Descubra ¿cuáles son los gatos que no dan alergia?

Cariñosos e imprevisibles, curiosos y traviesos, fáciles de cuidar a menos que…  causen alergias !!!  Si, aunque los gatos son mascotas idóneas ya que conviven fácilmente con niños y otros animales, son leales a sus dueños a su manera, aun se cree que su pelo provoca alergias, lo cual, no es tan cierto. ¡Aquí los gatos que no dan alergia!

Gatos que no dan alergia

Gatos que no dan alergia

¿ Te han asegurado que eres alérgico a los pelos de los gatos ? ¿ Aun así quieres adoptar uno ? Si es así, estás en el lugar correcto, ya que en este artículo te podrás informar sobre cuales son las razas de gatos que no te ocasionan alergias… Justamente lo que necesitabas conocer.

La Alergia Causada por Gatos

¿ Existen perros y gatos que no dan alergia ? Ciertamente los canes y felinos hipoalergénicos no existen. Se suele creer que los felinos provocan alergias a causa de su pelaje, lo verídico es que éste asunto tiene que ver mayoritariamente con una proteína de nombre FEL D1, que se encuentra en la piel y en la saliva del animal.

Ocasionalmente ronroneos, besos, uno que otro zarpazo y jugueteo traen consigo invitados inesperados que desafortunadamente provocan  lagrimeo, atasco nasal, picazón, estornudos y hasta asma. ¿ Deberé renunciar a compartir mi vida con uno de estos felinos o, ni pensarlo, entregar en adopción a mi mascota ? No tiene que ser así, con las debidas precauciones se puede estar libre de estornudos al convivir con gatos

«Cerca del 80% de las personas alérgicas a los gatos igualmente lo son a la proteína FEL D1, que se encuentra en la saliva y en las glándulas sudoríparas del félido y donde los machos producen más alergia que las hembras. Cuando el gato se asea, se impregna con éste alérgeno que se queda en el ambiente ocasionando los síntomas», señala el doctor Pedro Ojeda, de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica SEAIC.

«Esa mezcla de piel y pelo humedecido con saliva es una cóctel explosivo para quienes son alérgicos. Aun así, en la mayor parte de las ocasiones, no es motivo suficiente para deshacerse del gato como nuestra mascota», afirma José Luis Blázquez, fundador de los centros Openvet.

Convivir Juntos ¿es Posible?

La norma fundamental para que alérgicos y gatos puedan vivir armoniosamente es que el animal no ingrese a la habitación de la persona vulnerable. «Pasaría toda la noche aspirando el alérgeno y empeoraría el problema», declara el médico de la SEAIC. A pesar de ser un tema de salud, a ciertos dueños se les hace difícil impedir que su mascota se apropie de la habitación y se eche a su cama.

«En casos como ese se aconseja que se recubra con un plástico, lo cual evitará que vuelva a subirse ya que les desagrada el material» señala  Vanessa Carballés, del centro clínico felino Gatos.

En lo posible, alfombras, cojines y piezas decorativas deberán ser retiradas de la casa, ya que el alérgeno es muy pegajoso y se adhiere a estas clases de superficies. Viviendas con pisos de madera y terrazo, de fácil limpieza, son lugares donde los alérgicos respirarán mejor. De tener alfombra, las de hebras cortas son aconsejables y los cojines se deben asear frecuentemente.

Gatos que no dan alergia

Los gatos se suben por todas partes, les encanta frotarse contra los muebles para definir su territorio y se divierten montándose en las piernas de sus amos para dormir en un sitio cálido. Con estas acciones vienen la pérdida de pelo impregnado de la proteína FEL D1.

Por su lado, el doctor Ojeda declara que emplear purificadores del aire con filtros de elevada frecuencia reduce suficientemente la presencia del alérgeno en el entorno.

¿Cuestión de Pedigrí?

Al hablar de razas, ineludiblemente viene a la mente el gato Sphynx y el Devon Rex. «Debido a su carencia de pelo se reduce el contacto de su saliva con los humanos, al quedarse solo adherida a su piel, que se desprende y se pega a las áreas por donde se desplazan, pero en cantidades menores que el pelo», destaca Blázquez. «Pero has de ser sincero y decir que te gustan, porque son raros al no tener pelaje».

De su parte, los gatos de pelo cortito como el Bengalí, el Balinés o el British son una alternativa recomendable para personas alérgicas que no estén muy afectados.

Javier Pedregosa es el presumido dueño de dos encantadores siberianos: «Bugatti» de cuatro años y «Vivi» de cinco, a ambos los acogió en Madrid. Las mascotas cohabitan con él, su esposa y su hija de ocho años en un desván de la madrileña plaza Mayor. «Se habitúan maravillosamente a una casa y a los niños, son cordiales, curiosos, afectuosos y traviesos».

Para este caso, el presunto carácter «hipoalergénico» de esta estirpe no estuvo relacionado con la adopción. Sencillamente se encariñaron del animal, de tal manera que la familia está en las diligencias para conseguir otro siberiano, esta vez proveniente de Rusia.

Adorar a los gatos y que te producen alergia es una perversa jugarreta, pero tener un cachorrito y que repentinamente te des cuenta que el sarpullido que te recubre medio cuerpo, la picazón ocular, los estornudos y el lagrimeo frecuente te lo está ocasionando él… eso ya es preocupante. Para ciertas personas es como si se les viniera el mundo abajo, lo experimentan de una modo muy dramático.

¿Cuáles son los Gatos que no dan Alergias?

Las personas que son alérgicas a los gatos piensan que no pueden tenerlos como mascota por lo que deciden no adoptarlos, o inclusive dejarlos abandonados o entregarlos en adopción. He aquí una lista de las razas de gatos que no dan alergia:

Gato Siberiano

Esta es la raza mas recomendada para aquellos vulnerables a la alergia. El gato Siberiano es afectuoso, comunicativo, fiel y dócil, le agrada estar echado por horas al lado de su amo y juguetear aun cuando ya no es cachorro. Se adapta fácilmente a la convivencia con niños y otros animales.

No obstante su exuberante melena, los Siberianos cuentan con una inferior densidad de la proteína FEL D1 en su saliva. A pesar de lo anterior, no existe raza 100% segura para los alérgicos, los síntomas pueden mostrarse semanas después. Para impedir que se le enrede su pelo, se ha de cepillar su pelaje en varias ocasiones a la semana.

Devon Rex

Con un pelaje corto y rizado, el Devon Rex es un félido mediano, de figura larga y con mucho musculo. Le desagrada la soledad y se divierte grandemente al acompañarse de sus dueños. Sería conveniente dejarle en compañía de otra mascota, si se ha de dejar solo por mucho tiempo. Al aplicarle cada semana una loción veterinaria en su pelaje y sus genitales, los alérgicos pueden aminorar los síntomas.

Este es uno de los gatos que menos pelo deja suelto, y aunque se sabe que no es el pelo el origen de la alergia, la reducida cantidad del alérgeno que pueda guardar en él tiene menos alcance dentro del ámbito hogareño.

Balinés

Semejante al siamés, pero ligeramente más robusto, es otro de los félidos que no provocan alergias aunque cuente con un pelaje largo y abundante. En cuanto a su pelaje no necesita mayores cuidados, apenas algunos cepillados a la semana para impedir que se anude

El Balinés es abierto, juguetón y un camarada idóneo para aquellos que conducen una existencia sedentaria echados en el sofá o en la cama los fines de semana. Hay que tener presente que no le gusta la soledad y comienza a maullar al extrañar la compañía. Este gato es del tipo oriental y una de las estirpes que genera menos proteínas alergénicas. Para impedir la caspa hay que esmerarse en su pelo.

Oriental de Pelo Largo

Conocido como Javanés, es una de las más apropiadas razas gatunas para personas alérgicas. Se reconoce por tener el porte del gato oriental y del siamés, pero un pelaje más extenso. Su pelo es delgado y sedoso, independientemente de su color.

Este félido es el más individualista de esta lista, ya que no requiere compañía todo el tiempo. Inclusive anhela tener varias horas de soledad para retozar, juguetear o para travesuras.

¿Realmente existen los Gatos hipoalergénicos?

Gato Azul Ruso

A causa de su espeso pelaje, este es uno de los gatos que no causan alergias, y esto es motivado a que los alérgenos se «quedan atrapados» entre la piel y el pelo, y tienen menos impacto en las personas o el entorno.

Su aspecto «mullido» y su tamaño medio caracterizan a este gato, así como lo llamativo de sus ojos verdes y su extensa cola. De su temperamento, es un félido inteligente, cariñoso y adecuado para vivir en un apartamento con humanos.

Oriental de Pelo Corto

Ciertas razas de gatos son más hipoalergénicas que otras aseguran variados estudios científicos, en otras palabras, generan menos alérgenos. Lo anterior no indica que no que no vayan a generarse alergia, solo que las probabilidades son inferiores y, siempre el efecto probablemente será menor. Una de estas razas es el Oriental de Pelo Corto.

Bengalí

«Es un félido evidentemente, pero te hace recordar al leopardo por el colorido de su pelo, pues da la sensación de estar en presencia de un felino salvaje como si te encontraras en plena jungla. Aun así, muestra su carácter cariñoso y pausado, es como poder acurrucar un leopardo diminuto en la sala de tu casa». revela el veterinario Blázquez. Produce un nivel normal de FEL D1, pero ya que no requiere asearse tanto como cualquier gato de pelo largo, no la esparce mucho por su pelaje.

Sphynx, Un Caso Peculiar

Llamado el Egipcio y famoso por ser un gato sin pelo, su carencia de pelaje descarta que deje sus pelos por la casa, aunque no se puede señalar que sea «hipoalergénico». A pesar de su aspecto delicado, el Sphynx suele ser sano, de mucho musculo y con un peso increíble para su tamaño.

Ya que esta raza suda, su baño debe ser rutinario, más aún si el dueño es alérgico. El Egipcio es muy vulnerable a los cambios de temperatura. Contrario a lo que muchos piensan, el Sphynx no es un gato para alérgicos.

¿ Como Minimizar los Efectos de las Alergias?

Los gatos, seguidos de los perros, son los animales que más frecuentemente ocasionan alergia en los individuos  que conviven con ellos. Si tu mascota es un gato, existe la posibilidad de que hayas sufrido las molestas secuelas: comezón, irritación ocular, tos, estornudos e inclusive padecimientos respiratorios.

A continuación te presentamos nuestra escogencia de aquellas medidas o precauciones a tomar para reducir las reacciones alérgicas a los gatos.

Lavarse las Manos

Si sufres de alergia y, evidentemente, quieres seguir compartiendo con tu pequeño félido, te estarás preguntando qué debes hacer para mejorar esa condición. Al convivir con un gato, la persona alérgica deben activar una sucesión de medidas para atenuar los efectos. Para este caso, lo primordial es evitar el contacto con el animal y, de ocurrir, lavarse las manos inmediatamente.

Prohibido Ingresar al Dormitorio

Para aminorar el impacto de la alergia, es de importancia impedir el acceso del gato al dormitorio, ya que gran parte de nuestro tiempo lo pasamos allí (30 y el 50%).

Sin Alfombras Mejor

Con la intención de reducir la alergia se han de asear las mantas y almohadillas del animal con un  lavado y cepillado regular (2 a 4 veces por semana) y airear la vivienda frecuentemente. Un espacio donde se concentran pelos y partículas de piel de los gatos son las alfombras, las cuales hay que reducir sino descartar.

Productos Contra la Alergia

Algún medicamento te puede ayudar a detener la alergia. Existen ciertos productos que disminuyen considerablemente la posibilidad de experimentar alergia a los felinos. También puedes aplicar algún tónico a tu félido. Primero cepillado y luego aplicar el líquido a favor y en contra del sentido del crecimiento del pelo, con auxilio de un trapo. Con ello se quitara la caspa sobrante de su piel, con lo que se reduce la posibilidad de alergia.

¡Al Médico!

De no funcionar nada de lo ya referido debes visitar a tu médico para la mejor recomendación para una debida convivencia con tu felino. Asesórate igualmente con un especialista en nutrición canina y felina o con un veterinario, para conocer qué producto aplicar a tu mascota para reducir los efectos de esa proteína alergénica. Aquí puedes ver otros artículos de interés relacionados con el tema, que seguro le encantarán:

Categorías Gatos

Deja un comentario