Peces para nano acuario: Tranquilos y pequeños

Un nano acuario no es más que un acuario pequeño, con una capacidad que va desde los 5 hasta los 35 litros. Por sus pequeñas dimensiones encajan en cualquier espacio de la casa. Hoy te vamos a hablar sobre los peces para nano acuario; así que sigue leyendo.

Peces para nano acuario

Peces para acuarios pequeños

Aunque a muchas personas les atrae el tema de los peces y los acuarios, pocos realmente saben que a estos pequeñitos les afecta enormemente el tamaño del espacio donde viven, por lo que es fundamental conocer sus necesidades y requerimientos al momento de traerlos al hogar u oficina.

De acuerdo con su especie, cada pez tiene un tamaño más o menos definido, el cual podría verse alterado en función de las características y el volumen del acuario.

Esto puede ser un mecanismo de supervivencia que les ha permitido evolucionar para adaptarse a casi cualquier hábitat, sea de agua dulce o salada.

Peces para nano acuario de agua dulce

En los últimos años los nano acuarios se han convertido en favoritos de muchos, por su versatilidad y economía, en comparación con los grandes acuarios a los cuales hemos estado acostumbrados: Requieren de una inversión menor y pueden colocarse en casi cualquier lugar.

Por estas razones se ha incrementado el número de peces que pueden vivir en nano acuarios. Destacan por sus características los del género Rasbora y Boraras, que poseen varias especies para mantener en estos pequeños espacios; claro está, todos son peces de cardumen, por lo que desde ya recomendamos un mínimo de seis ejemplares para que puedan disfrutar realmente.

Peces para nano acuario

Rasbora brigitae

Es una de las especies más buscadas por los acuariófilos (aficionados a la cría de peces). Se distingue por la línea negra que recorre todo su cuerpo y por el color rojo intenso que presentan los machos al alcanzar la madurez. Mide no más de dos centímetros de largo.

Rasbora merah

Confundida con frecuencia con la Rasbora brigittae, pero de diferencia de ésta porque posee una línea ovalada que se ubica en el centro del cuerpecito sin alcanzar los extremos. Al igual que el anterior, en su madurez adquiere un color rojizo y llega a medir hasta 2 cm.

Boraras maculatus

Muy similar a las anteriores, pero en lugar de una línea, esta especie se identifica por un círculo de color negro con bordes rojos en el centro de su cuerpo. También adquiere su tonalidad rojiza en la madurez, aunque con menor intensidad y sus medidas son similares.

Rasbora urophthalmoides

Es una especie muy pequeña, de hecho es una de las de menor tamaño que podemos encontrar en los acuarios. No llama la atención de muchos puesto que aunque es morfológicamente igual a la Rasbora brigitae, pero sin el tradicional rojo y si con un color metálico.

Celestichthys margaritatus

Originario de aguas asiáticas, en más tolerante a las bajas temperaturas. Su cuerpo es gris y está cubierto por lunares blancos, adornado con aletas de color naranja. Esta combinación de colores es más fácil de apreciar en la madurez del ejemplar, por lo que se recomienda adquirir estos peces ya adultos para apreciarlos mejor.

Microrasbora erythromicron

De morfología muy similar al Celestichthys margaritatus, se distingue de éste por su color gris-azulado y sus líneas de color blanco. El color puede observarse sólo en las aletas anales y pélvicas.

Rasbora kubotai

No es una especie pequeña, por lo que requiere de nano acuarios de entre 25-35 litros para poder introducirlos en grupo. Es de un color verde metalizado que llama mucho la atención.

Sundadanio axelrodi

El color azul neón de su piel y su pequeño tamaño son las características más resaltantes de esta especie que poco se comercializa pero que resulta ideal para los acuarios plantados.

Corydoras pygmaeus

Estos peces llegan a medir hasta 3 cm, ideal para pequeños acuarios. Les gusta nadar por la parte media del acuario, mientras que las otras especies lo hacen por el fondo. Podemos ver a los corydoras suspendidos sobre los troncos o entre las hojas de las plantas.

Corydoras habrosus

A estos corydoras si los vamos a ver en el fondo del acuario, por lo que debemos mantener el espacio limpio; así podremos apreciar sus llamativos colores. Es un poco más grande que el anterior pero también es apto para los nano acuarios.

Corydoras hastatus

Muy parecidas a los Corydoras pygmaeus, pero con un color gris en todo su cuerpo, menos al inicio de la aleta caudal, donde muestra colores blancos y negros. Esta especie es muy buscada por los aficionados aunque muy difícil de encontrar.

Carinotetraodon travancoricus

Conocido como el globo enano de agua dulce es una especie preferida por muchos; la razón? Ayudan a eliminar las plagas de los caracoles de los acuarios. Se deben mantener en grupos pequeños y evitar tener otras especies porque pueden atacarlas.

Brachygobius doriae

Reconocida por los acuariófilos por sus hermosos colores amarillo y negro en bandas; esta especie es de agua salada, pero puede mantenerse en nano acuarios.

Trichopsis pumila

Pertenecientes al género laberíntidos, su representante más común en los acuarios pequeños es el gourami pig­meo, que se identifica por sus colores azules y rojos. Puede vivir en grupo o en parejas y pueden reproducirse dentro de los nano acuarios.

Parosphromenus spp

Más de diez especies pueden contarse dentro de la familia Osphronemidae. En este caso se trata de gouramis pequeños con una coloración claroscura en tonos marrones que presenta en bandas. El color de la cola lo determina la especie a la que pertenece, pero entre las más hermosas se encuentra el Parosphromenus tweediei.

Poecilia wingei

Provenientes de Sudamérica, son conocidos como endlers. Se presentan en diversidad de colores. Entre ellos se encuentran híbridos entre guppys, que se comercializan con mayor frecuencia, tales como Endler tigre, Endler scarlet, Endler gold, Endler scarlet pink, Endler blue japan, Endler black, y otras especies más, una más original que otra.

Todos son adecuados para acuarios pequeños, pero para evitar la superpoblación, debemos evitar introducir hembras en el grupo puesto que, al igual que los guppys, son especies muy fecundas.

Los mejores peces para acuarios pequeños

El primer consejo que debemos tener en cuenta al momento de tener peces en nuestro espacio es conocer bien sobre sus necesidades, ya que esto nos permitirá determinar el tamaño adecuado para el acuario y cuántos litros debemos agregar cada vez que introducimos un ejemplar nuevo. Así garantizamos un lugar agradable para nuestros pequeños inquilinos.

Al inicio se sugiere seleccionar especímenes con pocas exigencias en cuanto a temperatura, ph y dureza del agua, entre otras. Todo acuario necesita que el cuidador tenga conocimiento sobre los que hace, ya que esto incidirá positivamente en la corrección oportuna de los errores. Este aprendizaje no se da de la noche a la mañana, pero con paciencia y dedicación pueden lograr verdaderas obras de arte acuáticas.

Muchos preguntan cuáles son las mejores especies para nano acuarios. Eso depende de lo que busque cada quien. Por eso también vamos a establecer algunas diferencias entre peces pequeños de fácil mantenimiento y peces con mejor comportamiento. Ya luego tocará decidir las mejores opciones.

En cuanto a los más buscados por su sencillez en el cuidado, los Mollys y los Guppy encabezan la lista, puesto que si se le brindan un ligero mantenimiento se desarrollarán de forma saludable e incluso, podrán tener crías.

El molly velifera

El molly vela, Poecilia velifera, es un hermoso ejemplar perteneciente a la familia de los Pecílidos. Proveniente de México, los ejemplares machos llegan a medir hasta 15 cm y las hembras 18cm. Son ovovivíparos, es decir, sus huevos eclosionan dentro de las hembras y nacen ya siendo alevines.

Se sugiere que cuando las hembras vayan a parir, se destine un espacio aislado para ella y sus alevines. Dentro de un acuario sólo debe haber un macho con hasta cinco hembras, puesto que si se introduce otro macho éstos se matarán entre sí. Estos acuarios deberán poseer piedras y plantas que le permitan a los alevines esconderse y evitar ser devorados.

Los guppy

Estos peces son más exigentes en cuanto a la temperatura, ph y dureza del agua, aunque tienen alta tolerancia a ciertas condiciones. Al igual que los molly son ovovivíparos y se reproducen con mucha facilidad.

El guppy, Poecilia reticulata, conocido como pez millón; viene de Sudamérica y es muy empleado por los acuariófilos, esto debido a su llamativa belleza y su fácil reproducción. Requiere de al menos 40 litros de agua, pues disfruta al desplazarse en espacios acordes para su tamaño.

En el acuario pueden convivir un macho con cinco hembras, recordando que deben añadirse cinco litros más cada vez que se introduzca un nuevo ejemplar. Por su fácil reproducción, re sugiere tener un pequeño acuario para aislar a la hembra con sus crías cuando llegue el tiempo de parir.

Peces betta

Perteneciente a la familia de los Laberíntidos, estos peces son adecuados para vivir en nano acuarios de hasta 40 litros de capacidad. El Betta splendens, o pez luchador de Siam, es una especie de la que fácilmente pueden vivir 1 macho y hasta cinco hembras.

De estos peces, cuyo origen está en la cuenca del río Mekong viven en las aguas bajas de los arrozales, no deben juntarse nunca con otros machos, porque desatan su instinto agresivos y se atacan entre sí. Las hembras, por su parte, deben convivir por lo menos en grupos de tres, puesto que una asumirá el rol de jerarca ante las otras, y si sólo fueran dos la otra hembra podría morir por estrés. Estos peces llegan a vivir unos dos años.

Los peces con mejor carácter

Muchas son las variedades de peces reconocidas por ser bastante tranquilas, pero en la mayoría de los casos son peces de menor tamaño y que se desplazan en cardúmenes, como es el caso de los peces cebra o los tetra.

Por eso debemos tener sumo cuidado al momento de elegir las especies que queremos incluir en nuestro nano acuario, ya que no todas son compatibles, bien sea por su comportamiento, o por las marcadas diferencias en cuanto a los requerimientos y características del agua que necesitan entre sí.

Pese a su tamaño, este tipo de peces requieren de acuarios con una capacidad mínima de 100 litros, puesto que nadan en cardúmenes y, por consiguiente, se necesitan bastantes ejemplares en un acuario.

Peces cebra

Una especie de Ciprínido muy común en los pequeños acuarios es el pez cebra o Danio rerio, que es un pez proveniente del Sudeste de Asia. Su talla no sobrepasa los 5 centímetros. Son semitransparentes y bellamente ataviados con unas llamativas bandas longitudinales de un brillo metalizado hermoso.

En el acuario deben introducirse como mínimo 6 ejemplares, de los cuales la mayoría debe ser hembras. Convive sin problemas con otras especies de su mismo tamaño. Esta especie suele ser muy utilizada para experimentos científicos ya que el 80% de su genoma coincide con el del ser humano.

Peces globo de agua dulce

Hay peces que por su comportamiento y por ser evidentemente inquietos no deben juntarse con algunas especies menores porque los depredación. Tal es el caso de los llamativos peces globo de agua dulce que por muy geniales y graciosos que parezcan son 100% carnívoros y pueden llegar a comerse a otros peces de igual o menor tamaño.

El pez globo ocelado, Tetraodon biocellatus,  es un tipo de pez bastante usado por los acuariófilos debido a su reconocida capacidad de acabar con la plaga de caracoles.. Su hábitat natural se encuentra en las aguas interiores de Sumatra, Borneo, Java y la India.

Las hembras son de mayor tamaño que los machos y llegan a medir 8 centímetros de longitud. Si se asustan tienen la capacidad de hincharse para parecer más grandes ante sus posibles predadores. Su esperanza de vida es de 4 o cinco años.

El tetra neón

El tetra neón, Paracheirodon innesi, es una especie nativa del oeste de América del Sur que está caracterizada por sus vivos colores y su diminuto tamaño que no supera los 4 centímetros. Su ambiente natural está ubicado en los ríos de la cuenca Amazónica de Colombia, Brasil y Perú.

En cautiverio debe colocarse con un mínimo de 12 ejemplares, ya que los dominantes suelen desplazarse hacia el centro del cardumen, sintiéndose protegidos por el resto de los peces. Si no se cuenta con suficientes ejemplares, los dominantes atacan a los demás peces porque no se sienten protegidos de forma suficiente.

Sin mayores complicaciones conviven con otras especies de pequeño tamaño. Los tetra neón pueden llegar a vivir hasta siete años. Pertenecen a la misma familia de las pirañas, aunque no poseen su agresividad y mal carácter.

¿Cuál es el mejor Nano Acuario?

Los nano acuarios, acuarios mini o acuarios pequeños son una opción muy atractiva para quien desea introducirse en el mundo de la acuarofilia.

Sus dimensiones los hacen idóneos para neófitos, pero también son buscados por aficionados con mayor experiencia, quienes no cuentan con espacio para colocar un acuario de mayor tamaño. Definitivamente, esta es una característica que los aventaja ante otros modelos de acuario, porque pueden colocarse hasta en una mesa escritorio y como adorno en algún pequeño lugar.

¿Qué nano acuario comprar?

Recomendar o no la adquisición de un acuario en específico es una tarea complicada si no se conoce con exactitud el uso que se le va a dar, la ubicación y el diseño que tiene pensado el acuarofilia, es por ello que antes de comprar uno se debe tener la mayor cantidad de información posible sobre el tema.

A continuación se presentará una selección de lo que para algunos conocedores son los mejores acuarios mini, concebidos para espacios pequeños, incluso para la habitación de los más pequeños de la casa. Su tamaño facilita el mantenimiento, ya que permite el cuido de pocos peces en un espacio acogedor que brinda belleza y relax a quienes lo disfrutan. venta:

Kit Nano acuario Biotop Deluxe

El nano acuario es ideal para ubicarlo en un lugar muy visible pues posee un diseño muy original, con líneas llamativas que, además de adornar, sirve para tener peces. Este nano acuario incluye un filtro en la parte interior que queda detrás de la parte posterior del acuario y en el cual puede incluirse un termocalentador que también queda oculto.

Viene también con luces tipo led, que brindan una luz muy similar a la luz natural sin recalentar el acuario. Estas poseen cuatro intensidades de luz diurna, mientras que para la luz nocturna tiene dos.  El Kit Nano acuario Biotop Deluxe quedará perfecto en cualquier lugar y momento, por lo que si se busca un nano acuario que garantice calidad, pues esta es una muy buena opción.

El tamaño de este kit es de 15 litros y sus dimensiones son  27.2 cm largo x 28 cm fondo x 34.2 cm alto. Está elaborado en cristal curvado, lo que brinda belleza y durabilidad.

Acuario pequeño Nobleza

Es un acuario muy buscado por su originalidad y por ser uno de los más completos del mercado. Viene en dos colores: blanco y negro. Elaborado con cristal curvo muy bien trabajado, lo que proporciona una mayor visibilidad hacia el interior del acuario.

También la calidad del Kit Nobleza es tomada en cuenta y sus bondades son varias, tomando en cuenta el tamaño del pequeño acuario. Posee un filtro que se mantiene oculto en el área superior del acuario y así no roba espacio a los peces o para el decorado.

Puede realizar filtración mecánica y/o biológica manteniendo el acuario en perfecto estado. Posee iluminación led en dos tonos, blanco y azul, que pueden intercambiarse si es día o si es de noche. Posee un diminuto tamaño  de apenas siete litros, además de un filtro interno, que incluye bomba de agua. Sus medidas son 23 cm largo x 16 cm fondo x 27.5 cm alto.

Mini Acuario Marina Cool Goldfish Kit 10 litros

Ideado para peces de agua fría, este nano acuario es solicitado principalmente por quienes se inician en el arte de la acuariofilia, aunque muchos creen que por su diseño y sus colores fue concebido para niños, pues no solamente existe en azul sino también en púrpura y en rosa.

Este kit trae consigo un filtro Marina interior i25, que puede filtrar en tres etapas diferentes y posee cartuchos intercambiables.

Viene también con todo lo que se requiere para acondicionar el agua, como Bacterias Nutrafin Cycle, usado para el ciclado del acuario y acondicionador; y Nutrafin Aqua Plus, que elimina los productos dañinos que puedan estar presentes en el agua. De igual forma incluye plantas artificiales y grava para decorar, además de a alimentación para los primeros peces que se introducirán en el acuario.

Muchos tienen a utilizar la Marina Kitts Cool Goldfish sólo para la cría de Goldfish o Bettas, pero puede ser utilizado para cualquier tipo de pez de agua fría.

Su tamaño, 10 litros, le permite acomodarse en cualquier espacio. Su filtro interno, que funciona con los cuatro cartuchos intercambiables que trae pero que luego pueden ser adquiridos en una tienda, sirve para realizar filtrado biológico, químico y mecánico, el Tamaño: 10 litros. No posee luz y está elaborado en plástico curvado. Sus dimensiones son: 30.5 cm largo x 15.2 cm fondo x 33 cm alto.

Kitts de Nano acuario SERA Biotop LED Cube 16

Uno de los principales motivos para escoger este kit es la marca SERA, reconocida por la elaboración de productos destinados a la acuarofilia. Además, este pequeño acuario posee un equipamiento y bondades por encima de los otros Kits para acuarios del mismo tamaño.

El Kit contiene un filtro interno de tres etapas, que realiza el filtrado químico, biológico y mecánico, de tal forma que el acuario siempre estará en óptimas condiciones. El filtro también trae una bomba de aire y material filtrante, en este caso carbón activado y esponjas.


Para utilizar este nano acuario desde el mismo momento de su adquisición, el Kitts trae consigo todo lo necesario: activación biológica, comida para peces y acondicionadores de agua, todo de la misma marca por supuesto. Destacan su diseño curvado en cristal pulido y tallado, para facilitar la observación del interior del acuario.

Su tamaño es de 16 litros de capacidad, su filtro como ya se dijo, es interno de tres etapas con bomba de aire adicional. La iluminación proviene de dos unidades de lámparas LED blancas; sus dimensiones son 30 cm largo x 22 cm fondo x 30 cm alto, totalmente elaborado en vidrio curvado.

Nano AquaLed KNA 20

Este es uno de los Kitts de acuario más completos del mercado, puesto que no solamente trae la urna, el filtro interior, una pantalla integrada y lámparas leds, sino que también incluye acondicionadores para el agua, alimento para peces y una guía completa para el uso y aprovechamiento del acuario.

El filtro interno funciona también como oxigenador. Tiene la capacidad de mover 150litros/hora, suficiente para un nano acuario de esas características. La luz LED de bajo consumo viene incluida y está integrada a la tapa para facilitar su uso.

El tamaño de este pequeño acuario es de 20 litros, con un filtro interno que incluye oxigenador, las luces LEDs son marca Samsung. Sus dimensiones son 32,5 cms x 32,2 cms x 32,4 cms y está elaborado en cristal.

Guía para comprar un mini acuario

Los nano acuarios antes descritos cumplen con los más exigentes requerimiento en cuanto a calidad se refiere. No obstante, cada acuario debe adaptarse a las necesidades y gustos del dicarboxílico. Lo que viene son algunas recomendaciones que podrían tomarse en cuenta si ya se tomó la decisión de adquirir un pequeño acuario. ¿Dónde se puede colocar un acuario pequeño?

La ventaja de estos acuarios pequeños es que pueden colocarse en cualquier rincón de la casa, apartamento u oficina. Lo más idóneo es ubicarlo en un lugar óptimo, lejos de las ventanas para evitar así la proliferación de algas.

Tampoco se recomienda tenerlos cerca de alguna fuente de calor, como por ejemplo los radiadores, ya que podrían alterar la temperatura del agua y afectar significativamente a los pequeños pececillos. Lo mejor es colocarlos cerca de alguna toma de corriente que nos permita aprovechar todos los elementos del acuario para que funciones en perfectas condiciones y para que los filtros puedan hacer su trabajo sin problemas.

El diseño del acuario

La mayoría de los nano acuarios tienen un diseño fabuloso y llamativo, puesto que están concebidos para estar a la vista de todos. Por esta razón el diseño debe ser primordial. En el mercado pueden conseguirse nano acuarios de cristal o de plástico, rectangulares, ovalados o cuadrados. Por ser una pieza decorativa, lo ideal es elegir una pieza que trascienda lo básico y de vida a los peces y al ambiente.

Kits de acuarios pequeños

Lo más sencillo y práctico es escoger un Kit para acuarios pequeños porque ya vienen con todo lo necesario para comenzar con la acuariofilia: filtros, decoración, iluminación y en algunos casos hasta alimento para peces.

Si lo deseas puedes arrancar con una sencilla urna de cristal e ir comprando luego el resto de los complementos, pero si no eres experto en la materia la mejor decisión será un Kit con todo incluido, porque incluyen todo lo que se necesita, sin necesidad de complicarse y siempre adaptado al tamaño del acuario que has adquirido. Cabe destacar que los nano acuarios existen en presentaciones de 6 litros en adelante.

¿Qué peces vamos a poner dentro del acuario?

En el caso de los acuarios de tamaño normal, en lugar de un nano acuario, lo primero a tomar en cuenta son los peces sin lugar a dudas. Pero en este caso el lugar y el espacio a ocupar son lo más importante.

Una vez clara la idea de cuál acuario conviene más en función de su tamaño, diseño y presupuesto, deben buscarse los peces que mejor se adapten al espacio dispuesto para tal fin. Existe gran variedad de peces, desde los muy pequeños que pueden vivir en espacios reducidos, hasta aquellos que requieren de mayor espacio, vivir en cardúmenes y disponer de otros similares. Todo eso debe tomarse en cuenta al momento de escoger nuestro acuario.

Peces  de agua fría y agua caliente para acuarios pequeños

A veces se hace complicado seleccionar los peces para pequeños acuarios, por lo que a continuación se presenta una selección de ejemplares que miden entre 1,5 y cinco centímetros, idóneos para estos espacios tan reducidos.

Corydoras Panda

  • Nombre científico: Corydoras panda
  • Nombre común: Coridoras panda
  • Tamaño del acuario: 60 litros
  • Temperamento: Tranquilo
  • Temperatura: Entre 22º y 25º
  • pH: Entre 6 y 7.4
  • Dieta: Omnívoros
  • Longitud: 5 centímetros

Descripción

Estos son peces pertenecientes a la familia de los callíctidos, mejor conocidos como peces pato. Poseen la capacidad de respirar aire si así lo necesitaran, puesto que poseen un intestino modificado que les permite respirar.

Las corydoras panda se encuentran habitualmente en el fondo del acuario, pero podemos verlas subir hasta la superficie a tomar un poco de aire, comportamiento que no debe generar alarma.

Una característica que llama mucho la atención de las corydoras panda radica en la combinación de manchas claras y oscuras, por lo que es asociada a los osos panda, los cuales le dan su nombre.

Estos amigos acuáticos llegan a medir hasta 5 centímetros, pero dentro de los acuarios es muy difícil que lleguen a ese tamaño, lo que los hace ideales para nano acuarios. Su cuerpo posee un corte transversal de forma triangular, su vientre es plano mientras que la parte dorsal es algo convexa. Las hembras suelen ser un poco más alargadas y con forma más redonda que los machos.

Como todos los peces de su especie, los corydoras panda no presentan escamas, pero si unas placas óseas que cubren todo su cuerpo. También se pueden distinguir por sus barbas o barbillones que tienen alrededor de la boca. Sus colores son blanco con dorado o blanco con plateado y las manchas negras adornando sus costados.

Las corydoras panda tienen su origen en la Amazonía superior, en Perú. Pueden encontrarse en ríos transparentes y de aguas claras, con temperaturas templadas, superiores a los 19ºC, pues son arroyos alimentados por el agua que baja de las montañas y los deshielos.

Para estos pequeños, el acuario debe ser de entre 40 a 60 litros, puesto que se recomienda recrear su hábitat natural amazónico, el cual puede estar conformado por raíces retorcidas, algún sustrato de arena de río y trozos de madera flotando. No se requiere incorporar vegetación, aunque si se trata de un acuario comunitario donde convive con otras especies, no tendrá problema alguno.  La temperatura del agua debe mantenerse entre 22º y 25ºC, con un pH entre 6 y 7.4.

Son peces omnívoros, que pueden ser alimentados con larvas de mosquito, daphnias o con Artemia, aunque también pueden comer la alimentación seca que viene en presentación de gránulos o escamas. Es importante utilizar pastillas para el fondo, que es donde se mueven de forma habitual. Si se observan algunos peces que compiten por la comida e impiden que llegue al fondo, se sugiere alimentarlos de noche.

Estos pequeñines son más sociables y activos cuando están en grupo, por lo que se sugiere mantenerlos en grupos pequeños de corydoras panda. Si se buscan compañeros adecuados y compatibles, estos peces son aptos para un acuario comunitario. Pueden compartir espacio perfectamente con peces de su mismo tamaño, pertenecientes a las familias de los ciprínidos, cíclidos, carácidos y cualquier otro siluro pacífico.

Reproducción

Para garantizar la reproducción de las corydoras panda dentro del acuario, se recomienda seguir ciertas instrucciones específicas y habituales para estos peces. Lo ideal es montar un acuario de cría en el que debe haber dos o tres machos por cada hembra.

En el fondo del acuario puede haber grava fina o arena; el agua debe estar filtrada a través de la turba, alrededor de 24ºC y el pH en 6.5. Proveerles de alimentación variada, incluyendo productos congelados, secos y vivos.

Cuando se observe que la hembra se ha llenado de huevos, proceder a cambiar el agua  en un 50% a 70% del volumen, agregando agua más fría y aumentando el oxígeno dentro del acuario. Esta operación se repite de forma diaria hasta que se produzca el desove.

La hembra comienza a soltar los huevos en grupos de 1 a 4, distribuidos por todo el acuario, normalmente en el cristal del acuario.

Llega a poner 25 huevos en cada puesta. Cuando se inicia el desove se incrementa la actividad dentro del grupo y los machos continúan persiguiendo a la hembra.

Si la hembra es receptiva permitirá que el macho le acaricie sus barbillones, antes de adoptar la tradicional posición de “T” de las corydoras, en la cual el macho toma las barbillas de la hembra entre su cuerpo y su aleta pectoral para luego liberar un poco de esperma que se presume pasa por la boca y las branquias hasta llegar a las aletas pélvicas de la hembra.

Estas aletas pélvicas funcionan como una canasta en las que se depositan entre 1 y cuatro huevos para ser fertilizados, los cuales tardan hasta 5 días para eclosionar después de la puesta. Una vez nacidos, los alevines se alimentan de zooplancton y fitoplancton; al desarrollarse pueden comer larvas de artemia y pequeños gusanos.

Cabe destacar que el calificativo “limpia fondos” por el que son conocidas las corydoras panda y otras especies gatos, a las que se les atribuye la característica de alimentarse de lo que cae en el fondo del acuario, es falsa.

Ciertamente, comen todo el alimento que se deposita en el fondo, pero jamás consumen desechos, por lo que no cuente usted con que van a mantener limpio el fondo del acuario.

No podemos esperar que coman las sobras que dejan los otros peces, por lo que debe proporcionarles comida que llegue al fondo, para que puedan consumir la cantidad de alimento que necesitan.

Debemos estar pendientes de la limpieza del acuario pues si hay mucha suciedad en el fondo, las corydoras panda podrían padecer de infecciones en sus barbas.

Así que no piense más que estos peces son limpiafondos, es sólo un mito que está muy alejado de la realidad. Sólo debe limpiar el acuario y voilá.

Pez Hacha

  • Nombre científico: Carnegiella Strigata
  • Nombre común: Pez hacha de mármol, pechito, pechito jaspeado, pechito de aletas negras
  • Tamaño del acuario: 50 a 70 litros
  • Temperamento: Muy pacífico
  • Temperatura: 25ºC (entre 23ºC y 28ºC)
  • pH: 5.5 a 6.5
  • Dieta: Carnívoro
  • Longitud: 4 cm

Descripción

El Carnegiella strigata, conocido popularmente como el Pez hacha, es el máximo representante del género Carnegiella, perteneciente a la familia de los Gasterópodos, es decir, los peces hacha. Debe su nombre a su particular morfología, que se asemeja a la forma de un hacha.

Es un pez gregario, muy sociable pero tranquilo, características que lo hacen ideal para los acuarios comunitarios, siempre y cuando estos no sean muy grande, de una capacidad máxima de 70 litros en las que se pueda introducir un cardumen pequeño.

Son excelentes nadadores y saltadores; poseen la capacidad de “volar”, literalmente, grandes distancias. Es muy sencillo mantener a este tipo de peces en acuarios; pero debemos estar pendientes porque tienen alta sensibilidad a la enfermedad del punto blanco, lo que nos obliga a tomar medidas de prevención.

Este es un pez pequeño, con una longitud no mayor de los cuatro centímetros. Por su cualidad de gregario debemos recordar que siempre necesitan de la compañía de otros peces de su misma especie para compartir el acuario.

El cuerpo del pez hacha está comprimido por sus lados con un dorso paralelo. Su pecho es abombado de forma graciosa, formando la forma de hacha a la cual debe su peculiar nombre.

No cuentan con aleta adiposa, sus aletas dorsal y caudal están muy cerca entre sí. Sus aletas pectorales son largas y musculosas, lo que les permite planear, saltar fuera del agua y llegar a recorrer distancias importantes para su tamaño.

Su cuerpo está lleno de manchas oscuras que se alternan con otras más claras, por lo que tienden a llamarlo pez hacha “mármol”. Predominan los colores verdes y amarillos, mientras que las manchas pueden ser de color rosa o en tono plateado. Todos los ejemplares poseen una marcada línea amarilla de forma horizontal, mientras que la línea verde recorres desde el péndulo caudal hasta el ojo.

En estos ejemplares no es fácil distinguir las diferencias entre los machos y las hembras; la mayor diferencia radica en que las hembras presentan un abdomen de forma más redonda y abultada que los machos. No es normal la reproducción de estos peces en el acuario, pero cuando una hembra está embarazada y carga sus huevos es el momento en el que se puede identificar más fácilmente.

El Pez hacha puede encontrarse por toda Sudamérica, aunque el pez hacha mármol tiene su origen en Perú. Prefiere los cauces suaves de lagunas y ríos, donde tiene acceso a orillas con abundantes plantas.

Para el Carnegiella strigata, el acuario debe tener un tamaño de entre 50 a 80 litros, de preferencia alargado o rectangular, puesto que es un pez bastante nadador. Este acuario debe estar tapado porque el pez tiende a saltar y son peces que disfrutan de nadar cerca de la superficie.

Las condiciones del agua deben tener las siguientes características: Temperatura entre 23ºC y 28ºC, dureza de 15º y pH entre 5.5. y 6.5. El nano acuario debe tener mucha vegetación, tratando de imitar su hábitat natural.

Cuando viven en la naturaleza suelen alimentarse de larvas e insectos que cazan en la superficie, por lo que evidentemente son peces carnívoros. También pueden comer alevines, hecho que debe tenerse en cuenta cuando están en acuarios comunitarios, porque llegan a comerse las crías de otros peces.

En cautiverio se les puede alimentar con comida seca de calidad, que debe complementarse con alimento vivo como son las larvas de mosquito o las artemias. El alimento seco debe ser en forma de hojuela, de tal forma que pueda permanecer en la superficie, porque si cae al fondo no se lo van a comer.

Para un ambiente óptimo en el que pueda prevalecer su pacificidad y gregarismo, se sugiere mantenerlo en grupos de 5 a 6 ejemplares, con quienes pueda nadar y volar.

Como suelen permanecer muy cerca de la superficie, pueden compartir el acuario con especies que se mantengan en la parte baja o media de este espacio.

Reproducción

La faceta reproductiva del pez hacha no es muy conocida puesto que no es frecuente que se produzca en el acuario de forma espontánea.

Pero si se quiere lograr sacar cría de estos peces, lo primero que debemos tener es un acuario de cría de unos 40 litros.

Una vez ubicado el espacio, reduciremos la iluminación y añadiremos turba para bajar el pH y teñir el agua. Añadir una importante cantidad de alimento vivo.

Este pez es ovíparo, aunque no construye un nido como tal. El desove lo hace de forma libre, por lo que los huevos quedan diseminados entre el sustrato y la vegetación.

Luego de puestos los huevos, la eclosión suele producirse en un tiempo máximo de 30 horas. Inmediatamente al nacer, los alevines se alimentan de plancton; poco a poco debemos ir añadiendo nauplios de artemia a la dieta. Después de la puesta, deben retirarse los adultos para evitar que se coman los huevos y las crías.

Rasbora Galaxy

  • Nombre científico:  Danio margaritatus, anteriormente Celestichthys margaritatus
  • Nombre común: Rasbora Galaxy, Microrasbora Galaxy, Danio Perla Celestial
  • Tamaño del acuario: Mínimo 30 litros
  • Temperamento: Tranquilo
  • Temperatura: Entre 22º y 28ºC
  • pH: Entre 6 y 7.5
  • Dieta: Omnívoros
  • Longitud: Entre 1 y 1,5 centímetros

Descripción

El pez Rasbora galaxy o microrasbora Galaxy, cuyo nombre científico es Danio Margaritatus, pertenece a la familia Cyprinidae (ciprínidos). Debe su nombre a una característica en su piel, que presenta un hermoso diseño que evoca a las estrellas de una lejana galaxia.

Es una especie que se encuentra en el lago Inle, en Myanmar (antigua Birmania). Este lago está destinado a los pastos de ganado; ubicado a 884 metros de altura y con una profundidad de entre 2.10 y 3.6 metros de profundidad.


El Rasbora Galaxy es una especie recién descubierta, a mediados del año 2006, por lo que su incorporación al mundo de la acuarofilia es relativamente nueva. Tras su descubrimiento, gracias a la publicación de un revista inglesa, se convirtió en la novedad de los amantes de los acuarios en Europa y Estados Unidos.

Pero el impacto por el nuevo descubrimiento y su posterior éxito comercial fue tal, que la misma revista que informó sobre el hallazgo, publicó en mayo de 2007 que esta especie está bajo amenaza de desaparecer por la acuariofilia, por lo que el gobierno de Myanmar prohibió su comercio durante esa época, en un intento de restaurar y proteger su hábitat.

Afortunadamente, contó con la suerte de que su hábitat era desconocido por los coleccionistas, quienes no se percataron al principio de que se trataba de un pez perteneciente a la especie Danio, que son muy fáciles de criar. En este caso,  el Rasbora Galaxy no es la excepción, y en la actualidad hay un sinfín de experiencias de crías de estas especies en cautiverio, las cuales han sido exitosas. Hoy en día, encontrarlos en acuarios en más fácil.

El Rasbora Galaxy es de dimensiones pequeñas, con forma de elipse y alargada; llega a medir hasta 1,5 centímetros cuando alcanzan la adultez. Su cabeza es chata a los lados y su cuerpo es corto y regordete. Las aletas anal y dorsal son bastante simétricas, y están ubicadas algo retrasadas en el cuerpo.

Su cuerpo es transparente, con rayas anaranjadas que son atravesadas por franjas más delgadas en color negro y azul. Al observar apreciamos un color azul metálico salpicado de manchas amarillas o blancas, semejantes a un cielo lleno de estrellas. Según su estado de ánimo, la calidad del agua y la intensidad de la luz, varían los colores de estos peces.

En esta especie es muy fácil identificar los machos de las hembras si cuentan con buena salud. Las hembras suelen ser algo tienden a ser un poco más grandes que los machos y tienen una forma de cuerpo más redondeada, sobre todo cuando van a desovar, ya que tienen el vientre más abombado, tienen una coloración azul verdosa, y las manchas del cuerpo son de color crema a dorado y no se extienden en la parte anterior del abdomen.

Los machos presentan intensos colores, más llamativos que en las hembras, con el azul metálico profundo en todo su cuerpo, las rayas de color naranja rojizo intenso y las manchas en el cuerpo de blanco nácar. Sus aletas pélvicas son de color rojo con dos franjas negras, a diferencia de la hembra que solo presenta una franja negra.

Por su diminuto tamaño, la Rasbora Galaxy puede habitar sin problemas en un nano acuario, siempre y cuando esté lejos de especies de peces más grandes que puedan considerarlo una presa y devorarlo.

Los criadores expertos y acuariófilos coinciden en que estos peces  Las experiencias de criadores y amantes de los peces de acuarios, indican que prefieren tienden a preferir aguas con corrientes y bien oxigenadas, dentro de acuarios con plantación abundante.

El acuario más óptimo debe poseer una capacidad mínima de 50 litros, aunque un solo ejemplar puede vivir sin dificultad en un espacio de 20 litros. Se recomiendan 30 litros como mínimo para introducir el cardumen de 10 ejemplares, en un acuario lleno de plantas en las que puedan esconderse puesto que son tímidos y asustadizos. El agua debe estar entre 22 y 28ºC, el pH de 6 a 7.5 y la dureza de 3 a 6º.

En su hábitat, este pez se alimenta de zooplancton, pequeños invertebrados y algas. En acuarios pueden comer alimentos secos en hojuelas o escamas, diseñados para peces, o también pequeños animales como la artemia recién eclosionada, microgusanos de la avena o la daphnia.

Es un pez bastante pacífico, algo asustadizo pero muy activo que gusta de vivir en cardúmenes. Si es mantenido dentro de acuarios se sugiere tener entre 6 y 10 ejemplares de acuerdo con el tamaño del acuario.

Hay que vigilarlos durante el período de desove porque los machos tienden a ser algo territoriales entre ellos. Para acompañarlos dentro de un acuario comunitario podemos introducir caracoles pequeños, gambas de acuario, cíclidos americanos y algunas especies de pequeño tamaño.

Reproducción

Siempre debe haber más hembras que machos en el acuario de cría para reducir los niveles de estrés y las peleas, siempre con vegetación abundante o musgo de java en la etapa de desove. Lo ideal  es que mantengamos una relación de tres hembras por cada macho.

Tras el desove, es mejor retirar el musgo y la vegetación llena de huevos hacia un acuario-paridera, acondicionado para tal fin. La eclosión de los huevos ocurrirá a los 3 o 4 días siguientes.

Luego de esto, los alevines se comerán el saco vitelino e inmediatamente comenzarán a nadar. Luego se les alimentará varias veces al día, hasta cuatro veces de ser necesario, con porciones de comida muy pequeñas, de entre 5 y 50 micras de diámetro. Ya adultos se les alimentará con nauplios de artemia.

Así que si eliges al Rasbora Galaxy para tu nano acuario, estarás garantizando una gran vistosidad y originalidad al espacio. Es un pez de fácil mantenimiento y de una belleza admirable que adornará cualquier acuario.

Pez Avispa

  • Nombre científico: Brachygobius Xanthozona
  • Nombre común: Pez avispa, Gobio de anillos dorados, Gobio avispa
  • Tamaño del acuario: 80 litros
  • Temperamento: Tranquilo
  • Temperatura: 25ºC a 30ºC
  • pH: Entre 7.5 y 8.5
  • Dieta: Carnívoro
  • Longitud: 5 cms

Descripción

El Pez avispa, Brachygobius Xanthozona, es un gobio pequeño un poco territorial aunque bastante tranquilo. Perteneciente a la familia de los góbidos, los cuales pueden vivir en aguas dulces aunque suelen preferir las aguas saladas, por lo que siempre se sugiere agregar unas cucharadas de sal marina al agua del acuario donde introducimos esta especie.

Su nombre se debe a la similitud que posee con las avispas en cuanto a su coloración: bandas verticales negras y amarillas, tal cual de una avispa se tratase. Es un pez bastante pequeño que dentro del acuario alcanzarán un tamaño no mayor de cinco centímetros de longitud. Presentan una ligera compresión en sus laterales, con forma algo redondeada dan la impresión de ser bastante compactos.

Al igual que todos los gobios, estos poseen unas particulares aletas ventrales que se encuentran soldadas y hacen las veces de ventosa, por lo que puede verse que de vez en cuando estos peces se quedan literalmente pegados a las paredes del acuario. Este rasgo le facilita la sujeción a cualquier superficie, como piedra lisa o el sustrato, cuando se mueve en corrientes fuertes de agua.

No poseen vejiga natatoria, una importante ventaja para este ejemplar cuando se trata de moverse en diferentes profundidades. Cabe destacar que el pez avispa es un depredador que se alimenta de pequeños invertebrados y alevines.

Su aleta dorsal se divide en dos partes claramente identificadas. Como se dijo anteriormente, su color es amarillo con cuatro franjas negras verticales, que van desde la cabeza hasta la cola. No existe una diferencia relevante entre el macho y la hembra; esto sólo se sabrá al momento de la reproducción que desde ya se aclara que no es nada fácil de lograr dentro del acuario.

Tienen su origen en el sudeste del continente asiático, específicamente en la Isla de Java, Indonesia. Pueden encontrarse también en Sumatra y Borneo, aunque algunos sospechan que estos ejemplares pueden pertenecer a una especie distinta pero con gran parecido físico.

Su hábitat natural se ubica en la desembocadura de los ríos, donde el agua dulce se une con el agua salada, es decir, estuarios. Algunas veces se les puede encontrar en manglares y estuarios, donde exista agua ligeramente salada y la vegetación sea abundante.

El tamaño del acuario para el pez avispa puede llegar hasta 80 litros de capacidad, donde éstos se ubicarán en la parte inferior. Como disfrutan del agua ligeramente salada, se recomienda añadir dos cucharadas de sal marina por cada 10 litros de agua que se coloquen.

Demandan los acuarios llenos de plantas, con vegetación abundante en la cual esconderse.
Las condiciones óptimas del agua deben ser: Temperatura de 25ºC a 30ºC, pH entre 7.5 y 8.5 y unos 15º de GH.

El Pez avispa siempre preferirá ser alimentado con animales vivos o congelados como larvas de microgusanos, Daphnias, trozos de mejillones, tubifex, larvas de gusano y Artemia. No prefiere la alimentación con presas vivas o congeladas, como, tubifex, Artemia, gusanos, larvas de mosquito, Daphnias y trozos de mejillones.


No soportan muy bien el alimento seco, puede dársele de probar alguna porción pequeña para conocer su reacción, pero por lo general no resulta una buena idea. Aunque se les conoce por ser veloces al momento de bajar entre niveles diferentes, no son muy buenos nadando y no compiten bien por la comida.

Es recomendable dar  los otros peces del acuario algún tipo de alimento para que se entretengan y el pez avispa pueda tener la oportunidad de alimentarse con tranquilidad y sin estrés alguno. Este gobio es territorial pero tranquilo y puede vivir sin complicaciones en un acuario comunitario.

Sus hábitos suelen ser más nocturnos, por lo que no será sino hasta el atardecer cuando logremos disfrutar de verlo en movimiento y nadando por todo el espacio. Puede compartir acuario con el Gurami Perla,  el Rasbora Galaxy y el Ramirezi, entre otros.

Reproducción

Su reproducción en el acuario no es fácil, pero tampoco es imposible. La puesta ocurre después de un periodo de cortejo, y suelen ser entre 200 y 300 huevos. Es el macho el que se encarga de proteger los huevos hasta que eclosionen, para lo que eligen cavidades o huecos.

Los huevos suelen eclosionar a los 5 o 6 días después de la puesta. Los alevines comienzan a nadar desde el primer momento, y como nacen sin saco vitelino, hay que alimentarlos inmediatamente, para lo que utilizaremos nauplios de Artemia e infusorios.

Pez Cardenal, Tetra Cardenal

  • Nombre científico: Paracheirodon axelrodi
  • Nombre común: Pez Cardenal, Tetra Cardenal
  • Tamaño del acuario: 60 litros
  • Temperamento: Pacífico
  • Temperatura: 23ºC a 27ºC
  • pH: 4,6 a 7
  • Dieta: Omnívoro
  • Longitud: 5 cms.

Descripción

El Tetra Cardenal es una especie de pez, perteneciente a la familia de los Carácidos, que está emparentado de alguna manera con las pirañas, aunque no posee la agresividad de éstas, y también es pariente del Tetra Neón.

Fue descubierto en 1956 por  Myers y Weitzman y, pese al tiempo transcurrido desde el hallazgo, esta sigue siendo una de las especies de agua dulce más buscadas para la cría en nano acuarios.

Son activos nadadores, de un temperamento vivaz que prefieren los espacios amplios donde poder moverse, lo que lo hace una opción segura y divertida para todo acuario.

Es un pez bastante pequeño que en su edad adulta no llega a medir más de cinco centímetros dentro del acuario. Son poseedores de un esbelto y ahusado cuerpo, con enormes ojos que abarcan gran parte de su pequeña cabeza.

Su cuerpo es de color rojo, parecido al Tetra Neón, con quien mantiene parentesco, pero mucho más llamativo y brillante que cubre toda la parte ventral del ejemplar; todo lo contrario a sus aletas que son transparentes. Hoy en día pueden encontrarse estos peces en color oro, albino y platino.

Su cuerpo está atravesado longitudinalmente por una franja verde brillante, debajo de la cual se observa claramente el rojo brillante del pez que va desde la cola hasta la cabeza. La distinción entre el macho y la hembra no se da hasta que llegan a la etapa adulta, cuando las hembras adquieren una figura un poco más redondeadas y mayor tamaño que los machos.

Esta especie es oriunda de Brasil y se les puede ubicar en la cuenca del Río Negro y sus afluentes. También pueden encontrarse Tetra Cardenales en el Río Orinoco, Venezuela, pero con algunas pequeñas diferencias en cuanto a su morfología.

Viven normalmente en los arroyos forestales donde las corrientes de  agua son bastante lentas y están repletas de abundante vegetación, además de sustratos repletos con ramas caídas, hojarascas y raíces. Éstas son aguas con pH ácido y frecuentemente teñidas de marrón como consecuencia de la gran cantidad de materia vegetal en descomposición que se acumula en esos lugares.

Para estar en cautiverio requieren de un acuario con capacidad de hasta 60 litros, donde vivir en espacios con mucha vegetación. Prefieren las plantas de hojas finas que les brindan refugio, principalmente durante el período de reproducción. No les agrada la intensa iluminación. El agua del acuario debe poseer las siguientes características: Temperatura entre 23ºC y 27º, pH entre 4,6 y 7, gH de 3 a 6 grados.

Estos peces  tienen un apetito insaciable y aceptarán cualquier alimento que sea en porciones pequeñas. En su hábitat comen pequeños invertebrados, algas, frutos caídos de los árboles y algas. En el acuario se puede imitar este tipo de alimentación ofreciéndole artemias, dafnias larvas de mosquitos, así como cualquier alimento seco elaborado para peces tropicales.

Son unos activos nadadores, pero son pacíficos cuando se encuentran dentro de pequeños cardúmenes, cuyo número no puede variar de 8 a 10 ejemplares.

A fin de evitar que ataque a otros peces, es ideal colocarles compañeros de igual tamaño o parecido, pertenecientes a las distintas especies de carácidos. Otra buena opción son las corydoras y los cíclidos de tamaño mediano con los cuales tiende a mantenerse al margen.

Reproducción

La reproducción del Tetra Cardenal en un acuario casero es sumamente difícil aunque para muchos no es imposible. Si quieres intentarlo, te sugerimos tratar de cumplir con las orientaciones que te brindamos a continuación.

Mantener una tenue iluminación en el acuario, el cual debe tener abundante vegetación de hojas finas, donde el pez pueda poner sus huevos. Puede cubrirse el fondo del acuario con una malla para así evitar que los adultos se coman los huevos. Las condiciones del agua deben ser las siguientes: Temperatura entre 16ºC y 22ºC, pH entre 5,5 y 6,5, con un gH entre 1º y 5º.

Para estimular el desove se recomienda tener un grupo de seis ejemplares por sexo y aumentarles la cantidad de proteínas que ingieren, suministrando alimentos vivos en abundancia.

Con frecuencia ponen sus huevos a media noche, cuando hay menor iluminación. Una vez culminado el desove y los machos han fertilizado los huevos, es recomendable retirar a los adultos hacia otro acuario. La eclosión ocurre luego de 36 horas, y los alevines ya nadan con libertad pasados los tres o cuatro días. A estos pequeños no les gusta la luz por lo que la iluminación debe ser muy baja durante los primeros días.

Otocinclus

  • Nombre científico: Otocinclus Affinis
  • Nombre común: Otocinclo Dorado, pez Limpiavidrios, Otocinclo enano, Otocinclo enano, Otocinclo dorado,
  • Tamaño del acuario: 60 litros
  • Temperamento: Tranquilo
  • Temperatura: 21ºC a 26ºC
  • pH: De 5.5 a 7.5
  • Dieta: Principalmente vegetariano
  • Longitud: 4 a 5 centímetros

Descripción

El Otocinclus affinis o Otocinclo dorado, es un loricárido de pequeño tamaño, que es muy apreciado en el mundo de la acuariofilia por su capacidad de limpiar los vidrios del acuario, debido a que su principal alimento son las algas. También se reconoce por su actitud pacífica, por lo que es fácil mantenerlo en un acuario comunitario que le permite compartir espacios con otros peces de comportamiento similar.

Estos peces llegan a medir hasta cinco centímetro de longitud; presentan una forma alargada con redondeces en el dorso y aplanados en el vientre. Su cabeza es un poco aplanada con los ojos ubicados a ambos lados que le brindan una visión lateral.

Una de las características morfológicas que distingue a los loricáridos por su originalidad, es la presencia de una ventosa succionadora en la boca, la cual utiliza tanto para alimentarse, como para fijarse en las rocas o plantas, habilidad que es muy útil en su hábitat natural de ríos con fuertes corrientes.


Carecen de vejiga natatoria, lo que les impide nadar, pero esto lo solucionan dando saltos laterales y sujetándose al sustrato con la boca para así evitar ser arrastrados por las corrientes de los ríos donde habitan.

Sus aletas cuentan con espinas de refuerzo, parecidas aunque no tan fuertes, a las del Hypostomus plecostomus, con el cual comparte es apodo de pez Limpiafondos o Limpiacristales. Tampoco posee espinas en su aleta adiposa ni en la aleta caudal:

Las diferencias entre macho y hembra son casi imperceptibles. Puede ser que la hembra sea un poco más grande y de forma más redondeada, mientras que el macho es más pequeño y estilizado.

Son de color amarillo ocre tendiendo a dorado, con unas franjas laterales negras que van por todo su cuerpo, desde la aleta caudal hasta la boca. Esta franja se va afinando al llegar a la aleta caudal, donde culmina con una mancha en forma redondeada. Su parte dorsal es de color marrón oscuro con manchas rojas y reflejos dorados que cubren todo el pez. Su vientre es de color blanco.

Su origen se encuentra al sureste de Brasil, en la selva del Mato Grosso, aunque también puede conseguirse en algunos ríos colombianos como el Caquetá, el Kanka y el Japurá. Disfrutan de las aguas claras con corrientes fuertes, donde gozan de su alimento preferido en las rocas cubiertas de algas y con abundante vegetación.

Son peces gregarios, por lo que es recomendable tenerlo en grupos de entre 4 y seis ejemplares dentro del acuario, los cuales disfrutarán de un tanque de unos 60 litros de capacidad.


La temperatura del agua donde habitan estos pececillos debe estar entre los 21 y los 26ºC, recordando siempre que esta especie no tolera las temperaturas excesivamente altas. La calidad del agua debe mantener un pH de entre 5.5 a 7.5 con una dureza muy blanda o blanda, característica de su lugar de origen.

Si convive en acuario comunitario, este debe recrear un biotopo amazónico que incluya una importante cantidad de plantas de acuario de hoja ancha para que faciliten el crecimiento y la proliferación de las algas, además de brindarles cobijo porque son peces bastante tímidos y no muy buenos nadadores.

Por su tipo de alimentación, que incluye las algas casi de forma exclusiva, no se recomienda introducirlos en acuarios nuevos donde no tengan acceso a suficiente alimento para sobrevivir.

La calidad del agua siempre tiene que ser excelente, puesto que en su hábitat natural las aguas son muy limpias y oxigenadas. Estos peces comen algas pero no son peces “limpia fondos” que no toleran la acumulación de nitritos en su espacio.

Para cumplir con el acondicionamiento del acuario, se sugiere incluir un filtro que estimule un buen movimiento de agua, teniendo siempre la precaución de proteger la entrada del filtro para que los peces más pequeños no sean absorbidos.

Son peces principalmente herbívoros que consumen algas marrones y verdes, plantas pequeñitas y microorganismos presentes en las plantas. En los acuarios pueden tolerar también verduras como guisantes, lechuga y calabacines; así como alimentos artificiales y tubifex. En ocasiones se les puede proporcionar alimentos con proteínas (larvas de insectos). También se les debe proporcionar alguna raíz o un tronco para absorber la celulosa.

El Otocinclus affinis suele tener hábitos crepusculares, es decir, que durante el día pueden permanecer ocultos, fijados al cristal, sobre una planta o cualquier decoración, y en la noche saldrán de paseo y a alimentarse.

También son peces gregarios que disfrutan de la compañía del grupo que no debe ser menor de 5 ejemplares, con mayor proporción de hembras que de machos. Por su actitud pacífica, las plantas les resultan un perfecto lugar para esconderse.

Los Otocinclus affinis pueden compartir espacio con otras especies, siempre que esos compañeros no sean muy grandes o activos. Se recomienda no mezclarlos con el pez Disco, ya que estos desprenden una mucosa que atrae a los Otocinclus y se pegan a sus costados, resultando molesto y estresante para los Discos.

Reproducción

La reproducción del Otocinclus affinis es bastante complicada aunque no imposible. A pesar de ser peces especialmente vegetarianos, se sugiere estimular la puesta colocándoles comida que incluya alimentos vivos o congelados. También se puede estimular la freza realizando cambios parciales y continuados de agua que simulen la estación lluviosa de su origen.

El grupo debe estar conformado por más hembras que machos, quienes las perseguirán hasta lograr ser aceptados. Una vez conseguido, las hembras colocan sus huevos, se llegan a ser hasta 40 huevos por ejemplar, en las paredes del nano acuario o sobre las hojas de las plantas, que les perseguirán hasta que estos sean aceptados.

Tras la puesta, los padres abandonan a sus huevos, momento que puede aprovecharse para retirar a los huevos y llevarlos a un acuario de cría para garantizar su reproducción.

La eclosión de los huevos se produce al cabo de tres días, momento en el cual nacerán los alevines, que pueden ser alimentados con infusorios; luego se les va incorporando a la dieta Nauplios de artemia, además de vegetales hervidos triturados.

Boraras Brigittae (Mosquito)

  • Nombre científico: Boraras Brigittae
  • Nombre común: Boraras Mosquito, Rasbora Mosquito, Mosquito
  • Tamaño del acuario: 45 litros
  • Temperamento: Tranquilo
  • Temperatura: Entre 20º y 28ºC
  • pH: Entre 4 y 7
  • Dieta: Omnívoros
  • Longitud: 3 cms

Descripción

El pez Boraras Brigittae, también conocido como Mosquito o Boraras Mosquito, es un pez que forma parte de la familia de los Ciprínidos.

Su nombre Boraras, es un anagrama del nombre genérico Rasbora, y hace referencia a la proporción inversa de vértebras caudales y abdominales en este género de peces. El nombre de Boraras, fue escogido en 1999, con el objetivo de separar de la especie mayor, la Rasbora, basados en algunas diferencias en cuanto a la morfología y a la reproducción.

Es por ello que aún es posible encontrar referencias de este pez como Rasbora Brigitae, aunque no sería un error como tal pero sí un evidente desconocimiento de la materia. Es un pez de agua cálida y dulce, sumamente pequeño e ideal para acuarios de pequeño tamaño.

Como se citó anteriormente, estos ejemplares no llegan a medir más de 3,5 centímetros de largo. Son peces de forma alargada y aplanados por los lados, con un perfil bastante delgado.

Sus aletas son transparentes en su totalidad, mientras que su aleta dorsal presenta una mancha en su parte anterior, bordeada por el color escarlata que predomina en la especie, para culminar totalmente transparente. Las otras aletas, anal y caudal, están adornadas en color escarlata, pero la anal también presenta unos detalles en negro.

En su costado poseen una mancha negra bastante visible, puesto que en el fondo es de color rojo escarlata. La mancha se hace más gruesa y definida a la altura de los opérculos y termina en la aleta caudal.

No hay diferencias muy evidentes entre el macho y la hembra Boraras Brigittae, aunque es posible distinguir a las hembras de los machos, porque estás son algo más redondas y un poco más grandes. Los machos, suelen mostrar una coloración más intensa que las hembras, así como unos puntos rojos en la aleta caudal, que tampoco están presentes en las hembras.

El Boraras Brigittae, es una especie originaria de Borneo, donde se encuentra comúnmente en arroyos de aguas negras, piscinas, pantanos o estanques, con fondos de turba que se originan por los bosques de más antigüedad. Estos son lugares con poca corriente.

Este hábitat está repleto de materia orgánica, lleno de ramas y hojas que proceden de los bosques. Por esta razón, el agua en la que habitan en estado natural es bastante ácida y suave, con muy poca luz debido a la abundante vegetación que lo circunda.

Son peces muy pequeños que pueden vivir fácilmente en acuarios de 40 a 45 litros, lo que les permitirá nadar sin problemas. El agua debe tener una temperatura entre 20ºC y 28ºC, con una dureza entre 3º y 8º GH, y un pH entre 4 y 7.

Para recrear perfectamente el hábitat de estos pececillos debe contarse con abundantes plantas en el fondo, así como también raíces, ramas o plantas flotantes que filtren la luz que entra al acuario. En todo momento la luz debe ser muy tenue.

Para mejorar la reproducción de su ambiente natural, pueden añadirse algunas hojas al agua, las cuales una vez que comienzan a descomponerse, darán paso a las colonias de microbios, que serán una fuente de alimentación tanto para los alevines como para los ejemplares adultos. El filtrado debe ser débil, recordando siempre que estos peces provienen de remansos de agua donde es poca la corriente.

Se trata de un pez omnívoro que en estado silvestre funge como predador, pues se alimenta de gusanos, crustáceos, pequeños insectos y zooplancton. En el acuario puede ser alimentado con comida seca, también con alimentos congelados o vivos como Daphnia o Artemia. Recordemos que la alimentación influye directamente en su coloración y en su reproducción.

El Boraras mosquito, es muy pacífico y tímido. Es ideal tener un cardumen compuesto por 6 u 8 ejemplares, para que resalten dentro del acuario comunitario, aunque es más recomendable que permanezcan solos.

Si aún así preferimos la opción del acuario comunitario, podemos acompañarlo con especies tan pequeñas como ellos, como las Corydoras pigmeas, Microdevario, pequeños Loricáridos, Permotus, entre otros.

Reproducción

El Boraras Brigittae presenta un comportamiento bastante similar a otros pequeños de la especie de los ciprínidos, con un desove constante, disperso y absoluta falta de cuidado parental. En condiciones óptimas, la mezcla de machos y hembras dará como resultado desoves diarios de pequeñas cantidades de huevos.

Si posees un acuario maduro y con tiempo, es muy probable que te encuentres con alevines de vez en cuando. Pero si quieres controlar la reproducción de esta especie, debes instalar un acuario de cría con capacidad de unos 15 litros para tal fin.

Para que la reproducción sea exitosa el acuario debe estar iluminado con una luz tenue, con una malla en el fondo que impida que los adultos la penetren mientras los huevos caigan y así protegerlos de ser comidos. El agua debe poseer un pH entre 5 y 6.5, y una temperatura cerca de los 28ºC.

Puede agregarse también plantas finas o algo de musgo que cubran la mitad del acuario; además de equiparlo con un filtro de esponja. Luego, colocar dos o tres parejas de adultos, haciendo este procedimiento muy lentamente para evitar que los ejemplares se estresen. Si las condiciones son idóneas, al día siguiente ya deberían estar engendrando.

Una vez colocados los primero huevos, deben retirarse los peces adultos, ya que los alevines comenzarán a nacer en los dos días siguientes. Los pequeñines sobreviven en sus sacos durante más o menos un día; después de eso requerirán de alimento microscópico para vivir. Pasados 10 días ya podrán comer  nauplios o micro génesis de Artemia.

Estos peces han evolucionado hasta lograr la capacidad de vivir en pequeños acuarios. Pueden durar hasta 7 años. Para resaltar el color de esta especie, basta con colocar un fondo de grava más oscuro donde se verán más llamativos.

Pez Arlequín

  • Nombre científico: Trigonostigma Heteromorpha
  • Nombre común: Pez Arlequín, Rasbora heteromorpha
  • Tamaño del acuario: 100 litros
  • Temperamento: Tranquilo
  • Temperatura: Entre 21º y 28ºC
  • pH: Entre 5 y 7.5
  • Dieta: Omnívoros
  • Longitud: 4,5 cms

Descripción

El pez Arlequín o Arlequín Rasbora, está presente en la vida del hombre desde inicios de 1.900, cuando el primer pez Arlequín llegó a los acuarios. Es una variedad de agua cálida y dulce que pertenece a la familia de los Ciprínidos.

Debe su popularidad a que es un pez muy resistente a las enfermedades, además de ser muy sociable, característica que le permite compartir con una diversa y grande variedad de peces. Muchos coinciden en que es uno de los 10 peces adecuados para acuariófilos principiantes.

Pueden encontrarse muchas variedades del pez arlequín: Arlequín rasbora, que es de color rosado, Arlequín rasbora negro y Arlequín rasbora azul, entre otros.

Varios estudios han coincidido al afirmar que las especies de Arlequín dispuestas para la venta contienen incongruencias morfológicas, producto del cruce entre las diferentes variedades.

El Arlequín es un pez bastante pequeño que en libertad no sobrepasa los 3,2 centímetros, pero en cautiverio puede llegar a medir hasta 4,5 centímetros. Se le conoce por su color, que varía del rojo al naranja o al rosado, con una mancha negra en forma triangular que va desde la aleta dorsal hasta el medio de la aleta caudal.

Estos colores pueden alterarse dependiendo de circunstancias como la salud del ejemplar, la calidad del agua e, incluso, de su estado anímico y la época de celo. Son de cuerpo ovalado,  Los colores pueden verse alterados bajo diferentes circunstancias, como la calidad del agua, estrecho en los lados. Su boca está orientada hacia arriba, presumiblemente porque es un pez que busca su alimento en la superficie del agua.

No se observan grandes diferencias entre machos y hembras; sólo que las hembras adultas adquieren mayor tamaño y suelen mostrar formas más redondas  que los machos, más delgados y con colores llamativos.

Otra forma de distinguirlos, pero menos perceptible es que la marca en forma de triángulo está mejor definida y es más nítida en los machos, mientras que en la hembra suele tener forma redondeada.

Los peces Arlequín son nativos de Tailandia, Singapur, Malasia y las islas de Borneo y Sumatra. Las especies recogidas en el sur de Tailandia suelen ser más pequeñas y delgadas que aquellas que provienen de Singapur, Borneo y Sumatra.

Su biotopo natural se caracteriza por corrientes suaves con abundante vegetación. El agua tiende a ser suave, con una débil acidez y poca luz, generada por la abundante vegetación del entorno, ya que estas aguas pertenecen a ríos que recorren zonas boscosas.

El tamaño del acuario para el Arlequín debe ser de más o menos 100 litros, con un fondo de sustrato oscuro o, en su defecto, para recrear su hábitat natural, se puede colocar un fondo arenoso lleno de raíces y ramas de madera que le den lugares para ocultarse. También se pueden agregar hojas secas de roble o haya que, al descomponerse servirán de alimento para los alevines.

Como en la mayoría de los acuarios, la iluminación debe ser tenue, puesto que las aguas en las que normalmente se mueven no están muy iluminadas y un cambio en el ambiente no les resultaría positivo. La temperatura ideal para el agua va de los 21º y los 28ºC, con un pH entre 5 y 7.5.

Es un pez omnívoro. En libertad come pequeños insectos que suelen caer al agua, además de gusanos, zooplancton y crustáceos. En cautiverio se les debe garantizar una equilibrada alimentación, que una comida seca de buena calidad con alimentos vivos o congelados, como trozos de lombrices, artemia y Daphnia.

Es una especie que se considera tranquila y no tiene problemas con otras especies, salvo con aquellos peces que por su tamaño pueden comérselo.

Son gregarios, lo que exige la presencia de una comunidad de entre 8 y 10 arlequines en el acuario para conseguir un aspecto más natural, porque así los machos muestren su mayor colorido, estén más tranquilos y gocen de mejor salud.

Si queremos un acuario comunitario, podemos juntarlos con otros ciprínidos, cíclidos de tamaño pequeño, tetras y con algunas variedades de Betta, esto resultaría en un acuario muy llamativo y espectacular.

Reproducción

En el caso de los Arlequín si es posible criar peces en un acuario, claro está, si se cumple con las condiciones adecuadas. Lo primero a saber es que esta especie no brinda un cuidado especial a sus huevos o a sus alevines.

Estos peces se reproducen con gran facilidad dentro de acuarios bien establecidos, con peces que tengan como mínimo un año de vida, y que poseen adecuada vegetación, ya que tienden a dejar sus huevos en las hojas anchas.

Para controlar de mejor manera la reproducción del pez Arlequín, puedes instalar un acuario de cría. Este espacio debe ser acondicionado con luz tenue y débil, con una base tipo malla que permite que los huevos que no se queden adheridos a las plantas vayan directo al fondo y no sean alcanzados por los adultos que podrían comérselos. La temperatura del agua debe estar sobre los 28ºC, con un pH entre 5 y 6,5.

Unas semanas antes del desove, deben ser alimentados de 2 a tres veces por día con pequeñas porciones de alimentos, preferiblemente alimentos vivos o, en su defecto congelados.

Para saber si el desove está cerca nos basta con observar la variación de colores que muestran los machos, ya que se torna brillante y las hembras parecen más voluminosas. El desove tiende a producirse a primera hora de la mañana; previo a ello el macho ha realizado varias carreras a lo largo del acuario a modo de cortejo para la hembra.

La hembra comenzará a desovar en pequeños grupos que son fecundados por el macho. No pondrá un nuevo grupo hasta tanto el anterior haya sido fecundado. Una vez culminado el desove se recomienda retirar a los peces adultos para que no se coman los huevos, que eclosionan entre 24 y 48 horas después. Los alevines podrán nadar perfectamente en apenas una semana.

El pez Arlequín es uno de los peces más recomendados para principiantes, debido a su fácil manejo y durabilidad, puesto que llegan a vivir hasta cinco años.

Para que mantenga su buena salud lo mejor es reproducir su hábitat natural y mantener el acuario con muchas plantas y vegetación.

Pez Neón, Tetra Neón

  • Nombre científico: Paracheirodon innesi, Hyphessobrycon innesi
  • Nombre común: Pez neón, tetra neón
  • Tamaño del acuario: 60 litros
  • Temperamento: Tranquilo
  • Temperatura: Entre 21º y 28ºC
  • pH: Entre 4 y 7.5
  • Dieta: Omnívoros
  • Longitud: 4 cms

Características

El pez Neón, tetra Neón o Neón Innesi, es un pez de agua cálida y dulce proveniente de la familia de los carácidos y, como se dijo anteriormente, mantienen parentesco con las pirañas y con el Tetra Cardenal o neón Cardenal. No se debe confundir con el pez neón chino que es un pez de agua fría y forma parte de la familia de los ciprínidos.

Este es un pez que no se reproduce con facilidad dentro del acuario, aunque no resulta una misión imposible. Hoy en día son muy populares porque los especialistas han conseguido superar el problema de la reproducción en cautiverio llegando a producir muchos de estos peces y bajando su precio en el mercado.

Al precio hay que agregarle una importante característica muy apreciada por los acuariófilos y es que una vez que se adaptan a vivir junto a otras especies, no es muy exigente en cuanto a la calidad del agua y es muy resistente, convirtiéndolo en una variedad de peces adecuada para cualquier persona que quiera adentrarse en el mundo de los acuarios.

El pez neón o tetra neón, es un pez bastante pequeño, suele medir unos 4 centímetros. Es de forma alargada con su nariz algo redonda. Su color se conforma por una línea azul o verde azulada, con una mancha rojiza en la zona del ventral. Esta variación hace que muchos cambien el nombre del Tetra por los colores que presenta en diferentes momentos, así unos le llaman pez Neón azul pez Neón rojo o pez Neón cobre, pero todos hacen referencia al mismo pez.

Esta franja suele notarse menos cuando el Tetra se encuentra en aguas negras, se presume sea este un tipo de protección natural ante los depredadores. Los peces neón tienen la capacidad de variar la intensidad de sus colores, siendo más claros en medio de sustrato o de fondos claros, y más opacos y con su franja lateral más violeta en horas de la noche. Como lo acabamos de decir, se supone sea como respuesta natural para desaparecer ante la mirada de sus depredadores.

En esta especie no existe dimorfismo sexual notorio; sólo puede mencionarse que las hembras son algo más grandes y redondeadas que los machos. De allí es más complicado diferenciar entre uno y otro.

Su origen no está del todo claro, aunque se ha comprobado que hay varias áreas geográficas donde pueden localizarse, como es el caso de Colombia, Brasil y Leticia. Otra área en la que se han encontrado poblaciones de  paracheirodon innesi, se ubica a unos cientos de kilómetros al este, en el Amazonas, Brasil y en el río Purús, afluente del Amazonas en la desembocadura de Codajas.

Otros han avistado poblaciones de Tetras en el sureste de Colombia, en el este de Perú y en el oeste de Brasil. Su hábitat natural se encuentra en las corrientes menores de grandes ríos. Éstas son aguas blandas y ácidas, normalmente de color marrón debido a la presencia de abundante materia orgánica en descomposición. Otras poblaciones viven en aguas transparentes, muestra de su versatilidad.

El pez neón no requiere de un acuario muy grande, basta con uno de 50 00 60 litros. El agua debe mantenerse entre 21ºC y 28ºC, con un pH entre 4 y 7.5, y una dureza de entre 18-215 ppm.

El acuario debe incluir en su decoración, la presencia de algún sustrato oscuro y arenoso, al que se le deben añadir ramas de madera flotando y algunas raíces. No se necesita agregar turba natural porque ensucia el acuario y es más difícil para mantener. También se le pueden incorporar plantas flotantes o algunas hojas secas para brindarle una apariencia más natural.

Así decoramos con varias plantas y troncos, que les permitan a los peces encontrar refugio; resulta muy conveniente dejar despejado el centro del acuario, de tal manera que tengan espacios libres para nadar. Sienten mayor comodidad con luz tenue, por lo que las especies vegetales a incluir deben tener la capacidad de adaptarse a esta situación.

En cuanto a su alimentación, se recomienda suministrar pequeñas porciones de comida varias veces al día, pueden ser tres. Por ser peces omnívoros pueden ingerir alimento seco sin problemas, pero también debemos complementar su alimentación con larvas de mosquito, Moina o larvas de Daphnia. Otra opción es darles hojas de lechuga y de otros vegetales.

Los trozos deben ser pequeños, por cuanto el tamaño diminuto de los Neón no les permite comer bocados de gran tamaño. Es un pez gregario y sociable, por lo que si queremos que esté en óptimas condiciones, debemos incorporar al acuario entre 8 y 10 ejemplares entre machos y hembras, así también se brinda mayor sensación de naturalidad.

Se pueden mezclar con otros ejemplares de la familia de los carácidos, que sean de tamaño similar o tal vez más pequeños. También se llevan bien con cíclidos que no sean depredadores o con loricáridos catorish.

Reproducción

Ciertamente, criar neones es algo complicado, pero posible si se cumplen con todas las condiciones. Primero debemos habilitar el acuario de cría que debe tener una luz tenue, además de plantas de hojas finas que sirvan de lugar para el depósito de los huevos.

Se recomienda tapar el fondo del acuario con una malla que deje pasar los huevos, pero que impida el paso de los peces adultos, para así evitar que se los coman. Las condiciones del agua deben ser modificadas de la siguiente manera: Temperatura de unos 27ºC, con un pH 5.5-6.5.

Para el momento de la reproducción lo que garantiza mayores resultados es juntar a un macho con una hembra, aunque se pueden colocar grupos de machos y hembras juntos en igual proporción. En el momento que observemos que las hembras están embarazadas o llenas de huevos, se ubica al macho más gordo y con colores más vivaces para trasladarlo, en horas de la noche, hasta el tanque.

Este debería engendrar a la mañana siguiente y ver los huevos dos días después. Cuando haya evidencia del desove, se procede a retirar los ejemplares adultos. Luego de la puesta, los huevos eclosionan entre 24 y 36 horas después. En máximo cuatro días podemos ver los alevines. Estos pequeñines son muy sensibles a la luz, por lo que se recomienda que el tanque permanezca a oscuras.

Consejos

El neón innesi que solemos comprar en las tiendas de peces suele ser criado en cautiverio. Existen posibilidades de adquirirlo vía online que tal vez puedan ser capturados en el medio silvestre. En casos así tal vez nos ofrezcan un paracheirodon innesi oro o platino, los cuales se diferencian por su coloración. Esta diferencia tiene su origen en un parásito que incide en el aumento de la guanina en las escamas, pero se trata del mismo pez.

Este pez es muy propenso a contraer la enfermedad del punto blanco, la cual entra a través de la boca, excava las paredes del intestino para luego introducirse en los músculos del pequeño animal, que va produciendo quistes que degeneran el tejido muscular y que llegan a verse como puntos blancos. Los índices de mortalidad ocasionados por esta enfermedad son altos, por lo que el método de prevención más efectivo y rápido consiste en retirar y eliminar al pez contaminado, para que no contamine al resto.

Por eso debemos estar pendientes del comportamiento de nuestros peces ya que si alguno de los ejemplares muestra alguna alteración, debe ser retirado inmediatamente del grupo y, de ser posible, aislarlo en otro acuario. Otra enfermedad común que puede afectar a nuestros peces es la llamada “falsa enfermedad del neón”, que de atenderse a tiempo con productos antibacterianos no agravará la salud del pez. En estos casos es obligatorio y determinante buscar la ayuda de un especialista.

Pez Cebra, Danio Rerio

  • Nombre científico: Brachydanio rerio, Danio rerio
  • Nombre común: Pez cebra
  • Tamaño del acuario: 80 litros
  • Temperamento: Tranquilo
  • Temperatura: Entre 18º y 25º
  • pH: Entre 6 y 8
  • Dieta: Omnívoro
  • Longitud: 5 cms

Descripción

El pez cebra, danio rerio o zebrafish, pertenece a la familia de los ciprínidos. Es el pez ideal para los acuariófilos principiantes, puesto que soporta sin problemas muchos de los errores de los novatos.

Es un ovíparo que se reproduce con facilidad en un acuario, lo que también supone un plus para aquellos principiantes, que encontrarán que criar peces de acuario es todo un reto.

Su temperamento tranquilo y gregario, lo hace ideal para un acuario comunitario, en el que puede convivir con otras especies de peces.

El danio cebra es un pez de pequeño tamaño, mide unos 5 centímetros. Tienen un color dorado o plata, con cinco a nueve franjas de azul oscuro longitudinales, lo que les califica como peces cebra.

No es fácil distinguir los machos de las hembras, salvo cuando alcanzan la madurez sexual, entonces podremos observar como la hembra adquiere una forma más redondeada, se ve un poco más grande que los machos y pierde algo de color.

En la época de desove, cuando la hembra del pez cebra está embarazada, los machos intensifican su coloración. Otra característica que los puede diferenciar es que las bandas del macho son azules y doradas, mientras que la hembra exhibe las suyas en azul y plateado.

Su origen no está del todo claro, ya que es posible que en un principio fuera confundido con otros danios. Se sabe que en la actualidad se encuentran en la India, cordilleras de Ghats orientales y occidentales, Bangladesh y Bhután.

Suele encontrarse en ríos de rápidas corrientes y poca profundidad, con fondos lleno de vegetación y limosos. Se Encuentra en Algunos datos sobre su ciclo de vida infieren que los adultos se concentran en ríos pequeños, más bien zonas tranquilas y con mucha sombra. Cuando llega el período de lluvia buscan charcas marginales y arrozales para realizar el desove.

El tamaño del acuario debe rondar los 80 litros de capacidad, al cual se recomienda agregar un sustrato oscuro y una importante cantidad de plantas, incluyendo flotantes, con el fin de filtrar la luz y hacer del espacio algo muy parecido a su hábitat natural.

No requiere de un filtrado fuerte. Algunos ejemplares tienen preferencia por nadar en las cercanías de la salida de la bomba del agua. Gusta de una temperatura entre 18 y 25º, con una dureza entre 90 y 357 ppm y un pH entre 6 y 8.

Son omnívoros y al igual que muchos de su especie se alimentan de pequeños crustáceos, larvas de mosquitos y otros invertebrados. Para el acuario se sugiere una alimentación que incluya tanto alimentos secos como vivos y congelados, así como también pequeños trozos de verduras hervidas. En la época del apareamiento debe incrementarse el suministro de especies vivas en la dieta diaria.

Es un pez de carácter tranquilo y sociable, que puede utilizarse para acuarios comunitarios donde también haya ejemplares de otros ciprínidos pequeños, peces arcoiris, peces gato y tetras.

Por su característica de pez gregario, suele mantenerse en grupos de no menos de 8 a 10 peces, así lograremos que estén más tranquilos, además de gozar del hermoso espectáculo de nado sincronizado que suelen dar y de la vivacidad de sus colores.

Reproducción

Como la mayoría de los ciprínidos, el danio rerio no demuestra demasiado cuidado parental, por lo que sí ocurren desoves a menudo y en un acuario grande, no podrá establecerse un control adecuado. Nos puede sorprender de vez en cuando la presencia de alevines nadando dentro del acuario sin haberlo planificado.

Si lo que se quiere es tener una cantidad de peces cebra, lo primero a tener a disposición es el acuario de cría, el cual debe tener poca luz. En la base se colocará una malla o algo similar que permita el paso de los huevos al fondo una vez que son depositados, pero quedando fuera del alcance de los adultos que pueden comérselos.

Lo más conveniente es que el agua posea un pH ligeramente ácido o neutro, con una temperatura alrededor de los 25ºC. Debe llevarse a una pareja de peces al acuario de cría sólo cuando se tenga la certeza de que las hembras están embarazadas y llenas de huevos. Para agilizar el desove, se puede agregar agua fría cada pocas horas. También deben añadirse pequeñas porciones de alimentos vivos y congelados.

Cuando haya evidencia de que ya se han puesto los huevos, deben retirarse los adultos a las pocas horas pues de lo contrario se comerán a los huevos que encuentran a su paso. Una vez ocurrido el desove, los alevines comienzan a aparecer en las siguientes 24 a 36 horas.

Los alevines comen alimentos muy pequeños, que pueden ser encontrado en las tiendas de acuarofilia y viene ya preparado. Cuando crecen se les incorpora a su dieta larvas de artemia y otros invertebrados.

Consejos

El pez cebra, danio rerio o zebrafish es ampliamente reconocido por su pacificidad, resistencia y economía. El precio del pez cebra ha descendido gracias a las grandes crías que se producen de forma muy sencilla.

Esto también puede representar algún problema para la especie tiene sus problemas, ya que la endogamia es una característica típica de estos peces, por lo que nos podemos tropezar con ejemplares que presenten alguna deformación morfológica.

Otro gran problema que presenta el danio rerio está en una enfermedad muy común para algunas especies, la Neón Tetra Disease (enfermedad del Tetra neón) que es causada por un parásito. Su aparición puede reconocerse fácilmente por las manchas blancas sobre la piel del pez infectado, el cual se aparta del grupo inmediatamente. Esta enfermedad es incurable, por lo que se recomienda eliminar cualquier ejemplar que presente síntomas.

Pez Guppy, Poecilia Reticulata

  • Nombre científico: Poecilia reticulata
  • Nombre común: Guppy
  • Tamaño del acuario: 80 litros
  • Temperamento: Tranquilo
  • Temperatura: Entre 22º y 28º
  • pH: Entre 7 y 8,5
  • Dieta: Omnívoro
  • Longitud: 3 a 4 cms, los machos. 6 cms, las hembras

Descripción

Este es uno de los peces más populares en el mundo de la acuarofilia. El Pez Guppy forma parte de la familia de los Poecílidos, que a su vez pertenece al grupo de los Cyprinodontiformes.

Existen varias razones para su reconocida popularidad: Son fáciles de cuidar por lo que resultan aptos hasta parra los más novatos.

Podemos encontrarlos en muchos colores y su aleta caudal, que puede variar de unos ejemplares a otros, es de gran belleza y genera muchísima atracción. Son altamente resistentes y capaces de tolerar los errores de los novatos. Son de fácil reproducción, lo que para muchos es de gran satisfacción.

Una de las tantas curiosidades de estos pequeños animalitos tiene que ver con su nombre y su descubrimiento, pues como muchas otras especies fue “descubierto” en varios lugares y por personas distintas que a su vez le dieron nombres distintos.

Así, su nombre científico es Poecilia reticulata, dado a su verdadero descubridor, el zoólogo Wilhelm Peters, quien en 1.859 lo bautizó con ese nombre. A nivel comercial es conocido como “Guppy”, gracias al naturalista John Lechmere Guppy. Este nombre es recordado porque fue utilizado en la investigación y erradicación de la malaria. En Trinidad se les conoce como “pez millón” por su fácil reproducción; mientras que en Uruguay y Argentina se conocen como “lebistes”.

Estos peces muestran un dimorfismo sexual marcado y evidente, que permite distinguir de forma fácil a los machos de las hembras. Los machos son más pequeños que las hembras, (entre 3 a 4 centímetros) y tienen mayor variedad de colores.

También presentan una modificación en su aleta anal que se denomina gonopodio, identificado como su órgano sexual, el cual está ubicado en la parte posterior del pez y presenta una forma parecida a la de un palo.

La aleta caudal del Pez Guppy macho, puede tener múltiples formas. Esto se debe a los cruces y a las modificaciones genéticas a la que han sometido a esta especie y que ha dado como resultado Guppys machos con aletas punteadas, redondas, en forma de corona, doble espada, delta y, la más buscada y valorada, la aleta caudal en forma de abanico.

Las hembras por su parte son más grande, llegan a medir hasta 8 centímetros. Son de gran volumen y de colores opacos. En los ejemplares criados en cautiverio la aleta caudal presenta una coloración de mayor intensidad.

Tipos de Guppys

Como consecuencia de la demanda de peces Guppy en el mercado comercial, los acuariófilos expertos y grandes productores de peces para acuarios se encuentran buscando de forma constante una nueva y sorprendente variedad para satisfacción de muchos.

Muchas variedades de peces Guppys son protagonistas de los acuarios desde hace bastante tiempo, mientras otras son de reciente creación. De esta manera encontramos al Guppy cola de pala, Guppy cola de velo, Guppy cola de espada superior, Guppy cola de espada inferior, Guppy cola de doble espada, Guppy cola de punta, Guppy cola de lira, Guppy cola de aguja,  Guppy cola redonda, Guppy cola de abanico, Guppy cola triangular y Guppy cola de bandera

Además de los anteriores, que  son las especies más conocidas en el mundo acuarofilia, hay otros que vale la pena resaltar, unos porque son considerados una variedad diferente como el endler, otros por su original coloración y otros por que pertenecen a una nueva mutación.

Guppy endler

El Guppy endler o Poecilia Wingei posee colores metalizados muy llamativos, que posiblemente se deban a su hábitat de origen. Su coloración gris con tonos dorados o plateados les hace muy apetecibles para los acuarios. Su tamaño es muy similar a los otros Guppys. Su aleta caudal es transparente y sin mayores peculiaridades, por lo que su atractivo mayor radica en el color metalizado de su cuerpo.

Guppy leopardo

Los Guppy leopardo resaltan por el color de su aleta caudal. El verdadero Guppy leopardo, es el de coloración amarilla, aunque también existen otras coloraciones muy vistosas como las que presenta el Guppy leopardo macho rosa oro, verde mosaico, semi negro, cobra amarillo azul diamante, y pare de contar la infinidad de colores cada cual más llamativo.

Guppy crowntail

Es de una variedad de reciente aparición, y son llamados Guppy cola de corona. Esta nueva variedad se logró a través de mutaciones en sus aletas. Esta especie todavía no es admitida en exposiciones puesto que aún no se han establecido pautas claras que permitan guiarse. Dentro de estos Guppys, existen tres subgéneros, swallowtail (cola de golondrina), combtail (con cola similar a los Betta) y merah.

El Guppy proviene de Centroamérica, América del Sur e Islas del Caribe. Puede verse en libertad en países como Venezuela, Surinam, Guyana, la Guyana Francesa, barbados, Antigua y Barbuda, Antillas Neerlandesas y las islas de Trinidad y Tobago.

En estas zonas tropicales es muy usado en la lucha para la erradicación del mosquito que transmite la malaria, ya que su menú preferido está encabezado por larvas de mosquito y otros invertebrados. En las zonas tropicales se emplea para luchar contra los mosquitos que transmiten la malaria, ya que son grandes consumidores de larvas de mosquito.

En la mayoría de los casos, los peces Guppy que se adquieren en las tiendas son criados en cautiverio para este fin. Es un pez muy valorado y buscado por quienes se inician en la cría de peces, esto se debe a su robustez y a su facilidad para reproducirse.

Posee una alta capacidad de adaptación, por lo que se encuentra en los lugares más variados como zonas turbias, pantanos, arroyos e, incluso, en aguas salobres.

El tamaño del acuario para estos peces debe estar en los 80 litros, 45x30x30. El pez Guppy tiende a preferir las aguas duras, pero también puede vivir en condiciones un tanto más ácidas o suaves. Para ellos un buen pH está entre está entre 7 y 8,5. La temperatura del agua debe ubicarse entre los 22º y los 28ºC.

Estos bellos animales disfrutan mucho de la luz, por lo menos unas 12 horas al día y, aunque ellos pueden vivir en cualquier sin mayores requerimientos, lo mejor es proporcionarles un espacio idóneo con plantas y vegetación que puedan brindarles privacidad y refugio.

De acuerdo con la coloración de los Guppys, se pueden colocar sustratos de variedad de colores para que sean más llamativos y vistosos. También podemos introducir plantas que, además de decorar, ayudan a mantener la calidad del agua y por consiguiente la salud de los peces. Para mantener una buena salud de los peces, se recomienda cambiar un 20% del agua del acuario una vez a la semana.

En libertad, estos peces se alimentan principalmente de insectos como larvas de mosquito rojo. Los animales criados en cautiverio son más flexibles en cuanto a la variedad de alimentos que puede ingerir. Por ser una fuente importante de proteínas necesarias para su desarrollo y crecimiento, las larvas de mosquito no pueden faltar en la dieta de los Guppys.

El menú para estos pequeños debe incluir también dafnias y artemias, que deben ser complementadas con alimentos vegetales como las algas verdes. También pueden ofrecerle alimentos de los que se encuentran en el mercado, que vienen secos en forma de granos, copos o escamas y que son una combinación de algas, crustáceos y otros ingredientes para que el pez cuente con una alimentación equilibrada.

La coloración de los Guppys está directamente relacionada con la calidad de su alimentación, por lo que es muy importante añadir alimentos con vitamina D, que ayuda a mantenerlos sanos y bien alimentados.

Se recomienda alimentarlos varias veces durante el día porque estos pececillos tienen un metabolismo muy rápido. Ofrecerle pequeñas porciones de alimento para que lo devoren con rapidez es una técnica muy positiva para evitar que parte de la comida termine en el fondo del acuario y afecte la calidad del agua.

Estos pececillos son muy tranquilos, pero deben mantenerse alejados de especies que piquen las aletas como es el caso del pez luchador siamés, porque es muy territorial y no tolera peces tan activos como los Guppy en su espacio.

No obstante, hay muchas especies compatibles con los Guppys, entre las que están el Tetra limón, los Mollies y algunos otros pertenecientes a la familia de los carácidos.Sin embargo, entre los peces compatibles con Guppys, Dentro del acuario, el macho tiende a acosar constantemente a las hembras por lo que se sugiere tener un macho por cada tres hembras y así evitar que esto ocurra.

El caso especial de los peces Betta: Acuario para Betta

En el mercado pueden encontrarse nano acuarios diseñados especialmente para peces Betta, llamadas Betteras, que son muy pequeñas y no son aptas para que ningún pez, por muy diminuto de tamaño que sea, pueda vivir en ellas.

Son muy parecidas a las “peceras” que se conocen popularmente, aunque en realidad en estos envases esféricos ningún pez es capaz de sobrevivir, no solo por lo pequeño del espacio, sino también porque no cuenta con lugares para refugiare, no posee filtros y dificulta el control sobre la calidad del agua.

Si quieres tener peces en casa debes tener un acuario; si no tienes mucho espacio hay opciones para que tengas uno con las características necesarias para que tus peces puedan estar tranquilos y cómodos.

Ciertamente, el Betta es un pez bastante pequeño y con muy pocas exigencias, pero no no ello lo vamos a colocar en una pecera. Estos peces también necesitan espacio, por lo que un nano acuario de 20 litros y que cumpla con los requerimientos básicos, garantizará que estos pequeños amigos estén en perfecto estado de salud.

Éstos son peces pequeños de agua fría muy resistentes, por lo que no requiere la incorporación de calentadores. Los Betta son muy buscados por los acuariófilos porque poseen atractivas formas y colores, lo que los hace el centro de atención de cualquier pequeño acuario. A continuación le dejamos algunos enlaces de su interés:

Categorías Peces

Deja un comentario