Cruza de perros por primera vez: Tips y Sugerencias

Tienes un perro de mascota y te has planteado sacarle cría, sea porque te gustan los perros o porque quieres tener un ingreso extra, entonces es recomendable que empieces a informarte sobre el tema de la cruza de perros por primera vez. Te invito seguir leyendo.

Cruza de perros

Cruza de perros o Época de aparearse

La intención es que empieces a despejar dudas sobre el tema y saber qué hacer para lograr que tu perro o perra se cruce con otro ejemplar por vez primera. Es factible que sea lo más sencillo pero, igual es mejor despejar dudas y tomar en cuentas varios aspectos, por ejemplo la actitud de la hembra.

Antes de decidir cruzar perros de diferentes razas, se tiene que analizar los pro y los contras por la responsabilidad que esto conlleva, la capacidad de cuidar de los cachorros y evitar su abandono, donde y quien los va a cuidar, la salud de la madre y de la camada. Estar claro de los requisitos que se tienen que tener para vender un cachorro y evitar inconvenientes legales. Conocer el ciclo reproductivo de estos animales, y otros que a continuación se describen.

Las hembras caninas en promedio tienen dos épocas del año que se ponen en celo, como se dice cuando en coloquial, a su periodo reproductivo, si tenemos conocimiento de los días en que esto ocurre y cuál es el tiempo que dura, las posibilidades de lograr con éxito su cruce y que tenga la descendencia o cría de nuevos perritos. E incluso en caso contrario de evitar que quede preñada.

El momento que una perrita llega a su madurez sexual depende de la raza pues es variable entre una y otra raza. En promedio las perritas están en celo o  entra en su ciclo de calor, durante dos veces al año. La primera vez que esto ocurre puede ser a los seis meses de edad o los dos años de vida. Esto no quiere decir que ya está lista para reproducir, sino que ya llegó a la pubertad.

Cruza de perros

El momento ideal para su reproducción es a los dos y seis años, se sugiere que su primer parto ya la hembra haya cumplido los seis años y asimismo, no es bueno que vaya a parir después de los nueve años. Si bien el promedio de su ciclo de calor es de cada seis meses, todo depende la raza del animal, al comparar las épocas de celo de un pastor alemán que es cada 180 días, con respecto un caniche que es cada 250 días, notaras las diferencias entre las razas.

Otra diferencia que tienes que saber, es que la época de celo no se tiene que confundir con los días que está menstruando. Esto no está relacionado desde el punto de vista hormonal, cuando las hembras caninas están menstruando, está en ciclo de proestro, con una duración promedio de 9 días. Por lo general ocurre de 3 a 17 días antes al periodo de celo o momento de reproducción, de la hembra.

Cuando la hembra entra en celo, no sangra prácticamente sino que bota una que otra gota de color rosáceo, y es cuando la hembra empieza a ponerse receptiva al macho, a este período lo llaman “estro”, dura 9 días con intervalos variables de 3 a 21 días, estos pueden variar. La hembra acepta que el macho la monte si el cuerpo está preparado para recibirlo. Entonces se tiene que tomar en consideración:

  • Conocer el momento que la hembra está en celo y que este depende de la raza.
  • Evitar confundir el periodo de celo con el periodo menstrual, pues no ocurre en el mismo momento.
  • La menstruación se le llama “proestro” y precede entre 9 a 17 días al periodo de celo propiamente dicho.
  • La hembra se pondrá receptiva al pasar entre 8 a 9 días después de iniciado este ciclo, ella aceptará al macho si su cuerpo se encuentra preparado.
  • Es preferible que la hembra sea llevada al lugar donde habita el macho, y el ambiente sea tranquilo.
  • Se sugiere dejarles tranquilo durante unas cuantas horas, para que se apareen en varios encuentro de unos 15 a 20 minutos y, así garantizar el éxito del cruce entre ambos.
La cruza de pitbull

Las diferentes fases del ciclo de las hembras

La fase entre celos o Anestro: Durante esta fase no hay actividad reproductiva, es la fase que más dura, puede ser un lapso de seis meses o más inclusive, varía según condiciones ambientales y sociales donde viva el animal.

  • Fase de Proestro: En esta fase la vulva se agranda y ocurre una hemorragia menstrual con diferentes días de duración, la misma varía de acuerdo a la especie. Durante este tiempo los machos buscarán de estar con la hembra, pero el cuerpo de la misma no está preparado, por consiguiente los rechaza. La fase de “proestro” dura entre 7 a 15 días y la hembra mancha hasta que la hemorragia disminuye lentamente.
  • Fase de Estro: En esta fase se produce la ovulación, la vulva aumenta en tamaño y las hemorragias disminuyen hasta irse. Esta fase tiene un lapso entre 5 a 10 días, es el momento que el cuerpo de la hembra canina se encuentra disponible para recibir al macho.
  • Fase Metaestro: La última fase del ciclo reproductivo de las hembras caninas. En esta fase su vulva va adquiriendo su forma y tamaño habitual. En caso de haber sido embarazada, se produce la anidación del óvulo. Es en esta fase en que la hembra pueda tener un pseudoembarazo.

Cruza de perros

Un acoplamiento con éxito

Es preferible que la hembra sea llevada hasta donde se encuentre el macho y que el ambiente sea tranquilo, las feromonas segregadas por la hembra atraerán al macho y procederá a la cópula. Lo ideal es que la monta sea natural, aunque si es la primera vez la inexperiencia de alguno de los perros o de ambos, la diferencias de tamaño pueda afectar la realización del acto, como puede suceder en las razas pequeñas.

Si se en realidad les interesa tener crías y no se logró la cópula de los animales por la vía normal, es posible considerar la inseminación artificial, realizada por un veterinario especializado. El semen del macho se obtendría método mecánica y luego se introduce en el cuello uterino de la hembra por medio de sondas.

Periodo de gestación

En caso de que la hembra quede embarazada, pasado los 16 días se abulta el útero en los sitios de ocurrirá la implantación y a los 20 días los embriones se empezarán a implantar.

El periodo de embarazo de los perros es de 63 días y puede variar entre, 56 a 72 días. En caso de ser llevado el ejemplar hembra al veterinario luego del día 25, este profesional podrá realizar un diagnóstico de gestación si palpa a la hembra preñada.

Ya a la 5ta semana de gestación se empiezan a desarrollar los fetos, se sugiere llevar veterinario para que realice un ecosonograma preferiblemente al mes de estar en gestación y luego cuando este en los 50 días de gestación, porque en esa fecha, ya se puede tener una idea de cuántos cachorros son, sus posiciones y su estado de salud.

Los medicamentos tienen que ser suministrados según las indicaciones del veterinario, para evitar cualquier alteración de la salud de los fetos, como alteraciones de su funcionamiento y anatomía ocasionadas por un medicamento suministrado  (efectos teratógenos). Si es recomendable desparasitar a la futura madre, como medida preventiva de posible transmisión de parásitos por vía placentaria y, dañar el aparato digestivo de los fetos.

Luego de parir y durante la lactancia, también se sugiere desparasitar a la madre luego de 10 días de haber de haber parido. Asimismo, para favorecer el buen desarrollo de los fetos de los futuros cachorros, se sugiere cambiar la alimentación de la madre por una fórmula de crecimiento para cachorros y de acuerdo a la raza de los mismos.

Esta fórmula para cachorros en crecimiento se sugiere seguir suministrando a los perros, tanto madre como cachorros hasta el destete.

¿Qué hacer en el momento del parto?

En los días próximo al parto, la perra se mostrará inquieta, se aparta un poco buscando un sitio donde poder excavar, como hacer un nido, hasta lograr encontrar un lugar apartado donde poder tener a los cachorros. Es posible que el lugar que escoja la perra sea un sitio a su criador no le parezca adecuado. Por lo que se sugiere que durante la gestación le vaya enseñando lugares donde poder parir.

De preferencia el lugar tiene que estar apartado y ser bastante tranquilo, notarás que los días antes de parir irá con frecuencia a ese sitio y estará de mal humor y agresiva. El lecho del parto es  puede ser duro para que la madre sienta si está aplastando algún cachorro y, por los lados alto para evitar si algún cachorros se esté desplazando.

Es preferible que la perra en el momento del parto este sola o en su defecto alguien que muy cercano al animal y, colocado a una distancia prudencial para asistirle en caso muy preciso. Si la madre se llega a sentir amenazada pueden ocurrir, que se comporte de manera agresiva sobre las crías y, llegar a comerse alguna. También llevar los cachorros a otro lugar donde considere esté más protegidos.

Para precisar si el parto puede darse en los próximos días, puedes conocerlo tomando la temperatura a la futura madre. Una manera es tomando la temperatura rectal, pues la misma desciende entre 8 a las 24 horas antes del parto. Este indicador tiene que ser considerado, pues en las razas pequeñas la temperatura puede bajar hasta los 35°C, en las razas medianas baja hasta 36°C y en las grandes hasta 37°C.

Al nacer los cachorros son expulsados junto a la placenta debido a las contracciones uterinas, y las contracciones abdominales. Al nacer, la madre empieza a limpiar a las recién nacidas crías, cortara con sus dientes el cordón umbilical, romperá las envolturas fetales, quitará los líquidos y envoltura que impida que los perritos respiren. A los cachorros muertos o débiles buscará de reanimarlos, de no lograrlo, los esconderá, o entierra, en muy raras ocasiones se los come.

¿Es saludable reproducir a los perros?

La domesticación de los perros ha llevado a los humanos tomar decisiones con respecto a su reproducción, según sus creencias particulares. Existe la creencia de que los perras deben tener descendencia por lo menos una vez, para que tengan mejor salud y no sufran de la columna o no lleguen a sufrir de embarazo psicológico. Pero al parecer, el cruce para sacarles crías, no garantiza el estado de salud alguna de la hembra.

Cómo cruzar perros chiuahua

Es factible incluso que tenga crías y sin embargo, su salud desmejore, si llega a tener varios partos su salud puede incluso mermar, por las subidas y bajadas de hormonas, el hecho de amamantar hace que sus mamás sufren cambios, como también lo llegan a sufrir el útero. Por supuesto, estos cambios de su organismo, afectarán a la perra, dependiendo de la nutrición de la misma y los cuidados que sus criadores les den.

Quienes crían perros, tienen la creencia de estos deben tener cachorros para que su ciclo de vida sea completo, es decir: nacer, crecer, reproducirse y morir, este planteamiento lo hacen desde el punto de vista emocional. Al igual sucede con las mujeres, habrá mujeres que no quieren tener hijos, o no logran tenerlos por circunstancias de salud o socioeconómica y, su salud no verse afectada.

¿Es recomendable cruzar perros de una misma madre?

En la naturaleza puede suceder que animales que provengan de una misma madre se reproduzcan entre ellos e incluso entre madre e hijo, esto ocurre por instinto de supervivencia pero con el tiempo pueden aparecer genes recesivos y, desmejorar el material genético. Apareciendo deformaciones congénitas, enfermedades hereditarias graves, y disminuir la calidad de vida y durabilidad de los cachorros o que sea causa de aborto por parte de la madre preñada.

Se sugiere cruzarlos con perros de la misma raza, de diferente camada y sin parentesco conocido. Esto favorece a la variabilidad genética y una mejor garantía de sobrevivencia y evolución de la especie. De alguna manera, evita que los genes problemático florezcan y se manifiesten y los más aptos salgan adelante y así garantizar una descendencia más sana y más apta, sobresaliendo con caracteres genéticos y físicos que ayudan a los cachorros a tener una buena vida.

Garantía de éxito

Puede suceder que llegó el momento del cruce de dos ejemplares de la misma raza y la hembra está en época de celo, y todos los factores sean una garantía de éxito y, sin embargo, el apareamiento sea un fracaso. ¿Qué hacer en estos casos? Esto puede suceder, porque ambos canes sean primerizos e inexpertos.

Inseminación artificial. De suceder esto, es preferible hablar con un experto sea un veterinario o un criador de perros y, decidir cómo lograr cruzarlo o aplicar inseminación artificial.  Esta se propone cuando la monta natural no logro buen resultado, por problemas físicos de la hembra o el macho, casos de infertilidad o rechazo de la hembra hacia el macho.

La inseminación artificial es una técnica para recolectar semen del macho y, mantenerlo por un tiempo que puede variar y, colocar en el aparato reproductivo de la hembra un número suficiente de espermatozoides cuando el ciclo reproductivo de la hembra esté en su momento indicado. Este método de reproducción tiene que realizarlo profesionales especializados.

También para garantizar el éxito de la reproducción, se tienen que conocer las condiciones de salud de los perros que van a ser cruzados, para evitar transmisión de enfermedades o no logre realizarse el apareamiento. Así mismo conocer si los perros a cruzar son fértiles. Para estas interrogantes, es bueno consultar a especialistas veterinarios y, de ser posible realizar una revisión de los perros con el veterinario antes de cruzarlos.

La pareja perfecta. Se tiene que seleccionar la pareja adecuada para lograr una reproducción exitosa, se sugiere que sea de la misma raza y de preferencia tamaños parecidos. Antes de cruzarlo es bueno que se conozcan, de ser posible es bueno que días previos los junten para que empiecen a reconocerse. En caso que no se lleven bien, tendrás que buscar otra pareja. En caso de la hembra, se tiene que estar seguro si está próximo su  periodo reproductivo, que dura entre 15 a 18 días y su cuerpo esté listo para aparearse.

Si tiene pareja. En caso que ya se haya seleccionado la pareja, la hembra será llevada a donde se encuentre con el macho y se dejan tranquilos. El macho será atraído hacia la hembra por las feromonas sexuales y la busca, si la hembra esta lista permitirá que él la monte. En el momento de copular, no se les debe separar. De ocurrir esto, puede causar daños a sus órganos reproductivos de cualquiera de los dos individuos. El tiempo de apareamiento, suele durar entre 15 a 20 minutos.

Garantiza si el cruce fue exitoso. De ser primeriza la perra es posible que con una monta no quede preñada, por esto se sugiere que dejar a la pareja de canes por lo menos un día o noche juntos. En caso que ya se esté seguro que se aparearon, llevar a la hembra a un veterinario de confianza y, que sepa que se quiere sacar cría a la hembra, para que revise que todo va bien.

Distribución de los cachorros. Además de acordar la distribución de los cachorros entre los criadores de ambos perros, también es bueno acordar los gastos por cuidados veterinarios, de preferencia estos es recomendable aclararlos antes de hacer el cruce así evitar malos entendidos. Esto ayudará para que en dos meses puedas tener tus nuevos cachorritos para cuidarlos o buscarles su futuro hogar.

Ya tengo edad. Para evitar problemas de salud de la futura madre sugieren que tengan más de 6 meses de edad y, ya sea madura sexualmente.

Los perros de razas pequeñas se sugiere cruzarlos cerca del año o año y medio, las razas medianas luego del año y medio a los dos años y las razas grandes al llegar a los dos años o dos años y medio.

¿Cuántos perros tendrá? Esta respuesta está condicionada por la raza de la pareja de padres, en caso que los perros sean de razas diferentes, es preferible que consulten con el veterinario que llevó el control de la madre durante la gestación.

Para tener una idea de cuántos cachorros puede llegar a tener tu mascota, te presento un listado con esta información.

  • Perras de la raza Toy o mini Toy: 1 cachorro y muy raro 2 cachorros
  • Perras de razas pequeñas: pueden llegar a tener entre 1 a 7 cachorros
  • Perritas razas grandes: más de 10 cachorros hasta 15 cachorros
  • Perras razas gigantes: más de 15 cachorros incluso superar los 20 cachorros.

Castrar o esterilizar. Es una ventaja o una desventaja, ese es el dilema. Al parecer esterilizar o castrar a tu mascota canina puede ser más una ventaja, pues si el perro o la perra no va a tener cría, no va usar su sistema reproductivo.

A medida que madure y luego envejecer puede que tenga problemas de salud relacionadas con sus órganos reproductores. De esterilizarse, estos problemas podría ser evitados y tu mascota vivir más tiempo.

Se evitaría los problemas de salud en los perros machos por enfermedad de la próstata  como agrandamiento, quistes y abscesos, se evitaría enfermedades como el cáncer de los testículos o cáncer de la próstata.

En las hembras se evita se enferme de cáncer de mama, tumores de mama, piometra (infección secundaria no contagiosa que ocurre en hembras maduras sexualmente), cáncer de útero, desprendimiento de útero y otras relacionadas con el sistema reproductivo del ejemplar.  La llegada de camadas no deseadas.

¿Cuál es la edad para cruzar perras?

Cruza de perros pitbull. Se sugiere cruzarlos a partir del tercer celo, el periodo de celo dura de 3 a 8 días, sugieren que su apareamiento se haga a partir del segundo año. Su tiempo de gestación puede variar entre 58 y 65 días tiene que ser muy bien cuidada y darle una buena alimentación, suplirlas con multivitamínicos, calcio.

El parto puede durar unas 24 horas y si es una pitbull primeriza llegar a durar 37 horas. Las pitbull pueden llegar a tener entre 1 a 8 crías.

Cruza de perros chihuahua. Para cruzar una perra chihuahua sugieren esperar el tercer celo, es decir a partir del año y medio o segundo año cuando ya haya alcanzado su madurez sexual. Es preferible que tenga un peso de 2,5 kilos a 3 kilos para que sea cruzada, no recomiendan cruzar chihuahua con pesos de 1 kilo o 1,5 kilos porque puede ser fatal. También puede leer sobre los siguientes tópicos de interés:

Categorías Perros

Deja un comentario