Pez Betta: ¿Cuánto viven?, cuidados y datos

En el mundo marino y el de los acuarios existen peces muy coloridos y bastante llamativos, lo que los hace bastante llamativos la mayor de las veces son sus aletas, en esta oportunidad conoceremos sobre el Pez Betta. En este artículo abordaremos el origen de este pez, así como dónde vive, su alimentación y su cuidado entre otros puntos bastante interesantes.

pez betta

Origen y cualidades del Pez Betta

El Pez Beta es una clase de pez que es bastante reconocido por sus colores brillantes y llamativos, son también conocidos como peces luchadores ya que el macho de la especie es bastante agresivo con otros machos de su especie.

Los peces Betta son propios del sudeste asiático, principalmente de Tailandia, Camboya, Vietnam, Laos. Estos peces eran encontrados con frecuencia en los campos de cultivos de arroz, es decir, se encontraban en las zanjas que se usaban para drenar el agua donde se siembra el arroz, también se podían encontrar en algunos estanques producidas por inundaciones que se daban en las llanuras cálidas de estos países.

Estos peces a lo largo de la historia han sufrido diversas tormentas, inundaciones e inclusive han pasado por sequías devastadoras, todas estas situaciones les han permitido desarrollar adaptaciones increíbles que los han hecho poder sobrevivir en casi cualquier ambiente adverso.

Una de las adaptaciones realizadas por los peces  Betta en estos ambientes tan hostiles a los que se han enfrentado ha sido el poder respirar oxígeno directamente del aire a través de sus branquias, debemos recordar que los peces no tienen la capacidad de respirar oxígeno del aire sino que, respiran el oxígeno ligado al agua haciendo uso de sus branquias.

Pez betta: cuidados

Esta adaptación del Pez Betta de respirar el oxígeno del aire no es una capacidad continua, pero sí les permite sobrevivir cierto tiempo fuera del agua; esta adaptación la aplican principalmente en entornos donde hay poca cantidad de agua, ya con el simple hecho de estar humedecidos, son capaces de respirar con el aire que se encuentra a su alrededor.

¿Por qué se llama Pez Betta?

Existen dos historias que explican el origen del nombre de  estos peces tan peculiares, la primera historia hace referencia a una antiguo secta de guerreros que se llamaban “Bettah”. Estos guerreros tenían la característica de que eran bastante agresivos y buenos peleadores, es por esto que a los peces Betta se les ha colocado este nombre.

Como se mencionó anteriormente, estos peces son bastante agresivos y luchadores con los de su especie, por otro lado, se hace importante mencionar que durante el siglo XIX se realizaban batallas de peces y eran bastante populares, en estas batallas se hacía uso de los peces Betta.

Estas peleas de peces se hicieron tan famosas en Tailandia que el antiguo rey de Siam impuso leyes que regularan este deporte, particularmente, se escogía como ganador al pez que fuera más valiente y no al que infringiere mayor daño a su contrincante.

La otra versión que se conoce que explica el origen del nombre de los peces Betta es que en el año 1840, el rey Rama III de Tailandia le regaló al médico Theodor Cantor, un regalo de inmenso valor, muchos peces Betta, como muestra de agradecimiento por los servicios prestados al reinado.

pez betta

Desde ese momento, en el mundo occidental se dio a conocer la existencia del pez betta, originando así nuevas camadas de esta especie que luego de muchas generaciones se  convertirían en los híbridos que conocemos actualmente y que podemos apreciar con frecuencia en los acuarios.

Alimentación de los Bettas

Los peces Bettas disponen de una boca volteada lo que les permite alimentarse de comida que se encuentre en la parte de la superficie del agua, al tener la cualidad de poder respirar oxígeno del aire por breves periodos de tiempo, no se intimidan a la hora de acercarse a la superficie.

La alimentación del pez betta es bastante variada ya que, a pesar de que por naturaleza son omnívoros pueden también alimentarse como si fueran carnívoros.

Dentro de los alimentos que mayor tienen preferencia de consumo, se encuentran los bloodworms secos, estos vendrían siendo unos gusanos secos, a esta dieta se le une también los camarones de salmuera.

Los alimentos comerciales para peces Betta que podemos encontrar en cualquier tienda de mascotas son los más recomendados ya que estos combinan estos dos alimentos mencionados previamente  y además vienen suplementados con vitaminas y minerales para así tener a nuestros peces lo más sanos posible.

El hecho de que los peces Betta consuman estos alimentos comerciales, provoca que su coloración llamativa sea aún más brillante así como también incremente su tiempo de vida.

En caso de no tener la oportunidad de comprar estos alimentos comerciales, podemos alimentar a nuestros peces Betta con escamas aunque no deben ser el alimento principal de su dieta, también se les puede suministrar crustáceos y pequeños insectos como los mosquitos.

Los hábitos alimentarios de los peces Betta son muy variados, podríamos alimentarlos también  con vegetales cocidos, incluso, podríamos complementar estos vegetales con papillas hechas a base de escamas o bien insectos y verduras.

Existe un mito que dice que los peces Betta pueden sobrevivir alimentándose de raíces únicamente, esto es falso ya que estos peces no pueden alimentándose exclusivamente de las raíces de las plantas ya que los peces Bettas necesitan tener una dieta una dieta rica en proteínas y fibra.

Clasificación y Tipos de peces Betta

En la naturaleza podemos encontrar una gran variedad de especies de peces betta, cada una de ellas bastante diferentes una de la otra. Es importante mencionar que no todas las especies de peces bettas se encuentran a la venta ya que algunas de estas especies son salvajes e incluso se encuentran en peligro de extinción.

Las especies de bettas que se comercializan con mayor frecuencia son las que se originan de la cría selectiva y la hibridación realizada por los criadores de peces Betta. Para poder abordar los tipos de peces betta, debemos tomar en cuenta la clasificación de estos peces, la cual es la siguiente.

Especies de pez betta según su cola

En los peces Betta se suele tomar la cola como un diferenciador ya que es esta la parte de su cuerpo que es bastante peculiar y varía de especie a especie Podemos diferenciar las distintas especies de pez betta según la forma de su cola.

  • Pez Betta cola de velo: Son los más frecuentes entre los peces Betta, se caracterizan por tener una aleta terminal sin una forma específica y alargada, esta cola es ligeramente caída hacia abajo.
  • Pez Betta plakat: Esta especie de Betta se conoce popularmente como pez Betta de aletas cortas, es importante mencionar que esta es de las especies más activas y agresivas, también son los más robustos que las demás especies.
  • Pez Betta media luna: Este especie es una de las más llamativas ya que presenta una aleta terminal bastante llamativa que forma un ángulo de 180 grados la cual produce una forma de media luna.
  • Pez Betta dumbo: Esta clase de pez betta se diferencia de las demás ya que las aletas que más destacan son las pectorales y son las de mayor tamaño.
  • Pez Betta cola de espada: El pez Betta cola de espada es uno de los mas lindos y también uno de los más difíciles de encontrar en las tiendas de mascotas, su peculiaridad se basa en que su cola acaba en una punta, simulando una espada.
  • Pez Betta corona: El pez betta corona sus aletas son puntiagudas y tienen forma de espinas.
  • Pez Betta de doble cola: En esta clase de pez betta se puede apreciar una bifurcación en la aleta terminal lo que simula que el pez tuviera dos colas.
  • Pez Betta delta y pez Betta super delta: Son especies muy similares al Pez Betta media luna, la diferencia es que estos poseen una aleta terminal que no logra superar los 180 grado, hecho que no les permite realizar una media luna perfecta.
  • Pez Betta Cola de rosa: El pez betta cola de rosa también es bastante similar al Pez Betta media luna, se diferencia de este ya que su aleta terminal es muy similar a los pétalos de una rosa.

Especies de Pez Betta según su color

Además de la forma de su cola,  se pueden distinguir a los peces Betta por su color o bien el patrón de colores que presenten en su cuerpo. Entre ellos, encontramos a los siguientes:

  • Pez Betta Butterfly: En esta variedad de Pez Betta se presenta un color blanco en todos los bordes de sus aletas
  • Pez Betta Dragón: El Pez Betta Dragón se destaca por poseer unas escamas con colores metálicos, muy similares a las de un dragón.
  • Pez Betta Camboyano: Esta especie de Betta es originaria de Camboya, estos peces poseen un gen específico que les da color a sus aletas pero no presentan color en su cuerpo.
  • Pez Betta Mármol: El Pez Betta Mármol destaca por tener puntos de colores diversos en sus escamas propiciando que los peces de esta especie puedan ser de cualquier color, haciéndolos bastante diferentes unos de otros.

La procreación del pez betta

En referencia a la procreación de los peces Betta, se debe  agregar musgo a la pecera para que puedan alimentarse y a su vez puedan elaborar el nido, es importante destacar que se debe colocar un vaso de plástico o una pantalla de vidrio que no permita el contacto físico entre ambos ya que es necesario que el macho y la hembra se conozcan, si esto no se realiza, el macho procederá a atacar a la hembra ya que la considera una intrusa.

Una vez que el macho realice el nido con los musgos y la hembra se encuentre dispuesta a salir de su entorno además de mostrar interés por el macho, se procede a levantar la pantalla de vidrio para que así se conozcan los peces.

Por lo general, el macho se tomará su tiempo en proceder a buscarla, luego de esto el macho colocará sus aletas simulando un gran abrazo y de esta forma comienza el proceso de reproducción del Pez Betta y embarazo de la hembra.  La hembra procederá a poner los huevos en el nido e irá, es importante destacar que se debe sacar a la hembra de la pecera donde se encuentre el macho ya que este se puede tornar agresivo y atacar a la hembra.

Ambiente ideal para el Pez Betta

Como hemos comentado anteriormente, los peces Bettas son bastante agresivos, estos realizan batallas prácticamente en cualquier momento. Por lo general, los Bettas prefieren andar solos y escogen un lugar donde se encuentren cómodos y a su vez les permita puedan esconderse, considerando esto,  agregar cuevas  acuáticas a las peceras o bien las esquinas con abundantes plantas les funciona bastante bien para que nuestro pez pueda sentirse cómodo.

Por otro lado,  se debe asegurar que a la hora de realizar el cambio del agua, se debe sacar sólo un tercio del agua para poder reemplazarlo por agua fresca, esta consideración les permite a los peces Betta que se ajusten a la temperatura y al pH del agua, esto les permite aclimatarse y adaptarse al entorno. El agua debe ser cambiada cada tres o cuatro días para que de esta forma  no se altere el equilibrio biológico del ambiente de nuestro pez.

Es importante mencionar que no se debe usar ni jabón ni desinfectantes para limpiar las decoraciones de la pecera, ya que esto podría perjudicar la salud de nuestros peces, el mejor método que se puede usar para la limpieza de dichos adornos es el agua caliente.

Salud del Pez Betta

Una vez adquiramos a nuestros peces Betta, debemos considerar varios factores que nos darán un indicio del estado de salud de nuestro Pez Betta y esto a su vez nos hará saber que lo tenemos en condiciones adecuadas para su desarrollo, por lo general, el estado de salud de nuestro Pez Betta están relacionadas al ambiente donde se desenvuelve.

El principal indicio de que a nuestro Pez Betta le agrada su entrono es si está activo o no, si vemos que nuestro pez no responde bien a los estímulos, es porque elementalmente no se encuentra cómodo en el entorno en que se encuentra, otro indicio a considerar es el de su alimentación, si nuestro pez se alimenta con frecuencia es porque le gusta donde se encuentra, si sucede lo contrario se deben mejorar las condiciones de su ambiente.

Otro indicador a tener en cuenta es el aspecto de nuestro pez, esto aplica principalmente a los machos de la especie, si apreciamos colores vivos y llamativos en nuestro pez, es que se encuentra en un ambiente acogedor, sino, debemos mejorar las condiciones de su pecera.

Las principales medidas que debemos tomar para que nuestro Pez Betta se mantenga en un buen estado de salud es primordialmente evitar las condiciones de hacinamiento, esto se debe a que estas situaciones son las que causan estrés en nuestros peces y así finalmente desarrollar una enfermedad.

Para evitar que nuestro pez enfermo, se debe de mantener con una buena calidad del agua, teniendo en cuenta cambiarle el agua con frecuencia y tener filtros de buena calidad en la pecera para evitar la contaminación del agua.

Enfermedad en los peces Betta

El primer indicio de que nuestro Pez Betta no se encuentra saludable es la pérdida de sus colores característicos, este indicio nos hace saber a nosotros como dueños del pez que algo no está bien en su entorno, otra señal de que algo no marcha bien con nuestro pez es el hecho de que no se alimente de forma regular, otros síntomas que nos pueden indicar que nuestro pez Betta no está bien son las siguientes:

  • Manchas en la piel u boca del pez causadas principalmente por hongos
  • Ojos turbios, muy similar a las cataratas
  • Aletas que comienzan a perder su forma e incluso quebrarse
  • Decaimiento, reflejos lentos
  • Se desorienta con facilidad, no nada bien
  • Pierden peso por no alimentarse
  • Hinchazón

¿Cómo diferenciar entre un Pez Betta Macho o hembra?

En términos generales, los peces Betta machos son más coloridos y llamativos  que las hembras, esto se explica ya que a la hora del apareamiento las hembras escogen al pez más llamativo.

Otra característica que diferencia un macho de una hembra es que el macho posee un cuerpo más alargado, a diferencia de las hembras que son un poco más pequeñas. Los peces Betta machos disponen de aletas de mayor longitud que las hembras además de que son más coloridas.

Otra característica que permite diferenciarlos es la agresividad, el macho de la especie tiene un comportamiento más agresivo que la hembra y este no suele convivir con otros machos de la especie sin pelear, a diferencia de las hembras que podrían llegar a convivir más de 4 de ellas en un solo ambiente sin pelear.

Cuidados del Pez Betta

Como todos los peces que tengamos en el hogar, es esencial que estos vivan en ambientes con agua limpia y fresca, como habíamos mencionado anteriormente, los peces Betta son bastante resistentes lo que los hace ser unos peces de cuidados simples.

En promedio, la expectativa de vida de un Pez Betta en unas condiciones adecuadas y sin muchos lujos son de tres años, estas condiciones adecuadas las definimos simplemente como cambio de agua frecuente y su alimentación. Si mejoramos estos cuidados agregando un filtro a nuestra pecera o bien colocando accesorios que le hagan sentir más ameno en ese ambiente a nuestro pez, fácilmente podría sobrevivir cinco años donde podremos verlo feliz, colorido y bastante activo.

Si bien es cierto que los peces Betta poseen la facilidad de sobrevivir en espacios pequeños y en condiciones precarias donde la calidad del agua sea bastante deficiente, lo mejor para ellos son las peceras pequeñas.

Para que nuestro Pez Betta pueda llevar una vida cómoda y que se mantengan en buen estado de salud, lo primordial  es realizar cambios de agua de forma regular tomando en consideración que la temperatura ideal del agua para nuestros peces debe ser entre  24 y 27 grados.

Dando los cuidados ideales, un pez Betta hembra podría vivir entre cuatro y cinco años, las hembras prefieren ambientes pequeños, y lo que se recomienda es cambiar el agua al menos 2 veces por semana, para el caso de los machos, estos prefieren nadar en aguas calmas e igualmente en peceras pequeñas, a los machos no les agradan los filtros ya que producen mucho movimiento del agua.

¿Cómo decorar la pecera de nuestro Pez Betta?

Muchas personas que tienen peces Betta no les dan los cuidados requeridos ya que creen que como estos pueden sobrevivir en ambientes adversos, los confinan a peceras excesivamente pequeñas, hecho que podría incluso enfermarlos. Como comentamos anteriormente, el hábitat ideal para un Pez Betta  son aguas de temperaturas que no excedan los 27 grados y cuyo pH sea ligeramente ácido, es decir un pH de 6,5.

Características del ambiente de la Pecera

Si bien es cierto que los peces Betta son agresivos, ellos sólo luchan con machos de la misma especie, es decir, luchan con otros Betta, esto no quiere decir que tendremos a un solo macho en nuestra pecera, este puede convivir con otras especies de peces de manera tranquila y sin agresiones, es importante tomar en cuenta no agregar otro macho Betta a nuestra pecera ya que ahí si comenzaría el conflicto.

Peces compatibles con el pez betta

También es importante mencionar que no se debe peces Betta con otros peces igualmente coloridos que ellos ya que podrían confundir estos con peces Betta y atacarlos. Todos los hechos de agresión de los peces Betta son cometidos por machos, las hembras son más tranquilas, incluso podrían convivir hasta 5 de ellos en una pecera sin mayor inconveniente.

Objetos que podemos añadir a las peceras

A los peces Bettas les gusta mucho esconderse, sobre todo a las hembras de la especie, es por esto que se hace importante darles objetos con los que se puedan esconder para que así estén felices.

Estos objetos que les sirve para esconderse son plantas, estas pueden ser plantas naturales vivas, también sirven las plantas artificiales diseñada especialmente para los peces Betta.

Los peces Betta pueden sobrevivir en estanques que no tengan filtros o bombas de agua, incluso les desagradan estos objetos, lo que sí se recomienda es que la pecera se mantenga aireada aunque, es importante agregar alguna especie de red que no les permita saltar de la pecera.

Nuestra pecera debe ser llenada con agua hasta un 80 por ciento de la capacidad, ya que si se llenan hasta el tope, les facilita a los peces saltar de la pecera.

Como hemos comentado en este artículo, los peces Betta son muy lindos y bastante llamativos, son peces que son fáciles de cuidar a pesar de lo agresivos que son, dándoles los cuidados pertinentes podríamos tener un pez Betta tan lindo que será la envidia de hasta los mejores acuarios del mundo. También te podrían interesar los siguientes artículos:

Categorías Peces

Deja un comentario