¿Cómo saber si mi perra está embarazada? fácilmente

En este trabajo, se establecerá la respuesta a ¿Cómo saber si mi perra está embarazada?, ya que a pesar de parecer una pregunta elemental, representa una  incógnita cuya respuesta es vital para los propietarios de esta mascota y así se enteran de los detalles iniciales sin acudir al veterinario.

COMO SABER SI MI PERRA ESTA EMBARAZADA

¿Cómo saber si mi perra está embarazada de manera fácil?

¿Cómo saber si mi perra está embarazada?. Evidentemente que la pregunta cómo se puede observar, debe responder a enterarse de esa situación del animal, lo antes posible. Es preciso tener evidencia de cómo saber si mi perra está embarazada y sus síntomas, se genera un ambiente de comprensión y manejo adecuado de ese delicado estado que la perra está viviendo.

Al tener el dominio de la propuesta de ¿cómo saber si mi perra está embarazada en los primeros días?, se pueden evidenciar lo que se percibe y que permite llevar a la conclusión del resultado de lo que se plantea en cuanto al embarazo de la mascota.

Tener la información sobre ¿cómo saber si mi perra está embarazada? Es un elemento básico, que permitirá colaborar adecuadamente con el desarrollo de la gestación de la perra.

Por supuesto que la presencia de los primeros comportamientos que indiquen la respuesta a cómo saber si mi perra está embarazada y sus síntomas, no resultan del todo suficientes, ya que es necesario la certificación del veterinario que como profesional aporta la vital información a tiempo.

Entre las medidas específicas para establecer la respuesta respectiva a la pregunta ¿Cómo saber si mi perra está embarazada? Existen una cantidad de elementos que se detallarán más adelante y representan una excelente herramienta del conocimiento necesario para ese proceso de gestación, luego de percibidos esos aspectos, es prudente tomar en cuenta las siguientes recomendaciones:

Los latidos presentes en el corazón del animal, deben ser percibidos, por lo menos a partir de las 4 primeras semanas. La ecografía canina en por lo menos a las tres semanas, es una medida excelente para comprobar el desarrollo adecuado del embarazo de la perra.

Lo relativo a un examen de sangre, sirve para determinar la posibilidad de que estén presentes algunas sustancias que corroboren el estado de gravidez de la perra, por ejemplo, la relaxina. La prueba o análisis con el uso de los rayos X, permite detectar ciertas irregularidades que a simple vista no son precisadas.

Por otro lado, la llamada palpitación abdominal, practicada por lo menos a los 28 días de la gestación es un hecho importante que complementa todo el trabajo investigativo del veterinario.

cómo saber si mi perra está embarazada

¿Cuánto dura su embarazo?

Otras estimaciones más precisas también responden a la pregunta de cómo saber si mi perra está embarazada y que no difieren de lo expuesto, es que el lapso de tiempo de la gravidez canina oscila entre 58 a 65 días, donde se percibirá la llegada de los cachorros, y además en muy pocas oportunidades se presenta el nacimiento de un solo cachorro, en el parto, ya que es muy corriente que en cada situación nazcan un total de 4 a 8 perritos y algunos casos, en cierto tipo de razas se producen 9 o más cachorros.

¿En qué momento se observa el crecimiento notorio de su abdomen?

Cuando se responde a la interrogante de cómo saber si mi perra esta embarazada, se puede establecer que una vez que se ha producido el embarazo de la perra, la visualización del crecimiento abultado del abdomen de la perra no se percibe sino al cabo de la cuarta semana de lograda la gestación,aspecto que refuerza el hecho del embarazo y por supuesto comprobable en el transcurso del tiempo de gestación.

¿Cómo investigar el embarazo de mi perra sin la presencia del abultamiento? 

El tema de cómo saber si mi perra está embarazada, encierra  ciertos detalles que pueden establecer los indicios de esa situación, y se refieren a cambios físicos en la mascota, así como cambios de comportamiento y que pueden ser informaciones previas de cómo saber si mi perra está embarazada y que se detallan a continuación:

Cambios en su aspecto físico

Los cambios observados en esa fase del embarazo de la perra, poco a poco van a acumulando una respuesta general a la interrogante de cómo saber si mi perra está embarazada en los primeros días, es por ello que se indican a continuación como una especie de resumen todos esos cambios que se presentan en esta fase de la gestación y se indican a continuación:

  • Pezones rosados:  Se observa un tinte rosado durante los primeros días, y muy fácil de detectar, por su gran evidencia al hacer cualquier tipo de observación o revisión.
  • Tetillas inflamadas:  Se genera un abultamiento discreto, pero no del todo confiable, ya que puede ser producto de un embarazo psicológico, que tiende a confundir a cualquier persona que trate de indagar sobre el asunto.
  • Descarga vaginal: En estas condiciones se produce un flujo transparente o algo rosado, que a la larga constituirá una mucosa que en cierto modo, al endurecerse se convertirá en una especie de escudo protector para los futuros cachorros por venir.
  • Vientre aumentado: Esta situación es una evidencia que se observa a partir luego de la cuarta semana de gestación, y representa la prueba evidente del embarazo en la perra.

 

Cambios de conducta

Evidentemente, la perra embarazada también presenta cambios de conducta y de esa manera, cada elemento que se pueda observar se une a un grupo conjunto que también va a responder a la ya mencionada a la expresión que dice cómo saber si mi perra está embarazada, esos cambios de conducta se indican a continuación:

  • Pérdida de apetito: En la fase inicial de su gestación, la perra puede perder sus ganas de comer, y a veces se conforma con revolotear el recipiente de la comida y consumir muy poco alimento.
  • Aumento de apetito: Al poco tiempo de la fase anterior se produce un cambio alimenticio brusco en la perra y desde ese momento, el hambre se incrementa y el animal come en mayor cantidad en cada oportunidad.
  • Más retraída: En algunas oportunidades la perra embarazada, tiene un comportamiento inesperado, y tratan de apartarse de los juegos y los actos de compartir con los humanos, también dejan de correr mucho y se mueven mucho menos.
  • Capacidad de sueño: En esta fase la perra decide pasar un mayor tiempo durmiendo y su descanso es mucho más acentuado que lo habitual y conocido por sus dueños.
  • Más cariñosa: Esta etapa de la perra embarazada, se caracteriza porque se vuelven con más tendencia al cariño y relación con lo que las rodean incluyendo especialmente a sus amos con los que desean compartir contacto físico y cercanía.
  • Más arisca: Sorpresivamente, luego de convertirse en más cariñosa como se ha indicado al poco tiempo, se comportan de una forma más arisca donde los dueños sienten un comportamiento totalmente distinto y fuera de toda costumbre que parecen prácticamente una situación extraña.
  • Alejamiento con los de su especie: La perra embarazada si tiene buena relación con otros perros, se producirá un comportamiento muy distinto a lo cotidiano, e inclusive tienden a colocarse de una manera distante y se alejan de esos compañeros con los que quizás se lleve bien.

En cuanto al parto de la perra

Como ya se ha indicado, es necesario tener presente las recomendaciones ya establecidas sobre lo que se ha mencionado al enfrentar este tema de, como saber si mi perra está embarazada los primeros días, para no caer en errores o sorpresas que distorsionen la relación natural con esos animales y los seres humanos.

Existen muchos vídeos explicativos y material escrito sobre las particularidades del parto de una perra, que todo dueño en esas condiciones debe conocer y al tener presente la información respectiva se producirá una sintonía interesante, en beneficio de todos, pero especialmente para la perra y sus cachorros. La ayuda que surge de todo esto es muy importante.

¿Cómo saber si mi perra esta embarazada?

¿Qué son las camadas y cómo se planifican?

La cantidad de cachorros que se esperan en cada parto de la perra, (camada), se estima anticipadamente y de una vez se planifica la distribución de esas criaturas en nuevos hogares para que sean bien recibidas y el proceso biológico continúe en forma armoniosa.

En muchas ocasiones se engendran perros, que nadie desea criar y por ello la planificación mal diseñada, lo que hace es traer problemas y con resultados de muchos perros abandonados. Si no existe una planificación de distribución adecuada. Es más conveniente pensar en una esterilización a los perros que se tienen a la mano (perro o perra).

Donde además resulta conveniente documentarse un poco para detalles de técnicas, adecuadas, mejor momento de la castración y análisis de las consecuencias y otros aspectos.

Existe un gran número de perros abandonados que solo están sufriendo de hambre, cobijo y cariño, por lo que debe haber un grado de responsabilidad, en el manejo de esta situación y si no se tiene la seguridad plena, de donde se colocarán los cachorros, que están por venir, es mejor previo a esos hechos tener presentes las medias más convenientes para evitar como se ha establecido, la proliferación de perritos que no tienen un hogar seguro donde pueden ser ubicados.

Es necesario planificar y en ningún momento dejar ese tema sin ser atendido. El que adora estos animales tiene que tener la visión del futuro hogar receptor y con capacidad de asumir la responsabilidad respectiva. Por ello en ningún momento se debe permitir la presencia de estos perros si no se ha planificado como se ha establecido el hogar futuro.

Falso embarazo

Para muchos este tema se refiere solo a seres humanos, pero. en realidad, se da en muchas otras circunstancias, específicamente para el caso de los perros. Se trata de una situación muy común y en ningún caso, debe ser considerada como una enfermedad del animal. Incluso a veces ese falso embarazo trae síntomas, reales como, por ejemplo, la acumulación de leche en las mamas.

Normalmente todo ello es producto de las hormonas en los ovarios que, por ciertos mecanismos, generan esa situación, que confunde a cualquiera y que al poco tiempo se comprueba que no existe tal embarazo. Puede haber otras características como por ejemplo del comportamiento variable del apetito de la perra y otros elementos que como se vislumbra, producen una confusión vital, pero en todo caso la intervención de un buen veterinario es un recurso vital para evitar cualquier duda.

 Proceso de gestación en los perros

Las perras suelen presentar un periodo de tiempo, durante el cual es el mejor momento para quedar embarazadas y es lo que comúnmente se conoce como “celo”, en condiciones normales y comunes se extiende por unas tres semanas, pero en algunas oportunidades esa hembra no se encuentra totalmente preparada para aparearse, seguramente se manifestaran altercados y peleas con los machos y si ese caso, el dueño debe tratar de llevarla de paseo para tranquilizarla un poco.

Finalmente es recomendable conectarse con los enlaces que se indican para conseguir un complemento informativo que completa una idea global.  Los enlaces recomendados son los siguientes:

Categorías Perros

Deja un comentario