Características del Gato Montés: información

Como parte de las características del gato montés, conocido además como lince rojo, el cual se ubica entre los distintos felinos mamíferos y carnívoros existentes. Este bello y exuberante animal, suele hacer vida en la vegetación boscosa y matorrales, adora los semi desiertos norteños, desplazándose sigiloso desde el sur de Canadá hasta México.

Características del Gato Montés

Características del Gato Montés e identificación

Este magnífico gato montés, físicamente guarda cierto parecido con el gato doméstico, pero más grande que este, rememora los tipos gatunos de mayor tamaño gracias a su cuerpo robusto y compacto, y pesa unos 7 kg. Donde también su cabeza, con respecto a su cuerpo, también es más grande que el minino que hace vida con los humanos; igual sus orejas son más pequeñas que las de este.

De igual si desea saber cuáles son las características del gato montés, se debe comenzar por su color, siendo este en tono entre pardo y amarillento en el posterior de las orejas y boca, en tanto que bello desplegados en los ojos y las vibrisas, son más largos y el gato casero. Igualmente sus ojos no tienen colores tan variados como el felino doméstico, presentando tonos verdes claros y ámbar; de nariz rosa.

Lynx Rufus, información y características 

Normalmente el macho adulto tiene una talla de 91 cm., y la hembra entre los 40-77 cm. Mientras que pesan según la edad que ostenten, su peso oscila en los machos unos 3,3 a 7,7 kg., y en las hembras de 2,6 a 5,8 kg., en función del alimento disponible.

De igual forma porta distintas manchas que resaltan, formado por líneas, de las cuales tiene 2 franjas en los cachetes, que salen de los ojos, y otras del cuello, con rayas oscuras en las patas y torso, así como varios aros en la cola que finalizan en negro. Asimismo, tiene una franja al dorso que recorre el lomo, y en ocasiones una mancha blanca en la pechera.

El gato montés, es capaz de mezclarse con el doméstico, siendo que sus híbridos pueden ocasionar confusión, poniendo en peligro la pureza de la especie. De allí que los gatos comunes sin esterilizar representan una amenaza en su recuperación y preservación.

Los gatos salvajes cachorros, que aún no emergen de la madriguera, poseen  manchas suaves y aterciopeladas en negro, más brillantes y sedosas que los adultos. Lo que supone, que el trazado y el color se vuelven claros con los años. Mientras que en machos y hembras no existen distinciones en sus pelajes.  Sobre su sonido, es muy similar al de los gatos domésticos.

Descripción 

Físicamente son fuertes y robustos, de color que va desde el grisáceo a los marrones, de orejas pequeñas y negras; llegan a tener un tamaño promedio de 125 cm., desde la cabeza hasta la punta de la cola; su peso se encuentra entre los 4 y 18.3 kg. De igual forma ostentan garras retráctiles, y su base plantar mide unos 5 cm, cuando caminan o trotan sus huellas pueden hallarse a unos 20 a 46 cm una de la otra.

Hábitat y conservación

El gato montés europeo, hace vida silvestre en gran parte de su vegetación, destacando su hábitat en una porción de España, así como también de Francia, Alemania, Escocia, Turquía o Italia. Pero no en el Reino Unido, Irlanda, Islandia o la Península Escandinava.

Como casi todos los animales, en tiempos menos recientes estos felinos abundaban, no obstante, el uso de venenos y pesticidas en las tierras aledañas a su medio ambiente, para erradicar a los topillos y demás roedores, ha impactado también a este gato. Otro hecho que ha marcado su merma, es la combinación híbrida con gatos domésticos, medio salvajes que están de algún modo comprometiendo su genética pura.

Comportamiento 

Al igual que la familia originaria de los félidos, es un animal territorial y solitario. Donde la dimensión de su territorio varía dependiendo el género, los machos viven en áreas de 21 km2., y las hembras en la mitad de eso, por lo que es bastante frecuente que 2 o más hembras estén conviviendo dentro de los límites del mismo macho.

Como casi todos los felinos, posee hábitos nocturnos, iniciando sus actividades unas horas antes de la puesta del sol, hasta poco antes del amanecer, este hábito cambia durante el otoño e invierno cuando se vuelven más diurnos, debido a que sus presas se encuentran más activas a estas horas durante los meses fríos.

Por las noches pueden recorrer hasta 11 km de su territorio. Este depredador de penumbra puede verse en pastizales al atardecer y al amanecer. Son animales solitarios, que en el caso de los machos cubren varios kilómetros desplazándose día tras día, mientras que las hembras son territoriales y permanecen en el mismo sitio, algo que recuerda al comportamiento de algunos grandes felinos.

Alimentación

Su dieta se fundamenta en liebres y conejos, aunque también pueden cazar insectos, aves, roedores y hasta venados. En momentos de escasez adoptan comportamientos carroñeros comiendo presas cazadas por otros depredadores. Existen registros de cómo el gato montés puede cazar crías de corzo, algo que lo diferencia de su pariente doméstico.

A pesar de esta gran diferencia, lo cierto es que el gato montés caza de forma muy similar al gato doméstico, e incluso es difícil diferenciar los restos de sus presas de los de este animal, pues también deja los huesos de animales medianos.

Reproducción 

En cuanto a la reproducción, es otra de las características del gato montés, pues este se aparea iniciando la primavera y las crías nacen al final de esta o ya en verano. Será la hembra la que cuide de la camada, usualmente de cuatro pequeños gatos que vivirán con su madre alrededor de cinco meses.

Tiene una naturaleza polígama, pues posee varias parejas durante la época de celo, que abarca de febrero a marzo. Gestan durante 2 a 2 1/2 meses, dando a luz entre abril y mayo, unas 3 crías en promedio. El cuidado de las crías recae únicamente en la madre. Nacen en espacios cerrados, en cuevas o troncos huecos, y son ciegos al nacer, abriéndose cumplidos 10 días.

Los cachorros se mantiene con la madre hasta los 9 meses, cuando se independizan y dejan el territorio materno en busca de uno propio.

Depredación 

Como amenaza natural, están el lince, el lobo gris y el puma, además de enfrentarse a éstos, los cachorros también son víctimas de lechuzas, águilas, zorros e incluso otros linces adultos.

La mano del hombre también es una de sus mayores amenazas, ya que la destrucción de su hábitat y la caza que padecen los ha colocado como una especie amenazada en la Lista Roja de la Unión Internacional para la conservación de la Naturaleza.

En los últimos 20 años se ha incrementado su cacería debido a lo cotizado de sus pieles, motivo al que se añaden los campesinos que los exterminan por representar un peligro para su ganado.

Datos en Vídeo

En el siguiente vídeo se observarán más datos sorprendentes, relacionados a las fascinantes características del gato montés.

El gato montés

Puede revisar también los siguientes temas:

Categorías Gatos

Deja un comentario