Reproducción sexual de un animal: ejemplos y tipos

Como cualquier organismo vivo, la forma de perpetuar su especie es la reproducción, siendo la reproducción sexual de un animal, una función vital para lograrlo. Pero no todos los seres vivos se multiplican de la misma forma, pues algunos lo llevan a cabo de forma asexual. Entérate aquí con ejemplos de reproducción sexual de un animal, donde explicaremos sus diversas formas y sus excepciones.

Reproducción sexual de un animal

Reproducción sexual de un animal, tipos y ejemplos

Ciertamente la mayoría de los seres vivos, permanecen en el tiempo mediante la estrategia sexual; en cuyo acto de reproducción sexual de un animal se lleva a cabo por la interacción de dos individuos de sexo diferente, es decir, macho y hembra, con fines reproductivos, y garantizar la permanencia de la especie a la cual pertenecen.

En el caso de la reproducción sexual de un animal, pueden presentar sólo un variedad de gónadas, o ambas. De acuerdo a esta premisa, se puede clasificar:

  • Unisexuales: en general, casi todos los animales presentan un sólo un tipo de gónadas.
  • Hermafroditas: en este caso, hay presencia de los 2 tipos de gónadas; pero estos seres vivos poseen tanto los órganos sexuales masculinos y femeninos al mismo tiempo; aunque muy pocas veces se fecundan a sí mismos.

Este fenómeno, tiene lugar en especies que habitan en sustratos, con movilidad lenta o parásitos, llevando a cabo la denominada fecundación cruzada, es decir, los gametos masculinos de un ejemplar fecundan los óvulos de otros individuos de su misma especie, como ejemplos se tienen:

  • El caracol.
  • La lombriz de tierra.
  • La sanguijuela.
  • El percebe.

Características de la reproducción sexual de los animales

Dentro del conjunto de particularidades que identifican la reproducción sexual de un animal, son diversas. En principio, participan 2 ejemplares de una misma especie, llámese macho y hembra. Distinto a ello ocurre con la reproducción sexual animal y asexual, donde en la asexual sólo participa uno de ellos, que puede ser la hembra o el macho.

Reproducción sexual en animales

En este sentido, en el momento que se junta un óvulo y un espermatozoide, estos se fusionan en uno, creando un cigoto. Esta fusión se conoce como fertilización; la cual a su vez, puede tener lugar bien sea en el interior o exterior del animal, de acuerdo a la especie.

En el medio acuático por ejemplo, se lleva a cabo la fertilización externa, para lo cual la hembra y macho expulsan sus gametos para fertilizarlos; mientras que la fertilización interna, el espermatozoide consigue al óvulo en el interior de la hembra.

Luego de la fertilización, el nuevo cigoto portará el 50% del ADN de la madre y un 50% del padre. Por tanto, la nueva prole producida  por la reproducción sexual de un animal, se llevó a cabo por el intercambio sexual, con cargas genéticas de ambos protagonistas.

El dimorfismo sexual

Así se denominan aquellos animales, donde existen marcadas distinciones físicas entre el macho y la hembra de una misma especie, en talla, forma, color, entre otras características; entonces se está en presencia, del llamado dimorfismo sexual. Tal como sucede con con los leones, abejas, pavos reales, entre muchas aves más, y otros animales.

Etapas de la reproducción sexual de los animales

Para entender mejor la reproducción sexual de un animal, se debe estudiar por etapas, dando inicio por el término ya conocido, como es el proceso de gametogénesis. El cual tiene lugar en la formación y desarrollo de los gametos femeninos y masculinos, inmerso en las gónadas igualmente, femeninas y masculinas.

Luego de la fertilización, tiene lugar la fecundación  como última fase de la reproducción sexual de una animal cualquiera, llevada a cabo a través de cambios moleculares que hacen posible la fusión de ambos núcleos, la del óvulo y el espermatozoide. Veamos el proceso más al detalle:

Reproducción sexual de un animal

Fecundación: fusión de óvulo y el espermatozoide, dan lugar a la célula huevo o cigoto, que puede ser a su vez:

  • Externa: se lleva fuera del organismo materno, muy común en especies acuática, y algunos terrestres.
  • Interna: se lleva a cabo dentro del organismo, frecuente en la casi todos los animales terrestres, como insectos, reptiles, aves y mamíferos; así como algunos acuáticos, como ciertos tiburones, delfines, pulpos, etc. Se requiere para ello, generalmente, la cópula, a fin de transmitir el espermatozoide del varón al sistema reproductivo de la hembra, por medio de un órgano sexual especial.

Desarrollo embrionario: una vez tiene lugar el cigoto hasta que nace el nuevo  ser. Es decir, la división del cigoto; atendiendo al lugar donde ocurre la fecundación y el desarrollo del embrión, puede ser:

  • Ovípara:  el embrión se desarrolla fuera del cuerpo de la madre, en un huevo, el cual se alimenta de las sustancias que provee dicho huevo.
  • Vivípara: el embrión evoluciona dentro de la madre, en un órgano llamado útero, quien también le protege y nutre. Se nutre por medio de la placenta, haciendo uso para ello por el cordón umbilical que une al embrión a la placenta. Una vez finaliza el desarrollo, tiene lugar el parto y el nuevo ser vivo de la especie que se trate, emerge al exterior.
  • Ovovivípara: el embrión evoluciona y se forma dentro de un huevo, se alimenta de éste, pero permanece en el interior del sistema reproductivo de la hembra; tal como ocurre con algunas serpientes y lagartos, ciertos tiburones y rayas.

Desarrollo post embrionario o crecimiento: se refiere al crecimiento del nuevo individuo nacido, hasta alcanzar su adultez y madurez sexual, dando inicio así a un nuevo ciclo; el cual puede ser:

  • Directo: responde al proceso de simple de crecer y desarrollarse, donde el nuevo individuo guarda parecido al adulto, y no sufre metamorfosis, es decir, no cambia ni modifica su apariencia.
  • Indirecto: en este caso si existe metamorfosis, donde la cría se llama larva, y es muy distinta al adulto que le dio vida.
  • Metamorfosis sencilla: en este caso el nuevo ser lleva a cabo una serie de mudas en su piel, para poder desarrollarse y crecer; muy común en anfibios, algunos insectos, moluscos, equinodermos.
  • Metamorfosis compleja: adicional a las mudas, la larva se mantiene inmóvil hasta transformarse en una pupa o crisálida, hasta que se convierte en adulto, ocurre en algunos insectos, como las abejas o las mariposas.

Tipos de reproducción sexual de los animales

En cuando a los tipos de reproducción sexual de un animal, se puede agregar que estos obedecen al tamaño de los gametos que van a fecundar, tal como ocurre con la isogamia, anisogamia y oogamia.

  • Isogamia: unión de 2 gametos de tamaño parecidos, no se distinguen a simple vista el gameto masculino o femenino. Además, uno y otro pueden ser móviles o inmóviles; corresponde al primer tipo de reproducción sexual de un animal aparecido en la historia evolutiva, y es típico del alga unicelular y monocystis, un protista.
  • Anisogamia: fusión de gametos de distintos tamaños. Se diferencian los gametos masculinos y femeninos, y ambos pueden ser móviles o inmóviles. Tiene aparición más tardía en la evolución que la isogamia. Ocurre en hongos, invertebrados mayores y otras especies.
  • Oogamia: unión de un gameto femenino muy grande e inmóvil, con pequeños gametos masculinos móviles. Corresponde al último tipo de reproducción sexual de un animal, aparecido en la evolución. Propia de algas superiores, helechos, gimnospermas y animales vertebrados.

Ejemplos de reproducción sexual de un animal

Dado la diversidad y riqueza que ostenta el maravilloso mundo animal y vegetal del planeta, que se dispone de múltiples ejemplos de reproducción sexual de un animal en particular.

En este sentido, se tiene que la existencia y permanencia de la especies de los mamíferos, como caninos, primates, ballenas o el propio hombre, se reproducen por vía sexual, con fecundación interna y oogamia, son, además, animales vivíparos, por lo que la evolución embrionaria tiene lugar dentro del vientre materno.

Las aves, por su parte, ponen huevos, pues son ovíparos, pero igual hace uso de la estrategia reproductiva sexual con oogamia. Los reptiles, anfibios y peces, también se multiplican por vía sexual, pese a algunos tipos de ellos, usan el método asexual, en ciertos momentos de su vida. Donde uno son ovíparos y otros ovovivíparos, una gran mayoría de ellos, se fertilizan externamente, y otros internamente.

Los artrópodos, corresponden a una amplia y diversa gama de animales, por lo que es en este grupo donde se halla tanto fecundación interna como externa, así como casos de exogamia y endogamia; incluso, mucho pueden reproducirse asexualmente.

Finalmente, se debe recordar que en reproducción sexual de un animal, están los hermafroditas, portadores de órganos reproductores femeninos y masculinos al mismo tiempo, aunque sólo actuarán como hembra o macho, en el acto de apareamiento; y no hay autofecundación.

Resumen

Para concluir este post, sobre reproducción sexual de un animal, se debe reiterar que la manera de reproducción de las especies sexuales sucederá según sus condiciones de vida.

En tanto, los seres vivos  de tierra realizan una diversidad de ritos sexuales hasta llegar a la cópula entre el macho y la hembra. De igual forma, es este acto, se expulsan pocos gametos, y la fertilización ocurre dentro de la hembra. El embrión y el feto se desarrollan en un ambiente protegido dentro del útero materno.

Mientras que las especies que hacen vida en el agua, liberan cantidades de gametos en el agua. La fertilización ocurre fuera del cuerpo de la hembra. La evolución del nuevo ser, inicia con la larva; dicho desarrollo es indirecto.

Si te gusto este tema, puedes revisar también:

Deja un comentario