Dios gato del Antiguo Egipto y otras deidades

En el mundo existen animales fabulosos, que por su belleza y demás características pasan a formar parte de la cultura de muchos países, ocurre con los felinos, animales tan hermosos que forman parte de la historia de muchas culturas, como el dios gato egipcio o la diosa nórdica impulsada por gatos, un tema que atraerá la atención de todos.

dios gato

Dios gato

En la antigüedad el gato era uno de los animales más venerados y respetados, estabas ligado principalmente con la protección pero luego se le comenzaron a atribuir características como valentía, lealtad o abundancia. Todo esto comenzó en el antiguo Egipto ya que en este lugar se conocieron varias clases de animales del género Felis y al mostrar ellos todas sus características comenzaron a ser venerados y respetados por todos.

Una de estas especies fue el gato del desierto, el cual se encontró en muchísimos lugares, su tamaño era de alrededor de 70 centímetros y podía pesar hasta 7 kilogramos. Los hábitos de este gato eran como el de la mayoría de los felinos, nocturno y sigiloso ya que mientras había calor preferían la protección que les proporcionaba su madriguera. A pesar de su nombre este gato no vivía exclusivamente en el desierto, habían especímenes que vivían en la selva, pero estos poseen un pelaje más oscuro.

El gato de los pantanos era un felino que vivía en las zonas húmedas, era uno de los más grandes con 75 centímetros como tamaño medio y un peso de hasta 15 kilogramos, tenía una característica diferente a los otros y era que su cola era anillada en su totalidad y el color de su pelaje era marrón oscuro.

También existía el gato serval, con hábitos nocturnos era un gato que prefería la sabana, su tamaño solo alcanzaba los 65 centímetros pero en cuanto al peso podía alcanzar los 18 kilogramos sin problemas.

Los gatos eran compañeros innatos de las personas en la edad antigua, incluso se encontró una tumba donde yacía el cuerpo de un humano y de un gato, consideraban a los gatos más que como una mascota como un acompañante ya que fue uno de los primeros animales que se lograron domesticar.

Siempre entendieron que no podían considerarse sus dueños sino sus amigos ya que desde siempre mostraron un carácter independiente y misterioso. Eran usados para acabar con los roedores por su astucia y ferocidad a la hora de cazar.

dios gato

Aunque la veneración por los gatos inició en el antiguo Egipto se fue extendiendo por todas las culturas hasta conseguir dioses gatos chinos, nórdicos, japoneses y de todas las culturas posibles, utilizándose como símbolo de abundancia y de protección.

En un momento de la historia los gatos fueron totalmente venerados e incluso los dueños le guardaban un luto de hasta dos meses luego de su fallecimiento.

Gatos en el Antiguo Egipto

En el Antiguo Egipto el gato era el animal más venerado y protegido, principalmente se tenía como una reencarnación del Dios del Sol pero alcanzó su máxima fama cuando se dio a conocer a la diosa Bastet, la cual era una mujer representada con cara de gata. Los gatos fallecidos eran momificados y los dueños de estos debían guardar un luto de aproximadamente 60 días y afeitarse las cejas para demostrar este luto.

Existen miles de cementerios de gatos que datan desde el Antiguo Egipto, tanto así que en el siglo XIX los ingleses se llevaron muchos gatos momificados para molerlos y usar este polvo como abono.

El gato era el principal animal doméstico en palacios y luego de su muerte los transformaban en dijes, estatuas o estatuillas que acompañaban a sus dueños. En este momento eran común ver jarrones, sillas y pinturas con dibujos de gatos como símbolo de protección.

Pero la domesticación como tal del gato se inició durante el IV milenio a.C. ya que este era un animal de caza, en el que aún no se habían notado las cualidades de dulzura y gracia sino como un protector de las cosechas contra roedores, plagas e incluso eran maravillosos contra las serpientes, es por esto que todo el entorno era más seguro si había un gato cerca lo que dio lugar a la veneración.

Era tal la adoración a los gatos que en temporadas de incendio los creyentes se colocaban en torno a estos para evitar que el fuego llega y arrasa con la población de gatos.

Se dice que esta veneración data desde el año 3100 a.C. ya que se encontró una copa tallada con la imagen de la cabeza de pantera Mafdet lo que se considera como la muestra más antigua de la adoración a los gatos hasta que llega la diosa Bastet, lo que al principio era un león feroz y protector se convirtió en la imagen de un gato doméstico.

Ciudad de Bubastis y tradiciones funerarias

Bubastis era una antigua ciudad de Egipto, era considerada la “Casa de Bastet” ya que aquí se encontró el primer centro de culto a esta diosa y era el lugar al que acudían los creyentes a rendirle culto. Antes de la creación de Bubastis ya existía el culto a los gatos pero no eran tan reconocido. Este lugar pronto se convirtió en el sitio principal al que acudían los creyentes por lo que anualmente estas calles se llenaban de visitantes.

El templo de Bastet fue ubicado en un lugar privilegiado que lo cuidaba de desastres naturales, este era uno de los templos más admirados, aunque había otros muchos más grandes, este poseía una belleza inigualable, la entrada formada por un canal lleno de árboles y al final un enorme monumento de Bastet rodeado de diferentes estatuas de gatos sagrados, incluso regularmente mataban a gatos cachorros para luego momificarlos y venderlos como objetos sagrados.

Muy pronto esta cuidada se convirtió en una de las más comerciales de todo Egipto por la venta de estatuas o esculturas sagradas. Se realizaba un festival anualmente en honor al gato al que acudían miles de creyentes de todo el país.

Toda esta fama dio pie a millones de escritos y pinturas. Era muy llamativo ya que cualquier gato que muriera en todo el país debía ser trasladado a Bubastis para momificarlo.

En esta ciudad las leyes en protección de los gatos eran sumamente estrictas, estaba totalmente prohibido cualquier tipo de maltrato a los gatos, de hecho, el conductor de carro romano atropelló a un gato egipcio y fue asesinado por los soldados de este país.

La decadencia del culto al gato

Sin embargo, este culto no era totalmente aceptado por todos y en el año 380 se decretó el Edicto de Tesalónica donde se prohíben los cultos paganos, de esta forma se eliminaron los templos de adoración a los gatos, pero este se mantuvo como mascota y recibía adoración y veneración en secreto hasta que comenzaron a desaparecer los roedores y plagas y el gato dejó de ser un animal tan importante y necesario para la población.

5 dioses gatos

El dios gato es generalmente un Dios Egipcio, esta adoración nace en este país con el nombre de la diosa egipcia Bastet la cual fue considerada la protectora de los humanos, la diosa de la felicidad, armonia y protección, esta divinidad tenía su templo en Egipto en la ciudad de Bubastis siendo considerado el templo más hermoso de adoración de este felino. En nombre de este animal surgieron muchos rituales funerarios  y demás creencias.

Existía una enorme cantidad de felinos momificados, los cuales al ser considerados la reencarnación de Bastet o en ocasiones de Ra eran sagrados, estos desde siempre eran tratados con veneración incluso se les permitía vivir en los templos, en esta época todos los gatos eran sagrados.

De hecho, algunas culturas lo veían como pequeñas deidades, por lo que eran vendidos en forma de pequeñas imágenes o estatuas que las personas llevaban consigo a todas partes como símbolo de protección.

Se veía con mucha frecuencia copas de cristal con gatos tallados y en ocasiones esculturas de oro grandes para los más acomodados. Hemos oído hablar de la diosa Bastet, la cual era totalmente venerada y respetada por todo el pueblo egipcio, pero esta cultura se fue expandiendo hacia todo el mundo pero poco a poco lo fueron adaptando a sus culturas por lo que comenzaron a surgir dioses gatos de diversas nacionalidades.

El gato siempre fue el animal doméstico más fascinante y así poco a poco comenzó a ser visto en todas las culturas. Estos fueron los principales dioses gatos que comenzaron a surgir a lo largo de todo el mundo:

Bastet: El Dios Gato Egipcio

El nombre del dios gato egipcio era Bastet, aunque en realidad esto era una gata, que estaba representada con la forma de una humana que tenía cabeza de gata, y también fue representada como una gata negra.

Se le atribuían los poderes de protección de los humanos, del hogar y como portadora de felicidad y armonía. Se decía que ésta protegía a las personas y todos los animales que vivían dentro de casa contra las plagas y las enfermedades.

La diosa gata egipcia era un símbolo de fertilidad y fertilidad por lo que era la protectora de las mujeres embarazadas. Anualmente se celebraba un festival en nombre de esta gata, en estas fiestas abundaba el vino y la música.

Esta era una diosa maravillosa pero si no se cumplían sus deseos podía ser realmente mala, por esta razón estaba representada como una gata tierna y a la vez como una leona feroz.

Esta diosa era hija de Ra, el dios del sol por lo que también se le atribuían poderes sobre los rayos solares. Los egipcios optaron por tener una imagen de esta dentro del hogar porque ahuyentaba los malos espíritus. Todo gato doméstico era la viva imagen de Bastet para los egipcios, por esto le permitían vivir en los templos y su muerte requería del mismo protocolo de incluso un faraón.

En el Antiguo Egipto daban muestras constantes del amor que sentían ante los gatos, por ejemplo, cuando un dueño fallecía era enterrado junto a su gato, pero no como un acto egoísta, sino para evitar que este quedara sin hogar.

Otra muestra fue cuando los egipcios se rindieron ante el ejército persa ya que estos traían gatos como escudo y ellos preferían perder la batalla antes de herir a un gato.

El mito de Sejmet: La diosa leona

La diosa gata Bastet tiene un alter ego que está representado por una mujer con cabeza de leona la cual se dice que fue enviada a la tierra por su padre Ra ya que este se dio cuenta de que los humanos le estaban faltando demasiado el respeto e incumplen todas sus leyes.

Esta era una leona totalmente feroz que llegó a la tierra con sed de sangre y el plan era que devorara todo lo que estuviera a su paso.

Sin embargo, el plan de Ra era que esta terminara con los pecadores pero esta comenzó a tener cada vez más sed de sangre y más que una lección a los humanos comenzó a ser una masacre sin fin, entonces su padre se vio obligado a conversar con ella pero esta no le hizo caso y continuó devorando todo lo que se topaba a su paso, entonces Ra tuvo que utilizar a los humanos para domesticarla.

Este ordeno a que vertieran vino de granada en el suelo simulando un charco de sangre mientras Sejmet dormía para que el despertar esta lo bebiera y se emborrachara, asi ocurrió y con esta embriaguez se dio cuenta de todo el daño que estaba causando y comenzó a cambiar, transformándose así en la tierna gatita que es Bastet.

Es por esto que la diosa gata está representada por dos personalidades, la tierna gata, diosa de la armonía, la alegría y el amor y la feroz leona, diosa de la venganza, la fuerza y la valentía. Decían que todo aquel que lograra domesticar a Sejmet recibía de su parte la magia sanadora y una maravillosa fuerza.

Freyja: La diosa nórdica

Freyja era una diosa de origen nórdico, este nombre significa “La Señora”, era la diosa del amor, la belleza, la sexualidad y la fertilidad. No se sabe a ciencia cierta cómo eran los cultos a esta divinidad pero siempre fue muy venerada.

Protegía especialmente a las mujeres, quienes la buscaban especialmente mientras estaban en embarazo pero si desobedecen sus reglas o actuaban de forma incorrecta, mostraba su lado severo y se podía convertir en la diosa de la muerte.

Esta no era una diosa gata, sin embargo tenía estrecha relación con estos especímenes ya que viajaba sobre los bosques de todo el territorio nórdico sobre un carro que era tirado por gatos grandes, además estos animales eran sus principales consejeros y siempre esta diosa tenía un gato en su regazo, quien la ayudaba a tomar las decisiones correctas, los principales gatos que tiran su carro se llamaban Trjegul y Bygul.

El gato era un animal sagrado para ella ya que los recibió de parte de un regalo del dios del trueno, Thor. Los campesinos que adoraban a esta diosa también consideraban a los gatos algo sagrado, a quien también le dejaban ofrendas para poder cumplirse su petición.

Esta diosa físicamente estaba representada por una mujer grande, sumamente voluptuosa, hermosa y muy lujuriosa, le encantaba disfrutar de los placeres de su cuerpo y solía tener muchos amantes, quienes siempre le daban un nuevo apodo.

Utilizaba una llamativa cadena de plata que simbolizaba el sol y el dia y un abrigo de plumas de halcón, lo que le permitía transformarse en cualquier ave que ella deseara. Vivía en un palacio de Asgard donde se encontraban sus gatos e incluso su jabalí el cual era su protector ante las guerras, en su hogar acogía a todos los soldados caídos en combate.

Lishou: El dios gato chino

En la cultura asiática los gatos también ocuparon un importante lugar, aunque no tan importante como en Egipto estos también tuvieron dioses gatos y una profunda veneración a tan fabuloso animal, estos decían que los gatos provenían de los leones y monos, por lo que estaban muy cerca del hombre en la creación. De esta manera surge la devoción hacia Lishou, un dios gato que tenía que ver directamente con la fertilidad de las tierras.

Los campesinos hacían ofrendas a este dios para tener buenas cosechas, además también se dice que este tenía especial relación con el tiempo, al que podía manejar según fuera conveniente.

Los gatos en este país eran totalmente respetados y es que la historia y comienzo de la veneración hacia los gatos fue de lo más divertida e incluso se ha convertido en una leyenda muy repetida.

Esta indica que después de la creación los gatos eran quienes tenían el don de la palabra para comunicarle a los dioses todo lo que acontece, estos eran los vigilantes de la tierra por lo que eran los seres superiores en todo el mundo, pero ocurría que cuando los dioses necesitaban comunicarse con ellos estos estaban jugando o durmiendo, como les fascina hacer lo que molestaba a los dioses.

Luego de una charla los gatos confesaron no querer tanto poder, y le otorgaron el poder de la palabra a los humanos para que fueran ellos quienes vigilarán la tierra mientras ellos se relajaban, sin embargo, aun así fueron nombrado guardianes del tiempo y es que según los chinos un gato es más de fiar que un humano y requieren de mucho más poder que estos.

Los bakeneko japoneses

Esto no es un Dios gato sino más bien su traducción significa gato fantasma ya que es un gato que tiene poderes sobrenaturales que le sirven, por ejemplo, para cambiar de forma, volar e incluso lanzar bolas de fuego.

Estos gatos eran de temer ya que incluso podían transformarse en una persona.  Según el folclore japonés se convertía en bakeneko un gato que superará los 100 años de vida.

Mayormente todo lo relacionado a estos gatos eran mitos y leyendas, ya que incluso eran considerados bakeneko aquellos gatos que consumieron aceite de una lámpara o los que tuvieran la cola larga, lo que obligaba a los japoneses a cortar la cola de sus gatos.

Estos seres mitológicos eran acusados incluso de devorar humanos para adoptar su forma, por lo que el temor hacía que los dueños de gatos que superaran los trece años los abandonaran.

Además de esto le gato también estuvo presente en mitologías como la griega, celta o peruana, siempre formando parte de la cultura y folclore de los países, con su belleza y características inigualables. Si te ha interesado este articulo, quizas te interese:

Categorías Gatos

Deja un comentario