Laxante para perros: Dosis y remedios naturales

El estreñimiento en perros puede convertirse en un problema que puede generar problemas de salud en los perros, esta complicación suele ser común en los perros de razas pequeñas y en perros ancianos. Aquí te enseñaremos todo sobre el Laxante para perros, medicamentos y remedios naturales, así como sus dosis.

LAXANTE PARA PERROS

¿Qué es el Estreñimiento en perros?

Podemos definir el estreñimiento como la incapacidad de evacuar las heces de manera normal y de forma regular, que para un perro es de una o dos veces al día. Los perros que tienen estreñimiento presentan dificultad para defecar, es posible que defequen heces pequeñas o duras y quizás simplemente no defecan.

Casi todos los perros que sufren de esta condición, presentan ganas de evacuar, lo intenta pero no lo pueden hacer, las heces son retenidas en el trato digestivo donde se secan y se ponen duras, por lo tanto, cuando las heces del perro pasan más tiempo del normal en el colon, se continúa absorbiendo agua, por lo que la heces se vuelven duras y secas, teniendo como consecuencia que cada vez será más difícil expulsarlas

Los perros habitualmente defecan una o dos veces al día, pero si tu mascota pasa más de un día sin defecar, cuando lo haga, debes prestar atención en cuanto a su consistencia y tamaño, no debe ser duras ni demasiado pequeñas. Los problemas de estreñimiento se presentan cuando las heces son retenidas en el colon por más de dos días y el perro debe realizar mucho esfuerzo para llevarlas al exterior.

Podemos notar que un perro estreñido se ve hinchado, siente dolor al intentar defecar, si logra defecar el color de las heces es más oscuro de lo normal, podría además presentar las heces con sangre, vómitos, pérdida del apetito, pérdida de peso.

Si el perro pasa mucho tiempo sin defecar, el problema se tornará más grave, las heces seguirán acumulándose y endureciéndose, por lo que el colon podría deteriorarse y presentar una dilatación denominada como megacolon, que sólo podría ser corregida con cirugía.

De igual forma, tenemos que tener en cuenta que la dificultad que pueda presentar un perro para defecar, puede estar relacionada con otras enfermedades como la colitis,  obstrucciones rectales, tenesmo (sensación continua de necesidad de defecar con presencia de dolor), problemas en la próstata y hasta en la vejiga; de allí la importancia de la consulta médica para que se realice un diagnóstico de la enfermedad y se le prescriba el tratamiento adecuado.

Causas del estreñimiento

Los perros por lo general defecan por lo menos una vez al día, pero eso dependerá del tipo de comida que consuma y de los hábitos para defecar que tenga. Cuando las heces del perro son duras y presentan mocos o sangre posiblemente el perro no esté sufriendo de estreñimiento, sino que quizás esté presentando una colitis, por lo que es importante identificar todos los signos y síntomas que el perro esté presentando al momento de defecar, de esta manera podremos evitar cualquier problema de salud.

Debido a las diversas causas por las que un perro puede tener estreñimiento, tenemos que tener una atención especial en relación a los síntomas que produzca, ya que no necesariamente podría tratarse de estreñimiento pudiendo indicar la presencia de cualquier otra enfermedad más grave.

  • La principal causa de estreñimiento en los perros, pero sobre todo en perros de mediana edad o perros ancianos, es la falta de agua, por lo que se considera que el mejor laxante para perros es el agua. El deficiente consumo de agua, deshidrata las heces, razón por la que se tornan demasiado secas y duras para el tránsito por el colon.
  • Si el perro además de comida, ingiere palos, hierba, pelo, tela, papel, astillas de huesos, esto podría convertiré en una causa de estreñimiento, estos elemento no son digeribles, por lo que ocasionan que las heces pueden endurecerse.
  • Igualmente, hay medicamentos que como efecto secundario producen estreñimiento, por lo que el veterinario realizará las recomendaciones para el consumo del medicamento.
  • Cuando se presenta una lesión pélvica es posible la aparición de estreñimiento, ya que la lesión puede causar dolor o por estrechamiento.
  • Así mismo, la presencia de enfermedades como el hipotiroidismo, la hipercalcemia y una lesión del nervio lumbar también puede provocar estreñimiento.
  • Los cambios de rutina o mudanza pueden ser causa de estrés, lo que a su vez puede causar estreñimiento.
  • Cuando un perro ya sea por hábito o por pasar mucho tiempo encerrado, aguanta las ganas de defecar, estás situaciones pueden generar el estreñimiento.
  • Las comidas de baja calidad y pobre en fibra producen lo perro estreñimiento.
Estreñimiento en perros, causas
Es importante mencionar que existen otras afecciones que provocan estreñimiento como por ejemplo: enfermedades anorrectales, fracturas de pelvis o extremidades, dislocación de cadera, tumores pélvicos, hipotiroidismo, diabetes, ingestión de huesos, entre otras.

Síntomas del estreñimiento

Cada mascota tiene sus propias costumbres al realizar sus necesidades, algunos aprovechan los paseos diarios para defecar, pero sus costumbres y rutinas dependerán de la actividad diaria que realicen así como los alimentos que consuman.

Generalmente los perros defecan una o dos veces al día por lo que si un animal pasa un día sin defecar será motivo suficiente para alertar y estar pendiente de cualquier síntoma que presente, ya que podrían ser síntomas del estreñimiento pero también estos síntomas podrían estar relacionados con otras enfermedades. Los síntomas que presentan los perros que sufren de estreñimiento son:

  • Esfuerzo al defecar
  • Defecación dolorosa con presencia de mucosidad o sangre
  • Inflamación y dolor en la zona anal
  • Dificultad para caminar
  • Inflamación abdominal
  • Pérdida del apetito
  • Estrés y depresión
  • Ausencia de evacuación de las heces
  • Heces pequeñas, oscuras y duras
  • El perro permanece en la postura de evacuación pero no la realiza
  • Pérdida de peso
  • Vómitos

Es importante señalar que si el perro pasa más de dos días sin poder defecar, o si el estreñimiento desaparece pero se presentan nuevamente o si el perro vomita, la consulta con el veterinario se hará necesaria, ya que podría estar en peligro la salud y la vida del perro.

Tratamiento y prevención del estreñimiento en perros

Para curar el estreñimiento en los perros lo más importante es determinar las causas que lo producen de esta manera será más fácil eliminar el problema. Los veterinarios recomiendan como tratamiento y medida de prevención del estreñimiento en perros, asegurarnos de que el perro beba una cantidad suficiente de agua.

De igual manera los veterinario aconsejan que de ninguna manera se le debe suministrar laxantes para consumo humano a los perros, ya que muchas de estas sustancias aumentan los movimientos intestinales y producen irritación de las mismas, lo que puede resultar males mayores.

En la mayoría de los perros el estreñimiento se puede solucionar aumentando el consumo de agua, suministrando en la dieta mayor cantidad de fibra, además del ejercicio diario que es imprescindible. Existen supositorios, enemas y laxantes, especiales para el consumo de los perros, que pueden ser de gran utilidad, pero no se deben administrar a los perros sin la debida aprobación de un médico veterinario.

La aplicación de enemas o lavados intestinales no se recomienda ya que se puede lastimar el recto del perro y causar desequilibrios en su flora bacteriana. El veterinario puede recomendar se puede recomendar la utilización de medicamento procinéticos, que de manera especial actúan mejorando todos los procesos del tracto digestivo y además, son menos agresivos que los laxantes.

Exclusivamente un médico veterinario puede determinar si un perro con estreñimiento puede ser sometido a un tratamiento con medicamentos especiales para perros o a realizar algún procedimiento médico como:

  • Eliminación manual de las heces
  • Suministro de medicamentos que activan la función del colon
  • Cirugía en los casos de megacolon, que es la dilatación del intestino grueso

Si el médico veterinario determina que la causa del estreñimiento es debido a alguna irregularidad en la flora intestinal, indicará el suministro de alimentos probióticos a fin de mejorar su flora intestinal. Una alimentación adecuada a la edad, tamaño, raza y actividad del perro ayudan a prevenir y evitar el estreñimiento, así mismo podemos tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • La dieta de los perros debe ser rica en fibra ya que esto evita principalmente el estreñimiento, los perros de edad avanzada tienden a sufrir más de estreñimiento que los perros jóvenes, ya sea porque sufren de enfermedades y tumores que incrementan el estreñimiento.
  • El ejercicio físico debe convertirse en una práctica diaria para los perros, debemos sacarlos a pasear por lo menos 2 veces al día, el ejercicio físico mejora lo movimientos intestinales.
  • Es importante evitar que el perro ingiera objetos extraños como palos, hierba, pelos, papel, tela, ya que estos no son digeribles.
  • Intenta que el perro se estrese lo menos posible.
  • Los complementos nutricionales generalmente contienen hierro y este puede causar estreñimiento, por lo que su consumo debe ser supervisado por el veterinario.

Medicamentos laxante para perros

Los medicamentos que se utilizan para el tratamiento del estreñimiento de los perros son: Los Laxantes osmóticos: son medicamentos que tienen como objetivo aumentar la cantidad de agua en el intestino para ablandar las heces y de esta manera, permitir que las defecaciones del perro sean más fáciles y frecuentes. Estos laxantes contienen leche de magnesia y lactulosa, que es una especie de azúcar especial para el tratamiento del estreñimiento.

  • Los Laxantes estimulantes: están constituidos por medicamentos que aumentan los movimientos intestinales y la contracción de los músculos en los intestinos, para que las heces puedan bajar para que sean expulsadas. Estos laxantes estimulantes contienen aloe, cáscara, compuestos de sen, bisacodilo y aceite de ricino.
  • Los Laxantes emolientes: estos actúan como sustancias que contribuyen a aumentar el nivel de humedad del bolo fecal, con el objetivo de que se ablanden las heces, para facilitar su expulsión, este tipo de laxantes nunca debe ser administrado en perros que se encuentren  deshidratados.
  • El aceite mineral: se puede utilizar como laxante lubricante para ayudar a que las heces duras pasen a través del ano, sin embargo este puede causar una disminución en la absorción de las vitaminas, por eso no se recomienda su uso de manera frecuente.

Laxantes naturales para perros

Como ya hemos mencionado, el estreñimiento en los perros puede convertirse en un grave problema que afecte su salud, existen laxantes naturales que pueden ser utilizados a fin de curar de forma natural y sin efectos negativos este padecimiento. Los laxantes caseros para perros se pueden ser adquirir fácilmente y no está contraindicado su consumo.

El estreñimiento además, puede ser consecuencia de la falta de fibra en su dieta o a no beber suficiente agua durante el día, pero existen otras opciones para su tratamiento como son algunos remedios caseros para evitarlo. Agua: cuando un perro tiene estreñimiento se le debe animar a que consuma agua y además, aumentar el consumo de otros líquidos como sopas.

 Calabaza: es una verdura que contiene gran cantidad de agua y es también una fuente de fibra, por lo que se puede alimentar a los perros en forma de puré.

Salvado: es un cereal que contiene alto contenido de fibra, siendo una de las razones principales de que los perros sufran de estreñimiento se debe a la falta de fibra en sus alimentos, por lo que se debe alimentar al perro con alimentos que contengan salvado, como trigo, arroz y avena.

Leche: generalmente la leche de vaca causa diarrea en los animales, pero en los casos de estreñimiento suministrar al perro una pequeña cantidad podría aliviar su estreñimiento.

Metamucil: es un tipo de fibra que ayuda a aumentar el volumen de las heces en el perro, estimula las contracciones intestinales favoreciendo la defecación del perro.

Leche de Magnesia: se puede suministrar al perro en pequeñas cantidades para aliviar los problemas de estreñimiento, incrementa el contenido de agua y por lo tanto, ayuda a ablandar las heces.

Aceites: adicionar en los alimentos en cucharaditas aceites de oliva, cártamo, mineral o de ricino puede ayudar a realizar el proceso de defecación más fácil, su consumo debe ser utilizado una vez a la semana.

Pasear al perro: la falta de ejercicio puede hacer que el perro tenga estreñimiento, un paseo todos los días ayuda a aliviar el estreñimiento.

Sigue leyendo sobre estos temas en los siguientes enlaces:

Categorías Perros

Deja un comentario