Malta para Gatos: ¿Qué es? y Distintos usos

En ocasiones vemos a nuestro gato toser bolas de pelo debido a sus hábitos de aseo propios, muchas personas hacen uso de la malta para gatos ya que esto les ayuda a mejorar tanto la digestión como el tránsito intestinal normal del gato. En este artículo te abordaremos qué es la malta para gatos y todo lo referente a este producto.

Malta para gatos

¿Qué es la malta para gatos?

La malta para gatos es un producto natural cuya textura es similar a una pasta de color parecido a la miel. Se compone básicamente de aceites, extracto de malta y fibra, estos productos ayudarán a regularizar y mejorar el tránsito intestinal de nuestro gato.

Cuando vamos a una tienda de mascotas, podemos encontrarnos con que existen numerosas marcas con formatos totalmente diferentes. La presentación de la malta para gatos más frecuente es la similar a un tubo de pasta de dientes. La composición de cada malta para gatos suele variar dependiendo de la marca pero el ingrediente principal es la malta.

Muchos gatos van a mostrar preferencia por alguna marca en concreto y por ende van a comerla con mayor deseo que otras, por lo que, no va a existir una malta para gatos universal, va a depender de los gustos y preferencias de nuestro gato.

La malta

Para poder entender con mayor profundidad la malta para gatos, debemos conocer que es la malta, el término conocido como “malta”, proviene del latín “maltum” y hace referencia a ​ la diversidad de productos que se obtienen del proceso del malteado.

Cuando se realiza el proceso de malteado lo que se quiere obtener son enzimas de los granos malteados que se van a necesitar para transformar el almidón del grano de cereal en azúcar. El cereal malteado que se usa con mayor frecuencia en este proceso es la cebada ya que es el grano que contiene mayor cantidad de enzima en comparación a otros cereales.

La malta es un producto que es usado principalmente para la fabricación de cerveza, whisky y el vinagre de malta. En algunas partes del mundo, la malta es usada también para la fabricación de sustitutos del café, caramelo y de la harina de malta.

Proceso de malteado

  • El grano fresco del cereal debe ser lavado y empapado hasta que comience el proceso de germinación.
  • Una vez que comience a germinar y se observe un pequeño tallo saliendo del grano (acrospiro) se procede al secado elevando la temperatura entre 38 a 49 grados durante 24 horas.
  • Luego de las 24 horas de secado, se eleva aun más la temperatura a 60 máximo 70 grados para reducir el contenido de humedad del grano hasta un 6%.
  • Una vez que el grano este bien secado se procede a la separación del acrospiro de la semilla y el grano obtenido es el que se usa para los diferentes productos que se obtienen de la malta.

En el caso de los gatos, la malta es diferente a la malta usada para los humanos ya que este es un producto de mayor concentración. El gusto de los gatos por la malta se explica por el hecho de que tienen un sabor muy similar al regaliz.

¿Para qué se usa la malta en los gatos?

La malta para gatos es un producto que contribuye en la eliminación del exceso de pelos ingeridos durante el aseo de nuestros gatos a través de la excreción.  La malta posee un efecto laxante y por ende produce mejoras en el tránsito intestinal, es por esto que también es indicada en procesos leves de estreñimiento.

Malta para gatos

El efecto laxante de la malta para gatos radica en la alta concentración de enzimas producidas durante el proceso de malteado que ayudan y aceleran el proceso de digestión que se produce en el intestino delgado por lo que se provocaría un aceleramiento del movimiento intestinal causando un rápido vaciado del mismo.

Como es sabido, los gatos son animales bastante aseados, cuando estos proceden a asearse ingieren una gran cantidad de pelos muertos que avanzan por su sistema digestivo y puede ser tanto pelo que llega a un punto que se forma una bola de pelos que puede alojarse en su estómago o bien la pueden expulsar dependiendo de su tamaño. A las bolas de pelo se les conoce también como tricobezoares.

Los gatos usan su lengua para asearse, esto se debe a que su lengua tiene pequeñas espinas o bien proyecciones compuestas de queratina que les ayudan a cepillar su pelaje y a su vez les permite eliminar la suciedad. Estas pequeñas espinas también producen que el pelo débil se desprenda y por ende proceden a ingerirlo y posteriormente a formar las bolas de pelo.

En caso de que el gato tosa y expulse con facilidad la bola de pelos, esto implica que esta no ha logrado pasar del esófago. En caso de que esta tos se acompaña de náuseas, inapetencia e incluso vómitos con comidas que están a medio digerir esto nos indica que la bola de pelos esta ubicada en el estómago o bien en el intestino delgado. Si el gato comienza a sufrir de estreñimiento e inapetencia, esto podría indicarnos que la bola de pelos se encuentra en el intestino grueso.

Composición de la malta para gatos

  • Aceites vegetales
  • Grasas vegetales
  • Extracto de malta
  • Fibra añadida
  • Productos lácteos
  • Levadura
  • Algunas marcas de malta incluyen colorantes, conservantes y vitaminas

¿Cómo suministrar la malta a mi gato?

Como sabemos, algunos gatos son tranquilos y otros son bastante gruñones y necios,  puede que a algunos gatos les encanta la malta y no tengamos problemas al dársela directamente del envase y que lo laman sin problemas. En cambio, otros van a mostrarse reacios ante la malta y no van a querer ingerirla por su propia cuenta.

En caso de que nuestro gato no sea muy amigo de la malta, podemos colocarle una pequeña cantidad del mismo en una pata o bien en la comisura de la boca, esto provocará que se lama y así la va a ingerir ya que no se sentirá cómodo con la sensación de la malta en su piel. Otra opción para darle la malta al gato es mezclándola con la comida aunque por la textura y el sabor de la malta no es lo más recomendado.

Si bien es cierto que muchas veces te tocará perseguir a tu gato para darle la malta, con el tiempo se acostumbrara y no tendrás que corretear para dársela ya que se dará cuenta que se sentirá mejor cada vez que la ingiera.

La malta para gatos no posee mal sabor, por lo que con el tiempo se acostumbrará a consumirla, lo que si te recomendamos es probar con varias marcas de malta para gatos del mercado para así saber cuál es la que más le gusta a tu gato.

¿Cuánta debe ser la cantidad de malta y cada cuanto tiempo debo dársela a mi gato?

Con referencia a la cantidad, no debe ser mayor a una pelotita del tamaño de una nuez, en caso de que a tu gato le guste podrías darle una mayor cantidad. No es recomendado suministrar en grandes cantidades ya que podría causar diarreas.

En el caso de tener un gato de pelo corto, le debemos dar la malta dos veces por semana. Si tenemos un gato de pelo largo, lo recomendado es darle la malta cuatro veces a la semana. En caso de que nuestro gato se encuentre en época de muda o bien si lo vemos tosiendo con mucha frecuencia, podemos darle malta diariamente hasta que veamos mejoría.

¿La malta para gatos puede sustituir el cepillado?

La respuesta es No, es importante recordar que el cepillado es muy importante para la salud de nuestro gato. Con el cepillado logramos eliminar la gran mayoría de los pelos débiles en su pelaje así como también el polvo y la suciedad que se puedan encontrar en su pelaje, con esto reducimos tanto la cantidad de sucio como la cantidad de pelos que podría ingerir nuestro gato. Es importante elegir el cepillo apropiado teniendo en cuenta el pelo de nuestro gato.

En caso de gatos de pelo corto, cepillarlo una o dos veces por semana son suficientes pero con gatos de pelo largo se recomienda un cepillado diario. En caso de que te sea complicado cepillarlo diariamente, cepilla a tu gato al menos dos veces por semana para evitar que ingiera grandes cantidades de pelos o de suciedad. El cepillado ayuda también a reforzar el vínculo afectivo que tienes tú con tu gato.

Es importante mencionar que en épocas como primavera o bien otoño, son épocas de muda y por ende, se hace importante cepillarle mucho más a menudo ya que la cantidad de pelo débil es mayor en estas épocas.

Relación entre los gatos y la malta

Como hemos comentado a lo largo del artículo, la malta para gatos es un producto muy útil para los gatos. Si combinamos la malta con un cepillado acorde a su pelaje, reducirá considerablemente la formación de bolas de pelo en el sistema digestivo de nuestro gato. Es importante recalcar que la mejor malta para gatos es la que más le agrade a nuestro gato

Es importante mencionar que las bolas de pelo traen consigo problemas mayores muchas veces, si las bolas de pelo vienen acompañadas con sangre o bien el gato sufre un estreñimiento prolongado en el tiempo debemos ir al veterinario de inmediato.

No se debe olvidar que los gatos se lamen con mucha frecuencia ya que de esta forma es que se asean. Diariamente los gatos invierten tiempo para su aseo y cuidado de su pelaje, es por esto que no debemos preocuparnos si vemos a nuestro gato toser aun así le demos malta y lo cepillemos diariamente ya que esto es normal y van a buscar expulsar el pelo ingerido al momento.

Como aprendimos en este artículo, la malta para gatos es un producto que nos ayuda al cuidado del sistema digestivo del gato y la formación de bolas de pelo en el sistema digestivo de nuestro gato. Es importante combinar el cuidado del pelaje de nuestro gato con un cepillado frecuente ya que de esta manera ayudara también en reducir la formación de bolas de pelo. También te pueden interesar los siguientes artículos:

Categorías Gatos

Deja un comentario