Cataratas en perros: Causas y Tratamiento

Tener una mascota en casa puede ser una experiencia sumamente gratificante y agradable, pero también requiere de mucha dedicación y cuidados ya que existe afecciones como las cataratas en perros que si no se tratan a tiempo podrían terminar por convertirse en problemas mucho más grandes.

cataratas en perros

Cataratas en perros

Entendemos como cataratas en perro a la pérdida de transparencia o la opacidad que se nota en el cristalino del ojo, ese cristal que actúa como lente y permite que se vea mejor. Al opacarse esto hace que el can tenga una visión borrosa por la falta de luz y se le dificulte la realización de sus actividades diarias. Es fácil de detectar ya que el ojo comienza a notarse un poco más opaco como con una sombra blanca o en ocasiones azul.

Estas normalmente nace por la edad pero puede estar propiciada por muchos factores tales como golpes, heridas, herencia o algunas enfermedades por lo que si vemos a nuestra mascota tropezando o siendo muy torpe es necesario acudir al médico ya que mientras más rápido se traten más posibilidades hay que salvarle la vista a nuestro perro.

Cataratas y razas caninas

En muchas ocasiones las cataratas en perro vienen por herencia o por alguna enfermedad y esto le puede ocurrir a cualquier perro sin importar su raza. Generalmente lo tienen perros que sufren de diabetes mellitus o que ya han sufrido afecciones oculares anteriormente.

Sin embargo, existen varias razas que son más propensas a padecer este tipo de afección los cuales son los caniches y los cockers, aunque cada día se reportan más casos de schnauzer, labradores, Golden retriever y pekinés con esta afección, pero por lo general casi todos estos sufren de esto cuando ya están bastante mayores.

cataratas en perros

Origen

El cristalino del ojo es aquel lente que le proporciona luz a la retina para que las imágenes sean percibidas con mayor nitidez y claridad, cuando una catarata afecta este cristalino el ojo se vuelve opaco. Puede originarse por herencia, generalmente esto se denomina la catarata senil y se ve en perros mayores de 8 años ya que en este tiempo el cristalino no posee tanta lubricación ni elasticidad.

Pero también puede ser debido a un golpe. Dependiendo del tamaño de la catarata será la afección a la visión ya que si esta es lo suficientemente grande podría terminar por provocar la ceguera total en el perro. Mientras se encuentra con este problema no verá muy bien por lo que caminará de forma insegura y preferirá aislarse dando así origen a muchos otros problemas. Por lo que la solución es tomar medidas de manera inmediata.

Síntomas de las cataratas en perros

Apreciar la catarata en los perros no suele ser un problema, aunque esto no los afecte mucho ya que su principal sentido es el olfato, pero existen síntomas físicos que se pueden notar a simple vista como por ejemplo la opacidad que se nota en la pupila que comienza a tomar un tono blanquecino o azulado, sin embargo, esta mancha puede ser por una condición llamada esclerosis nuclear la cual ocurre en los perros mayores pero esta no es un problema para el can.

Puede llamar también nuestra atención que el perro comience a tropezar con objetos que siempre han estado en casa lo que podría darnos la idea de que no está viendo bien. También las cataratas en perros hacen que los ojos lagrimean o el perro comience a evitar la luz. Pero ante cualquiera de estos síntomas es necesario que acudan al veterinario y sea él quien determine qué afección tiene el perro.

Detectar los síntomas

Tener una mascota en casa es un trabajo de tiempo completo, es casi como tener un hijo, se debe cuidar, atender y prestar atención a todos los cambios que notemos en su desenvolvimiento tanto en casa como en el exterior. Cualquier síntoma aunque nosotros lo veamos como algo sencillo y pasajero puede derivar en grandes problemas y mucho más si el sentido afectado es la visión.

Tener los ojos sanos es importante para desenvolverse en cualquier ámbito aunque su sentido principal sea el olfato, los ojos son la guía de cualquier ser vivo. La clave para mantener a nuestro perro sano es detectar a tiempo los síntomas y poder iniciar un tratamiento adecuado y temprano, siempre de la mano del veterinario.

Tratamiento de las cataratas

Al acudir al veterinario este realizará una serie de pruebas tales como eco ocular o un test de luces cromáticas para finalmente determinar que si se trata de esta afección, también podría realizarle una serie de exámenes sanguíneos para determinar que la está causando. Una vez determinado esto se procederá al tratamiento el cual es únicamente la intervención quirúrgica ya que no hay manera de eliminar las cataratas sino es de esta forma.

Esta se realiza con anestesia general por lo que antes deben realizarse varios estudios que certifique que el perro tiene la salud adecuada para someterse a estos tratamientos. La cirugía consiste en eliminar el cristalino y colocar en su lugar un lente ocular que si bien no le devolverá por completo la visión que tenía la mejorará muchísimo y podrá certificar que no volverá a aparecer la catarata.

Existen muchos lugares donde realizan la operación de cataratas en perros gratis por lo que no debería significar un problema para las personas con bajos recursos.

¿Cómo se tratan las cataratas en los perros?

Recuperación tras la cirugía

Luego de que al perro se le realice la cirugía se le coloca un collar especial o algo parecido a unos lentes que le permiten proteger sus ojos de los gérmenes, también el dueño debe evitar que el perro corra, juegue o realice movimientos fuertes ya que esto podría significar la pérdida de la operación y, por lo tanto, problemas graves de la visión.

Es importante que para llevarlo a casa sea con un arnés para evitar la presión que la correa ejerce sobre su columna. El médico seguro mandara unas gotas con efecto cicatrizante y antibiótico, estas se deben colocar al pie de la letra para reducir los dolores y molestias que causa la inflamación y evitar que se desencadene una infección en las heridas dejadas por la operación.

Tratamientos alternos

El único tratamiento efectivo para eliminar por completo las cataratas es la cirugía, pero tenemos que tener en cuenta que existen varios perros que no son aptos para la operación por lo que requieren de un tratamiento que impida que las cataratas siguen creciendo y terminan por comprometer la visión del animal, pero hay que tener en cuenta que todos estos tratamientos deben ser recetados por el veterinario.

Podrían recetar la aplicación de gotas para cataratas en perros como la de carnosina, un potente antioxidante que si es administrado a tiempo podría mejorar notablemente la afección ocular. También una dieta balanceada, la inclusión de las vitaminas A, C y D en la dieta y la reducción de la exposición al sol ayudaran, si bien no a eliminar por completo las cataratas, a mejorarlas y prevenir su crecimiento.

Prevención de las cataratas en perros

Como dijimos anteriormente este problema puede surgir por herencia o por edad por lo que es importante que, si conocemos que nuestro perro tiene antecedentes de cataratas, si esta mayor o si pertenece a una de las razas que mencionamos como propensas se comiencen a tomar medidas de protección desde que son muy jóvenes.

Medidas tales como limpiar diariamente los ojos con una gasa mojada en suero fisiológico, una alimentación saludable repleta de ingredientes naturales y mantener el cabello cortado en la zona donde están sus ojos representa una notable disminución en los factores de riesgo, además de estar atentos a todos sus síntomas para tomar medidas de forma inmediata.

Salud ocular del perro

Es importante que nuestro perro se encuentre sano en todos los aspectos, pero uno de los más delicados es la salud ocular por lo que es necesaria una correcta prevención y cuidado. Además de la limpieza y alimentación también hay que vigilar muy bien su entorno porque muchos de los accidentes ocurren dentro del mismo lugar donde él se relaciona cotidianamente.

Por ejemplo, es necesario mantenerlo alejado de los arbustos altos ya que cualquier espiga o rama puede causar una herida en su ojo, verificar que el sitio donde duerme se encuentre en buen estado y por supuesto ir periódicamente al veterinario para que este le haga un chequeo completo. A continuación le dejamos algunos enlaces de interés:

Categorías Perros

Deja un comentario