Mi perro no quiere comer pienso: ¿Qué hacer?

Es normal que ocasionalmente los perros se nieguen a degustar su pienso habitual, puede ser por cambios de marca, nuevos ingredientes, o simplemente se aburren de comer todo el tiempo la misma dieta. No obstante, una vez se desestime alguna afección en el can que pueda conllevar a la falta de apetito, conviene buscar la razón del por qué mi perro no quiere comer pienso; debiendo entonces probar con otras alternativas, las cuales se mostrarán a lo largo de este post.

Mi perro no quiere comer pienso

Mi perro no quiere comer pienso, lo rechaza

El motivo del porqué mi perro no quiere comer pienso, es más frecuente de lo suele creerse, pues son numerosos los dueños de mascotas perrunas que no logran que su apreciado amigo coma su pienso; buscan diversas formas de que el animal ingiera su comida especial, sin embargo se han visto casos donde el canino adelgaza porque se niega rotundamente a comer, pero ¿qué hacer si mi perro no quiere comer pienso?

Ante esta angustiosa interrogante, los dueños movidos por el amor que tienen a sus mascotas, optan por darle comida de humanos, lo llevan al médico, hacen todo tipo de exámenes, etc. Pero resulta que el can no presente ninguna anomalía, ante lo cual se planean otras opciones o se investiga en casa la posible causa.

En el momento que se vierte la comida en el comedero, la mascota perruna se acercan entusiastas con el sonido, pero al acercarse, observar y oler dándose cuenta que pienso, ni siquiera lo prueban, abandonan el lugar con desgana. Ante esta situación, claramente se está ante un can que rechaza el pienso, lo que no quiere decir, que haya perdido el hambre, pues apenas se le muestra un premio o una porción de la comida humana, la arranca con entusiasmo.

De tal forma, que el asunto sin duda es el pienso y no la salud del canino. Bien que no le guste, o no está educado para ello, por esta situación es que sugieren algunos expertos, nunca ofrecer comida casera al perro, en caso de decidir basar su dieta sólo en pienso, bajo la condición para el can, de que tendrá como única referencia el pienso que se coloque en su comedero.

Qué hace el perro: ¿come o no come?

No es que el perro no coma, ante lo cual evidentemente habría que indagar sobre otras causas con el médico; sino más bien es que el animal no come su pienso seco que forma parte de su dieta cotidiana. De tal manera, que de evidenciarse que el canino se niega a comer su pienso seco, pero no deja de lamerse velar cuando sus dueños están comiendo o se devora una salchicha, un paté, un hueso con carne u otro tipo de alimento húmedo.

Mi perro no quiere comer pienso

Entonces el can sí come, es decir no estará enfermo u sufre otra condición, por lo que se descarta algún inconveniente orgánico, siendo entonces un problema asociado a su conducta aprendida. Con lo cual hay que trabajar o direccionar dicha conducta hacia otro tratamiento.

¿Qué hacemos nosotros? 

Ante la angustiosa situación mi perro no quiere comer pienso, sus buscan distintas alternativas para que la mascota perruna ingiera su pienso; generalmente le agregan caldos o salsas, cambian de marca, le agregan bocados de comida casera al pienso. Ante esta situación pueden presentarse dos escenarios:

  • Que la mascota ciertamente se coma el pienso o bien que se coma sólo los bocadillos de salchichas, jamón, carne, etc. y deje el pienso sin tocar.
  • Ofrecer alimentos distintos a su dieta diaria, como arroz con carne, huesos con carne, comida húmeda,etc, para que no pase hambre.

No obstante, en ambos casos se estaría reforzando el comportamiento del animal a que no coma su pienso. Claro está, sus dueños lo hacen para proteger la salud del animal, pero los caninos no lo saben, y aprenderán que si no ingieren el pienso, en algún momento algún familiar les ofrecerá un alimento más apetitoso que esté seco alimento.

¿Qué podemos hacer para que coma?

Antes de dar la primicia de qué hacer si mi perro no quiere comer pienso, es menester poner sobre el tapete algunos aspectos sobre el asunto, como es el caso de la gran variedad de marcas de piensos disponibles en el mercado, todos ellos con ingredientes y de calidades, pudiendo por tanto, que el perro no le agrade la nueva marca.

Ante esta situación, primeramente, se debe ensayar con distintas marcas, a fin de determinar si ciertamente el can no come pienso seco porque simplemente no le gusta. Puede probarse también de no darle otro alimento, solo agua, pues nunca debe faltarle al animal, ya que estos pueden estar unos cuantos días sin comer, más no sin tomar agua.
Mi perro no come pienso

Según los veterinarios, un perro pequeño puede tranquilamente estar 2 días sin comer nada. De tal forma, que si el can está pulsando o probando a sus dueños, para que sucumban y le den las ricas salchichas o el delicioso pollo, entre otras delicateses.  Perfectamente aguanta sus 2 días sin comer.

Ante este situación, se debe por tanto esperar sin angustia dichos 2 días sin suministrarle otra cosa que no sea el pienso; y si no ingiere nada de pienso dar una muy pequeña porción de comida, solo para prevenir que baje la glucosa, pero que quede con hambre. Siendo esto último muy importante, ya que será el hambre finalmente que prevalezca y  motive a la mascota a comer pienso; pues si no hay hambre no se logrará que coma el pienso.

Asimismo, para garantizar el éxito del tratamiento, resulta vital, que en todo el tiempo de ayuno, no se ofrezca más que pienso seco y agua al animal. En cuyo tiempo, debe lograrse el consenso familiar para que todos actúen al unísono, ya que ninguno de suministrarle  nada salvo pienso y agua.

En este tiempo no valen las excepciones, como pobrecito le doy un poquitin y más no, pues esta debilidad humana, en el aprendizaje animal, se denomina refuerzo intermitente, y por tanto, solo hace que la conducta del animal resulta más difícil de erradicar y se prolongue en el tiempo.

Esta metodología se fundamenta en las teorías de aprendizaje animal, y sólo es eficaz si se sigue el protocolo rigurosamente. Ya que hay que establecer ante el animal que la comida que hay es pienso; no más bocados de pollo, ni salchichas, ni restos de alimento de los dueños. Una vez el can interiorice el mensaje, se planteará lo única opción disponible, comer pienso.o

Otro método es transformar el pienso en bocados apetecibles, con un trabajo de olfato, es decir, él debe buscar el pienso activamente. Para ello, no colocarlo en el comedero, sino esparcir un poco para que lo controle haciendo uso de su olfato. Donde el simple hecho de buscar con el olfato, les resulta satisfactorio y estimulante, pudiendo así convertirse eventualmente en una solución sorprendentemente efectiva y rápida.

¿Comerías tú pienso cada día?

Todas las propuestas pueden ser efectiva si no se cae la tentación de ofrecer sobras de los humanos, ya que apenas deguste en varias oportunidades algo diferente al pienso, obviamente dará preferencias. Pues el hecho de que el perruno coma solo pienso no quiere decir necesariamente que le guste, pues tarde o temprano se cansarán, por más balanceado y excelente que sea el pienso.

¿Le das un pienso decente?

Como bien se ha referido en otras entregas, no todos los piensos para perros son de excelente calidad; inclusive, los que se venden en supermercados y otras grandes tiendas suelen ser de muy mala calidad, con proteínas poco digeribles cuyo ingrediente son picos de aves, tendones de vaca, etc.

De tal modo, que a veces resulta comprensible que el animal rechace ciertos piensos, y que solo los ingiera si está muerto de hambre, sin mencionar que nutricionalmente apenas si aporta algo. Por tanto, el costo del pienso en este caso si importa, pues muchas veces determina su calidad.

¿Le haces revisiones dentales?

Eventualmente puede suceder que el rechazo al pienso se deba a algún inconveniente con sus encías, y le resulte doloroso masticar el pienso seco y duro. A pesar de que su manera de alimentarse sea más tragar que engullir que masticar. En este sentido, es prudente cerciorarse de si el tamaño de las esferas del pienso es ideal a la boca del animal, pues de ser muy grandes deben masticar más, y se multiplicará la consecuencia desagradable.

¿Y si alternamos comida casera?

Si luego de diversas formas e intentos para el can coma su pienso, no hay manera de que se alimente con él, entonces hay que iniciar otra modalidad, como puede ser alternar el pienso con alimento doméstico. Pero cuidando de no mezclar ambas en una misma porción, pues lo ideal es alternar, no mezclar.

Este argumento obedece a que el pienso es de absorción más lenta que la comida casera, y el can lo procesa más rápido. Por tanto, si mezclan las dos comidas en el tazón, el pienso retarda la digestión de la casera, dando lugar a fermentaciones intra gástricas, así como a gases estomacales muy molestos para la mascota, derivando incluso en situaciones mortales como es la torsión gástrica en algunos perros grandes.

Aprender a cocinar para ellos

A  los perros no debe darse todo tipo de comida casera, pues estos debe alimentarse de forma equilibrada, de tal modo que la comida debe asegurar todos los nutrientes que requiere el animal. Cosa que sí tienen los pienso, siendo mejor darle en este caso uno de menor calidad, que un alimento casero no equilibrado.

Solución 100% eficaz

Aunque es común observar que casi todos los perros comen cualquier cosa sin inconveniente, no quiere decir que esté permitido dar de todo. Por esta razón, ante el evento de mi perro no quiere comer pienso, ya se dieron algunas alternativas para abordar el asunto tan pronto como sea posible, cuando el can presenta un notorio desinterés por su comida. Cada método es único, al igual que cada animal lo es, por tal razón, las propuestas pueden ser o no 100% efectivas.

Asegúrate de que tu perro está sano

No obstante, en primer lugar antes de la afirmación sobre mi perro no quiere comer pienso, conviene asegurarse de que el perro esté saludable. Si el perro siempre ha sido buen diente, y de pronto se muestra inapetente, ya se vio que hay que descartar ciertas patologías, como pueden ser:

  • Pérdida del apetito.
  • Pérdida peso.
  • Vómitos.
  • Diarrea.

Comida preferida o malos hábitos

Si el perro está como un roble según el veterinario, y se niega a comer su pienso, de seguro son malos hábitos; es decir, un sobre exceso de comida durante todo el día con golosinas,  donde este sin duda preferirá las golosinas, antes que el pienso seco.

En otros casos, algunos perrunos que tienden a no comer pienso, es porque están esperando que le ofrezcan algo más delicioso que su aburrida comida seca. Se debe asimismo, acostumbrar al perro a una rutina diaria, la misma cantidad, misma hora y mismo lugar.

Elección del pienso y trucos de alimentación

  • Cerciorarse que el pienso ofrecido al can no esté descompuesto o caduco.
  • No modificar continuamente la dieta del canino, pues esto puede alterar su digestión.
  • Los cambios de la dieta deben hacer de a poco, siempre mezclando un poco del pienso anterior con el nuevo.

Resumen

  • Se debe tener paciencia con el can y observar, a fin de detectar posibles enfermedades o malos hábitos.
  • Llevarle al veterinario prontamente, ante la presencia de algunos signos que muestren enfermedad.
  • El tiempo, la disciplina y el adiestramiento con clicker, lograrán que el can ingiera pienso sin resistencia, entonces el lema de mi perro no quiere comer pienso, pasará al olvido.

Si te gustó este tópico, puede revisar:

Categorías Perros

Deja un comentario