El Vómito en Perros: Causas, Tratamiento recomendado y más

En este trabajo, se tratará el tema denominado vómito en perros, que evidentemente resulta algo repulsivo, sin embargo, es un asunto que vale la pena conocer si se poseen mascotas de este tipo, para resolver y atender muchas situaciones que suelen presentarse.

VÓMITO EN PERROS

Vómito en perros, ¿Gastritis?

El estudio relacionado con el vómito en perros, resulta fundamental como se ha indicado para todas aquellas personas que tienen este tipo de mascotas a su cargo, y los aspectos referentes a esta situación permiten de alguna manera proporcionar una orientación adecuada para el manejo de un asunto que conlleva en todo caso a proporcionar una solución desde diferentes puntos de vista.

Otro aspecto que es importante considerar en este caso, es el denominado diarrea y vómito en perros en forma simultánea, en esos animales, y por ello resulta importante tomar en cuenta lo que se ha indicado, ya que es común la presencia de esa anormalidad en estos animales. Tomar la responsabilidad respectiva requiere de cierta habilidad y además debe contar con la intención firme de atender al animal que se encuentre en esas condiciones biológicas.

Esos síntomas representan alguna enfermedad, pero evidentemente es necesario acudir al veterinario para tener una idea más clara sobre el malestar de la mascota y su mejor solución, sobre todo si los vómitos se presentan más de tres veces en poco tiempo, es importante observar si existe presencia de sangre en lo expulsado.

Se debe diferenciar entre los términos de regurgitación y vómito, el primero está relacionado con alimentos no digeridos totalmente y el segundo evidentemente se relaciona cuando ya los alimentos han sido completamente digeridos y puede ser un síntoma de gastritis, cuya inflamación estomacal, origina el vómito. En todo caso, si los vómitos no son continuos en realidad no hay necesidad de preocuparse, similarmente con  el caso de las diarreas.

VÓMITO EN LOS PERROS

Acciones inmediatas cuando el perro vomita

Se deben tener claro las instrucciones necesarias a seguir para atender el tratamiento del vómito en perros, es por ello que resulta prudente en la mayoría de los casos tomar muestra de lo expulsado para los análisis respectivos con la intención de ubicar males mayores en el organismo del animal, y se puede complementar el análisis aplicando algunas radiografías.

Estos son elementos básicos que van a permitir tomar la mejor solución a la enfermedad que presenta la mascota, por otro lado, suministrar raciones alimenticias discretas o una dieta casera con arroz o papa bien cocinadas.

Tratamientos eficaces a seguir

Con los consejos del veterinario se seguirán los procedimientos respectivos para aliviar la dolencia del animal es así como se decidirá, si se utilizarán, protectores gástricos o antieméticos cumpliendo con las pautas establecidas y acompañando al perro la mayor parte del tiempo posible durante esta situación.

Por supuesto, que debe considerarse alguna recomendación adicional por parte del veterinario y debe considerarse la posibilidad de pedir recomendación si se presenta la situación de tos y vómito en perros que se encuentran con este malestar.

Las instrucciones finales del veterinario para este caso sobre todo relacionadas con dietas específicas, deben ser respetadas minuciosamente, en beneficio de la mascota. Evidentemente, al presentarse la mejoría se restituye la dieta habitual, pero bajo observación continua.

Vómito de color blanco, ¿cómo diagnosticar?

Este tipo de anomalía, generalmente se presenta cuando el perro come con mucha rapidez, así como si se ha esforzado demasiado en sus ejercicios, también la gastritis por reflujo y distensión abdominal pueden ser causas de esta situación, se incluye también como posibles causas infecciones, presencia de parásitos y otros aspectos que también son causas del vómito en perros.

Manejo adicional de los vómitos

Los síntomas reportados en cada caso, son los elementos que van a permitir un correcto manejo del vómito en perros, en la mayoría de las oportunidades se acostumbra a reducir la cantidad de alimentos que el animal debe ingerir, sin embargo, se debe ser cuidadoso en este sentido, ya que en contraposición se puede generar una diarrea osmótica, por ello esa reducción alimenticia va en función de la edad, los síntomas y la frecuencia del vómito en perros.

Paulatinamente se puede ir restituyendo las condiciones alimenticias normales, con raciones discretas, pero más continuas es decir de 3 a 4 oportunidades al día.

¿Cómo controlar el vómito de mi perro

Consulta al veterinario para el mejor tratamiento

La observación continua de la mascota durante sus malestares, es un elemento fundamental que va a permitir lograr la meta de mejorar su salud, por ejemplo, si se mantiene alegre, juguetón y amigable es factible que la mejoría está llegando a su organismo, esta recuperación en la mayoría de los casos se presenta luego de 24 horas de ayuno.

Y como es sabido, la presencia de una deshidratación puede complicar al organismo del animal y afectar con una delicada gastritis, es por ello que en esas condiciones se requiere la intervención oportuna del veterinario, para entre otras cosas tomar en cuenta sus sabias recomendaciones. Generalmente, debemos estar alerta de acudir al veterinario si se observa todos o algunos de los siguientes comportamientos:

Si el comportamiento del vómito en perros, presenta continuidad luego de haberle retirado la comida, se está en presencia de una situación delicada, por otro lado, si el animal se muestra triste y apático y consume muy poca agua y también escaso apetito es necesario pensar en una solución directa para recuperar su salud y es allí donde la recomendación del veterinario es un elemento vital.

La necesidad de detener el vómito en perros, es una situación definitiva y si ya se tienen definidas las causas de esta anomalía, sólo queda actuar de acuerdo a lo que  corresponde bajo el punto de vista medicinal. Evidentemente, se aplicarán los medicamentos y sustancias respectivas que se requieren para el caso que se ha presentado.

Otro aspecto a considerar como delicado, es si simultáneamente se observan tanto los vómitos como las diarreas, ya que esta situación automáticamente tiende a producir una acelerada deshidratación.

La presencia en lo expulsado de una especie de hilos similares a la pasta de espagueti indica que existe un indicio casi definitivo sobre la presencia de parásitos en el organismo del animal.

En otro orden de ideas, la presencia de sangre en lo expulsado representa una alerta que debe ser tomada en cuenta con mucha responsabilidad ya que entre otros detalles se puede estar en presencia de una delicada úlcera.

Se debe tener sumo cuidado, si el animal afectado es un cachorro ya que por su propia condición se trata de un animal más indefenso y más propenso a desmejorar su salud, es por ello que la opinión del veterinario resulta un elemento de alto grado de importancia, igualmente se debe considerar para el caso de las diarreas. Todas estas anomalías pueden ser producto de una parvovirosis.

Es decir, una grave alteración intestinal, donde el deterioro del animal afectado entre otras cosas se manifiesta con la presencia de una diarrea sanguinolenta y con un olor fétido que evidentemente obliga a la consulta con un profesional del ramo.

Una medida coloquial para determinar si hay deshidratación es aplicarle un pellizco en la piel del animal, si se observa que la misma vuelve a su posición inicial rápidamente no hay deshidratación, pero si por el contrario se queda en esa forma por un tiempo prudencial evidentemente existe una deshidratación.

También visita los siguientes enlaces recomendados, para adquirir mayor información sobre el tratamiento de sus perros:

Categorías Perros

Deja un comentario