watch?v=v-mzATJkWyY

En la actualidad, se dice que muchos dueños inexpertos acuden a cuidadores experimentados para que forjen el carácter del Mastín Tibetano, el cual posee una mordida muy fuerte y poderosa, ya que el adiestramiento es un factor fundamental para que este can pueda desarrollarse como un perro tranquilo.

Alimentación

Al ser una raza de gran tamaño, exige grandes dosis de comida. Los expertos recomiendan que se le den grandes porciones de proteínas en sus alimentos para mantener sano a esta raza canina, quienes, según testimonios, son amantes del pescado. Además, muchos veterinarios afirman que una dieta muy efectiva y nutritiva para estos perros se encuentra basada en una diferentes comidas que incluyan carne y yogur, la cual dicen que es muy parecida a la dieta que se utiliza con los pastores del Techo del Mundo.

Sin embargo, hay que tener mucho cuidado con alimentarlo en extremo, ya que algunos tienden a subir mucho de peso, por lo que se ven perjudicados en su crecimiento y eso termina afectando el tiempo de vida que puedan tener estos especímenes.

Otro punto que es muy importante es la hidratación, debido a que al ser un perro grande con mucho pelo y bastante masa muscular, necesita beber bastante agua, aún sin haber salido de paseo o a hacer ejercicio. Es vital mantener limpio tanto el recipiente como el agua que tomará el Dogo del Tíbet.

Cuidados

Una de las causas de que el Dogo del Tíbet sea un perro que pocas personas puedan tener como mascota se debe a la gran cantidad de cuidados que debe recibir este canino para que pueda tener una vida larga, sana y saludable. Acá te presentamos algunos de los cuidados que requiere el Mastín Tibetano:

  • Su pelaje debe ser cepillado entre tres y cuatro veces a la semana. Cuando el can esté en épocas de mudar el pelo, lo cual normalmente ocurre en verano o primavera (solo una vez al año), se recomienda un cepillado diario de diez a quince minutos para evitar la acumulación de pelo.
  • Es aconsejable bañarlo aproximadamente cada uno o dos meses, para mantenerlo aseado y con pelaje impecable.
  • Al ser un perro de gran tamaño, requiere de un hogar espacioso donde pueda caminar y no se sienta encerrado, lo que perjudicaría su ánimo y apetito.
  • Necesita paseos diarios de grandes distancias para que pueda ejercitarse y divertirse. Las áreas verdes son de gran ayuda para esta raza de perros. También es bueno que pueda correr y ejercitarse con la ayuda de su dueño y algunos juguetes.
  • Debe ir al veterinario al menos una vez cada año, aunque expertos señalan que sería ideal llevarlo cada seis meses para realizar un control más seguro.
  • Por la antigüedad y delicadeza del Dogo del Tíbet, es de suma importancia mantener en orden todo su esquema de desparacitación y vacunación, para evitar enfermedades.

Salud

En términos generales se considera al Mastín Tibetano como una raza canina saludable, al contrario del Bulldog Francés, tomando en cuenta los problemas que presentan la mayoría de las otros canes de orígenes antiguos. Sin embargo, las enfermedades más comunes que azotan al Dogo del Tíbet son las displasia de cadera, los problemas neurológicos, entropión e hipotiroidismo.

Esperanza de vida

Normalmente esta raza de perros puede llegar a vivir hasta los 15 años, teniendo un promedio de vida de entre 13 y 14 años. Sin embargo, gran parte de la salud de este espécimen recae en los cuidados que pueda tener su dueño con él, tomando en cuenta que estos son indispensables para que el can tenga una existencia duradera y estable, siempre y cuando también se desarrollen en un ambiente acorde a las necesidades del Dogo del Tíbet.

Recomendaciones

Por ser un canino proveniente del Tíbet, es recomendable que el Mastín Tibetano pase gran parte de su vida en lugares donde el clima sea fresco, tomando en cuenta que las temperaturas elevadas podrían perjudicar su pelaje. No obstante, también podría residir en espacios calurosos, aunque no es muy recomendable.

Además, por ser una raza que originariamente era para cuidados, el Dogo del Tíbet suele ser, en algunas ocasiones, un poco agresivo con personas extrañas, por lo que muchos dueños optan por utilizar bozales, para evitar riesgos al momento de llevarlos de paseo.

Valor o precio

Este perro es considerado el más costoso del mundo, de acuerdo a los registros que existen, tomando en cuenta los precios elevados que son pagados por los compradores de esta exótica raza. El valor de un ejemplar cachorro puede variar entre 500 y 900 dólares, de acuerdo a su estatura y pelaje.

El Mastín Tibetano es considerado un lujo para los habitantes de China, país en donde se encuentran una gran cantidad de perros de esta raza, tomando en cuenta que en dicha región se realizan muchos concursos de bellezas de perros, donde existe registros de que en un certamen han participado hasta 2000 ejemplares de este can. No obstante, en Inglaterra y sus países vecinos ha habido un reciente auge de estos canes también.

Aún así, es en China, mayormente, donde se puede ver la mayor cantidad de perros de esta raza, debido a que en dicho país siempre realizan certámenes o concursos de belleza, en los que la mayor atracción son los Dogo del Tíbet, quienes simbolizan riqueza y poder, por lo que estas competiciones terminan siendo una especie de rivalidad para saber qué dueño ha cuidado y ha invertido mejor el dinero en su mascota.

¿Por qué es tan caro?

Su pelaje, porte y antiguedad hacen del Dogo del Tíbet el perro con el precio más elevado del mundo. La excesiva suma de dinero que requieren los cuidados de este can es otra de las razones por las que solamente un selecto grupo de personas puede darse el tupé de tenerlos.

Además, este espécimen comenzó a convertirse en un perro muy costoso, luego de que en 1847, el Virrey de la India, Lord Hardinge, le regalara un Mastín Tibetano a la entonces reina Victoria de Inglaterra. Y por si fuese poco, en 1880, el príncipe de Gales, Eduardo VII, llevó dos perros de esta raza a Inglaterra.

Ejemplar más costoso

Desde 2010, esta raza de perros ha tenido un gran incremento en el Oriente del planeta, donde los millonarios y las demás personas consideran que poseer un Dogo del Tíbet es sinónimo de riqueza y poder, más allá de los otros lujos que puedas poseer. Es por ello que es en esa parte del mundo donde habitan la mayor cantidad de canes de esta raza.

El Mastín Tibetano más caro del mundo reside en el continente asiático. Fue comprado en marzo de 2011 por un empresario del carbón de China. Su dueño gastó 1.5 millones dólares para hacer de este perro el ejemplar más costoso del planeta, implantando un nuevo récord.

El nombre de dicho Dogo del Tíbet es Hong Dong en chino, y Big Splash en inglés. El empresario lo compró a un criador de perros de nombre Zhang Gengyun antes de que el can cumpliera el año de vida, cuando en ese entonces ya pesaba cerca de 90 kilos y media aproximadamente un metro de altura, considerándose el Mastín Tibetano más grande del mundo en relación a los otros canes de solamente un año de existencia.

«Tienen sangre de león y son la flor y nata y son los machos reproductores en la familia de los mastines», comentó Zhang Gengyun al periódico de Qianjiang, diario que cubrió las incidencias de la compra de Hong Dong en 2011.

En constante peligro

Asia es un continente que se ve, en muchas ocasiones, afectado por los desastres naturales, los cuales a lo largo de los años han afectado a toda clases de seres vivientes. Los perros, en especial los Mastín Tibetanos, se han visto también perjudicados por toda clase de desgracias que ha atravesado el oriente del planeta.

En 2010, se calculaba que cerca de 2000 Dogos del Tíbet hacían vida en la región de Yushu, donde se encuentra la prefectura tibetana, la cual se encarga de criar a esta raza de perros. Sin embargo, tras el terremoto que sufrieron, cerca de 200 canes fallecieron, dejando a otra gran cantidad afectados por el desastre. Para ese entonces, muchos aseguraron que, incluso, los canes sobrevivientes, luego estuvieron durante mucho tiempo en peligro por la desnutrición y las enfermedades que comenzaron a padecer a raíz del terremoto.

Y aunque Asia es la cuna del Mastín Tibetano, debido a las constantes amenazas que sufre el continente, esta raza de perros es una de las principales afectadas, al ser un espécimen que aumenta constantemente con el pasar de los años, gracias a la importancia que tiene para los residentes del oriente del mundo.

Mastín Tibetano grande

Categorías Perros

Deja un comentario