Las tortugas en peligro de extinción: Datos

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN), cada año revisa y apoya a las asociaciones ambientalista que realizan inventarios de las tortugas en peligro de extinción y sus hábitat naturales a fin de tener una referencia de su estado de conservación. Te presento algunos datos.

tortugas en peligro de extincion.7

El animal que vive más años en la naturaleza es la tortuga y sin embargo, las tortugas están en peligro de extinción.

Esto porque las especies de tortugas están siendo amenazadas por la contaminación de las aguas, sea por la acción antrópica como: derrames petrolero, descarga de basura doméstica a los mares, la captura complementaria de la pesquería de palangre, el comercio de su caparazón, huevos y carne. Aunado a esto los desastres naturales.

El valor de las tortugas desde tiempos remotos ha sido por ser fuente de alimento para las comunidades próximas a sus lugares de origen, sean estas especies marinas o terrestres. En los últimos tiempos con el boom del ecoturismo, se ha promocionado excursiones a turistas sensibles hacia la naturaleza para que conozcan a las tortugas en su estado natural.

Grupos de estudiantes, conservacionistas y turistas diversos van hasta las playas donde han anidados las tortugas para observar de cerca el desove de las mismas o cuando eclosionan de sus huevos.

Es por estos motivos que estas comunidades locales tendrían que unirse a las organizaciones gubernamentales y no gubernamentales para luchar por la conservación y preservación de las tortugas y sus ambientes naturales.

Las tortugas en peligro de extinción

A fin de controlar el turismo que por desconocimiento puede llegar a ocasionar muchos daños a estos animales y a otros. Los turistas por su afán de novedad, llegan causar la muerte de las tortugas. Es el caso, cuando estas salen de los huevos y deciden agarrar al frágil animal para tomarse una foto. Afectando su desarrollo o llegar a causar su muerte por ese motivo, siendo otra amenaza que se agrega, a la captura en esta primera fase de vida por las gaviotas.

Otro problema para el buen desarrollo y recuperación de sus poblaciones, es la cacería furtiva que se realiza en varios países para comercializar parte de estos animales, sin llevar unas estadísticas de cómo afecta a la recuperación de las poblaciones de tortugas. Capturando gran cantidad de estos quelonios, sin darles tiempo que sus individuos y poblaciones se recuperen y por consiguiente sus números de individuos están mermando cada día.

En la Lista Roja de la Unión Internacional por la Conservación de la Naturaleza (UICN), se describe el resultado de los inventarios de fauna y flora de las especies amenazadas del planeta. Entre las que se encuentran varias especies de tortugas o quelonios. Según su grado de amenazas estas son clasificadas, es el caso de las tortugas carey bastarda, que fueron clasificadas en “peligro crítico”.

La tortuga verde, en la última actualización de la lista fue clasificada “en peligro” y las tortugas laúd, boba y oliváceas las clasificaron como “vulnerables”. La tortuga conocida comúnmente con el nombre de tortuga franca oriental, no fue clasificada, por contar con registros insuficientes. Para el momento de sus inventarios, las poblaciones de estas tortugas eran las siguientes:

Tortuga verde

Se monitorean alrededor de 60.000 tortugas bobas, hembras reproductoras; de la tortuga laúd se estimaron unas 34.000; unas 203.000 tortugas verdes; 8.000 tortugas carey; 10.000 tortugas francas oriental; apenas 1.000 tortugas bastardas y 800.000 tortugas oliváceas. De acuerdo a datos de la World Wildlife Fund (WWF) en español Fondo Mundial para la Naturaleza.

Luego de millones de años viviendo en los mares del planeta

Las tortugas desde que nacen entran a una aventura de sobrevivencia, porque en la naturaleza se aplica continuamente, la sobrevivencia más apto, desde el momento que eclosionan sus huevos  hasta llegar a la orilla del mar y ser arrastrado por las olas, las tortugas son amenazadas por varios enemigos naturales como aves, cangrejos y zorros. No acaban aquí las amenazas pues solo una de mil tortugas que nacen llega a su edad adulta.

Las tortugas hembras pasan casi toda su vida adulta nadando en el mar, y los machos luego de entrar en el mar cuando pequeño, no vuelven a salir nunca del mar. Las hembras salen para nidificar en las playas, algunas especies regresan a la misma playa en dónde nacieron. En los nidos se han registrado que ponen hasta 150 huevos por cada nido.

Una vez  que las tortugas salen de sus huevos y logran llegar al mar desafortunadamente no están a salvo, en vista a las actividades antrópicas, que ha afectado sus ecosistemas naturales y la diversidad biológica de los océanos. Las tortugas marinas tienen una función importante en el mantenimiento de lechos, praderas marinas y arrecife de coral. Te invito a que leas sobre Tipos de tortugas

Según la definición de la IUCN, la clasificación de “especie en peligro crítico de extinción” es cuando una especie tiene un riesgo muy alto de extinción en su estado silvestre. Califican en esta categoría aquellas especies que su población ha disminuido en unas 80% y 90% de su población en sus últimas tres generaciones o 10 años. En la actualidad varias especies de tortugas entran en esta clasificación.

La temperatura determina el sexo de las tortugas

Aparte de todas estas amenazas antes referidas, el cambio climático ha venido afectando a estos a las tortugas            nxnmarinas sobre todo en su reproducción, esto es debido a los cambios en la temperatura. Ocurre que la temperatura de la arena de la playa donde nidifican las tortugas es responsable del sexo de las tortugas que nacen de los huevos.

Esta situación está ocasionando un desequilibrio en la proporción de los sexos de las tortugas, porque cuando aumenta la temperatura, nacen más tortugas hembras. Se descubrió que la proporción de hembras nacidas con respecto al número de macho es de 116:1. A esta conclusión llegó la investigadora de la Administración Oceánica y Atmosférica estadounidense en Hawái, Camry  Allen, que estuvo realizando una investigación sobre el sexo de las tortugas.

A pesar de esta conclusión, otros investigadores se mostraron optimistas al respecto. Porque si se toma en cuenta la cantidad de años que tienen las tortugas viviendo en nuestro planeta, que son alrededor de 100 millones de años, creen que sea una adaptación relativo a la forma de aparearse.

rescate de tortuga marina

Las actividades de pesca también son amenaza para la subsistencia de estos animales y, sobre todo la pesca accidental. Ya que esta actividad de pesca es para atrapar otros organismos pero muchas tortugas quedan atrapadas en las redes. Asimismo el comercio ilegal de su caparazón, piel, huevos y carne, son motivos para la captura ilegal de estos quelonios.

Y, ¿qué hacer para cuidarlas?

Según los científicos las tortugas sobrevivieron a la extinción de los dinosaurios y más 100 millones de años habitando el planeta tierra. Sin embargo, en estos momentos algunas especies de tortugas están clasificadas en peligro crítico de extinción otras están en peligro, como las tortugas marinas Chelonia mydas y Dermochelys coriacea.

La mayoría de las tortugas marinas van a las playas del mar Caribe para nidificar, además de desovar en las costas americanas, para buscar alimento se desplazan por entre corredores marinos y visitan diferentes regiones del planeta. Si conocemos la ecología de las poblaciones de tortugas podremos ayudarlas a sobrevivir a nosotros los humanos.

  • Participar en grupo y asociaciones conservacionistas para cuidar los océanos y mares, así como ecosistemas terrestres donde viven.
  • La caza y pesca furtivas de las tortugas son ilegales y por consiguiente el adquirir su carne, caparazón, sus huevos, también es ilegal, por esto evita consumirlos.
  • Denuncia ante las fundaciones y asociaciones ambientales cualquier acto ilegal con la fauna y en específico contra las tortugas, de que se tenga conocimiento.
  • Conocer sobre los proyectos que se vienen realizando para conservar las tortugas marinas

Proyecto para recuperar las poblaciones de tortugas

En España las tortugas marinas que visitan sus playas para construir sus nidos, son la tortuga boba que en la Lista Roja de la UICN la clasifica como “vulnerable” y la tortuga verde, clasificada en “peligro”, ocurriendo que en los últimos años ha aumentado su población, motivo que llevó a plantear el proyecto “Caretta a la vista”, por parte de la Universidad Central de Cataluña, consistente a crear un app para proteger los nidos de tortugas de  estas especies.

Este proyecto tiene como objetivo, “Mejorar los protocolos de actuación y reducir el tiempo el aviso y la toma de acción, para asegurar la protección de la actividad de las tortugas”. Al observar un rastro de tortuga le das clip a una aplicación, esta aplicación alerta al 112 para activar el protocolo establecido. Te invito a leer el siguiente post de interés Animales ovíparos

Si bien la tortuga boba nidifica en costas del Mediterráneo oriental en, Chipre, Turquía o Grecia, su avistamiento en las costas españolas es una realidad y, este proyecto tiene como objetivo final aumentar la información sobre las poblaciones de la tortuga boba en las costas españolas y aumentar sus poblaciones.

Algunas especies de tortugas amenazadas de extinción

Se presenta una muestra de nombres de especies de tortugas amenazadas de extinción que se tienen que conservar, proteger y preservar para que vivan otros cientos miles de millones de años en el planeta Tierra, y que la humanidad sea conocida como quienes la cuidamos y no como quienes las extinguimos. Si bien existen más tortugas en peligro, aquí se muestran algunas.

Tortuga verde (Chelonia mydas). En el mar Mediterráneo junto con la tortuga boba, son las más capturadas de forma accidental por la pesca de arrastre o mueren por chocar contra las embarcaciones. A pesar de estar protegida no se ha visto que su población se esté recuperando.

La contaminación de este mar por los vertidos domésticos, son amenazas para su habita marino, reproducción, alimentos. La UICN, la clasificó como especie en “peligro”, y está dentro de las lista de especies de la Directiva Hábitat, CMS y Convenio de Barcelona.

Tortuga bastarda, cotorra o lora (Lepidochelys kempii). Según los biólogos marinos esta tortuga apareció hace más de cuatro millones de años. Es una tortuga pequeña ya que lo máximo que mide es 90 centímetros de largo. Está calificada en estado de “peligro crítico”, debido al cambio climático, comercio de carne y huevos, destrucción de su hábitat y pesca accidental.

Tortuga carey (Eretmochelys imbricata). Su principal amenaza de esta especie es su muerte para comercializar su caparazón para hacer joyas, arte, peines, pinzas para cabello. En el año de 1994, para proteger a esta tortuga se prohibió la comercialización legal de los caparazones de las tortugas carey. Sin embargo, el gobierno de Cuba está presionando para que vuelvan a permitirlo.

A pesar de los convenios y acciones, que clasifican a la tortuga carey como especie en “peligro” por la Directiva de Hábitats y el Convenio Barcelona y la IUCN  la clasifica de “peligro crítico”, se siguen capturando y cazando tortugas en el océano Pacífico. En algunos países colindantes del Mar Caribe en América.

Tortuga laúd o baula (Dermochelys coriacea). En la actualidad se estima que existe unos 20.000 a 30.000 ejemplares de tortugas laúd en todo el planeta, para 1985, se reportaron una población de 115.000 individuos de tortugas hembras. En el Océano Pacífico su población ha disminuido tanto, que los ecólogos marinos estiman que en 30 años se haya extinguido en este océano.

Sus principales amenazas, los desechos de plástico, pescas accidentales, caza furtiva para obtener sus huevos y destrucción de sus hábitats. Esto ha contribuido para que figure en el Libro Rojo de la UICN, en “peligro crítico”.

Tortuga boba o caguama (Caretta caretta). Al igual que otras especies de tortugas, la tortuga boba, está amenazada por impactos naturales como por la actividad antrópica. Esta especie es la representante de los quelonios en las costas del Mediterráneo. Sus nidos son puestos en las costas del Mediterráneo Oriental, pero el turismo en estas playas afecta el éxito reproductivo de la especie.

En el Océano Atlántico y aguas del Golfo de México su población está siendo afectada por la pesca de arrastre, redes a la deriva y los palangreros. En el Océano Atlántico estas tortugas desovan en las costas del sudeste de los Estados Unidos y en las costas del Atlántico y la costa occidental del Atlántico Sur. En el Sur de Florida la población de esta especie ha disminuido un 40% su población.

Tortuga olivácea o golfina (Lepidochelys olivácea). El color de su caparazón es de color aceituna, está calificada en “peligro”. Su población se ve afectada por la pesquería comercial, la captura de sus huevos, matanza de ejemplares adultos y destrucción de sus hábitats naturales.

Tortuga golfina, en peligro de extinción

Tortuga de caja rayada (Cuora trifasciata). Es una especie de tortuga que se distribuye en el continente asiático. Tiene hábito de vida terrestre y acuática, tiene su origen en el sur de China, su estado de conservación es “peligro crítico”. También puede leer sobre el siguiente artículo Tortuga mediterránea

Tortuga de cuatro Ciénegas (Apalone ater). Es una tortuga de origen mexicano, esta especie de tortuga está en peligro de extinción, por estar casi extinta debido a la competencia de por el hábitat que comparte con la especie de tortuga Apalone spinifera

Tortuga de caparazón blando de Shanghái (Rafetus swinhoei). Esta especie de tortuga es asiática está en grave peligro de extinción, solo queda un ejemplar macho vivo y está en cautiverio en China. Este año de 2019, se murió el último ejemplar hembra. En Vietnam viven dos ejemplares pero se desconoce su sexo. En ese  país es un animal de importancia mítica.

En el año de 2016, fue encontrado por una asociación ambiental un ejemplar en la naturaleza cerca del lago de Hanói, pero murió en 2016. Esta especie está casi extinta por la deforestación, contaminación y consumo humano para medicina y otras causas.

Categorías Tortugas

Deja un comentario